Cáncer de vulva: causas, síntomas y tratamiento - Remedios caseros
Salud

Cáncer de vulva: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué es el cáncer de vulva?

El cáncer de vulva es el crecimiento anormal de células de la vulva, un área de piel alrededor de los genitales femeninos. Por lo general, se caracteriza por picazón en la piel en el área genital o por la formación de verrugas. El cáncer de vulva es un tipo de cáncer poco común, entre todos los cánceres que afectan a la mujer. La incidencia de esta enfermedad es alta en mujeres mayores.

¿Qué es Vulva?

La vulva es la cubierta externa de los genitales femeninos. Las partes cubiertas por la vulva incluyen la abertura vaginal, la abertura uretral, los labios vaginales externos (labios mayores), los labios vaginales internos (labios menores) y el clítoris. La vulva actúa como un órgano protector de los genitales y también sirve como órgano sexual.

Causas del cáncer de vulva:

La causa del cáncer de vulva no se conoce con precisión. Algunos de los factores que causan enfermedades incluyen:

  • Infección por virus del papiloma humano
  • Mutaciones genéticas
  • Edad avanzada
  • Etapa precancerosa de las células
  • Cáncer de piel o melanoma

El cáncer de vulva es de dos tipos. Cáncer de vulva primario, el desarrollo de cáncer dentro del tejido vulvar. El cáncer secundario de vulva implica la diseminación de células cancerosas desde otras partes del cuerpo hasta la vulva.

Síntomas del cáncer de vulva:

Los pacientes están asintomáticos en las primeras etapas. La progresión de la enfermedad conduce al desarrollo de los síntomas. Algunos de los síntomas del cáncer de vulva se enumeran a continuación:

  • Un bulto o una llaga abierta en la vulva.
  • Picazón persistente de la piel (alrededor de los genitales)
  • Engrosamiento o enrojecimiento de la piel.
  • Relaciones sexuales dolorosas
  • Dolor al orinar
  • Dolor en la pelvis
  • Sangrado diferente al menstrual

Las mujeres no deben descuidar ninguno de los cambios de la piel alrededor de las partes genitales, y es esencial un autocontrol constante.

Factores de riesgo para el cáncer de vulva:

Cualquier factor que aumente la probabilidad de que la persona contraiga una enfermedad en particular se denomina factor de riesgo. Los factores de riesgo del cáncer de vulva incluyen:

  • Edad : las mujeres adultas o las mujeres posmenopáusicas tienen más riesgo de contraer cáncer.
  • Historia familiar : la historia de cáncer de vulva en cualquiera de los miembros de la familia aumenta el riesgo de desarrollar la enfermedad. La herencia genética de las mutaciones conduce al crecimiento de células cancerosas.
  • Condiciones de la piel : cualquier enfermedad de la piel, como el liquen escleroso o el melanoma, puede representar un riesgo de desarrollo de cáncer de vulva.
  • Infección por virus del papiloma humano : es una infección de transmisión sexual común; la infección puede causar cambios precancerosos, lo que finalmente conduce al cáncer.
  • Sistema inmunológico: la falta de inmunidad debido a infecciones repetidas o al uso excesivo de medicamentos debilita a la persona para luchar contra cualquier enfermedad.
  • Drogas : las mujeres que fuman o toman drogas o cualquier sustancia nociva tienen más probabilidades de desarrollar cáncer que las mujeres comunes.

Complicaciones del cáncer de vulva:

El desarrollo de complicaciones debido al cáncer de vulva es raro. Las complicaciones se observan solo si la enfermedad progresa drásticamente, sin ningún síntoma externo. En ocasiones, también se observan complicaciones posquirúrgicas.

Algunas de las complicaciones son metástasis (movimiento de células) a otras partes del cuerpo, linfedema, celulitis, infecciones del tracto urinario e inactividad sexual.

Como cualquier otro tipo de cáncer, el cáncer de vulva también puede provocar la muerte si el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad no son rápidos y adecuados.

Diagnóstico de cáncer de vulva:

El diagnóstico precoz del cáncer de vulva es fundamental para evitar una mayor propagación de la enfermedad. El examen físico y otras pruebas de diagnóstico son útiles para identificar la enfermedad en su etapa inicial.

Las pruebas de diagnóstico estándar son:

Ultrasonido:

Este procedimiento implica el uso de ondas ultrasónicas para estudiar extensamente la estructura interna de la vulva.

Biopsia:

El procedimiento de biopsia implica el uso de un instrumento de aumento manual o un colposcopio para identificar y extraer las áreas anormales (enfermas) de piel en la región vulvar.

Tomografía computarizada (tomografía computarizada):

El procedimiento de exploración implica el uso de rayos X para obtener imágenes transversales de la vulva. La identificación de tumores diseminados y ganglios linfáticos agrandados puede ser posible con estas exploraciones avanzadas.

Imágenes por resonancia magnética (resonancia magnética):

Esta resonancia magnética implica el uso de ondas magnéticas y de radio para estudiar las células anormales de la región vulvar.

Tomografía por emisión de positrones (PET):

Esta exploración de diagnóstico implica el uso de un fármaco radiactivo para identificar si las células vulvares anormales encontradas en otras pruebas son cancerosas o no.

Etapas del cáncer de vulva:

La extensión de la propagación de la enfermedad depende de las investigaciones médicas. Según las áreas involucradas, el cáncer de vulva tiene diferentes etapas. Hay cuatro etapas del cáncer de vulva, según la clasificación de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO).

Las cuatro etapas son:

Etapa 1 : las células cancerosas se encuentran solo en la vulva.

Etapa 2 : las células cancerosas se han diseminado a tejidos cercanos como la parte inferior de la vagina, la parte inferior de la uretra o el ano.

Etapa 3 : esta etapa muestra la diseminación de las células cancerosas hacia los ganglios linfáticos cercanos. Dependiendo de la cantidad de ganglios linfáticos afectados, hay etapas secundarias en esta etapa.

Etapa 4 : la cuarta etapa del cáncer se considera la etapa avanzada de la enfermedad. Esta etapa muestra la diseminación de las células cancerosas fuera de la región vulvar hacia el revestimiento de los órganos cercanos. En algunos casos avanzados, también se disemina a otras partes distantes del cuerpo como la pelvis o los pulmones.

Tratamiento del cáncer de vulva:

El tratamiento del cáncer es importante para prevenir la metástasis de la enfermedad en órganos vitales del cuerpo como huesos o pulmones.

Manejo quirúrgico:

La cirugía se considera la mejor forma de tratamiento para el cáncer de vulva. El objetivo principal de este tratamiento es eliminar todo el tejido vulvar canceroso y mantener intacta la función sexual de la mujer.

  • Vulvectomía radical modificada : esta vulvectomía implica la extirpación de una parte de la vulva junto con o sin los ganglios linfáticos circundantes.
  • Vulvectomía radical: este procedimiento implica la extirpación de toda la vulva junto con los ganglios linfáticos afectados.
  • Cirugía con láser: este procedimiento implica el uso de un rayo láser para destruir las células vulvares anormales o cancerosas.

Incluso después de la extirpación de las células cancerosas mediante cirugía, algunas células cancerosas pueden estar presentes en la región vulvar. Estas células pueden desencadenar nuevamente el ataque de cáncer. Los tratamientos como la radioterapia y la quimioterapia se administran después de la cirugía para evitar el ataque recurrente de las células cancerosas. Este tratamiento posquirúrgico se denomina terapia adyuvante.

  • Radioterapia: en la radioterapia, se utilizan radiaciones o rayos X de alta intensidad para destruir las células cancerosas. Esta radioterapia es externa (la máquina envía ondas) o interna (la sustancia radiactiva se sella y se coloca en el sitio del cáncer).
  • Quimioterapia: en la quimioterapia, los medicamentos se utilizan para destruir las células cancerosas o detener la división celular. Los medicamentos se administran por vía oral o por inyección a través de una vena. En los casos de cáncer de vulva, los pacientes pueden recibir quimioterapia tópica, en la que se administran quimio-medicamentos en forma de ungüento para la piel.

Tanto los tratamientos de radioterapia como los de quimioterapia tienen algunos efectos secundarios como debilidad general, pérdida de cabello y dolores corporales intensos. Se considera el tratamiento sintomático para tales complicaciones.

Leave a Comment

%d bloggers like this: