Cáncer de hígado: causas, síntomas, tipos y prevención

El hígado es uno de los órganos más grandes del cuerpo. Está situado en la parte superior derecha del abdomen, justo encima del estómago y debajo del diafragma.

¿Qué es el cáncer de hígado?

Cáncer de hígado (aka: cáncer hepático ) se describe como el cáncer que se origina en las células del hígado. El cáncer de otros sitios del cuerpo también se puede diseminar al hígado y causar cáncer metastásico. Sin embargo, el cáncer que se origina en las células del hígado se conoce como cáncer de hígado.

Tipos de cáncer de hígado

El cáncer de hígado es de dos tipos

  • Carcinoma hepatocelular (CHC)
  • El cáncer de las vías biliares se denomina colangiocarcinoma.

Cáncer de hígado metastásico

Es una afección poco común en la que las células cancerosas del hígado viajan a otros sitios del cuerpo para propagar el cáncer.

¿Cuáles son las causas del cáncer de hígado?

Se desconoce la causa exacta del cáncer de hígado. Sin embargo, los investigadores sugieren que se debe al daño al ADN de las células del hígado. Las infecciones hepáticas causadas por los virus de la hepatitis también dañan el ADN de las células hepáticas y provocan cáncer de hígado. La cirrosis hepática crónica o la cicatrización del hígado también se asocia con el cáncer de hígado.

Se sabe que ciertos productos químicos como las aflatoxinas dañan el ADN de las células del hígado. Las aflatoxinas son producidas por un hongo que contamina el maní, el trigo, la soja, las nueces molidas, el maíz y el arroz almacenados en un ambiente cálido y húmedo.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de hígado?

Los signos y síntomas del cáncer de hígado comienzan a aparecer en una etapa avanzada del cáncer. Éstas incluyen:

  • Dolor abdominal
  • Hinchazón abdominal
  • Un hígado agrandado
  • Dolor de espalda
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Debilidad general
  • Picor
  • Ictericia
  • Náuseas 3
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Vómitos
  • Taburetes blancos y calcáreos

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de hígado?

Cualquier hígado sano puede desarrollar cáncer. Pero ciertos factores aumentan el riesgo de cáncer de hígado. Son los siguientes:

  • Alcoholismo crónico:

Beber alcohol regularmente en grandes cantidades es el principal factor de riesgo de cáncer de hígado.

  • Inmunidad débil:

Las personas inmunodeprimidas, como los pacientes con VIH / SIDA , corren el riesgo de desarrollar cáncer de hígado.

  • Obesidad :

Ser obeso o tener sobrepeso aumenta el riesgo de desarrollar cualquier tipo de cáncer, incluido el cáncer de hígado.

  • De fumar:

Las personas con infecciones hepáticas tienen un alto riesgo de cáncer de hígado si fuman.

  • Género:

En comparación con las hembras, se sabe que los machos fuman y beben. Por lo tanto, los hombres corren el riesgo de desarrollar cáncer de hígado.

  • Diabetes :

Los pacientes diabéticos tienen niveles de azúcar alterados y tienen riesgo de cáncer de hígado.

Enfermedad del hígado graso no alcohólico

La grasa acumulada en el hígado conduce a un funcionamiento anormal del hígado, lo que aumenta el riesgo de cáncer de hígado.

  • Cirrosis:

Es una afección crónica irreversible que implica la cicatrización del tejido hepático que finalmente conduce al cáncer de hígado.

  • Hemocromatosis:

La hemocromatosis se conoce como sobredosis de hierro. Esta condición aumenta el riesgo de cáncer de hígado.

  • Enfermedad de Wilson:

Es una enfermedad hereditaria caracterizada por una acumulación de cobre en el cuerpo, lo que provoca daño hepático.

¿Cuáles son las complicaciones del cáncer de hígado?

El cáncer de hígado no tratado puede causar complicaciones graves a largo plazo. Son los siguientes:

  • Insuficiencia hepática
  • Hemorragia interna
  • Choque
  • Cáncer de hígado metastásico, que causa cáncer de pulmón o de huesos.

Por lo tanto, es importante detectar los primeros síntomas del cáncer de hígado y buscar una consulta médica para prevenir complicaciones.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de hígado?

El diagnóstico temprano es importante para disminuir el malestar del paciente y mejorar las posibilidades de supervivencia. El diagnóstico ayuda a determinar la ubicación y el estadio del cáncer.

Examen físico

El médico examinaría físicamente al paciente en busca de signos y síntomas de cáncer de hígado. Se pregunta al paciente sobre la familia y los antecedentes médicos. El médico también preguntaría sobre los hábitos del paciente, como el tabaquismo y el alcoholismo.

Análisis de sangre

La muestra de sangre del paciente se recolecta y analiza para determinar varios parámetros que determinan el funcionamiento del hígado. Los parámetros incluyen:

  • Tiempo de coagulación de la sangre
  • Recuento de glóbulos rojos
  • recuento de glóbulos blancos
  • Pruebas de función hepática
  • Pruebas de hepatitis viral

Pruebas de imagen

El médico recomienda las siguientes pruebas por imágenes para determinar la ubicación y el estadio del cáncer de hígado:

Ultrasonido:

Este procedimiento utiliza ondas sonoras de alta frecuencia para crear imágenes de las partes internas del cuerpo. Se aplica un gel en el área objetivo para evitar la fricción y se usa un transductor para enviar ondas sonoras de alta frecuencia a través del cuerpo. Los ecos reflejados son registrados por la computadora para crear imágenes.

Tomografía computarizada (TC):

En este procedimiento , el médico administraría una sustancia de contraste por vía oral o por vía intravenosa para facilitar el examen claro del órgano. Una tomografía computarizada usa rayos X para crear una imagen detallada del hígado y para detectar anomalías hepáticas.

Imágenes por resonancia magnética (IRM):

En esta prueba, el médico inyecta un tinte en las venas del paciente. Una resonancia magnética utiliza potentes ondas de radio y campos magnéticos para obtener una imagen detallada del hígado que puede ayudar a detectar anomalías hepáticas. Sin embargo, solo unos pocos pacientes necesitarían la inyección de un medio de contraste.

Biopsia hepatica:

El médico recomendaría una biopsia de hígado en casos graves para confirmar el diagnóstico.

Durante este procedimiento, el médico extrae una pequeña cantidad de tejido hepático que se envía a un laboratorio para su análisis microscópico. Es uno de los procedimientos indoloros y de bajo riesgo. Este procedimiento es útil para analizar si el tumor es canceroso o no.

Laparoscopia

En este procedimiento, el paciente recibe anestesia local o general para el entumecimiento. Se inserta un tubo largo y delgado conectado con una cámara a través del abdomen para examinar el hígado y el área circundante.

¿Cómo se trata el cáncer de hígado?

El tratamiento del cáncer de hígado se basa exclusivamente en la gravedad del cáncer. Sin embargo, el tratamiento en una etapa temprana aumentaría las posibilidades de supervivencia.

Cirugía:

En algunos casos, el cáncer de hígado se trata extirpando la parte afectada del hígado. El tratamiento quirúrgico es útil para tratar tumores de pequeño tamaño.

Trasplante de hígado:

En este método, el médico reemplaza el hígado canceroso con el hígado sano de otra persona. Se realiza en casos muy graves de cáncer de hígado como la cirrosis avanzada. Sin embargo, el paciente experimentaría efectos secundarios como rechazo de órganos, inmunosupresión que conduce a una infección, debilitamiento de los riñones y los huesos.

Terapia de ablación:

En este método, se usa láser, calor o una inyección de alcohol o ácido especial para destruir las células cancerosas. Es útil en el tratamiento de cánceres.

Embolización:

Este procedimiento implica una inyección de ciertas sustancias y perlas a través de un catéter para bloquear el suministro de sangre al tumor. Por tanto, los tumores cancerosos se destruyen mediante embolización.

Radioterapia:

Las células cancerosas se destruyen mediante radiaciones de alta energía. Las células sanas del hígado también se ven afectadas, ya que son sensibles a las radiaciones. Los efectos secundarios de la radioterapia incluyen irritación en el lugar de tratamiento, náuseas, vómitos y fatiga.

Quimioterapia:

En esta terapia, se utilizan medicamentos contra el cáncer para tratar el cáncer de hígado. Estos medicamentos se administran por vía oral, inyectable o a través de la arteria que suministra sangre al hígado. Los efectos secundarios de la quimioterapia incluyen pérdida de cabello, diarrea, fatiga, llagas en la boca e hinchazón de piernas.

Terapia con medicamentos dirigida:

Estos medicamentos sobre las anomalías específicas presentes en el tumor. Detendrían o ralentizarían la progresión del carcinoma hepatocelular avanzado durante unos meses.

Cuidados de apoyo (paliativos):

Junto con el apoyo médico continuo, el paciente recibe cuidados de apoyo para hacer frente al cáncer. El especialista en cuidados paliativos trabaja en coordinación con el paciente, sus familiares y médicos para disminuir el malestar del paciente.

 ¿Cómo se previene el cáncer de hígado?

Existen ciertas medidas que ayudan a prevenir el cáncer de hígado hasta cierto punto. Incluyen:

  • Consumir alcohol con moderación
  • Mantener un peso corporal saludable
  • Usar medicamentos con precaución, el uso excesivo de medicamentos causa daño hepático
  • Vacunarse contra la hepatitis B
  • Hacerse un examen de detección del virus de la hepatitis
  • Evitar las relaciones sexuales sin protección
  • Compartir agujas intravenosas, se deben evitar las maquinillas de afeitar.
  • Visitar tiendas seguras, limpias e higiénicas para hacerse tatuajes y perforaciones corporales

Add a Comment

Your email address will not be published.