Sepa todo sobre el desgarro del ligamento colateral lateral - Remedios caseros
Salud

Sepa todo sobre el desgarro del ligamento colateral lateral

La función principal del ligamento colateral lateral es resistir la fuerza cuando el pie está apoyado y la rodilla está torcida medialmente. LCL es un ligamento parecido a un cordón ubicado en el lado externo de la rodilla. Es uno de los principales ligamentos del cuerpo que ayuda a estabilizar la articulación de la rodilla. Se adhiere al peroné, al tendón femoral y al epicóndilo femoral lateral. LCL puede sufrir roturas cuando se somete a tensión mecánica. Según los expertos en ortopedia, el 2% de la población total que sufre una lesión de rodilla son los que sufren rotura de ligamentos.

¿Qué causa el desgarro de LCL?

El desgarro del LCL puede ocurrir debido a:

  1. Rodilla torcida medialmente para resistir la fuerza externa sobre el hueso de la tibia.
  2. Cuando la fuerza en varo es alta para que el ligamento resista, el ligamento se estira demasiado y provoca un desgarro.
  3. Practicar deportes de alta movilidad como fútbol, ​​baloncesto, hockey, esquí, etc. que implican un aterrizaje rápido.
  4. El envejecimiento y la pérdida de elasticidad de los ligamentos también pueden provocar un desgarro del LCL.

En el desgarro de LCL, la rodilla no se daña, pero el ligamento está gravemente dañado.

¿Cuáles son los síntomas comunes del desgarro de LCL?

Los síntomas comunes de LCL son:

  1. Rodilla inestable
  2. Bloquear o enganchar la articulación durante el movimiento
  3. El pie se adormece y la rodilla se vuelve rígida
  4. Dolor leve, agudo o crónico alrededor de la rodilla.
  5. Hinchazón y sensibilidad alrededor de la rodilla.

¿Cómo diagnosticar el desgarro de LCL?

Las lesiones relacionadas con LCL se clasifican en tres grados, a saber

  1. Grado 1: Un simple desgarro de LCL que se presenta con sensibilidad y un dolor leve alrededor del sitio de la lesión.
  2. Grado 2: El LCL está roto pero no completamente gastado. La rodilla se afloja cuando se mueve con la mano junto con dolor e hinchazón.
  3. Grado 3: El LCL está completamente desgarrado junto con la posibilidad de un desgarro del LCA. La rodilla se abre cuando se mueve y se observará un dolor insoportable en el sitio de la lesión junto con hinchazón y sensibilidad.

¿Cuáles son los tratamientos disponibles?

La lesión de LCL puede tratarse con fisioterapia o, en ocasiones, puede requerir cirugía. El tratamiento de fisioterapia incluye:

  1. Técnicas para reducir la inflamación y el dolor.
  2. Normaliza el movimiento alrededor de k
  3. Fortalecer el núcleo muscular alrededor de la rodilla.
  4. Mejorar la alineación de la rótula
  5. Trabajar en la postura y la marcha.
  6. Minimizar las posibilidades de volver a lesionarse
  7. Introduzca ejercicios de calentamiento antes de caminar, correr, ponerse en cuclillas, saltar y aterrizar

Si el desgarro del ligamento es de grado 3, no se puede reparar sin cirugía. La cirugía correctiva de rodilla puede ser abierta o artroscópica. La rehabilitación posoperatoria lleva de semanas a meses. Muchas veces, usar un aparato ortopédico que permite que la rodilla se mueva hacia adelante y hacia atrás, pero restringe los movimientos de lado a lado, ayuda a que las lesiones de LCL se recuperen más rápido.

Prevención

Las lesiones como el desgarro de LCL ocurren principalmente durante la práctica de deportes. Por lo tanto, las guardas y los engranajes son obligatorios durante la práctica de deportes. Por lo tanto, se debe fortalecer la rodilla y desarrollar elasticidad y agilidad para reducir la probabilidad de desgarro del LCL. En caso de que uno haya experimentado un esguince de LCL, debe consultar a su médico / cirujano ortopédico y obtener autorización para jugar el juego en plena forma.

Leave a Comment

%d bloggers like this: