Difteria: causas, síntomas, tratamientos y prevención - Remedios caseros
Salud

Difteria: causas, síntomas, tratamientos y prevención

La difteria es una infección bacteriana poco común que afecta la boca, la nariz y la garganta. La formación de una masa gris gruesa que se forma sobre las áreas afectadas es un rasgo característico de la difteria. Las personas que viven en áreas tropicales y áreas con saneamiento deficiente corren el riesgo de desarrollar difteria cutánea.

La difteria es extremadamente contagiosa y resulta mortal en el 5-10% del total de casos notificados. La vacunación contra la difteria ha reducido drásticamente el riesgo de morbilidad y mortalidad entre niños y adultos.

En ciertos individuos, la difteria cutánea ocurre cuando Corynebacterium diphtheria afecta la piel. La bacteria habitualmente habita en la membrana mucosa de la piel y se disemina a través de cortes y heridas abiertas de la piel.

¿Qué causa la difteria?

La difteria es causada por la infección de Corynebacterium diphtheria . La infección se transmite de persona a persona a través de gotitas respiratorias, tosiendo o estornudando. También se transmite al compartir pañuelos de papel o taza / vaso de una persona infectada.

La difteria es una infección altamente contagiosa que se transmite por contacto directo de una persona infectada. Sin embargo, es posible que la infección no se propague de la persona infectada en los primeros días de contraer la infección.

La infección se puede transmitir por los siguientes medios:

  • Inhalar las gotitas de tos que una persona infectada ha liberado en el aire.
  • También puede ser causada por tocar los objetos de la persona infectada, como juguetes, pañuelos de papel, vasos, etc.
  • Rara vez ocurre al tocar las llagas o heridas (lesiones cutáneas) de la persona infectada con difteria cutánea.

¿Cuáles son los síntomas de la difteria?

La infección por difteria produce síntomas después de 2-5 días de contraer la infección. Aunque la mayoría de las personas son asintomáticas al adquirir la infección, otras presentan síntomas de resfriado común. La formación de una capa gris gruesa en la garganta es un signo común que diferencia la difteria de otras afecciones.

Los signos y síntomas comunes de la difteria incluyen:

  • Glándulas inflamadas alrededor de la cara y el cuello.
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de garganta
  • Tos intensa
  • Piel azulada
  • Debilidad generalizada
  • Malestar y malestar

Los signos y síntomas de las etapas avanzadas de la infección por difteria incluyen:

  • Alteraciones visuales
  • Dificultad para hablar
  • Dificultad para respirar
  • Dificultad para tragar
  • Aumento de los latidos del corazón
  • Decoloración pálida o de la piel
  • Los signos de la difteria cutánea incluyen:
  • Dolor, enrojecimiento e hinchazón de la piel.
  • Úlceras cutáneas

¿Cuáles son los factores de riesgo de la difteria?

La falta de una nutrición y un saneamiento adecuados en los países subdesarrollados y en desarrollo es el factor de riesgo más común que aumenta la susceptibilidad a la infección por difteria. Sin embargo, esta es una tendencia opuesta en los países desarrollados debido a la adherencia a una nutrición adecuada y la disponibilidad generalizada de la vacunación contra la difteria.

El mayor riesgo de contraer una infección por difteria se observa en personas con:

  • Vacunación previa incompleta o inexistente
  • Sistema inmunológico débil
  • Trastornos del sistema inmunológico como el VIH / SIDA
  • Vivir en áreas superpobladas o en áreas que carecen de un saneamiento adecuado.
  • Visitar un país que carece de inmunización deficiente

¿Cuáles son las complicaciones de la infección por difteria?

La infección por difteria no tratada puede aumentar el riesgo de complicaciones, como:

  • Problemas respiratorios: la infección por difteria produce toxinas dañinas que afectan los otros tejidos que rodean la nariz y la garganta. La formación de masa gris gruesa obstruye las vías respiratorias, lo que dificulta la respiración.
  • Daño cardíaco: la toxina diftérica pasa a través del torrente sanguíneo y causa inflamación de los tejidos y órganos del cuerpo. Cuando la toxina afecta el corazón, causa miocarditis (inflamación del músculo cardíaco).
  • Daño a los nervios: los nervios que irrigan la garganta, el brazo, los pies y el tracto respiratorio pueden verse afectados produciendo las siguientes complicaciones:
Complicaciones asociadas
Garganta Dificultad para tragar alimentos.
Brazos y pies Debilidad muscular que dificulta caminar.
Tracto respiratorio Dificultad para respirar y parálisis respiratoria.

¿Cómo se diagnostica la infección por difteria?

Las pruebas de laboratorio, como análisis de sangre, pruebas de cultivo y otras exploraciones por imágenes, confirman la infección por difteria

  • Cultivo de esputo: se recolectan muestras de esputo y se hace que la bacteria que causa la infección crezca en condiciones especializadas. La presencia de bacterias en el esputo confirma la infección por difteria.
  • Exploración por imágenes: las exploraciones por imágenes como la exploración por rayos X, la exploración por imágenes por resonancia magnética (MRI) y la exploración por tomografía computarizada (TC) se realizan en etapas avanzadas de la infección por difteria para verificar la propagación de la infección a los tejidos y órganos circundantes.
  • Prueba de difteria cutánea: se recolectan y cultivan muestras de tejido de la piel infectada (erupción cutánea) para detectar la presencia de bacterias .

¿Cómo se trata la infección por difteria?

La difteria debe tratarse como una afección de emergencia para prevenir la propagación de la infección. Se recomienda la terapia con antitoxinas y antibióticos para un mejor tratamiento y cura de la infección por difteria.

Terapia con antitoxinas:

Ante la sospecha de infección por difteria, la inyección de antitoxina se inyecta en la vena o en el músculo. La antitoxina ayuda a neutralizar el efecto de la toxina en el torrente sanguíneo. Antes de la administración de antitoxina diftérica, se realiza una prueba de alergia cutánea para detectar reacciones alérgicas.

En individuos que tienen reacciones alérgicas en la piel a la antitoxina de prueba, se debe tener cuidado inicial para desensibilizar la antitoxina administrada antes de probar otra antitoxina.

Terapia con antibióticos:

Los antibióticos como la penicilina y la eritromicina se utilizan para destruir el crecimiento bacteriano y prevenir una mayor infección bacteriana. También se recomienda la terapia con antibióticos a los cuidadores del paciente para prevenir la propagación de la infección.

(En algunos casos, el médico puede quitar una parte de la capa gris y gruesa que cubre la garganta para facilitar la respiración).

Leave a Comment

%d bloggers like this: