Síndrome del intestino irritable (SII): remedios caseros y cuidados personales - Remedios caseros
Salud general

Síndrome del intestino irritable (SII): remedios caseros y cuidados personales

El síndrome del intestino irritable o SII se refiere a una colección de problemas digestivos que ocurren porque el intestino grueso no funciona correctamente.

Si bien esta condición puede causar mucho malestar gastrointestinal, es poco probable que cause un daño físico real al tracto digestivo. El síndrome del intestino irritable no tiene una causa definida ni una cura, pero se puede controlar mediante una combinación de intervenciones de estilo de vida, dietéticas, médicas y psicológicas o conductuales.

El tipo y la gravedad de los síntomas del SII pueden variar de un paciente a otro, por lo que tendrá que trabajar con su médico para elaborar un plan de tratamiento que se adapte a sus preocupaciones individuales.

Es posible que deba experimentar con una variedad de modalidades de tratamiento para encontrar la que funcione para usted.

Remedios caseros para controlar el síndrome del intestino irritable

Si está lidiando con el síndrome del intestino irritable (SII) , puede encontrar alivio con los siguientes consejos y remedios caseros.

1. Use menta

El aceite de menta (PO) es eficaz en el tratamiento de los síntomas del SII, ya que tiene funciones antiinfecciosas, antiinflamatorias y carminativas.

La menta contiene aceite de mentol (L-mentol), que tiene un efecto antiespasmódico sobre los músculos lisos del tracto digestivo. Esto ayuda a aliviar los síntomas del SII como hinchazón, calambres, diarrea , gases, dolor y espasmos intestinales.

Consulte a su proveedor de atención médica para conocer las dosis y los suplementos por vía oral o, de forma natural, complemente su dieta con té de menta.

Nota: Evite tomar menta en cantidades excesivas, ya que puede causar náuseas , pérdida de apetito, problemas cardíacos y trastornos del sistema nervioso.

Resumen:La PO puede ayudar a facilitar el movimiento suave de los músculos intestinales y, por lo tanto, mejorar la motilidad intestinal.

2. Consume probióticos

Los probióticos se refieren a cepas amigables de bacterias vivas que producen ácido láctico, que ayuda en la eliminación de bacterias dañinas en el cuerpo.

Los alimentos probióticos como el yogur de leche fermentada pueden ayudar a mejorar la motilidad intestinal. Sin embargo, se requiere más investigación para establecer el mecanismo exacto por el cual los probióticos pueden facilitar el paso de las heces y reducir el malestar digestivo en pacientes con IBS.

Resumen:Las fuentes dietéticas de probióticos como el yogur pueden ayudar a poblar su intestino con bacterias saludables para mejorar su función digestiva.

3. Consumir linaza

La linaza es una buena fuente de fibras dietéticas solubles e insolubles necesarias para el rápido paso de los productos de desecho. La linaza también está repleta de ácidos grasos omega-3 que ayudan a fortalecer las defensas naturales de su cuerpo y mejorar su funcionamiento digestivo.

Modo de empleo: Consuma semillas de lino por vía oral o incluya aceite de linaza en su dieta.

Nota: El uso de linaza es anecdóticamente popular y no está respaldado por ensayos en humanos.

4. Incluya avena en su dieta

La fibra soluble forma mucílago, una sustancia gelatinosa que suaviza las heces. La fibra insoluble agrega volumen a las heces. Comer salvado de avena a diario puede complementar las necesidades de fibra de su cuerpo y reducir la gravedad de los síntomas del SII .

Además, en comparación con la cebada, el centeno y el trigo, la avena tiene menores cantidades de prolaminas. Las prolaminas son componentes del gluten que hacen que los pacientes sean más susceptibles a la toxicidad.

5. Beber té de manzanilla

La manzanilla puede reducir la inflamación en los intestinos, aliviar los espasmos abdominales y calmar internamente los síntomas de las dolencias gastrointestinales. Esto se debe a que los extractos de flores de manzanilla contienen propiedades curativas, antiinflamatorias y antiespasmódicas.

Nota: hable sobre el uso de la manzanilla con su médico, ya que no está bien estudiado.

6. Consume jengibre

El jengibre tiene un efecto carminativo y puede reducir los gases y la hinchazón. Su efecto carece de mucha explicación científica, pero el jengibre a menudo se recomienda para el manejo de los síntomas del SII.

Un componente del jengibre conocido como gingerol tiene propiedades analgésicas, antibacterianas, antieméticas y sedantes. También ofrece ciertos beneficios psicológicos. El jengibre también puede disminuir el dolor y mejorar la motilidad intestinal.

7. Utilice Iberogast

Las formulaciones a base de hierbas de Iberogast pueden ayudar a aliviar la hinchazón, los gases, los calambres abdominales y la diarrea.

Precaución: La seguridad de Iberogast no está bien evaluada. Por lo tanto, las mujeres embarazadas o en período de lactancia deben consultar a un médico antes de su uso. Además, Iberogast contiene 0,24 g de alcohol y, por tanto, debe evitarse en niños.

Terapias alternativas

Las terapias alternativas pueden ser métodos de tratamiento muy eficaces para el manejo de los síntomas del SII relacionados con el intestino.

Las terapias psicológicas ayudan a reducir el estrés, los sentimientos negativos y las percepciones disfuncionales. También pueden influir en la interacción cerebro-intestino al enmendar la conclusión de que el cerebro se basa en las sensaciones intestinales y cómo afecta al intestino.

1. Terapia cognitivo-conductual

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es un tipo de psicoterapia que utiliza la relación entre eventos, acciones, percepciones, emociones y reflejos fisiológicos.

El primer paso de la TCC es hacer que los pacientes comprendan los síntomas del SII y el modelo de la TCC. Los pacientes son estimulados simultáneamente para identificar los factores psicosomáticos potenciales que contribuyen al IBS.

Después de esto, los pacientes trabajan con el consejero / terapeuta para establecer el vínculo probable entre acciones, percepciones, emociones y síntomas del SII. Luego, se pone en práctica la terapia conductual (p. Ej., Manejo del estrés).

2. Terapia de relajación

Para los pacientes con IBS, la terapia de relajación consiste en relajación muscular progresiva, autodisciplina, meditación e imágenes.

una. Relajación muscular progresiva

La técnica requiere que primero tenses un grupo de músculos en particular y luego lo relajes. Este método provoca un estado de relajación profunda que puede reducir considerablemente la ansiedad y el estrés cuando se realiza, junto con la respiración abdominal.

B. Visualización / imágenes positivas

Esta técnica funciona según el principio de cambiar su enfoque. Todo lo que tienes que hacer es cerrar los ojos, desconectarte de tu condición actual y llevar tu mente a un lugar tranquilo como una playa, un prado o cualquier otro destino sereno.

Al concentrar toda su atención en este lugar imaginario, se olvida momentáneamente del dolor y la incomodidad actuales de sus síntomas de SII. Respire profundamente unas cuantas veces y permanezca en este estado de relajación, que también es una forma de meditación.

3. Hipnoterapia

La hipnoterapia puede afectar beneficiosamente las enfermedades gastrointestinales en las que la función se ve afectada, como el SII.

El objetivo básico de la hipnoterapia es equiparlo para administrar su función intestinal de manera efectiva. A medida que avanza la terapia, aprende a controlar su intestino y no al revés.

Nota: Si elige someterse a hipnoterapia, asegúrese de visitar a un profesional de la salud confiable (consejero, médico o psicólogo). No visite a hipnoterapeutas poco fiables y autoproclamados.

4. Yoga

Se ha demostrado que el yoga es beneficioso para aliviar los síntomas del SII. Las investigaciones han demostrado que el yoga te pone más “en contacto” con tus sentidos y te proporciona una experiencia corporal positiva y una sensación de bienestar.

Un estudio observó que la mejora en los síntomas del SII de los pacientes que practicaban yoga era muy comparable a la de la loperamida.

  • Pranayama yoga (control de la respiración) ayuda a los pacientes con SII con diarrea dominante elevando los niveles bajos de tono simpático.
  • Savasana (relajación completa) y pranayama yoga ayudan a eliminar el estrés de su cuerpo y le brindan un escape temporal de toda su ansiedad y estrés.
  • Sudarshan kriya atenúa los síntomas de ansiedad, depresión y otros trastornos inducidos por el estrés.

5. Acupuntura

La terapia de acupuntura puede ayudar a aliviar el dolor y facilitar la motilidad del tracto digestivo. Además, ayuda a reducir el estrés, la depresión y la ansiedad al aumentar la producción de serotonina y endorfinas.

Asegúrese de consultar a un experto cuando reciba terapia de acupuntura, ya que implica el uso de agujas en puntos específicos de presión en el cuerpo.

Consejos para el cuidado personal y el estilo de vida

Estas medidas de cuidado personal pueden aliviar los síntomas del SII:

1. Consuma una dieta nutritiva

Consuma una dieta variada y nutritiva y evite los alimentos grasos.

2. Coma con frecuencia y controle las porciones

No se salte las comidas ni se tome un descanso prolongado entre ellas. Coma con frecuencia y coma pequeñas porciones de comida seis veces al día en lugar de tres comidas suntuosas.

3. Limite la ingesta de alimentos procesados

Reduzca la ingesta de alimentos procesados, ya que pueden contener almidón resistente, que no es fácil de digerir.

4. Mantente hidratado

Mantenga niveles adecuados de líquidos en su cuerpo para contrarrestar la deshidratación.

5. Evite las bebidas alcohólicas y con cafeína.

Evite las bebidas alcohólicas y con cafeína, ya que pueden desencadenar diarrea al estimular sus intestinos y pueden dejar su cuerpo deshidratado.

Del mismo modo, limite la ingesta de bebidas carbonatadas, ya que pueden contribuir a la acumulación de gases abdominales.

6. Limite su consumo de azúcar

Los alimentos y bebidas que contienen edulcorantes artificiales también están asociados con una mayor incidencia de diarrea y deben evitarse.

7. Duerma lo suficiente

Es esencial que duerma lo suficiente con regularidad para mantener bajo control los síntomas del SII.

8. Manejar el estrés

El manejo del estrés es clave para evitar los brotes de SII. Haga esfuerzos concertados para mantener su mente y cuerpo libres de tensión.

9. Haga ejercicio con regularidad

Se sabe que la actividad física regular tiene un efecto estimulante sobre los músculos del colon, lo que puede ayudar a facilitar el paso de las heces y los gases a través del tracto digestivo.

10. Mantener un diario

Un diario de alimentos puede ayudarlo a identificar las opciones de alimentos y los hábitos dietéticos que agravan los síntomas del SII.

Además, debe enumerar la cantidad de veces que tuvo una evacuación intestinal junto con el momento y especificar si fue doloroso o no.

Este diario debe llevarse al médico para que lo evalúe, de modo que se pueda establecer una correlación entre los estimulantes dietéticos y el empeoramiento de los síntomas.

11. Siga una dieta baja en FODMAP

FODMAP (oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables) es un término utilizado para definir los carbohidratos de cadena corta que no se digieren fácilmente.

En esta dieta, deja de consumir FODMAP por completo durante aproximadamente 2 semanas para el alivio de los síntomas. Después de esto, los FODMAP se reinician en la dieta uno por uno para comprender qué alimento está causando complicaciones y qué cantidad el intestino puede digerir fácilmente.

Una dieta baja en FODMAP debe incorporarse solo después de haber consultado a su dietista / nutricionista, quien puede brindarle una dieta personalizada rica en los nutrientes necesarios en función de sus síntomas.

Alimentos ricos en FODMAP Alternativas adecuadas bajas en FODMAP
Lactosa Leche: regular y baja en grasa. Helado de leche de vaca, cabra y oveja Leche: leche sin lactosa y leche de arroz
Alternativas de helado: helado y sorbete Quesos: quesos suaves y frescos
Exceso de fructosa Frutas: manzana, melocotón, mango, pera, sandía y frutas enlatadas sumergidas en jugo natural Edulcorantes de miel: fructosa y jarabe de maíz con alto contenido de fructosa Frutas: plátano, arándano, melón, carambola, durian, uva, pomelo, melón dulce, kiwi, limón, lima, naranja, maracuyá, frambuesa y fresa Sustitutos de la miel: sirope dorado o sirope de arce Edulcorantes: cualquier edulcorante excepto polioles
Oligosacáridos (fructanos y / o galactanos) Verduras: alcachofa, espárragos, remolacha, brócoli, coles de Bruselas, repollo, hinojo, ajo, puerro, quimbombó, cebolla, guisantes y chalotes. Verduras: brote de bambú, bok choy, pimiento, zanahoria, apio, cebollino, maíz, berenjena, judías verdes, chirivía, calabaza y cebolletas (solo la parte verde)
Cereales: cereales de centeno y trigo cuando se consumen en grandes cantidades (p. Ej., Galletas, pan, cuscús, galletas saladas y pasta) Cereales: cereales sin gluten, pan de espelta y otros productos a base de cereales.
Polioles Frutas: manzana, albaricoque, aguacate, cereza, lichi, pera nashi, nectarina, melocotón, pera, ciruela, ciruela pasa y sandía. Frutas: plátano, arándano, melón, uva, pomelo, melón dulce, kiwi, limón, lima, naranja, maracuyá y frambuesa.

¿Cómo prevenir el IBS?

Es muy difícil prevenir un problema sin conocer su factor causal exacto. No es fácil delimitar las verdaderas causas detrás del IBS. Por tanto, no se pueden sugerir medidas preventivas.

Si le han diagnosticado SII, todo lo que puede hacer es controlar los síntomas de manera efectiva regulando sus niveles de estrés y comiendo una dieta saludable.

¿Se puede usar el gel de aloe vera para tratar los síntomas del SII?

Existe cierto apoyo científico y anecdótico para la ingesta medicinal de gel de aloe vera para aliviar problemas digestivos como el estreñimiento y la diarrea, que con frecuencia afligen a los pacientes con SII, pero algunas personas han informado más complicaciones gastroenterológicas después de usar este remedio.

Por lo tanto, se necesita más investigación para determinar el mecanismo exacto, la eficacia, la seguridad y la dosis adecuada de esta ayuda dietética.

En cualquier caso, el gel de aloe vera no debe usarse como una cura independiente o de primera línea para los síntomas del SII, sino como un remedio complementario que puede mejorar la efectividad de su tratamiento principal. Siempre consulte a su médico antes de probar cualquier remedio nuevo, incluido este.

Palabra final

Los remedios caseros mencionados anteriormente son herramientas complementarias que pueden ayudar a aliviar los síntomas del SII en un grado manejable.

Tendrá que seguir una dieta estricta e implementar cambios de estilo de vida adecuados para ver cualquier mejora significativa en su condición. Es fundamental consultar a su médico antes de probar cualquiera de estos remedios.

Leave a Comment

%d bloggers like this: