Cáncer de endometrio: causas, síntomas, tratamiento y prevención

El cáncer de endometrio (también conocido como cáncer de útero ) es un crecimiento anormal en las células que recubren las paredes del útero. La pared del útero está alineada por un tejido conocido como endometrio. Un crecimiento canceroso que ocurre en el revestimiento del útero se conoce como cáncer de endometrio. Crece en exceso y, en casos graves, el cáncer de endometrio se puede diseminar a los tejidos circundantes (maligno). Es el segundo cáncer más común en los países en desarrollo que afecta los órganos reproductores femeninos. La incidencia de cáncer de endometrio es mayor en mujeres mayores de 50 años.

¿Qué es el cáncer de endometrio?

El cáncer de endometrio es una división incontrolable de células que se desarrollan a partir del revestimiento del útero. El útero es un órgano pélvico en forma de pera que transporta al feto durante el embarazo. El cáncer de endometrio es común en las mujeres que se acercan a la etapa menopáusica. Si el cáncer de endometrio no se trata, se disemina lentamente a los tejidos circundantes de la vagina, la vejiga, las trompas de Falopio, los ovarios y otras partes del cuerpo.

¿Cuáles son las causas del cáncer de endometrio?

Aunque se desconoce la causa exacta del cáncer de endometrio, el desequilibrio hormonal es la causa principal del cáncer de endometrio. La mayoría de las veces, el cáncer de endometrio se asocia con hábitos de estilo de vida. Los ovarios producen dos hormonas conocidas como estrógeno y progesterona. El desequilibrio de estas dos hormonas conduce a cambios en el endometrio.

Aparte del desequilibrio hormonal, una mutación genética provoca un crecimiento anormal del endometrio. La mutación genética hace que las células del endometrio se multipliquen rápidamente y provoquen la formación de un tumor. Las células cancerosas en el endometrio pueden sufrir metástasis y pueden invadir los tejidos de los órganos circundantes.

Síntomas del cáncer de endometrio:

El sangrado vaginal anormal es uno de los principales signos del cáncer de endometrio. Sin embargo, más del 25% de las mujeres no experimentan ningún síntoma durante las etapas iniciales del cáncer de endometrio. Los síntomas más comunes del cáncer de endometrio incluyen:

  • Dolor pélvico
  • Sangrado entre períodos
  • Secreción anormal de la pelvis
  • Dolor al orinar
  • Dolor durante el coito
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Dolor en la zona abdominal inferior
  • Hinchazón en el área pélvica.

Factores de riesgo del cáncer de endometrio:

Los siguientes son los factores que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de endometrio:

Historia familiar: a veces, una cierta cantidad de cánceres de endometrio pueden ser hereditarios. Por lo tanto, las mujeres que tienen familiares tratados por cáncer de endometrio tienen un mayor riesgo de contraer la afección.

Obesidad : las mujeres con sobrepeso son más propensas a los cánceres de endometrio, un exceso de grasa corporal puede provocar un desequilibrio en las hormonas.

Desequilibrio de hormonas femeninas: cualquier fluctuación en la síntesis de estrógeno y progesterona puede desarrollar cambios en el endometrio.

Pubertad temprana: las mujeres que han comenzado a menstruar a una edad temprana tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de endometrio, ya que una mayor cantidad de períodos menstruales pueden mostrar un impacto del endometrio.

Síndrome de ovario poliquístico (SOP): las mujeres con síndrome de ovario poliquístico experimentan cambios en sus niveles hormonales, es decir, niveles altos de estrógeno y niveles bajos de progesterona. Los niveles hormonales alterados pueden aumentar el riesgo de cáncer de endometrio.

Medicamentos: ciertos medicamentos, como el tamoxifeno que se usa para tratar el cáncer de mama, pueden aumentar el crecimiento del revestimiento uterino. El medicamento actúa como estrógeno y aumenta el riesgo de cáncer de endometrio.

Embarazo: las mujeres que no han concebido en su vida tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de endometrio.

Antecedentes del síndrome de cáncer de colon: las mujeres con mutaciones genéticas del cáncer colorrectal hereditario sin poliposis (HNPCC) son más propensas al riesgo de cáncer de endometrio y otros cánceres.

Complicaciones del cáncer de endometrio:

Si el cáncer de endometrio no se diagnostica y trata en una etapa temprana, puede aumentar el riesgo de infecciones pélvicas. También puede dañar otros órganos, como los intestinos, la vejiga y los riñones. El daño causado en los tejidos de la vejiga da como resultado una obstrucción urinaria. El cáncer de endometrio también puede aumentar el riesgo de sangrado de la vejiga o el recto.

La diseminación del cáncer a otros órganos del cuerpo puede causar acumulación de líquido en el abdomen (ascitis). A veces, la metástasis del cáncer de endometrio puede afectar los pulmones, lo que resulta en una tos persistente o dificultad para respirar (disnea).

Diagnóstico de cáncer de endometrio:

Para diagnosticar el cáncer de endometrio, el médico inicialmente realizará un examen pélvico donde inspecciona la parte externa de los genitales. Luego, el médico introducirá un espéculo en la vagina para buscar anomalías en la vagina y el cuello uterino. Si el médico sospecha alguna anomalía, recomendaría las siguientes pruebas para diagnosticar el cáncer de endometrio:

Ecografía pélvica: en este procedimiento, el médico colocará una sonda en la parte inferior del abdomen para obtener imágenes de los órganos reproductores, como el útero, la vejiga, las trompas de Falopio y los ovarios.

Ultrasonido transvaginal: el médico inserta un transductor en la vagina para ver si el útero tiene algún crecimiento canceroso. El procedimiento también ayuda a determinar la textura y el grosor del endometrio.

Biopsia de endometrio: el médico aislará un trozo de tejido del revestimiento del útero para analizar la muestra con un microscopio.

Tratamiento del cáncer de endometrio:

El tratamiento se basa en la etapa del cáncer de endometrio. A veces, el médico recomendaría una combinación de tratamientos, como terapia hormonal, quimioterapia y cirugía. Las opciones de tratamiento para el cáncer de endometrio incluyen:

Cirugía: para la mayoría de las mujeres con cáncer de endometrio, el médico recomienda la extirpación del útero. Antes de la cirugía, el médico determina el estadio del cáncer y realiza una histerectomía para tratar el cáncer de endometrio.

Radioterapia: la radioterapia se usa para encoger los tumores en la etapa inicial y para destruir las células cancerosas sobrantes después de la cirugía. Durante el procedimiento, se utilizan rayos X de alta energía para destruir las células tumorales.

Quimioterapia: en este procedimiento, los medicamentos de quimioterapia se inyectan en la vena del paciente o mediante un catéter. La quimioterapia ayuda a destruir las células cancerosas que no requieren extirpación quirúrgica.

Prevención del cáncer de endometrio:

El cáncer no se puede prevenir, pero se puede reducir el riesgo de factores que contribuyen al desarrollo de tumores en el cuerpo. Las siguientes son las medidas que reducen el riesgo de desarrollar cáncer de endometrio:

  • Cuente las calorías que consume y mantenga un peso corporal saludable, ya que el cáncer de endometrio está estrechamente asociado con el sobrepeso.
  • Practique ejercicios físicos regulares en la rutina diaria para reducir el riesgo de cáncer de endometrio.
  • Tomar medicamentos anticonceptivos orales (píldoras anticonceptivas) controla el crecimiento del revestimiento uterino y reduce el riesgo de cáncer de endometrio.
  • Hable con su médico sobre los posibles riesgos de la terapia hormonal después de la menopausia, ya que puede aumentar el riesgo de cáncer de endometrio.

Add a Comment

Your email address will not be published.