Alimentos para mejorar su digestión - Remedios caseros
Salud general

Alimentos para mejorar su digestión

El tracto digestivo trabaja constantemente en todo momento para descomponer los alimentos que ingiere en formas más simples.a

Este proceso ayuda a derivar nutrientes de los alimentos, como minerales, grasas, calorías, vitaminas, proteínas y carbohidratos, que luego se distribuyen al cuerpo y se utilizan para el crecimiento, la energía, la reparación celular y otras funciones corporales.

Hasta que no experimenta ni siquiera un pequeño problema relacionado con el tracto digestivo, no se da cuenta de la naturaleza sofisticada y delicada del proceso digestivo.

Problemas digestivos

Algunas dolencias digestivas comunes incluyen:

  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Reflujo ácido
  • Gas
  • Hemorroides

Estos problemas afectan a millones, pero en su mayoría son de corta duración y fácilmente manejables con simples cambios en el estilo de vida.

Si los cambios en el estilo de vida y la dieta no ayudan a aliviar los síntomas, es posible que tenga una afección médica grave, que puede incluir:

  • Síndrome del intestino irritable (SII)
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)
  • enfermedad de Crohn
  • Diverticulitis
  • Piedras de la vesícula biliar

Causas de los problemas digestivos

Varios factores pueden contribuir a los problemas digestivos, que incluyen:

  • Comer en exceso
  • Consumo de alcohol
  • Estrés excesivo
  • Alto consumo de cafeína.
  • Consumo de alimentos a altas horas de la noche.
  • Toxinas ambientales
  • Tragar alimentos sin masticarlos adecuadamente.
  • Ciertos medicamentos
  • Estilo de vida sedentario
  • Dieta baja en fibra
  • Sensibilidad o alergia a los alimentos
  • La falta de sueño
  • Factores genéticos

Estos factores que afectan la salud digestiva pueden variar mucho y se estima que entre 60 y 70 millones de personas experimentan un problema digestivo en un momento dado.

Si bien la mayoría de los problemas digestivos comunes son breves y fáciles de manejar, pueden estar acompañados de otros problemas de salud o de una absorción deficiente de algunos nutrientes. Por lo tanto, es prudente hacer todo lo posible para prevenir y tratar incluso los problemas digestivos leves.

Signos de un problema digestivo

El desarrollo de los siguientes síntomas puede indicar que tiene un problema digestivo:

  • Heces secas y duras
  • Esfuerzo durante las deposiciones
  • Obstáculo
  • Hinchazón
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor en el estómago o en la parte superior del abdomen
  • Problemas para tragar
  • Acidez
  • Aumento o pérdida de peso
  • Sangrado

Alimentos para mejorar su digestión

Uno de los principales factores que pueden influir en su digestión es la comida que consume. Es importante aumentar la ingesta de líquidos y alimentos que faciliten la digestión. Identifique los alimentos que causan malestar abdominal, eructos, hinchazón o cualquier síntoma similar y evítelos.

Aquí hay algunos alimentos para mejorar su digestión.

1. Granos integrales

Los cereales integrales son ricos en fibra, específicamente fibra insoluble, que actúa como un cepillo en la pared intestinal. Además, la fibra absorbe agua, suavizando las heces y añadiéndoles volumen. Estos efectos aseguran evacuaciones intestinales regulares, evitando así el estreñimiento.

Los cereales integrales como la avena tienen altas cantidades de nutrientes beneficiosos, como fósforo, tiamina, cobre, zinc, selenio y vitamina E.

Los cereales integrales también son una buena fuente de ácidos grasos omega-3 que pueden reducir la inflamación en el estómago. Cebada, avena, quinua, trigo integral, bulgur, farro, mijo, espelta y teff son algunos granos integrales que puede incorporar a su dieta.

Los frutos secos, las semillas como las semillas de chía, las verduras como el hinojo y los frijoles también son fuentes de fibra insoluble. Agregue más granos integrales gradualmente a su dieta para permitir que su tracto digestivo se adapte. También se recomienda aumentar la ingesta de líquidos a medida que aumenta la ingesta de fibra.

2. Probióticos y prebióticos

Los probióticos son bacterias beneficiosas en el intestino . Los alimentos fermentados, como el yogur, kombucha, kimchi, kéfir (bebida similar al yogur), encurtidos, miso , tempeh y chucrut, son fuentes naturales de probióticos.

Los prebióticos se refieren a los alimentos (principalmente fibras) de estas bacterias y están presentes en ciertas verduras, frutas y cereales integrales.

Los probióticos pueden ayudar a mejorar el funcionamiento intestinal, aliviar los síntomas de intolerancia a la lactosa y ayudar a controlar y prevenir la enfermedad diarreica aguda y la diarrea causada por antibióticos.

Se necesitan ensayos clínicos de alta calidad para establecer los beneficios para la salud de dichos alimentos. Se recomienda comer una dieta variada que incluya alimentos fermentados y diversas fuentes de fibra para obtener prebióticos y probióticos.

3. Frutas y verduras

Las frutas y verduras contienen vitaminas, minerales, fitoquímicos, antioxidantes y agentes antiinflamatorios. También son ricos en fibras solubles e insolubles.

Se recomienda llenar la mitad de su plato con frutas y verduras en todas sus comidas. Intente comer una variedad de frutas y verduras para obtener una mezcla de diferentes nutrientes y fibras. Las frutas y verduras también ayudan a que se sienta lleno , lo que podría ayudar a reducir el apetito más adelante.

Se ha demostrado que algunas frutas, como los plátanos verdes, ayudan a mejorar diversas afecciones gastrointestinales, como estreñimiento, diarrea y úlceras. La papaya ayuda a la digestión de proteínas y ayuda a prevenir la hinchazón y el estreñimiento.

Hable con su equipo de atención médica sobre qué frutas y verduras son las mejores para su estado de salud . Ciertas afecciones digestivas, como el síndrome del intestino irritable, pueden justificar que se eviten ciertas frutas y verduras.

4. Hierbas y especias

una. El barco navega lejos

Desde la antigüedad, la asafétida se ha utilizado como especia y como medicina tradicional.

Asafoetida puede ayudar a estimular el flujo y la secreción de bilis necesarios para la digestión de los lípidos de la dieta. También potencia la acción de las enzimas digestivas del intestino delgado y páncreas.

Asafoetida se ha utilizado para aliviar la flatulencia, la presión del estómago, las heces blandas y los niveles bajos de ácido en el estómago. Aunque se ha reconocido la importancia medicinal de la asafétida, se necesitan más estudios detallados antes de pasar a los ensayos clínicos.

B. Jengibre

Tradicionalmente, el jengibre se ha utilizado en el tratamiento de múltiples trastornos gastrointestinales. Contiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que pueden ayudar a aliviar los gases, las náuseas, la hinchazón, los espasmos digestivos y la indigestión.

C. Menta

La menta es eficaz como tratamiento de primera línea para el malestar estomacal y alivia la indigestión y el malestar asociado con una comida copiosa. También ayuda a aliviar las náuseas.

El aceite de menta también puede ser una terapia potente para el SII. Si bien se ha determinado la seguridad y la eficacia a corto plazo de este método de tratamiento, aún no se han realizado estudios sobre su uso y eficacia a largo plazo.

Puede consumir menta en forma de té con su desayuno. También puede agregar una o dos gotas de aceite de menta a un vaso de agua caliente y beberlo una o dos veces al día.

Precaución: el té de menta puede agravar la acidez estomacal en personas con ERGE.

Consejos adicionales para una digestión óptima

La digestión adecuada depende, de alguna manera, de su dieta. Sin embargo, varios otros aspectos también influyen en el buen funcionamiento de su tracto digestivo. Por lo tanto, es vital equilibrar todos los factores, y esto se puede lograr mediante:

1. Manejo del estrés

Las emociones intensas pueden desencadenar problemas digestivos al estimular cambios químicos. Por lo tanto, es importante controlar el estrés a través del ejercicio, la meditación, el masaje, el sueño adecuado y otras técnicas de relajación.

2. Evitar fumar y beber

Fumar puede aumentar las posibilidades de tener diversas afecciones de salud, incluidas las del sistema digestivo. El consumo excesivo de alcohol puede influir negativamente en su salud digestiva y general.

3. Hacer ejercicio

El ejercicio regular estimula el movimiento de los alimentos a través del tracto digestivo. Por lo tanto, establecer una rutina de ejercicios, incluso tan simple como caminar, puede ayudar a mantener su salud digestiva.

4. Aumento de la ingesta de agua

Asegurar el consumo de cantidades adecuadas de agua para mantenerse hidratado ya que ayuda en la evacuación intestinal y previene el estreñimiento. Cuando se combina con una dieta equilibrada, la ingesta adecuada de agua puede promover de manera eficiente una digestión saludable.

¿Puede el caldo de huesos ayudar a mejorar la digestión?

No. Si bien el contenido de gelatina del caldo de huesos pretende ayudar en la digestión, hay poca o ninguna evidencia que respalde su uso.

Palabra final

Consumir una dieta variada, saludable y bien equilibrada es clave para mantener una buena salud y una nutrición adecuada.

Agregar los alimentos sugeridos en su dieta puede ser una forma simple y efectiva de mejorar su salud digestiva. Sin embargo, si hacerlo no ayuda a aliviar sus problemas, se recomienda buscar consejo médico.

Leave a Comment

%d bloggers like this: