Mucocele: consejos de diagnóstico, tratamiento y cuidado personal - Remedios caseros
Salud general

Mucocele: consejos de diagnóstico, tratamiento y cuidado personal

Un mucocele oral se refiere a un quiste mucoso inofensivo e indoloro en la cavidad oral. Es un tumor no maligno típicamente de apariencia clara.

Estas lesiones llenas de líquido generalmente se desarrollan debido a daños en los conductos de las glándulas salivales menores.

Formación de un mucocele

La boca contiene múltiples glándulas salivales que secretan una proteína llamada mucina. Esta proteína se combina con el agua para formar una sustancia viscosa conocida como moco.

Los traumatismos menores de estas glándulas salivales a menudo provocan el derrame y la acumulación de este líquido secretor en el tejido subepitelial circundante. A medida que el moco se acumula en el tejido, el sitio afectado se inflama y aparece un nódulo lleno de líquido en unos pocos días.

Este mecanismo se conoce como extravasación y a menudo se observa en casos de mordedura accidental de la lengua o del tejido conectivo blando que recubre la boca interna.

Un mucocele también puede tomar forma si sus conductos glandulares se tapan o bloquean con moco. Cualquier obstrucción en la glándula salival obstaculizará la secreción de saliva y dará como resultado la acumulación de moco dentro del tejido subepitelial que rodea la glándula afectada.

Este mecanismo se conoce como retención, que a menudo es responsable de la aparición de mucoceles.

¿Dónde aparecen los mucoceles?

Un mucocele puede desarrollarse en cualquier lugar dentro de la cavidad oral donde puede estar presente una glándula salival menor, pero los sitios habituales de aparición incluyen:

  • El labio inferior, que es el más comúnmente afectado
  • Debajo de la lengua
  • La mucosa bucal o el interior de las mejillas.
  • Las encías
  • El piso de la boca (los mucoceles en esta área a veces se denominan Ranula)

Diferentes tipos de mucocele

Los mucoceles se dividen ampliamente en tres categorías según su ubicación:

  • Mucoceles superficiales: que se encuentran cerca de la superficie y se desarrollan debajo del tejido epitelial secretor de moco o la membrana mucosa que recubre la cavidad bucal.
  • Mucoceles clásicos: que se forman en la capa más profunda de tejido conectivo conocida como submucosa superior.
  • Mucoceles profundos: que se encuentran en la parte inferior de la córnea.

Causas de un mucocele

Para reiterar, los quistes orales son en general el resultado de algún trauma en las glándulas salivales. Algunas de las causas más comunes del desarrollo de mucoceles orales son las siguientes:

  • Si tiene el hábito de morderse o chuparse los labios o la parte interna de la mejilla, especialmente cuando está bajo estrés, es muy probable que esos hábitos orales anormales terminen dañando u obstruyendo sus conductos glandulares.
  • El tabaquismo excesivo puede causar irritación crónica del tejido bucal, lo que lleva al desarrollo de quistes mucosos en la boca.
  • Comer alimentos hirviendo puede someter el tejido conectivo blando dentro de la boca a un calor extremo, lo que puede resultar en la aparición de mucoceles.
  • Los dientes desalineados o el crecimiento anormal de los dientes también pueden comprimir el tejido oral adyacente y allanar el camino para los quistes orales.
  • Perforarse el labio puede dañar la glándula salival, lo que puede provocar la aparición de una lesión llena de moco en el sitio de la perforación.
  • Las lesiones deportivas que implican una colisión frontal o un golpe en la cara también pueden dañar gravemente las glándulas salivales.
  • La masticación inadecuada puede hacer que el labio inferior quede atrapado entre los dientes anteriores maxilares y mandibulares, lo que da como resultado una lesión mecánica del tejido blando y el consiguiente desarrollo de un mucocele.
  • Si se rompe una glándula salival por accidente, es muy probable que aparezca un mucocele en el sitio afectado.

¿Cómo puede saber si su quiste oral es un mucocele?

Las características definitorias de un mucocele típico son las siguientes:

  • Los mucoceles son protuberancias benignas en la boca que, por lo general, son pequeñas e indoloras, pero que, sin embargo, pueden ser una gran molestia ya que está constantemente consciente de la lesión.
  • Cuanto mayor sea la protuberancia, más difícil será ignorarla. La incomodidad asociada con un quiste grande puede afectar negativamente su capacidad para masticar, hablar y tragar.
  • Estos sacos llenos de líquido son característicamente lisos, suaves y de apariencia brillante, con el epitelio suprayacente totalmente intacto.
  • Cuando presiona la masa que contiene líquido, se siente fluctuante o móvil en lugar de firme y no blanquea bajo presión.
  • En una abrumadora mayoría de los casos (75% -80%), el agrandamiento tiende a aparecer en el labio inferior, seguido de otros sitios comunes como el piso de la boca, la parte inferior de la lengua, la parte interna de las mejillas y la parte posterior de la boca. los labios donde se encuentran con los dientes.
  • Tienen la forma de una cúpula con una superficie translúcida que generalmente está teñida con un tono azulado o rosado para los quistes poco profundos y moco de color pajizo para los más profundos.
  • Cuando hay sangrado dentro de la lesión, tomará un color rojo brillante.
  • La mayoría de los casos de mucoceles orales tienden a resolverse por sí solos, sin embargo, la recurrencia es común. El período de recuperación generalmente depende de cuán superficial o profunda sea la lesión. Es más probable que un quiste superficial y poco profundo reviente y drene el líquido espeso de color amarillo pálido que contiene para que comience el proceso de curación. Sin embargo, incluso después de que la herida se recupere por completo, no se puede descartar la posibilidad de una recurrencia. Si el daño está profundamente arraigado, el quiste naturalmente tardará más en sanar.
  • Los mucoceles pueden ser de distintos tamaños, pero suelen tener entre 2 y 10 mm de diámetro. De hecho, se informa que aproximadamente el 75% de todos los quistes orales tienen menos de 1 cm de ancho.
  • If left untreated, the mucous cyst may grow and reduce in size from time to time but will not disappear until the fluid is drained out.

Non-Invasive First-Line Treatment

Most cases of mucoceles may be addressed with non-invasive and easy-to-follow home treatments. In fact, early interventions right at the onset of the condition can result in quick recovery.

Saline rinse

One regimen that may yield favorable results for healing small-sized oral cysts is rinsing your mouth with a saline solution.

When done regularly, this simple technique may help draw the fluid accumulated within the cyst to the surface of the skin and speed up the draining process.

Moreover, this self-care measure can help shrink the size of the cyst, reduce the risk of infection, and unclog the plugged salivary gland responsible for the formation of the cyst in the first place.

Medical Treatment for Mucoceles

Medical treatment is usually required if the cyst keeps coming back or is abnormally large. A number of surgical procedures can help remove the cyst permanently.

Surgical removal is the only way to minimize the risk of recurrence of mucous cysts.

Your doctor will take into account all the relevant factors before recommending the most appropriate treatment strategy for your particular case.

The standard choice of treatment for mucoceles includes:

  • The surgical removal of the cyst along with the minor salivary gland with the use of a scalpel blade is perhaps the most commonly used method for the treatment of mucoceles. The incision is then tied together with intermittent sutures.
  • Another less invasive way to excise the mucocele and the adjoining salivary gland is with the use of laser therapy.
  • Cryotherapy may be recommended in some cases, which essentially involves the freezing of the affected oral tissue to get rid of the cyst.
  • The doctor may administer an intralesional corticosteroid injection into the lesion to bring down the inflammation and accelerate the healing.
  • Marsupialization is another technique that is used in the medical treatment of mucoceles, especially the ones caused by a blockage of the salivary gland. This procedure aids the formation of new glandular ducts, thereby allowing the accumulated saliva secretions to flow out of the glands and reopening the salivary gland.

Diagnosis of Mucocele

Identifying a mucocele is an easy task for a trained eye and usually, all it requires is a brief physical examination by your doctor.

To get a more in-depth understanding of what may have caused the cyst, your doctor will most probably take into account your medical history and inquire about any problematic oral habits that you may have.

In order to confirm the diagnosis and eliminate the possibility of a serious health risk such as oral cancer, your doctor may conduct a biopsy of the lesion. This involves scraping off a small skin sample from the affected site, which is then closely analyzed under a microscope to determine whether cancerous cells are present.

This type of extended testing is usually warranted if:

  • You have not encountered any kind of injury that can explain the formation of an oral cyst.
  • The cyst is more than 2 cm wide.
  • The fibrous wall of the lesion is unusually thick.
  • The cyst is present for more than 2 weeks.
  • El quiste se asemeja a un tumor canceroso (adenoma) o un bulto graso, médicamente llamado lipoma.

Un mucocele a menudo se puede confundir con úlceras bucales, pero tenga en cuenta que los mucoceles aparecen como ampollas elevadas, mientras que las últimas aparecen como llagas o úlceras .

Consejos de cuidado personal para el alivio

  • Evalúe el estado de su quiste de vez en cuando. Asegúrese de que no se haya infectado. Si nota la formación de pus y un aumento de la inflamación en el sitio afectado, es probable que su afección haya progresado hasta convertirse en una infección y necesite cuidados especiales.
  • Debes acabar con el hábito de morderte el labio o la mejilla para que sane el mucocele. Una forma sencilla de evitar morder el lugar afectado es masticar chicle sin azúcar. Esto mantiene su boca ocupada y le ayuda a superar la necesidad de entrometerse con el quiste. Sin embargo, dependiendo del tamaño y la ubicación del mucocele, la masticación constante puede causar más trauma o fricción.

Cuando ver a un doctor

Bajo ninguna circunstancia debe intentar extirpar el quiste oral por su cuenta. Pinchar la lesión puede hacer que se rompa y derrame el líquido acumulado a otras áreas de la cavidad bucal.

El estallido forzado del quiste no solo aumenta el riesgo de infección, sino que también puede causar cicatrices permanentes en el tejido afectado.

Se justifica una visita al dentista si:

  • Su quiste no mejora a pesar de la atención adecuada.
  • El tamaño de la lesión aumenta progresivamente.
  • El quiste se vuelve tan grande o molesto que interfiere con la masticación, la deglución y el habla.

Palabra final

La mayoría de los casos de mucoceles se resuelven por sí solos sin ninguna intervención médica o quirúrgica, pero siguen recurriendo. Esto es particularmente cierto para bebés y niños pequeños, con casi el 44% de los casos pediátricos de mucoceles que se curan por sí solos en un promedio de 3 meses.

Dicho esto, es esencial que consulte a su pediatra registrado en el momento en que note cualquier tipo de empeoramiento en la condición de su hijo, ya sea en términos de malestar o tamaño del quiste.

Ocasionalmente, el quiste puede romperse debido a una fuerza o trauma no intencional y liberar el líquido, lo que desencadena el proceso de curación.

En casos raros, la lesión puede extenderse al músculo del cuello e impedir gravemente su función respiratoria. No hace falta decir que casos como estos se consideran una emergencia médica.

En la mayoría de los casos, puede esperar que el mucocele reaparezca incluso después de ceder por completo, a menos que el conducto dañado y el mucocele se extirpen quirúrgicamente.

Leave a Comment

%d bloggers like this: