5 ejercicios para aliviar el dolor de cuello - Remedios caseros
Salud general

5 ejercicios para aliviar el dolor de cuello

El cuello conecta su cabeza con el resto de su cuerpo y juega un papel central en varias funciones de la vida. Alberga la laringe, la tráquea y el canal alimentario y es el punto de partida de la columna vertebral.

Esta esbelta parte del cuerpo está formada por músculos, nervios, huesos o vértebras, articulaciones y discos entre los huesos, todos los cuales trabajan juntos para hacer que el cuello se mueva. El daño o trauma a cualquiera de estas estructuras puede resultar en dolor y malestar en el cuello, que pueden durar días, semanas o incluso meses.

Su cuello permanece en una posición erguida durante sus horas de vigilia, ya sea que esté de pie o sentado. Tiene que soportar el peso de la cabeza manteniendo la postura recta, lo que puede ejercer una gran presión sobre los músculos del cuello.

Solo cuando se acuesta o se recuesta sobre una superficie de apoyo, la estructura de su cuello puede realmente relajar y aliviar los músculos tensos. Sin embargo, dormir en una posición incómoda también puede tensar los músculos o los nervios del cuello.

Razones comunes para el dolor de cuello

El dolor de cuello, según la causa, puede ser relativamente benigno o puede indicar un daño estructural grave, como una hernia de disco u otros problemas relacionados con los nervios.

El dolor que dura 1 o 2 semanas se denomina dolor de cuello agudo, mientras que el dolor que dura más de 3 meses se denomina dolor de cuello crónico.

Estas son algunas de las principales fuentes de dolor de cuello:

  • Las personas con trabajos de escritorio se ven obligadas a sentarse en posición vertical durante largas horas sin ningún soporte cervical, lo que puede causar rigidez en el cuello.
  • La exposición prolongada al aire frío o un tirón muscular del cuello también puede hacer que su cuello esté adolorido, doloroso y difícil de mover.
  • Si el dolor de cuello es causado por la compresión de los nervios, puede estar acompañado de hormigueo, pérdida de sensibilidad o debilidad en los brazos y la mano.
  • En algunos casos, el dolor de cuello puede provenir o agravarse por el estrés psicológico continuo. De hecho, el estrés es el factor principal que conduce al resurgimiento del dolor de cuello después de que ha remitido.
  • Si no ha experimentado ningún traumatismo agudo en el cuello, la causa más común es una mala posición para dormir, generalmente debido a una posición del cuello desalineada sobre una almohada. Si se despierta con dolor de cuello, lo más probable es que haya tensado los músculos del cuello debido a una posición incómoda para dormir. Además, las actividades extenuantes, como un entrenamiento intensivo, una sesión deportiva o simplemente un horario de trabajo agitado, también pueden devolverle el dolor de cuello.

Diferentes ejercicios para aliviar el dolor de cuello

Después de la aplicación de calor a través de una compresa tibia o una ducha caliente, puede comenzar a estirar los músculos del cuello. Esto se puede hacer con cinco ejercicios, a saber, estiramiento lateral del cuello, estiramiento giratorio del cuello, rotación del cuello, estiramiento del cuello en flexión hacia adelante y extensión del cuello.

1. Estiramiento lateral del cuello

El estiramiento lateral del cuello se realiza inclinando la cabeza de lado a lado. El movimiento suave es la clave de este ejercicio, ya que no desea causar más trauma en el cuello.

Cómo hacer este ejercicio:

  1. Intente tocar su hombro con la oreja.
  2. Mantenga la posición durante unos 5 segundos.
  3. Haz lo mismo en el otro lado.

Realice este ejercicio durante unos 5 minutos en total, varias veces al día.

Nota: Si el dolor se vuelve demasiado intenso, reduzca la tensión al final del movimiento o deténgase.

2. Estiramiento de cuello giratorio

El estiramiento del cuello giratorio se puede describir como simplemente girar la cabeza hacia la derecha o hacia la izquierda.

Cómo hacer este ejercicio:

  1. Empiece por mantener su cuerpo mirando hacia adelante.
  2. Gire lentamente la cabeza hacia la derecha y mire por encima del hombro, como si intentara mirar hacia atrás.
  3. Mantenga la posición durante 5 segundos.
  4. Repite en el lado opuesto.

Nota: Detenga o limite su rango de movimiento si el dolor se vuelve demasiado severo.

3. Rotación del cuello

Cómo hacer este ejercicio:

  1. Comience mirando hacia adelante con los hombros ligeramente hacia atrás.
  2. Gire la cabeza hacia la derecha y mantenga el estiramiento durante al menos 5 segundos.
  3. Haz lo mismo con el lado izquierdo.

Realice el ejercicio durante unos 5 minutos, varias veces durante el día.

Nota: Si se produce un dolor intenso, deténgase o ponga menos tensión en el cuello al final del movimiento.

4. Estiramiento del cuello con flexión hacia adelante

El estiramiento del cuello en flexión hacia adelante se puede describir como doblar el cuello y la cabeza hacia adelante como si estuviera mirando al suelo. Tu barbilla debe tocar tu pecho.

Cómo hacer este ejercicio:

  1. Comience mirando hacia adelante y luego mire hacia abajo mientras mantiene los hombros hacia atrás.
  2. Mantenga el cuello y la cabeza en la posición flexionada o hacia abajo durante 5 segundos antes de volver a la posición inicial.

Repita este ejercicio durante unos 5 minutos varias veces al día.

Nota: si se produce un dolor intenso, deténgase o flexione menos el cuello.

5. Extensión de cuello

La extensión del cuello ocurre cuando miras hacia el techo o el cielo. La parte de atrás de tu cabeza debe estar más cerca de tu espalda. Al final de este movimiento, su barbilla debe apuntar hacia arriba.

Cómo hacer este ejercicio:

  1. Comience mirando hacia adelante con los hombros ligeramente hacia atrás.
  2. Levanta lentamente la barbilla hacia el techo.
  3. Mantenga la posición durante 5 segundos.

Haga este ejercicio durante unos 5 minutos, varias veces al día.

Nota: Si el dolor se vuelve demasiado intenso, limite su rango de movimiento o deténgase y descanse.

Palabra final

Si el dolor de cuello dura más de una semana o empeora en ese período, detenga los ejercicios y consulte a su médico. Las recomendaciones de este artículo se pueden personalizar para adaptarse a su situación. En la mayoría de los casos, el dolor mejorará en unos pocos días.

Leave a Comment

%d bloggers like this: