Remedios caseros y consejos de cuidado personal para los queloides - Remedios caseros
Bienestar

Remedios caseros y consejos de cuidado personal para los queloides

Los queloides son un tipo de cicatrices nodulares que se desarrollan debido a una cicatrización anormal en el sitio de la lesión.

Sin embargo, los tejidos queloides no se limitan al sitio del trauma y se extienden más allá. Pueden causar picazón, dolor y sensación de ardor.

Remedios caseros para mejorar las cicatrices queloides

Algunos ingredientes naturales pueden ayudar a mejorar la apariencia de las cicatrices rebeldes como los queloides, pero tenga en cuenta que estos remedios no ofrecen una cura permanente ni una eliminación completa de las cicatrices .

En el mejor de los casos, estos tratamientos caseros están destinados a aliviar el malestar sintomático asociado con los queloides, hacerlo menos evidente y evitar que siga creciendo.

1. Utilice geles de silicona de venta libre

Hay varios geles de silicona de venta libre disponibles sin receta que pueden ayudar a controlar las cicatrices queloides. Se supone que los geles de silicona funcionan reduciendo el colágeno y reparando los vasos sanguíneos rotos.

Modo de empleo: Aplicar el gel en la zona afectada y dejar actuar durante 12 horas o como se indica en la pomada. Continúe usándolo durante dos a cuatro meses hasta que la cicatriz se aclare.

2. Aplicar aspirina disuelta

La aspirina se usa popularmente para el tratamiento de cicatrices queloides . Sin embargo, se requieren más estudios para garantizar su efecto.

Modo de empleo: Haga una pasta de aspirina triturando unas pastillas en agua y aplíquela sobre la cicatriz.

3. Frote un poco de vinagre de sidra de manzana

El uso de vinagre de sidra de manzana (ACV) es un remedio casero popular y supuestamente anecdótico para las cicatrices queloides. Sin embargo, no existen estudios que reporten su efectividad.

Modo de empleo: Diluir el ACV con agua y aplicarlo sobre la piel afectada con la ayuda de un algodón. Dejar actuar unos minutos y aclarar. Siga aplicando gel de aloe vera.

Precaución: asegúrese de diluir el ACV antes de usarlo. Suspenda su uso si le causa irritación o malestar.

4. Aplicar aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té se usa generalmente para promover la curación de una herida cerrada. Sin embargo, las personas también informan su eficacia en el tratamiento de las cicatrices queloides.

Modo de empleo: Mezcle unas gotas de aceite de árbol de té en aceite de coco y aplíquelo en la zona afectada.

5. Masaje con miel

La miel es un humectante natural que puede ayudar a restaurar la humedad de la piel y reparar el daño tisular si se usa con regularidad. Además, la miel puede exhibir un efecto antiproliferativo positivo que frena el crecimiento de fibras queloides.

Modo de empleo: Puede masajear suavemente un poco de miel de tualang fresca en la cicatriz para mejorar la circulación sanguínea en el área, lo que puede ayudar a disminuir la acumulación de células muertas de la piel .

6. Aplicar pasta de ajo

La aplicación tópica de ajo puede ayudar a atenuar las cicatrices con el tiempo. Esta afirmación se basa en la capacidad del ajo para disminuir la producción de colágeno excesivo en el sitio de la lesión de la piel, lo que finalmente da como resultado la formación de queloides.

Modo de empleo: Hacer una pasta de ajo con agua o aceite de coco y aplicar sobre el tejido cicatricial.

7. Usa extracto de cebolla

La administración tópica de cremas a base de extracto de cebolla sobre los queloides puede ayudar a aplanar la cicatriz para que sea menos notoria. Este potencial de cicatrización de la cebolla se atribuye a sus flavonoides que pueden ayudar a inhibir la proliferación de fibroblastos y la síntesis excesiva de colágeno.

Modo de empleo: Moler la cebolla para formar una pasta y aplicarla sobre la cicatriz. También puede usar ungüentos que contengan extracto de cebolla.

Consejos de cuidado personal preventivo

El riesgo de un crecimiento excesivo de tejido después de una lesión en la piel se puede minimizar con la ayuda de algunas medidas preventivas o de cuidado personal:

1. Evita cualquier tipo de traumatismo en la piel.

Está estrictamente prohibido perforarse o tatuarse la piel. Si puede, evite los procedimientos quirúrgicos que pueden resultar en cicatrices tan intensas.

2. Trate la lesión de inmediato

Si sufre una lesión cutánea menor, el tratamiento inmediato ayudará a que el tejido dañado se cure rápidamente, lo que limitará la extensión de las cicatrices y la formación de queloides.

Aplique una capa delgada de un emoliente como vaselina encima y cubra el área con un vendaje antiadherente. Se recomienda cambiar el apósito de la herida a diario después de limpiarla con agua y jabón antibacteriano.

3. Prueba la terapia de presión

Esto implica usar un vendaje de gel de silicona sobre la herida para ejercer una presión uniforme sobre el área de la cicatriz. Por lo general, se requiere que mantenga el vendaje día y noche durante al menos 2 a 3 meses.

Con ese fin, si decide hacerse un piercing en la oreja, puede ser conveniente usar aretes de presión o férulas de Zimmer.

Preguntas más frecuentes sobre los queloides

¿Los queloides crecen progresivamente o vuelven a aparecer?

Los queloides son el resultado de una mayor acumulación de colágeno, que puede continuar durante varios años, haciendo que la cicatriz parezca agrandada y elevada progresivamente con el tiempo.

En algunos casos, la cicatriz puede volverse visible más de 3 meses después de la lesión real y no se puede descartar la posibilidad de que vuelva incluso después de haber sido tratada.

La probabilidad de recurrencia tiende a ser mayor después de la extirpación quirúrgica de la cicatriz.

¿Cuál es la diferencia entre queloides y cicatrices hipertróficas?

Las cicatrices hipertróficas se caracterizan por un aumento de las fibras de colágeno que se asientan en una capa paralela a la dermis.

Este tipo de cicatrización generalmente se limita al sitio de la lesión y tiende a desaparecer con el tiempo, mientras que los queloides tienden a expandirse más allá del sitio de la lesión y continúan creciendo con el tiempo. Además, las cicatrices hipertróficas son frecuentes en todos los colores de piel y son más comunes que los queloides.

¿La aplicación tópica de limón es buena para tratar los queloides?

El limón se ha utilizado de forma anecdótica para el tratamiento de cicatrices queloides. Sin embargo, no existe ningún estudio científico que respalde esta afirmación. Además, se considera que la vitamina C promueve la producción de colágeno. Por lo tanto, es mejor evitar el uso de limón para las cicatrices queloides.

Palabra final

Los queloides no son dañinos para su salud. La mayoría de las personas que reciben tratamiento para los queloides lo hacen porque no les gusta la apariencia de las cicatrices. Afortunadamente, los tratamientos disponibles pueden mejorar la apariencia de los queloides, incluso si no eliminan las cicatrices por completo.

Leave a Comment

%d bloggers like this: