Enfermedad de Kawasaki: síntomas, causas y tratamiento

¿Qué es la enfermedad de Kawasaki?

La enfermedad de Kawasaki también se conoce como síndrome de los ganglios linfáticos mucocutáneos . La enfermedad de Kawasaki es una condición caracterizada por la inflamación de las arterias, venas y capilares. También puede afectar la piel y los ganglios linfáticos causando problemas en la boca, garganta y nariz. Por lo tanto, a veces también se lo conoce como síndrome de los ganglios linfáticos mucocutáneos.

La enfermedad de Kawasaki es una afección poco común que padecen los niños menores de 5 años. En la India, cada año se notifican menos de 100 casos de enfermedades de Kawasaki. Si los síntomas de la enfermedad de Kawasaki se identifican en una etapa temprana, el niño puede recuperarse rápidamente. Si la enfermedad de Kawasaki no se trata, puede causar complicaciones graves.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Kawasaki?

Los síntomas de la enfermedad de Kawasaki aparecen en tres fases durante seis semanas. Los diversos síntomas de cada fase se describen a continuación:

· Fase 1 (fase aguda, semanas 1-2):

  • ojos rojos
  • Hinchazón de manos o pies
  • Fiebre superior a 102,2 F
  • Inflamación de los ganglios linfáticos.
  • Inflamación de labios, boca y garganta.
  • La piel de las manos o los pies se endurece o se enrojece
  • Erupciones en el tronco y las áreas genitales.

· Fase 2 (fase subaguda, semanas 2-4):

  • Ictericia
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Un dolor de cabeza
  • Somnolencia
  • Dolor abdominal
  • Descamación de la piel de manos y pies

· Fase 3 (fase de convalecencia, semanas 4-6):

En la tercera fase, el niño comienza a mejorar y gradualmente todos los síntomas desaparecen. Es posible que el niño todavía se sienta letárgico. Los niveles de energía se restauran lentamente, a veces puede llevar hasta ocho semanas recuperarse. En pocos casos, las complicaciones se desarrollan en la tercera fase. Por lo general, las complicaciones ocurren antes de la tercera fase.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad de Kawasaki?

Se desconoce la causa de la enfermedad de Kawasaki, pero está claro que no es una enfermedad contagiosa. Las posibles causas de la enfermedad de Kawasaki se analizan a continuación:

  • Infecciones: los signos y síntomas de la enfermedad de Kawasaki son similares a una infección. Entonces, los científicos creen que podría deberse a bacterias o virus, pero hasta ahora no se han identificado bacterias o virus.
  • Genética: según algunos científicos, la enfermedad de Kawasaki es un trastorno hereditario, un trastorno que se transmite de padres a hijos. Según algunos científicos, la enfermedad de Kawasaki es causada por la presencia de muchos genes, cada uno de los cuales aumenta ligeramente la probabilidad de contraer la enfermedad de Kawasaki.
  • Trastorno autoinmune : algunas teorías sugieren que la enfermedad de Kawasaki es un trastorno autoinmune, una condición en la que el sistema inmunológico del individuo daña los tejidos sanos.
  • Factores ambientales: algunos científicos piensan que la enfermedad de Kawasaki podría deberse a la exposición a ciertas sustancias químicas o toxinas.

Sin embargo, todos los factores mencionados necesitan más investigación para llegar a una conclusión.

¿Cuáles son los factores de riesgo asociados con la enfermedad de Kawasaki?

Los factores que aumentan el riesgo de enfermedad de Kawasaki son la edad, el sexo y la etnia. Estos factores se analizan brevemente a continuación:

·          Edad: Los  niños menores de 5 años tienen un alto riesgo de desarrollar la enfermedad de Kawasaki.

·         Género: los niños tienen un riesgo ligeramente mayor de desarrollar la enfermedad de Kawasaki en comparación con las niñas.

·         Grupo étnico: es más común en niños que pertenecen a la ascendencia asiática o del Pacífico asiático.

¿Cuáles son las complicaciones de la enfermedad de Kawasaki?

La mayoría de las complicaciones asociadas con la enfermedad de Kawasaki están relacionadas con el corazón, ya que esta afección se caracteriza por la inflamación de los vasos sanguíneos. Las diversas complicaciones de la enfermedad de Kawasaki son:

  • Arritmia o latidos cardíacos irregulares
  • Vasculitis, inflamación de los vasos sanguíneos.
  • Aneurisma, una afección médica en la que las paredes de la arteria se debilitan y abultan
  • Miocarditis, una afección caracterizada por la inflamación del miocardio (músculo cardíaco).

¿Cuáles son las pruebas de diagnóstico disponibles para la enfermedad de Kawasaki?

No existe una prueba específica disponible para el diagnóstico de la enfermedad de Kawasaki. El médico diagnosticará la enfermedad de Kawasaki basándose en el examen físico y los resultados de las diversas pruebas realizadas para descartar otras afecciones. Las distintas pruebas diagnósticas que se realizan son:

  • Prueba de orina : se realiza un análisis de orina para descartar la posibilidad de otra afección médica.
  • Análisis de sangre: el análisis de sangre descarta otras afecciones y también ayuda a diagnosticar la enfermedad de Kawasaki. El recuento alto de glóbulos blancos, la anemia y la inflamación son los indicios de la enfermedad de Kawasaki que se pueden determinar mediante un análisis de sangre.

Investigaciones recientes han descubierto que la determinación del péptido natriurético de tipo B (BNP), una sustancia química liberada cuando el corazón está bajo estrés, también es útil para diagnosticar la enfermedad de Kawasaki.

  • Electrocardiograma (ECG): el electrocardiograma es una técnica de diagnóstico que mide la actividad eléctrica y la actividad muscular del corazón colocando electrodos en la piel. El ECG se realiza ya que Kawasaki causa disritmia.
  •  Ecocardiograma:   un ecocardiograma es un procedimiento de diagnóstico que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia para crear las imágenes del corazón. Nos ayuda a determinar anomalías relacionadas con la arteria coronaria.

¿Cómo se trata la enfermedad de Kawasaki?

Para prevenir las complicaciones de la enfermedad de Kawasaki, el tratamiento debe iniciarse lo antes posible. El tratamiento de la enfermedad de Kawasaki se realiza con el objetivo de reducir la fiebre y la inflamación. Este objetivo se consigue con los siguientes medicamentos:

  • Aspirina: se administran altas dosis de aspirina para tratar la inflamación, el dolor y la fiebre asociados con la enfermedad de Kawasaki. El tratamiento Kawasaki es una excepción en la que se puede usar aspirina en niños, siempre que se administre bajo supervisión médica. De lo contrario, la aspirina no se usa en niños.
  • Gammaglobulina : La gammaglobulina es una inmunoglobulina, un anticuerpo que se administra por vía intravenosa para tratar la enfermedad de Kawasaki. Se usa en el tratamiento ya que reduce la fiebre y disminuye el riesgo de enfermedades cardíacas.

Una vez que baja la fiebre, el niño debe continuar con la aspirina en dosis bajas durante un mínimo de 6 semanas. En caso de aneurisma, debe continuarse durante más tiempo. Si el niño desarrolla varicela o gripe, la aspirina debe suspenderse inmediatamente ya que está relacionada con el síndrome de Rey.

Si el niño tiene problemas cardíacos, el médico controla la actividad cardíaca de 6 a 8 semanas después del desarrollo de la enfermedad de Kawasaki y nuevamente después de seis meses.

Add a Comment

Your email address will not be published.