Esguince de tobillo: causas, síntomas, tratamientos y prevención - Remedios caseros
Salud

Esguince de tobillo: causas, síntomas, tratamientos y prevención

Un esguince de tobillo se refiere a la lesión de cualquiera de los ligamentos que mantienen unidos los huesos de los pies y el tobillo. Esto ocurre cuando accidentalmente tuerce los pies de manera incómoda. Hay hinchazón y dolor intenso en el tobillo. Un esguince puede tardar varias semanas o meses en sanar.

¿Qué es un esguince de tobillo?

Los huesos de los pies y las piernas están conectados por una banda resistente de tejidos conocida como ligamentos. Estos ligamentos ayudan a estabilizar las articulaciones y previenen el exceso de movimiento. En general, los ligamentos son los tejidos que mantienen unidos los huesos de la articulación, evitando así el estiramiento excesivo de las articulaciones.

El daño a los ligamentos ocurre cuando los ligamentos se mueven o se tuercen más allá del rango normal, causando un esguince. En la mayoría de los casos, se informa un esguince de tobillo en la parte exterior del tobillo.

¿Qué causa el esguince de tobillo?

La torsión o flexión del tobillo más allá de la posición normal hace que los ligamentos se estiren y desgarren. Este desgarro de ligamento puede ser parcial o completo.

El desgarro del ligamento puede ocurrir debido a:

  • Una caída que provoca una torcedura de tobillo.
  • Pisar los pies durante una actividad deportiva
  • Aterrizar sobre tu pie de una manera incómoda
  • Caminar sobre una superficie rugosa o irregular

Síntomas de esguince de tobillo

Los signos y síntomas del esguince de tobillo dependen de la gravedad de la afección. Algunos de los signos y síntomas comunes incluyen:

  • Moretones
  • Dolor y sensibilidad al tocar el tobillo.
  • Movimiento de tobillo reducido
  • Rigidez
  • Hinchazón

Factores de riesgo

Ciertas condiciones que aumentan el riesgo de un esguince de tobillo incluyen:

  • Deportes: la participación en ciertos deportes como baloncesto, fútbol, ​​tenis o carreras de prueba requiere correr, girar. Esto puede aumentar el riesgo de un esguince de tobillo.
  • Espacios desiguales o irregulares: hacer ejercicio o caminar sobre terrenos irregulares puede aumentar el riesgo de esguince de tobillo
  • Lesión de tobillo anterior: un esguince de tobillo o una lesión de tobillo previos pueden aumentar aún más el riesgo de esguince de tobillo.
  • Condición física: la debilidad en las extremidades debido a la falta de fuerza y ​​flexibilidad aumenta el riesgo de desarrollar un esguince.
  • Zapatos inapropiados: El uso de zapatos inapropiados de diferentes tamaños o el uso de zapatos de tacón alto hacen que la persona sea más propensa a sufrir un esguince de tobillo.

Complicaciones

No tratar adecuadamente el esguince de tobillo o realizar actividades inmediatamente después de un esguince puede provocar complicaciones como:

  • Dolor crónico de tobillo
  • Inestabilidad de la articulación del tobillo
  • Artritis en la articulación del tobillo.

Diagnóstico

El médico realiza un examen físico para evaluar qué ligamento está dañado o desgarrado. Luego, el tobillo se mueve en diferentes direcciones para localizar el posible sitio del dolor. Además, se realizan exploraciones por imágenes, como una exploración por rayos X, para descartar una fractura ósea.

Si hay una fractura, se realiza una resonancia magnética (IRM) del tobillo para obtener imágenes detalladas de la articulación del tobillo. Esto ayuda a evaluar la extensión del daño causado al tobillo y los tejidos y huesos circundantes.

Tratamientos de esguince de tobillo

Los objetivos del tratamiento para el esguince de tobillo incluyen aliviar el dolor y la incomodidad, promover la recuperación y curar y restaurar la función y el movimiento de la articulación. Si bien las lesiones leves por esguince de tobillo se tratan en el hogar, las lesiones graves requieren intervención médica y supervisión bajo un especialista en lesiones musculoesqueléticas, como un cirujano ortopédico o fisioterapeuta .

Terapia en el hogar

La terapia en el hogar para el esguince leve de tobillo incluye:

  • Uso de vendas elásticas para envolver el tobillo.
  • Uso de una banda de soporte para el tobillo
  • Uso de muletas si es necesario
  • Elevar el pie durante el sueño para aliviar el dolor y la inflamación.
  • Descansar lo suficiente y no aplicar presión sobre el tobillo.

Además, el primer día, se recomienda aplicar hielo cada 20-30 minutos sobre el tobillo para reducir la hinchazón. Luego, la aplicación de hielo cada 2-3 horas reducirá el dolor y la hinchazón sobre la lesión.

Para una lesión leve, el período de recuperación puede variar entre 7 y 10 días. Durante este período, se recomienda evitar aplicar tensión o carga sobre el tobillo. La duración recomendada del descanso puede ser más prolongada en caso de lesión y esguince de tobillo graves.

Cirugía

Aunque rara vez se realiza, la cirugía es la opción de tratamiento para un esguince de tobillo grave y una lesión de ligamentos. También se recomienda cuando los métodos no quirúrgicos no mejoran la afección. Los métodos quirúrgicos seguidos para tratar el esguince de tobillo incluyen:

  • Artroscopia: es un procedimiento mínimamente invasivo que utiliza un artroscopio para visualizar, diagnosticar y tratar el tobillo lesionado. Un artroscopio, similar a un endoscopio, se inserta haciendo una incisión en la articulación. Las imágenes de la articulación se capturan en la pantalla que ayuda a ayudar a reparar los ligamentos en las articulaciones.
  • Reconstrucción : en esta cirugía, el cirujano repara el ligamento dañado haciendo una incisión en la articulación. Los ligamentos o tendones de otras partes del cuerpo se recogen y se cosen sobre la articulación para la reconstrucción del tobillo.

El tipo de cirugía realizada depende de la gravedad de la afección y otros factores subyacentes. Los seguimientos y la rehabilitación regulares son un aspecto importante de la recuperación adecuada de la afección. Esto ayuda a recuperar la actividad normal del músculo y el tobillo.

Manejo y cuidado posquirúrgico:

El esguince de tobillo suele ser menos grave y puede tratarse eficazmente con el tratamiento adecuado. El tiempo necesario para completar el tratamiento y la curación depende de la gravedad de la afección. Si bien el esguince de tobillo leve puede tardar días o semanas en recuperarse, el esguince de tobillo grave puede demorar más y, por lo general, varía de semanas a meses.

Realizar ejercicios de tobillo con regularidad según lo recomendado por el médico, ayuda a fortalecer los músculos del tobillo y a recuperar la actividad muscular normal. Sin embargo, no se recomienda hacer ejercicio hasta que su médico se lo indique.

Leave a Comment

%d bloggers like this: