Osteoartritis: cambios en el estilo de vida y terapias alternativas - Remedios caseros
Salud general

Osteoartritis: cambios en el estilo de vida y terapias alternativas

La artritis se refiere a la inflamación de las articulaciones que induce dolor y rigidez en las áreas afectadas. Ciertos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir el daño articular, controlar el dolor y ayudarlo a mantenerse activo. Consulte a su médico para obtener un plan de dieta y estilo de vida adecuado.

Remedios caseros para la osteoartritis

Estos son algunos tratamientos caseros que ayudan a aliviar los síntomas de la osteoartritis (OA).

1. Aplique compresas frías y calientes

Cuando aplica una compresa tibia sobre la articulación, el calor penetra a través de la piel para relajar los músculos tensos debajo. El calor también ayuda a mejorar el rango de movimiento en la articulación.

La terapia con frío actúa encogiendo los vasos sanguíneos subyacentes para limitar el flujo de sangre al área de la articulación, lo que ayuda a disminuir la hinchazón. También ayuda a adormecer el área temporalmente, lo que le hace sentir menos dolor.

2. Usa cúrcuma

La cúrcuma es un potente agente antiinflamatorio que puede ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón asociados con la artritis .

Cómo utilizar:

  • Prepare la “leche dorada” mezclando cúrcuma, canela, jengibre, pimienta y jarabe de arce en un vaso de leche tibia y consuma.
  • Agregue cúrcuma a sus comidas como especia.
  • Tome suplementos de cúrcuma al consultar a su médico.

3. Consume ajo y jengibre

Tanto el ajo como el jengibre poseen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, que ayudan a prevenir y aliviar la hinchazón de las articulaciones, como se ve en la OA.

Cómo utilizar:

  • Use jengibre y ajo como especias en sus comidas.
  • El jengibre se puede consumir en forma de té de jengibre a diario.
  • El jengibre también está disponible en forma de polvos, aceites, cápsulas y tinturas.

4. Tome un baño de sal de Epsom

La sal de Epsom contiene magnesio que puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación asociados con la OA.

Cómo utilizar:

Agregue 2 tazas de sal de Epsom en el agua tibia de su baño. Los baños de sal no deben exceder los 30 minutos a la vez.

5. Aplicar capsaicina

La capsaicina tópica tiene un buen perfil de seguridad y eficacia para reducir el dolor por OA en la mano , rodilla, cadera u hombro cuando se aplica de tres a cuatro veces al día.

Nota: asegúrese de lavarse las manos después de cada aplicación para evitar la exposición de los ojos.

6. Consume vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana es un agente antiinflamatorio. Sin embargo, no hay ningún ensayo en humanos que respalde su uso en el tratamiento de la OA.

Cómo utilizar:

Diluir 1 cucharada de ACV en un vaso de agua tibia y consumir a diario.

Tratamientos alternativos para la osteoartritis

Varios tratamientos y terapias alternativas pueden ayudar en el manejo sintomático de la OA.

1. Terapia de masajes

Un estudio encontró que la terapia de masaje es una opción de tratamiento a corto plazo segura y efectiva, particularmente para personas con OA de rodilla.

Si no está seguro de la técnica adecuada, puede hacerlo con un terapeuta autorizado en un spa. Consulte a su médico para asegurarse de que la terapia de masaje sea segura y eficaz para usted.

Además, ciertos analgésicos se pueden masajear en la piel para un mayor alivio sintomático. Estos incluyen aceites de menta y otros geles o aerosoles que contienen mentol.

El mentol disminuye la actividad nerviosa y la transmisión de señales de dolor. Además, el efecto de enfriamiento puede restringir el flujo sanguíneo al tejido articular y, por lo tanto, reducir la hinchazón.

2. Acupuntura

La acupuntura es una técnica tradicional china que consiste en la inserción de agujas en puntos específicos del cuerpo para curar diversas enfermedades. Esta terapia alternativa puede ayudar a aliviar el malestar sintomático asociado con la OA y mejorar la movilidad articular cuando la realiza un especialista capacitado.

3. Hidroterapia

La hidroterapia combina los beneficios dobles del tratamiento térmico y el ejercicio de resistencia ligera, los cuales pueden ayudar a aliviar el dolor y la rigidez en las articulaciones artríticas.

La terapia consiste en realizar formas suaves de ejercicio en un entorno acuático. Las piscinas que se utilizan para la hidroterapia están llenas de agua tibia, que ayuda a calmar su cuerpo y a disminuir el dolor y la rigidez en y alrededor de las articulaciones. Consulte a su médico para asegurarse de que la hidroterapia sea segura y eficaz para usted.

4. Terapia ocupacional

La terapia ocupacional es un tratamiento multifacético que ayuda a las personas con impedimentos físicos, cognitivos o sensoriales a recuperar el control total sobre su vida diaria.

Este tipo de atención de apoyo es brindado por especialistas capacitados que identifican las fortalezas y debilidades de los pacientes individuales y luego diseñan un plan de rehabilitación en consecuencia.

La terapia ocupacional implica una combinación de diferentes intervenciones de tratamiento para maximizar la flexibilidad de las articulaciones, desde ejercicios de rehabilitación hasta la realización de tareas cotidianas.

Consejos de cuidado personal para personas con osteoartritis

Estas son algunas de las cosas que puede hacer para ayudar a controlar la OA.

1. Haga ejercicio todos los días

Llevar una vida sedentaria disminuirá su fuerza muscular y hará que sus articulaciones estén más rígidas que antes.

Si bien se deben evitar los ejercicios rigurosos o pesados, es importante practicar ejercicios ligeros de estiramiento y fortalecimiento con regularidad para mantener las articulaciones flexibles . Además, un plan de ejercicio cuidadosamente diseñado también puede inhibir la progresión de la OA.

Se prefiere la terapia de ejercicios que incluye una combinación de ejercicios de fortalecimiento muscular, flexibilidad y aeróbicos a la actividad física general para abordar el dolor y la discapacidad asociados con la OA. El ejercicio también ayuda a mantener su peso bajo control, lo cual es esencial para controlar los síntomas y la progresión de la OA.

Aquí hay algunas opciones de ejercicios para ayudar a controlar la OA:

  • Haga 30 minutos de ejercicios aeróbicos, como caminar, andar en bicicleta o nadar, al menos cinco veces a la semana.
  • Pruebe el entrenamiento con pesas suave y el entrenamiento de resistencia varias veces a la semana para mejorar su fuerza muscular.
  • Dedique 30 minutos de su día a ejercicios de rango de movimiento para retener la flexibilidad en sus articulaciones.

Nota: las personas con OA deben abstenerse de participar en deportes de alto impacto para evitar el riesgo de lesiones.

2. Controle su peso

Las personas obesas o con sobrepeso son intrínsecamente más propensas a sufrir daños en las articulaciones, ya que la carga corporal recae sobre las uniones esqueléticas. La pérdida de peso puede ayudar a aliviar el dolor y otras molestias asociadas con la OA al reducir la carga sobre las articulaciones.

3. Modifica tu dieta

Una dieta saludable es una parte importante del manejo de la OA. Las personas con OA pueden beneficiarse de aumentar su ingesta de lo siguiente:

una. Vitamina D

La vitamina D es uno de los nutrientes más importantes para la formación de huesos y, por lo tanto, su deficiencia puede acelerar la progresión de la OA.

B. Vitaminas C y E

Los alimentos repletos de vitaminas C y E pueden ayudar a fortalecer los huesos y reducir la inflamación de las articulaciones.

C. Ácidos grasos omega-3

El consumo de ácidos grasos omega-3 puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor causado por la OA. Estos alimentos incluyen:

  • Semillas como semillas de chía y semillas de lino.
  • Nueces
  • Peces de agua fría, como salmón, trucha, sardinas y caballa
  • Otros mariscos como camarones y ostras

D. Alimentos antioxidantes y antiinflamatorios

Las frutas y verduras con pigmentos brillantes, como las zanahorias, el melón y el brócoli, generalmente están cargadas de antioxidantes y pueden ser una adición de gran valor a su dieta.

mi. Grasas no saturadas

Éstas son las grasas buenas que pueden incluirse en su dieta. Algunas buenas fuentes dietéticas de grasas saludables incluyen:

  • Aceites vegetales como aceite de canola, maíz y girasol.
  • Frutos secos como nueces y almendras
  • Semillas como semillas de sésamo, semillas de chía y semillas de lino.
  • Pescados grasos como la caballa y el salmón
  • Frutas como la aceituna y el aguacate, así como sus aceites

La dieta mediterránea

La dieta mediterránea tiene todas las características de un plan de alimentación saludable para pacientes con OA, una afirmación que también ha sido corroborada por la investigación. Es reconocida como una dieta antiinflamatoria ya que enfatiza la ingesta de alimentos que combaten la inflamación al tiempo que limita los que la inducen.

Los alimentos antiinflamatorios que forman el quid de este tipo de alimentación saludable incluyen:

  • Frutas y verduras cultivadas localmente
  • Pescado grasoso
  • Cereales integrales
  • Grasas saludables como aceite de oliva y aceite de canola.
  • Seleccione productos lácteos como yogur
  • Nueces
  • Vino
  • Bayas

Mientras tanto, el consumo de alimentos proinflamatorios como la carne roja, el azúcar y la mayoría de los productos lácteos se mantiene al mínimo.

4. Toma suplementos

Si no puede satisfacer sus necesidades nutricionales diarias solo con la dieta, puede considerar tomar suplementos nutricionales, pero solo después de consultar primero con su médico.

Existe alguna evidencia preliminar que favorece el uso de los siguientes suplementos para mejorar los síntomas de la OA:

  • Insaponificables de aguacate / soja (ASU), que son suplementos hechos de aceite de aguacate y extractos de aceite de soja
  • Suplementos nutricionales como glucosamina y condroitín sulfato
  • Suplementos de jengibre

Sin embargo, se necesita más investigación para establecer estas afirmaciones.

5. Descanse lo suficiente

El sueño reparador es uno de los mejores destructores del estrés y es un requisito esencial para el manejo adecuado de la OA. El aumento del estrés es uno de los principales contribuyentes a la aparición de OA y también puede acelerar la progresión de la enfermedad.

Por lo tanto, asegúrese de seguir un horario de sueño regular y dormir suficientes horas todos los días. Un cuerpo bien descansado está mejor equipado para afrontar el dolor y el estrés de la OA. También es importante equilibrar la actividad con el descanso. Tome múltiples descansos entre períodos de actividad y abandone la tarea en el momento en que se sienta agotador.

6. Practique técnicas de relajación consciente

Vivir con dolor puede afectar negativamente su bienestar emocional y mental, lo que puede dificultar aún más la lucha contra la OA. Por lo tanto, debe hacer un esfuerzo concertado para mantener una perspectiva positiva.

Las técnicas de relajación como la meditación, escuchar música relajante o realizar cualquier actividad que le resulte placentera pueden ayudarlo a distraerse del dolor.

7. Utilice dispositivos de asistencia y aparatos ortopédicos.

Los médicos suelen recomendar dispositivos de asistencia a los pacientes con OA. Estos dispositivos sirven principalmente para dos propósitos:

  • Reduce el estrés en tus articulaciones.
  • Proteja sus articulaciones de daños mayores

Dado que la OA se dirige principalmente a las rodillas y puede hacer que caminar sea cada vez más doloroso, puede usar un bastón o una muleta para sostener el cuerpo.

Su médico puede recomendarle que use esparadrapo, aparatos ortopédicos o férulas sobre la articulación afectada para mantenerla en una posición adecuada. Sin embargo, no hay suficiente evidencia basada en investigaciones para establecer de manera concluyente la efectividad de estos dispositivos de asistencia.

Preguntas más frecuentes sobre la osteoartritis

¿Cuál es la diferencia entre la osteoartritis y la artritis reumatoide?

Aunque tanto la artrosis como la artritis reumatoide se dirigen a las articulaciones y comparten algunos síntomas comunes, son provocadas por diferentes causas.

La OA ocurre debido a la degeneración mecánica de las articulaciones, mientras que la AR es una condición autoinmune en la que el cuerpo comienza a atacar el tejido articular sano. La AR puede comenzar a cualquier edad, pero la OA es más común en los adultos mayores.

¿Cuál es la diferencia entre la osteoartritis y la osteoporosis?

A diferencia de la OA, que es causada por la degradación progresiva o el adelgazamiento del cojín cartilaginoso en las articulaciones, la osteoporosis es una enfermedad de los huesos caracterizada por una disminución de la densidad ósea.

¿Puede revertir la osteoartritis?

Puede mantener o mejorar la función articular mediante la medicación adecuada, fisioterapia, dieta y cambios en el estilo de vida, pero es posible que el problema no desaparezca por completo. El tratamiento quirúrgico puede revertir la OA en ciertos casos en el candidato adecuado.

Palabra final

Si bien la osteoartritis no se puede curar, varios métodos de tratamiento pueden ayudar a aliviar los síntomas. Es vital modificar su estilo de vida y dieta para una vida sana y normal. Es mejor consultar a un terapeuta sobre los ejercicios que ayudan a mejorar la movilidad articular y reducir el dolor.

Leave a Comment

%d bloggers like this: