Enfermedad vascular periférica (PVD) síntomas pronóstico

Definición

La enfermedad vascular periférica (PVD, por sus siglas en inglés) es un trastorno del flujo sanguíneo que hace que los capilares que se encuentran más allá de su corazón y cerebro se estrechen, bloqueen o espasmos. Esto puede suceder en sus arterias o venas. PVD normalmente causa dolor y cansancio, con frecuencia en las piernas, y especialmente durante el entrenamiento. El dolor generalmente mejora con el descanso.

También puede afectar los vasos que suministran sangre y oxígeno a sus brazos, estómago e intestinos, riñones.

En PVD, los vasos sanguíneos terminan estrechándose y el flujo sanguíneo disminuye. Esto puede deberse a la arteriosclerosis o “endurecimiento de las arterias” o puede desencadenarse por espasmos de los vasos sanguíneos. En la arteriosclerosis, las placas se desarrollan en un vaso y limitan el flujo de sangre y oxígeno a sus órganos y extremidades.

A medida que avanza el crecimiento de la placa, las embolias podrían establecer y obstruir por completo la arteria. Esto puede resultar en daño a los órganos y pérdida de dedos, dedos de los pies o extremidades, si se descuida.

La enfermedad arterial periférica (EAP) se desarrolla solo en las arterias, que transportan la sangre rica en oxígeno lejos del corazón. Según el CDC, aproximadamente del 12 al 20 por ciento de las personas mayores de 60 años establecen PAD, alrededor de 8,5 millones de personas en los Estados Unidos. PAD es el tipo más común de PVD, por lo que los términos a menudo se usan para sugerir la misma condición.

PVD también se conoce como:

  • arteriosclerosis obliterante
  • deficiencia arterial de las piernas
  • claudicación
  • claudicación periódica

Tipos

Los dos tipos principales de PVD son PVD prácticos y orgánicos.

El PVD funcional indica que no hay daño físico en la estructura de los vasos sanguíneos. Por el contrario, sus buques se amplían y se estrechan en respuesta a otros elementos como señales cerebrales y cambios de temperatura. El estrechamiento hace que el flujo sanguíneo se reduzca.

El PVD orgánico implica cambios en la estructura de los vasos sanguíneos, como inflamación, placas y daño tisular.

¿Qué causa la enfermedad vascular periférica?

1. PVD funcional

Sus recipientes se ensanchan y estrechan naturalmente en respuesta a su entorno. Pero en PVD práctico, sus vasos exageran su acción. La enfermedad de Raynaud, cuando los niveles de estrés y temperatura afectan la circulación sanguínea, es un ejemplo de PVD funcional.

Las causas más comunes de PVD funcional son:

  • estrés emocional
  • niveles de temperatura fría
  • funcionamiento de equipos vibratorios o herramientas
  • drogas

2. PVD orgánico

PVD orgánico significa que hay un cambio en la estructura de sus vasos sanguíneos. Por ejemplo, la acumulación de placa de la arteriosclerosis puede hacer que su capilar se estreche. Las principales causas de PVD orgánico son:

  • tabaquismo
  • presión arterial alta
  • diabetes
  • colesterol alto

Causas adicionales de PVD natural consisten en lesiones extremas, músculos o ligamentos con estructuras irregulares, vaso sanguíneo inflamación e infección.

Factores de riesgo

Existen numerosos factores de riesgo para PVD. Usted tiene un mayor riesgo de PVD si:

  • tiene más de 50 años
  • tiene sobrepeso
  • tiene colesterol inusual
  • tiene antecedentes de enfermedad cerebrovascular o accidente cerebrovascular
  • tiene enfermedad cardíaca
  • diabetes
  • tienen antecedentes familiares de colesterol alto, hipertensión o PVD
  • tienen hipertensión
  • tienen enfermedad renal en hemodiálisis

Las opciones de estilo de vida que pueden aumentar su riesgo de desarrollar PVD consisten en no participar en el entrenamiento, deficiente Rutinas de alimentación, tabaquismo o consumo de drogas.

Síntomas de enfermedad vascular periférica

Para muchas personas, los primeros signos de PVD comienzan lenta e irregularmente. Puede sentir dolor como fatiga y calambres en las piernas y los pies que empeora con la actividad física debido a la falta de flujo sanguíneo. Otros síntomas de PVD incluyen:

ClaudicaciónInforme a su médico si experimenta algún síntoma de PVD. Estos síntomas generalmente se descartan como el resultado del envejecimiento, pero el diagnóstico y el tratamiento pospuestos pueden causar más complicaciones. En casos extremos de pérdida de sangre, gangrena o tejido muerto, puede ocurrir. Si de repente establece una extremidad fría, dolorosa y pálida con pulsos débiles o no, esta es una emergencia médica. Necesitará tratamiento lo antes posible para evitar complicaciones graves y la amputación.

El síntoma más común de PVD y PAD es la claudicación. La claudicación es un dolor muscular en las extremidades inferiores al caminar. Es posible que descubra el dolor cuando camina más rápido o más lejos. Normalmente desaparece después de un descanso. Cuando el dolor regrese, puede tomar la misma cantidad de tiempo para desaparecer.

La claudicación ocurre cuando hay una circulación sanguínea inadecuada en los músculos que está usando. En PVD, los vasos reducidos pueden proporcionar una cantidad limitada de sangre. Esto causa más problemas durante la actividad que en reposo.

A medida que avanza su PAD, los síntomas se producirán con mayor regularidad y empeorarán. Eventualmente, incluso puede experimentar dolor y fatiga durante el descanso. Pregúntele a su médico acerca de los tratamientos para ayudar a mejorar la circulación sanguínea y reducir el dolor.

Complicaciones

Las complicaciones de un PVD no diagnosticado y sin tratamiento pueden ser importantes e incluso mortales. El flujo sanguíneo restringido de PVD puede ser una señal de advertencia de otros tipos de enfermedad vascular.

Las complicaciones de PVD pueden incluir:

  • muerte tisular, que puede causar la amputación de un miembro.
  • impotencia.
  • piel pálida.
  • dolor en reposo y con movimiento.
  • dolor severo que limita la movilidad.
  • lesiones que no se curan.
  • infecciones peligrosas de los huesos y el torrente sanguíneo.

Las complicaciones más graves involucran las arterias llevando sangre al corazón y al cerebro. Cuando terminaron bloqueados, puede provocar un ataque cardíaco, un derrame cerebral o la muerte.

Tratamiento de la enfermedad vascular periférica

Los dos objetivos principales del tratamiento con PVD es evitar que la enfermedad progrese y ayudarlo a controlar su dolor y síntomas para que pueda mantenerse activo. Los tratamientos también disminuirán su riesgo de complicaciones graves.

El tratamiento de primera línea generalmente implica modificaciones en el estilo de vida. Su médico le recomendará un programa de ejercicio regular que incluya caminar, una dieta balanceada y bajar de peso.

Si fuma, debe darse por vencido. Fumar directamente causa un flujo sanguíneo reducido en los vasos. Asimismo, hace que la PVD empeore, junto con el aumento del riesgo de enfermedad cardiovascular y accidente cerebrovascular.

Si las modificaciones del estilo de vida por sí solas no son suficientes, es posible que necesite medicamentos. Los medicamentos para la enfermedad vascular periférica consisten en:

  • cilostazol o pentoxifilina para aumentar el flujo sanguíneo y aliviar los síntomas de la claudicación.
  • clopidogrel o aspirina diaria para minimizar la coagulación sanguínea.
  • atorvastatin, simvastatin u otras estatinas para reducir el colesterol alto
  • inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) para reducir la hipertensión.
  • medicamento para la diabetes para controlar el azúcar en la sangre, si usted tiene diabetes.

Los obstrucciones arteriales sustanciales pueden requerir cirugía como angioplastia o cirugía vascular. La angioplastia es cuando su médico inserta un catéter o tubo largo en su arteria. Un globo en el puntero del catéter se infla y abre la arteria. En muchos casos, su médico colocará un pequeño tubo de alambre en la arteria, llamado stent, para mantenerlo abierto.

La cirugía vascular permite que la sangre evite el área angosta mediante el injerto de vena.

Piagnosis de la enfermedad vascular periférica Si se identifica temprano, muchos casos de enfermedad vascular periférica reaccionarán a los tratamientos de estilo de vida. Un método para determinar la mejora es determinar qué tan lejos puede caminar sin dolor. Con un tratamiento eficaz, debe ser capaz de aumentar la distancia lentamente.Comuníquese con su médico si sus síntomas empeoran o experimenta alguno de los siguientes:

  • las piernas se ven pálidas o azules.
  • las piernas se vuelven frías. el dolor en el pecho acompaña al dolor en las piernas.
  • las piernas terminan siendo rojas, hinchadas o calientes.
  • nuevas llagas o úlceras se establecen y no se recuperan.
  • fiebre, escalofríos, debilidad u otros signos de infección.

Cómo prevenir PVD

Puede reducir su riesgo de establecer enfermedad vascular periférica a través de un estilo de vida saludable. Esto incluye:

  • prevención del tabaquismo.
  • control de azúcar en la sangre, si tiene diabetes.
  • estableciendo un objetivo de ejercicio de 30 minutos al día, 5 veces por semana.
  • trabajando para reducir el colesterol y la sangre alta presión.
  • consumiendo una dieta saludable baja en grasas hidrogenadas.
  • manteniendo su peso a un nivel saludable.

Hable con su médico si tiene síntomas de PVD. El diagnóstico precoz puede ayudarlo a usted y a su médico a descubrir formas de minimizar los síntomas y aumentar la eficacia de su tratamiento.

Add a Comment

Your email address will not be published.