¿Cómo se acumulan las toxinas en el cuerpo y afectan nuestra salud? - Remedios caseros
Salud general

¿Cómo se acumulan las toxinas en el cuerpo y afectan nuestra salud?

Dentro del cuerpo humano tienen lugar múltiples procesos bioquímicos y fisiológicos que hacen posible la vida. Las funciones intracelulares básicas requieren un entorno interno propicio y estable para que se produzcan sin problemas.

En otras palabras, el cuerpo tiene que mantener un equilibrio agua-minerales, temperatura central y niveles químicos en sangre saludables para facilitar la acción de las enzimas, la función celular y, en general, rendir al máximo. El cuerpo tiene varios sistemas integrados para mantener este estado ideal.

Siempre que se produzcan cambios desfavorables en el entorno externo o interno del cuerpo que puedan perturbar este equilibrio, este se adapta automáticamente a través de un mecanismo autorregulador e involuntario conocido como homeostasis.

Hay muchos tipos diferentes de sustancias no deseadas que se introducen en el cuerpo a partir de fuentes externas o se producen dentro del cuerpo durante varios procesos biológicos. El hígado y los riñones filtran estos elementos tóxicos de la sangre, que luego se excretan del cuerpo.

Sin embargo, esta acción desintoxicante a veces puede verse comprometida o abrumada, lo que resulta en una acumulación tóxica dentro del sistema . Posteriormente, esta toxicidad puede alterar funciones bioquímicas clave, desencadenar diversas reacciones adversas y allanar el camino para complicaciones de salud graves.

Este artículo analiza la causa y los síntomas de tal acumulación y las diversas formas de lidiar con ella.

Tipos de toxicidad

La toxicidad se clasifica en dos tipos según la duración de la exposición a la toxina, a saber:

  • Toxicidad aguda , que se desarrolla con bastante rapidez después de una exposición breve (breve) a la sustancia tóxica.
  • Toxicidad crónica , que se desarrolla durante un período prolongado después de una exposición prolongada (extensa) a la sustancia nociva.

En la mayoría de los casos de toxicidad aguda y crónica, el daño suele ser tratable, pero puede llevar un tiempo recuperarse por completo. Sin embargo, se sabe que algunas toxinas naturales causan daños irreversibles al cuerpo.

Fuentes comunes de diversas toxinas

Varios tipos de toxinas se encuentran naturalmente en los alimentos como compuestos químicos o se sintetizan en el cuerpo como metabolitos intermedios.

Las fuentes comunes de toxicidad incluyen las siguientes:

  • Se sabe que las raíces de apio, el perejil, el limón, la lima y la toronja contienen toxinas del estrés llamadas furocumarinas.
  • La solanina y la chaconina son toxinas naturales que se encuentran en ciertos vegetales como las berenjenas, los tomates y las papas.
  • Varios tipos de frijoles, como los frijoles, contienen proteínas tóxicas llamadas lectinas, que se destruyen cuando los frijoles crudos se sumergen en agua durante al menos 12 horas y luego se hierven durante no menos de 10 minutos.
  • La linusatina, linamarina y neolusatina que se encuentran en las semillas de lino, la amigdalina que se encuentra en los granos de melocotón y las almendras y la prunasina que se encuentra en las cortezas de cereza silvestre pueden causar toxicidad por cianuro.
  • Las plantas, el agua, el suelo y los intestinos de los animales a menudo son colonizados por la bacteria Clostridium botulinum , que libera toxinas botulínicas.
  • Las micotoxinas, como las aflatoxinas, son liberadas por ciertos hongos. Las fuentes comunes de micotoxinas incluyen nueces, frutas secas, especias, cereales, granos de café y manzanas, especialmente en climas cálidos y húmedos.
  • Las toxinas de algas liberadas por ciertos tipos de algas a menudo contaminan los cuerpos acuáticos y se almacenan en el pescado y los mariscos.
  • Las toxinas metabólicas, como ciertos metabolitos oxidantes intermedios, se producen en el cuerpo después de la ingesta de alcohol.
  • Toxinas metálicas, principalmente plomo y mercurio
  • Ciertas drogas liberan toxinas en el cuerpo. La toxicidad del fármaco puede resultar de una sobredosis o como una reacción adversa al fármaco (RAM). Es esencial controlar la ingesta de medicamentos y su efecto en el cuerpo para medicamentos como el litio, ya que una dosis terapéutica para una persona puede ser tóxica para otra.
  • Los desechos químicos tóxicos de los vertederos pueden filtrarse al agua subterránea y contaminar los pozos cercanos o filtrarse a los sótanos.

Formas de exposición tóxica

Las toxinas pueden ingresar al cuerpo a través de las siguientes rutas:

  • Canales respiratorios por inhalación
  • Tracto gastrointestinal por ingestión
  • Aerosol o gotitas que entran por los ojos.
  • Agujas e inyecciones.
  • Contacto directo con la piel a través del tacto.

Cómo afectan las toxinas al cuerpo

La acumulación de toxinas dentro del cuerpo puede alterar el estado de homeostasis necesario para el correcto funcionamiento de los sistemas de órganos.

Se están produciendo varios procesos bioquímicos en diferentes partes del cuerpo que son esenciales para la supervivencia. Pero la acumulación de toxinas puede hacer que el entorno interno del cuerpo sea desfavorable para que estas funciones se desarrollen sin problemas.

Algunos de los principales efectos nocivos de la toxicidad que ocurren intracelularmente incluyen:

  • Vías bioquímicas alteradas
  • Daño celular, particularmente a las membranas celulares.
  • Alteración o daño genético, aumentando el riesgo de cáncer.
  • Resistencia y densidad óseas reducidas
  • Cambios hormonales y enfermedades asociadas a hormonas como la diabetes.
  • Enzimas dañadas

Signos y síntomas de toxicidad

El cuerpo reacciona de manera diferente a los diferentes tipos de toxinas, pero algunos de los síntomas de toxicidad más comúnmente observados incluyen:

  • Parálisis en el caso de la toxina botulínica
  • Daño a la estructura y función del hígado por aflatoxinas
  • Malestar gastrointestinal como diarrea debido a la toxicidad de la solanina
  • Cáncer de piel causado por furocumarinas
  • Trastornos autoinmunitarios, obesidad, artritis reumatoide y enfermedad celíaca por toxicidad de lectina
  • Náuseas, diarrea, anemia, dolor de cabeza y depresión debido a toxinas metálicas
  • Encefalopatía hepática o pérdida de la función cerebral debido a la eliminación inadecuada de toxinas por parte del hígado.
  • Disfunción plaquetaria, disfunción del SNC o pericarditis debido a uremia (aumento de urea en sangre)

Tratamiento médico para la toxicidad

Según la etiología, el tipo de toxicidad y el estado físico y mental del individuo, el manejo puede variar. El proveedor de atención médica puede determinar primero la duración y el origen de la toxicidad a través de la historia clínica, el examen físico y el análisis de laboratorio de la sangre y la orina, y luego prescribir el curso de tratamiento adecuado, si es necesario.

Si tiene una forma aguda de toxicidad, como la causada por hongos, cianuro, monóxido de carbono, botulínico, organofosforados o cocaína, es posible que necesite tratamiento en forma de reversión o manejo farmacológico. Después de esto, se pueden sugerir algunos cambios en el estilo de vida y la dieta para ayudar a tratar la toxicidad.

Para la toxicidad crónica, el tratamiento implica una combinación de medicamentos y otras terapias, desarrolladas de acuerdo con sus necesidades, historial médico y tipo de toxicidad.

  • La toxicidad metálica generalmente se trata mediante terapia de quelación.
  • La intoxicación por alcohol requiere un estrecho seguimiento de los signos vitales del paciente junto con la oxigenoterapia y la terapia de rehabilitación. El paciente también puede recibir un reemplazo de vitamina B1 con glucosa para el manejo de la afección.
  • Para las toxicidades inducidas por medicamentos , es esencial buscar atención médica inmediata para que se pueda lograr una estabilización oportuna. Esto se hace reemplazando el medicamento problemático con una alternativa más adecuada, pero solo con el consejo del médico.

Diagnóstico de la acumulación de sustancias tóxicas en el cuerpo

Si tiene síntomas inexplicables que no desaparecen por sí solos, es mejor que consulte a un médico al respecto. El médico revisará su historial médico completo, realizará un examen físico y le preguntará sobre cualquier exposición reciente a un agente peligroso.

Dado que el espectro de toxicidad es tan amplio, generalmente es difícil identificar al culpable sin pruebas de diagnóstico que revelen la naturaleza y la causa de la toxicidad.

En la mayoría de los casos, el médico ordenará las siguientes pruebas:

  • Hemograma completo
  • Enzimas del hígado
  • Marcadores inflamatorios
  • Panel de lípidos, que incluye lipoproteínas de baja densidad (LDL)
  • Nivel de azúcar en sangre, incluida la insulina.
  • Panel metabólico
  • Pruebas de muestra de orina.
  • Examen de drogas en orina

Complicaciones de la toxicidad no tratada

Las reacciones tóxicas pueden variar de leves a graves, pero por lo general se pueden controlar mediante un tratamiento rápido y preciso. Reducir la exposición a la fuente de toxicidad lo antes posible y buscar atención y orientación de un profesional de la salud puede minimizar el riesgo de complicaciones.

Permitir que la materia tóxica se acumule en su cuerpo al retrasar el tratamiento puede resultar en las siguientes complicaciones deletéreas:

  • Shock alérgico severo
  • Inmunidad comprometida
  • Trastornos reproductivos
  • Cáncer
  • Dolencias pulmonares
  • Ataques o convulsiones
  • Problemas pulmonares
  • Desequilibrio hormonal
  • Toxicidad hepática
  • Síndrome de alcoholismo fetal
  • Defectos congénitos
  • Dificultades de aprendizaje
  • Toxicidad del alcohol
  • Muerte

Cuando ver a un doctor

Se recomienda ayuda médica profesional y se debe buscar si sospecha toxicidad. Se recomienda encarecidamente recibir ayuda de emergencia (llame al 911 de inmediato) si experimenta síntomas graves, como:

  • Lapsos de conciencia
  • Presión arterial alta incontrolada
  • Debilidad significativa
  • Aparición repentina de dificultad para respirar
  • Dolor de pecho repentino
  • Dolor de cabeza severo y agudo
  • Frecuencia cardíaca muy alta
  • Vómitos incontrolados
  • Desorientado

Es importante que consulte a su proveedor de atención primaria de forma rutinaria para realizar chequeos generales de su salud en general. El seguimiento de rutina puede identificar y prevenir eventos relacionados con la toxicidad.

Qué puede preguntarle a su médico

  • ¿Qué crees que pudo haber causado mi (s) síntoma (s)?
  • ¿Qué medidas preventivas puedo tomar?
  • ¿Necesitaré tratamiento farmacológico?
  • ¿Qué pasará si no tomo medicamentos?
  • ¿Cuánto tiempo durará el tratamiento?
  • ¿Mis dolores de cabeza son provocados por esta reacción tóxica?
  • ¿Está en riesgo mi salud reproductiva (para las mujeres en edad fértil)?

Qué puede preguntarle su médico

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Tiene alguna idea de lo que pudo haber causado o precipitado sus síntomas?
  • ¿Su trabajo implica manipular o respirar agentes tóxicos como el mercurio?
  • ¿Qué constituye su dieta diaria?
  • ¿Está tomando algún medicamento y cuánto tiempo lo ha estado tomando?

Palabra final

El cuerpo humano se autorregula y puede eliminar sus desechos tóxicos a través de las funciones reguladoras del hígado y los riñones. La exposición prolongada o frecuente a toxinas dañinas a través de alimentos, medicamentos, medio ambiente contaminado o productos para la piel puede abrumar el mecanismo regulador del cuerpo, lo que lleva a la acumulación de toxinas dentro del cuerpo.

Una vez que ciertas toxinas alcanzan un cierto umbral, pueden sobrevenir manifestaciones clínicas de toxicidad y causar complicaciones dañinas. Cuanto antes busque atención médica, mayores serán las posibilidades de que la enfermedad se desarrolle.

Si bien los diferentes tipos de toxicidad justifican diferentes tratamientos, una buena regla general para reducir la carga tóxica en su sistema es llevar un estilo de vida saludable. Esto implica consumir una dieta limpia y bien equilibrada junto con ejercicio y meditación regulares.

Estas intervenciones de autocuidado facilitan que el cuerpo se deshaga de las toxinas acumuladas y, por lo general, van de la mano con las terapias y tratamientos recetados por su proveedor de atención médica.

Leave a Comment

%d bloggers like this: