Insomnio en mujeres: causas, síntomas y tratamiento - Remedios caseros
Salud

Insomnio en mujeres: causas, síntomas y tratamiento

¿Es un desafío conciliar el sueño?

¿Tiene problemas para quedarse dormido?

¿Se despierta varias veces mientras duerme?

Si está lidiando con los problemas mencionados anteriormente, entonces es hora de que reevalúe sus patrones de sueño, ya que podría estar sufriendo de insomnio.

El insomnio es un trastorno del sueño que puede afectarlo debido a su estilo de vida poco saludable. Una persona se considera insomne ​​si le resulta difícil iniciar el sueño, permanecer dormido o despertarse en medio de la noche sin completar el ciclo de sueño durante al menos 3 noches a la semana durante 3 meses. La falta de sueño puede afectar la productividad general durante el día, ya que puede resultarle difícil funcionar normalmente.

Los síntomas del insomnio

Aunque el insomnio es un síntoma de una afección médica subyacente, existen muchos signos y síntomas asociados con el insomnio. Algunos de ellos se mencionan a continuación:

  • Dificultad para conciliar el sueño y permanecer dormido
  • Despertar antes de lo deseado
  • Cansado incluso después de una noche de sueño
  • Fatiga o somnolencia diurna
  • Depresión
  • Ansiedad e irritación
  • Poca concentración y enfoque
  • Pobre recuerdo de los hechos
  • Tensión
  • Dolores de cabeza
  • Dificultad para socializar
  • Problemas gastrointestinales

Tipos de insomnio

El insomnio se puede clasificar en 5 tipos diferentes:

  • Insomnio agudo: el insomnio agudo permanece durante un corto período de tiempo debido a la falta de una cantidad adecuada de sueño debido a eventos de la vida como viajes, relaciones o trabajo. A menudo se resuelve sin tratamiento.
  • Insomnio crónico: este insomnio se debe a alteraciones del sueño a largo plazo, es decir, dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido.
  • Insomnio comórbido: también conocido como insomnio secundario, este insomnio se acompaña de otros problemas médicos o de salud mental.
  • Insomnio de inicio: en este caso, el paciente tiene dificultades para conciliar el sueño.
  • Insomnio de mantenimiento: en este caso, al paciente le resulta problemático quedarse dormido

Riesgos para la salud del insomnio en mujeres

Una mujer adulta necesita al menos de siete a ocho horas de sueño cada noche para mantenerse saludable. Mientras que un insomnio crónico o prolongado puede alterar el equilibrio natural, lo que dificulta que las mujeres completen las tareas habituales, lo que afecta su salud. Una mujer con insomnio corre el riesgo de desarrollar numerosos problemas de salud como:

¿Por qué más mujeres que hombres tienen insomnio?

Según una investigación publicada en Sleep Research Society, las mujeres tienen un mayor riesgo genético de desarrollar insomnio que los hombres. En India, las mujeres reportan más casos de insomnio con síntomas como dolor de cabeza, irritabilidad y fatiga.

Las mujeres tienen cambios hormonales únicos que pueden causar síntomas de insomnio;

  • El ciclo menstrual: especialmente en los días previos a su período, cuando muchas mujeres informan problemas para dormir y permanecer dormidas. Esto es especialmente común en mujeres que tienen un trastorno disfórico premenstrual, un tipo más grave de síndrome premenstrual (SPM).
  • Embarazo: más común durante el tercer trimestre, cuando las mujeres tienden a despertarse con más frecuencia debido a molestias, calambres en las piernas o por la necesidad de ir al baño.
  • Perimenopausia y menopausia cuando los sofocos y los sudores nocturnos pueden perturbar el sueño.

Insomnio crónico

El insomnio crónico puede causar angustia o deterioro clínicamente significativo en áreas importantes de funcionamiento. Para ser diagnosticado con insomnio crónico, debe experimentar uno o más de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Quedarse dormido
  • Episodios frecuentes de despertarse antes
  • Incapacidad para volverse a dormir
  • Sentirse cansado al despertar

¿Quiénes corren el riesgo de padecer insomnio?

Hábitos que garantizan un sueño reparador

Los buenos hábitos de sueño pueden ayudar a prevenir el insomnio y promover un sueño profundo:

Tratamiento del insomnio

Para diagnosticar el insomnio, el especialista le realizará un examen físico completo y le preguntará sobre los síntomas, hábitos y niveles de estrés diarios.

Su médico también puede:

  • Infórmese sobre sus hábitos de sueño

Anote las horas en que se va a dormir, se despierta y toma siestas, es decir, mantenga un “Diario de sueño”. Lleve un registro de cuánto duerme cada noche y cómo se siente durante el día.

  • Pruebas de laboratorio

Estos pueden incluir análisis de sangre para detectar problemas de tiroides u otras afecciones médicas.

  • Terapia de comportamiento

Cambiar sus hábitos de sueño puede ayudar a aliviar el insomnio agudo, pero los pacientes que sufren de insomnio crónico o de largo plazo necesitan medicamentos adecuados y terapia conductual como CBT (terapia cognitivo-conductual, que es un tratamiento psicoterapéutico que se enfoca en educar a los insomnes sobre los pensamientos y sentimientos que influyen en su comportamiento.

  • Historia de la Medicina

Algunos medicamentos, incluidos los que se utilizan para tratar los problemas cardíacos y la depresión, pueden causar problemas para dormir. Consulte con su médico si necesita un cambio de medicamentos.

  • Estudio del sueño, llamado polisomnograma (PSG)

Durante un estudio del sueño, pasa la noche en un centro de sueño o en un centro médico. Está conectado a monitores que registran la actividad cerebral, los movimientos oculares, la frecuencia cardíaca y la presión arterial mientras duerme. Las máquinas también registran los ronquidos, los movimientos del pecho, la cantidad de oxígeno presente en la sangre y el movimiento del aire a través de la nariz al respirar.

También puede obtener un diagnóstico de un médico que se especialice en medicamentos para dormir.

Leave a Comment

%d bloggers like this: