¿Cuáles son los beneficios de tener un médico de cabecera?

Ya sea que tenga fiebre o malestar estomacal, el primer número que intenta alcanzar es su médico de cabecera. Aunque uno conoce el remedio para pequeños problemas de salud, una visita al médico de familia inspira confianza y positividad.

Tener un médico de familia como primer punto de contacto para todos los problemas de salud es beneficioso de muchas maneras.

1. Conocimiento de historia médica

Los médicos de familia conocen todos los detalles médicos de sus pacientes por haberlos tratado desde su nacimiento. Desde la preferencia alimentaria hasta las alergias, los médicos de familia conocen el estilo de vida de sus pacientes y siguen el ciclo de vida de sus pacientes. La relación duradera de confianza que construye con su médico de familia les ayuda a comprender la dolencia rápidamente y a brindar un tratamiento informado para la misma.

2. Plan de tratamiento saludable

Si bien es posible que se sienta cansado y mareado debido al estrés en el trabajo, su médico de cabecera puede analizar su patrón dietético, los cambios en su apetito, sus fluctuaciones de peso, etc. y sugerir las pruebas adecuadas para un análisis más profundo de sus síntomas. Los médicos de familia no tratan sus síntomas de forma aislada, sino que lo tratan en su totalidad. Habiendo conocido su historial médico y su historial médico familiar, lo ayudan a controlar la salud física y mental.

3. Abanderados

Los médicos de familia son conscientes de los cambios más pequeños en la actividad física y fisiológica de su cuerpo. Pueden alertarlo fácilmente sobre afecciones crónicas y ayudarlo con técnicas de manejo del estilo de vida. Con el apoyo de un médico de familia, las enfermedades progresivas como la diabetes se pueden controlar bien.

4. Todo terreno

Un médico de cabecera lo trata tanto para el resfriado común como para las infecciones graves. Pueden recetar antisépticos para los rasguños y también suturas y heridas. También pueden ayudarlo a controlar enfermedades a largo plazo como diabetes, artritis, enfermedades cardíacas, etc. A veces, también pueden ayudarlo en los controles prenatales y posnatales. Por lo tanto, un médico de familia es un todo terreno que puede hacerte sentir mejor.

5. Consulte al especialista adecuado

Para un resfriado o una erupción, generalmente no se acerca a un especialista de inmediato, sino que visita a un médico general para obtener orientación médica. Tener un médico de familia lo salvará en situaciones como las que puede consultar directamente para cualquier problema médico. Además, si los síntomas persisten, el médico de familia tiene los contactos profesionales necesarios y lo derivará al especialista adecuado, ahorrándole tiempo y brindando el seguimiento adecuado.

6. Mejore vidas y ahorre dinero

El tratamiento y la rehabilitación son un asunto costoso. Las estadísticas confirman que al agregar un médico de cabecera por cada 10.000 personas, las tarifas de hospitalización y atención de emergencia pueden reducirse en un 6%. Los médicos de familia evitan que sus pacientes entren en pánico debido a las falsas alarmas y también ahorran mucho tiempo y dinero en este proceso. Mejoran la vida de sus pacientes con sus valiosos consejos.

Cuando su médico lo conoce y está familiarizado con su historial médico, el tratamiento se vuelve fácil. Los médicos de familia tratan a sus pacientes con familiaridad y preocupación que curan al paciente casi tanto como la medicina. Por eso es importante un médico de familia.

Leave a Comment