Intestino sano: el máximo secreto para una piel radiante

Una piel brillante y radiante refleja su dieta. Esto tiene mucho sentido ya que su intestino y su piel tienen un fuerte sistema interconectado. Los malos hábitos alimenticios son una de las causas de los problemas relacionados con la piel. Por lo tanto, es importante comprender que lo que come determina qué tan saludable se ve su piel. Por supuesto, hay muchas otras cosas que ayudan a nutrir tu piel, pero no hay mejor manera de conseguir una piel radiante que comiendo alimentos saludables. Al hacerlo, en realidad está nutriendo y curando su piel todos los días.

¿Cómo se interconectan la piel y el intestino?

Una de las funciones principales de su intestino es absorber los nutrientes de los alimentos. Estos nutrientes ayudan a nutrir y mantener la salud de su cuerpo. También ayudan con el crecimiento y la reparación de órganos, cuando es necesario. La piel es el órgano más grande de su cuerpo y es el más expuesto a elementos naturales como el sol, la contaminación y el clima. Por eso, es vital cuidar la salud de tu piel. Un intestino sano funciona correctamente y afecta positivamente la salud de su piel. Pero, cuando su intestino no es saludable, no puede absorber los nutrientes correctamente y su piel sufre. De hecho, cuando su cuerpo tiene una ingesta baja de nutrientes, lo primero que registra el cambio es su piel, uñas y cabello. Esta fuerte asociación entre los términos de salud intestinal y de la piel a una nueva palabra emergente eje piel-intestino que define cómo el microbioma intestinal afecta la salud de la piel.

Para mantener su piel radiante, debe cuidar la salud intestinal. La mejor manera de hacerlo es disfrutar de una dieta rica en nutrientes. Por lo tanto, la próxima vez que vaya de compras, preste atención a si su carrito está lleno de comida chatarra o saludable.

¿Cómo puede mejorar la salud de su intestino y su piel?

Para mejorar la salud de su intestino y piel, debe cuidar los siguientes puntos:

Consuma probióticos, ya que son la principal fuente de alimento para la nutrición:

Según un estudio, el intestino y la piel pueden interactuar a través de sus respectivos microbiomas y metabolitos. Es posible que no solo se causen un problema entre sí, sino que también se ayuden entre sí. Aquí es donde los probióticos pueden beneficiarlo. Con la ayuda de las bacterias de los probióticos, su cuerpo también nutre su piel. Por nombrar algunas bacterias que ayudan a su piel: Lactobacillus rhamnosus ayuda con enfermedades de la piel como el eccema, Lactobacillus rhamnosus ayuda a quienes padecen acné y Bifidobacterium longum ayuda a fortalecer la barrera cutánea y disminuye la sensibilidad de la piel.

Algunos de los mejores productos alimenticios que no solo benefician a su intestino, sino que también juegan un papel crucial en el bienestar de su piel son:

  • Yogur
  • Kéfir
  • kimchi
  • Chucrut
  • Miso

Incluya alimentos ricos en antioxidantes en su dieta:

Los alimentos ricos en antioxidantes ayudan a reducir los efectos de los radicales libres en su cuerpo. Los radicales libres son los elementos que pueden obstaculizar la producción de células y por tanto afectar el bienestar de su salud. Por eso, es importante que incluyas alimentos ricos en Vitaminas A, C y E.

La vitamina A tiene una gran influencia en el acondicionamiento de la piel y, por lo tanto, debe comer alimentos como zanahorias, calabazas, batatas, mango, espinacas, etc. Su intestino convierte la vitamina A en carotenoides y cuando su cantidad disminuye, la salud de su piel comienza a verse afectada. Los betacarotenoides y el licopeno son los principales carotenoides que previenen el envejecimiento prematuro por su actividad antioxidante. Ayudan a prevenir las arrugas, protegen su piel de los rayos UV y, por lo tanto, ayudan a prevenir el cáncer de piel. Puede aumentar los niveles de carotenoides a través de suplementos. La vitamina A también ayuda a mantener el nivel de pH de la piel. El hígado de res, los huevos, las verduras de hoja, el salmón y los albaricoques son algunas de las mejores fuentes de vitamina A.

La vitamina C estimula la producción de colágeno de la piel y la hace suave, firme y libre de líneas finas. La vitamina C posee propiedades antioxidantes que protegen la piel del daño mediado por los radicales libres. Puede aumentar su nivel de vitamina C consumiendo alimentos como brócoli, coliflor, coles de Bruselas, espinacas, limón, nabo y naranjas, etc. Con la ayuda del consejo de un médico, también puede tomar suplementos vitamínicos.

Consuma una dieta alta en fibra:

Comer una dieta alta en fibra es otra forma de asegurarse de que su intestino y su piel estén sanos. ¡Sí, has leído bien! Dado que una dieta rica en fibra se asocia principalmente con la diabetes, las personas a menudo olvidan sus otros beneficios. Las fibras ayudan a erradicar los hongos y levaduras producidos en su cuerpo, a través de la excreción. Dado que los alimentos ricos en fibra ayudan en el movimiento intestinal sistemático en su cuerpo. Si su cuerpo no puede eliminar los hongos y la levadura a través de este proceso, automáticamente los expulsa a través de su piel, ¡lo que resulta en acné! No comer alimentos ricos en fibra es una de las principales razones por las que las personas padecen acné .

Además, estas fuentes de alimentos también eliminan las toxinas, lo que ayuda a proteger la piel de la inflamación y los poros obstruidos. Un intestino naturalmente sano influirá directamente en el brillo de su piel como se mencionó anteriormente. Por lo tanto, es imperativo que incluya alimentos ricos en fibra en su dieta. Manzanas, frambuesas, trigo integral, legumbres, frijoles, pan integral y verduras de color oscuro son algunos de los principales alimentos ricos en fibra que puede comer.

Evite los alimentos procesados ​​tanto como sea posible:

Comer alimentos procesados ​​perjudica el bienestar de su cuerpo y tiene un efecto muy negativo en su piel. Por tanto, es importante evitarlo tanto como sea posible. El azúcar y los granos altamente refinados afectan el nivel de colágeno y elastina en la piel, lo que controla la firmeza y elasticidad de la piel. Esto provoca arrugas y flacidez prematura de la piel. Además, la comida procesada afecta gravemente su intestino. Mata a miles de bacterias buenas y microbios presentes en su intestino, eliminando así los beneficios que brindan las bacterias buenas. Intente al menos limitar la ingesta de alimentos procesados ​​si no evitarlos por completo.

Add a Comment

Your email address will not be published.