Cómo tener una piel clara: 10 consejos y remedios caseros - Remedios caseros
Salud general

Cómo tener una piel clara: 10 consejos y remedios caseros

Todo el mundo desea una piel clara y luminosa, no solo por su atractivo cosmético, sino también porque refleja la salud interior. Los altos niveles de contaminación y los estilos de vida poco saludables que se han convertido en la norma hoy en día solo aumentan los problemas de su piel.

Por lo tanto, antes de intentar tratar los problemas de la piel, debe comprender qué los está causando. Algunos de los culpables más comunes son la exposición frecuente a contaminantes, el cuidado negligente de la piel, la mala nutrición, los altos niveles de estrés, la inactividad, la falta de sueño, el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol.

Lo bueno es que todos estos factores no están fuera de su control y pueden solucionarse fácilmente mediante simples medidas de cuidado personal. Pero si el problema de la piel persiste, empeora o vuelve a aparecer a pesar del tratamiento adecuado en el hogar, es mejor consultar a un dermatólogo para obtener un diagnóstico adecuado.

Remedios caseros para la piel clara

Varios ingredientes de cocina están dotados de nutrientes y compuestos curativos que pueden ayudar a reparar el daño de la piel. Los siguientes son remedios caseros que utilizan dichos ingredientes que le dan a su piel un brillo impecable y saludable.

Precaución: Dado que estos remedios son completamente naturales, son completamente seguros para su piel a menos que sea alérgico a alguno de los ingredientes, lo que puede provocar una reacción adversa. Por lo tanto, es importante descartar dicho riesgo probando el remedio con un parche en un área pequeña de la piel, preferiblemente en la parte inferior del brazo, antes de aplicarlo en la cara.

1. Limón o lima

El limón o la lima son una excelente fuente de vitamina C y ácido cítrico, que son excelentes para la piel. La vitamina C es un poderoso antioxidante que combate los radicales libres y repara el daño cutáneo causado por ellos. El ácido cítrico es un alfa hidroxiácido que actúa como un exfoliante suave para la piel.

Cómo utilizar:

  • Exprime un poco de jugo de limón fresco y dilúyelo con agua o miel. Aplica la mezcla en tu cuello y rostro. Déjelo actuar de 5 a 10 minutos y luego lávelo con agua tibia. Luego frote rodajas de pepino en su piel para suavizarla e hidratarla. Haga esto cada dos días.
  • Tome 2 cucharaditas de jugo de limón recién exprimido en un tazón y mezcle ligeramente la misma cantidad de azúcar, sal o yogur para que no se disuelvan por completo. Masajee suavemente este exfoliante en la cara y el cuello con movimientos circulares durante unos minutos. Espere unos 10 minutos y luego lávelo con agua tibia.

2. Miel

La miel es un humectante natural , lo que significa que hidrata la piel y retiene la humedad para prolongar ese efecto. También funciona como un agente antimicrobiano, protegiendo varias infecciones de la piel como espinillas, puntos blancos, espinillas y forúnculos.

La miel también mantiene el pH ácido natural de la piel, que es importante para limitar el crecimiento excesivo de microbios y puede ayudar a desvanecer las manchas oscuras, las cicatrices del acné y otras formas de hiperpigmentación.

Cómo utilizar:

  • Vierta 2 cucharaditas de leche en un tazón y agregue 1 cucharadita de miel. Agregue 1 cucharadita de harina de garbanzos y haga una pasta suave. Aplica la pasta en tu rostro y cuello. Déjelo secar durante 20 minutos y luego lávelo con agua tibia.
  • Mezcle 2 cucharadas de miel y 1 cucharadita de canela para formar una pasta. Limpia tu rostro suavemente. Aplique la mascarilla en su rostro y déjela actuar durante 15 a 20 minutos. Lávate la cara después.

3. Carbón activado

El carbón activado es un adsorbente , que se une a las impurezas y el sebo que se asienta dentro de los poros de la piel y los extrae para lograr un efecto de limpieza profunda.

Cómo utilizar:

  • Mezcle 1 cucharada de arcilla bentonita, unas gotas de aceite de árbol de té y 1 cucharada de carbón activado, agua o aceite de oliva (según su tipo de piel) para hacer una pasta suave. Aplica la mezcla de manera uniforme en tu rostro y cuello. Déjelo actuar durante unos 20 minutos y luego enjuague.
  • Mezcle 3 cucharadas de carbón en polvo con 2 cucharadas de gel de aloe vera. Vierta de 3 a 4 gotas de aceite esencial de lavanda y mezcle bien para hacer una pasta. Masajea esta mezcla por todo tu rostro y cuello. Déjelo actuar durante 10 minutos antes de enjuagarlo con agua tibia.

4. Cúrcuma

Se sabe que el compuesto bioactivo de la cúrcuma exhibe propiedades antisépticas que pueden ayudar a eliminar las infecciones de la piel. Además, también funciona como un potente agente antiinflamatorio para frenar la hinchazón, el enrojecimiento y la picazón asociados con el acné y otras afecciones inflamatorias de la piel.

Cómo utilizar:

  • Mezcle 1 cucharada de cúrcuma en polvo con crema fresca para hacer una pasta espesa. Aplique la mezcla en la zona afectada y déjela secar unos minutos antes de lavarla con agua fría.
  • Agregue 1-2 cucharaditas de cúrcuma a un vaso de leche tibia y consuma antes de irse a dormir.

5. Papaya

La papaína es una enzima en la papaya que exhibe propiedades antibacterianas que pueden ayudar a tratar y prevenir infecciones de la piel. No solo eso, también promueve una cicatrización más rápida de las heridas al desencadenar el crecimiento de nuevas células de la piel.

Cómo utilizar:

  1. Pica una papaya madura en trozos pequeños y colócalos en un molinillo.
  2. Ponga 1 cucharadita de polvo de sándalo y miel, y luego mezcle todos los ingredientes en una pasta.
  3. Aplica la pasta en tu rostro y cuello y déjala actuar durante media hora.
  4. Enjuaga.

6. Tomar / menta

El neem consta de varios compuestos antiinflamatorios y antimicrobianos que ayudan en el manejo de infecciones bacterianas de la piel como acné, forúnculos y abscesos.

Cómo utilizar:

  • Puede moler algunas hojas de neem con suficiente agua para hacer una pasta espesa o utilizar aceite esencial de neem diluido. Aplicar sobre la piel infectada y dejar que se absorba durante 20 a 25 minutos antes de enjuagar.
  • Hierva algunas hojas de neem y luego drene el agua en un recipiente limpio una vez que se enfríe. Use este líquido como una solución antiséptica para lavar su piel infectada varias veces al día.
  • Mezcle 1 cucharadita de menta en polvo, 1 cucharada de yogur natural y 1 cucharada de tierra de batán para hacer una pasta espesa y sin grumos. Aplique esta mezcla en su cara y cuello y déjela secar naturalmente antes de lavarla con agua tibia.

7. Gel de aloe vera

El gel de aloe vera es bueno para la piel en más de un sentido. Funciona como un antioxidante para limitar el daño cutáneo inducido por los radicales libres. Además, es un potente antiinflamatorio que puede ayudar a calmar la piel irritada.

Cómo utilizar:

  1. Extraiga el gel de una hoja de aloe vera recién cortada y aplíquelo uniformemente en su rostro y cuello.
  2. Déjalo actuar al menos media hora para que se absorba lo suficiente.
  3. Lávelo con agua tibia.

8. Agua de rosas

El agua de rosas contiene extractos de rosas que se sabe que frenan la inflamación de la piel, promueven la producción de colágeno y reducen los signos del envejecimiento .Este líquido también funciona como un tónico natural que es mucho más hidratante que los tónicos regulares a base de alcohol que eliminan los lípidos esenciales de la piel.

Cómo utilizar:

  • Sumerja una bola de algodón en agua de rosas y aplíquela por todo el rostro y el cuello. No es necesario que se lave la piel a partir de entonces, pero si se siente incómodo, espere unos 20 minutos antes de enjuagar.
  • Puede agregar un poco de leche o crema de leche al agua de rosas para una mayor hidratación y un efecto aclarador de la piel. También puede agregar agua de rosas a cualquiera de los remedios enumerados en este artículo.

9. Avena coloidal

La avena contiene una alta concentración de almidones y glucanos, fenoles de avena y saponinas, todos los cuales benefician a la piel de diferentes maneras. Dos de sus principales beneficios son que ayuda a mantener la piel adecuadamente hidratada y reduce la inflamación de la piel.

Cómo utilizar:

  1. Prepara un exfoliante mezclando avena con miel. Si se vuelve demasiado espeso, puede agregar leche o yogur diluido para diluirlo.
  2. Frótelo suavemente con movimientos circulares por todo el rostro y el cuello durante unos minutos y déjelo actuar de 10 a 15 minutos.
  3. Enjuague con agua fría o tibia.

10. Hamamelis

El hamamelis contiene ácido gálico, que funciona como astringente para minimizar los poros y secar los puntos blancos, los puntos negros y las espinillas. También elimina el exceso de sebo y suciedad de la piel.

Cómo utilizar:

  1. Aplique hamamelis en la cara y el cuello lavados con una bola de algodón.
  2. Déjalo actuar durante 10 minutos.
  3. Enjuaga.

Nota: A los aceites esenciales como el aceite de árbol de té y el aceite de rosa se les atribuyen diferentes propiedades curativas de la piel que pueden mejorar la potencia de todos estos remedios y al mismo tiempo impartirles una agradable fragancia. Por lo tanto, puede agregar unas gotas de su aceite esencial preferido a cualquiera de los remedios mencionados anteriormente para obtener beneficios adicionales para la piel.

Medidas de cuidado personal para la piel clara

Siga religiosamente estas medidas de cuidado personal para tener una piel clara y mantenerla así:

1. Exfolia tu piel con regularidad

Exfolia una o dos veces por semana para eliminar la piel muerta, las impurezas y el exceso de grasa asentada en la superficie de la piel y dentro de los poros. Sin embargo, no se frote demasiado la piel, ya que puede dejar cicatrices. Utilice siempre movimientos circulares, ligeros y ascendentes mientras se frota la piel.

2. Manejar el estrés

El estrés puede hacer que su piel luzca opaca y poco saludable. Calma tu mente descansando adecuadamente, bailando o practicando meditación, yoga o tai chi.

3. Haga ejercicio con regularidad

Saque al menos 45 minutos de su programa diario para hacer ejercicio. Una dosis regular de actividad física ayuda a aliviar el estrés y hace que su corazón bombee más sangre por todo el cuerpo. Menos estrés significa niveles más bajos de cortisol, lo que conduce a una piel más saludable.

4. Mantenga su piel limpia

Mantenga su piel limpia lavándola con un lavado facial medicado y agua dos veces al día, especialmente después de sudar o regresar de un ambiente contaminado.

No te laves demasiado la cara, ya que la exposición excesiva al agua y los agentes limpiadores pueden quitar la humedad natural de la piel y secarla. Trate de no tocarse la cara y, siempre que lo haga, asegúrese de hacerlo con las manos limpias.

5. Evite la exposición excesiva al sol

La exposición excesiva a la luz solar es uno de los principales contribuyentes a una amplia gama de problemas de la piel, que van desde el envejecimiento prematuro y la hiperpigmentación hasta el cáncer. Por eso es extremadamente importante usar protección solar adecuada durante el día, especialmente al salir al aire libre.

El paso más básico es aplicar un protector solar de primera calidad con al menos 30 SPF en las áreas expuestas de la piel. Además, puede usar un sombrero de ala ancha y blusas de manga completa para minimizar la exposición al sol.

6. Quítese el maquillaje antes de dormir

Quítese siempre el maquillaje antes de acostarse y mantenga limpias las herramientas de maquillaje. Evite compartirlos con nadie más.

7. Hidrátate

Beba al menos 8 onzas de agua al día para mantener la piel hidratada desde adentro y eliminar las toxinas dañinas del cuerpo.

8. Consuma una dieta saludable

La dieta juega un papel fundamental en la salud de la piel. Consume una dieta bien balanceada que incluya mucha proteína en forma de carnes y lentejas junto con frutas y verduras que aporten una buena dosis de antioxidantes y fibras.

La proteína ayuda a formar las células de la piel, los antioxidantes ayudan a frenar la actividad de los radicales libres y a reparar el daño de la piel, y la fibra ayuda a limpiar los intestinos. La recomendación general es consumir una variedad de alimentos saludables que satisfagan todos sus requerimientos nutricionales. Las deficiencias nutricionales, como la deficiencia de hierro, pueden hacer que su piel se erice con infecciones.

Otros alimentos imprescindibles para una piel clara incluyen probióticos que mejoran la función intestinal, alimentos ricos en vitamina C para reforzar su inmunidad contra las infecciones de la piel y té verde que contiene compuestos fenólicos llamados catequinas, que funcionan como poderosos antioxidantes.

También trate de obtener suficiente zinc a través de alimentos como ostras, frijoles, nueces, cereales integrales, cangrejo y langosta. Los ácidos grasos omega-3 también son un requisito importante para mantener una piel sana y limpia, y puede obtener su ración de peces de agua dulce, semillas de chía, semillas de lino, nueces, soja y aceites vegetales como la canola.

Hay algunos alimentos que también debes evitar en aras de una piel mejor. Estos incluyen productos lácteos, alimentos de alto índice glucémico y grasas saturadas. (dieciséis)

Palabra final

Seguir con diligencia un régimen holístico de cuidado de la piel combinado con una dieta nutritiva y un estilo de vida saludable en general es la fórmula más fundamental para lograr una piel clara, saludable y radiante .

Pero el cuidado de la piel no se limita a los costosos productos comerciales que hacen grandes afirmaciones pero que no siempre cumplen. Muchos de ellos contienen sustancias químicas que pueden ser demasiado agresivas para la piel cuando se usan con regularidad.

Por lo tanto, es muy importante comprender su piel y sus necesidades antes de ir de compras para el cuidado de la piel. Siempre revise la lista de ingredientes antes de realizar una compra. También puede incorporar los remedios caseros mencionados anteriormente en su rutina de belleza, especialmente porque solo usan ingredientes naturales, lo que minimiza el riesgo de efectos secundarios y cuesta casi nada.

Leave a Comment