Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE): causas y síntomas, - Remedios caseros
Salud

Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE): causas y síntomas,

El esófago es un órgano muscular que transporta los alimentos desde la garganta hasta el estómago. La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) se refiere a una afección en la que el ácido del estómago regresa al esófago (esófago). Esto ocurre cuando los músculos al final del esófago se debilitan o no funcionan correctamente.

La ERGE causa acidez estomacal severa e irrita el revestimiento del esófago. El reflujo esofágico provoca una sensación de ardor en el pecho, que incluso puede irradiarse hasta la garganta. Los reflujos crónicos pueden causar un sabor amargo en la boca, que incluso puede provocar dificultad para tragar.

¿Cuáles son las causas de la ERGE?

La enfermedad por reflujo gastroesofágico es causada por el funcionamiento inadecuado de los músculos que controlan el esfínter esofágico inferior (EEI). Una de las causas comunes de la enfermedad por reflujo esofágico es una hernia hiatal, que ocurre cuando el LES y la parte superior del estómago se mueven por encima del diafragma.

Comer en exceso y acostarse inmediatamente después de una comida copiosa son las causas más comunes que pueden provocar reflujo ácido.

La ERGE se debe al debilitamiento del esfínter esofágico inferior que permite que el contenido del estómago y los jugos digestivos asciendan hacia el esófago. Un aumento constante de estas sustancias hacia el esófago puede irritar el revestimiento del esófago, lo que a menudo conduce a la inflamación.

Síntomas de ERGE:

Los síntomas de la ERGE varían desde un reflujo ácido leve que rara vez ocurre hasta un reflujo ácido severo que puede ocurrir al menos una vez a la semana. Los signos y síntomas más comunes de la enfermedad por reflujo gastroesofágico incluyen:

  • Acidez
  • Dificultad para tragar
  • Náusea
  • Dolor de pecho
  • Sabor agrio o amargo en la boca
  • Ronquera
  • Mal aliento
  • Regurgitación (vómitos de la comida o del líquido agrio)
  • Exceso de producción de saliva.
  • Dolor de garganta crónico
  • Inflamación de las encías
  • Tos persistente, especialmente durante la noche.

Factores de riesgo de ERGE:

Los factores comunes que aumentan el riesgo de enfermedad por reflujo gastroesofágico incluyen:

Obesidad : el sobrepeso impone presión sobre el estómago, lo que puede provocar reflujo ácido y acidez estomacal.

Fumar: fumar puede debilitar los músculos que controlan el esfínter esofágico inferior y aumentar la probabilidad de desarrollar ERGE.

Hernia de hiato: la hernia de hiato es una afección que causa un abultamiento del estómago hacia el diafragma. Puede debilitar el esfínter esofágico inferior y aumentar el riesgo de ERGE.

Embarazo: las mujeres embarazadas experimentan ERGE debido a un aumento en los niveles de progesterona y la presión impuesta sobre el estómago debido al crecimiento del bebé. Los síntomas de la ERGE pueden empeorar durante el tercer trimestre del embarazo.

Trastornos del tejido conectivo: la esclerodermia es un trastorno del tejido conectivo que puede afectar la fuerza de los músculos del esófago, lo que a su vez produce ERGE.

Asma : el asma puede aumentar el riesgo de reflujo debido al aumento de la presión en los pulmones y la tos continua. Además, ciertos medicamentos que se usan en el tratamiento del asma pueden aflojar los músculos del esfínter esofágico inferior.

Diabetes : los pacientes diabéticos que padecen una afección conocida como gastroparesia (retraso en el vaciado del estómago) tienen un mayor riesgo de contraer reflujo gastroesofágico.

Medicamentos: los medicamentos que se utilizan en el tratamiento de la presión arterial alta, el asma y la depresión pueden contribuir al riesgo de enfermedad por reflujo ácido. Además, ciertos medicamentos, como el ibuprofeno, la aspirina y los relajantes musculares pueden aumentar los síntomas de la ERGE.

Desencadenantes dietéticos: ciertos alimentos, como los productos con cafeína, los alimentos picantes o fritos, las frutas cítricas y los jugos pueden desencadenar los síntomas de la enfermedad por reflujo ácido.

Complicaciones de la ERGE:

Si la ERGE no se trata, puede provocar complicaciones, como:

Problemas respiratorios: el reflujo ácido del estómago puede empeorar los síntomas del asma al irritar las vías respiratorias y los pulmones.

Esofagitis: el reflujo repetido de los ácidos del estómago puede irritar el revestimiento del esófago, lo que puede aumentar el riesgo de erosión y úlceras.

Estenosis esofágicas: el reflujo ácido puede provocar cicatrices en el tejido que recubre el esófago. Esto da como resultado el estrechamiento del esófago y evita que los alimentos lleguen al estómago.

Úlceras esofágicas: la producción excesiva de ácido del estómago puede desgastar el tejido que recubre el esófago, formando llagas abiertas (úlceras esofágicas). Las úlceras esofágicas pueden sangrar, lo que también puede causar dolor y dificultad para tragar.

Cáncer de esófago o esófago de Barrett: el daño (cicatrización) causado en el tejido que recubre la parte inferior del esófago puede aumentar el riesgo de cáncer de esófago.

Diagnóstico de ERGE:

Para diagnosticar la enfermedad por reflujo gastroesofágico, el médico revisará los síntomas y el historial médico del paciente. Además, el médico conocerá los alimentos consumidos para identificar la razón principal detrás de los síntomas, como la acidez de estómago. Para confirmar el diagnóstico de ERGE, el médico recomendaría las siguientes pruebas:

Prueba de sonda ácida ambulatoria: durante este procedimiento, el médico insertará un tubo delgado y flexible (catéter) a través de la nariz hasta el esófago. Un pequeño dispositivo se sujeta al esófago durante una endoscopia, que se elimina a través de las heces dos días después. Se lleva una correa alrededor de la cintura y se conecta al monitor. El procedimiento ayuda a medir la cantidad de ácido del estómago que se produce en 24 horas.

Rayos X: antes de realizar el examen de rayos X, el médico le pedirá al paciente que trague un líquido calcáreo llamado bario. El líquido cubrirá el revestimiento de la garganta, el estómago y el tracto digestivo superior. Esto facilita la búsqueda de anomalías en los órganos internos.

Endoscopia: en este procedimiento, el médico insertará un tubo delgado y flexible conectado con una cámara (endoscopio) a través de la garganta. Esto ayuda a examinar el revestimiento del esófago y el estómago.

Manometría esofágica: también se conoce como prueba de movilidad esofágica, que permite medir las contracciones musculares rítmicas mediante la fuerza ejercida sobre las paredes del esófago.

Tratamiento de la ERGE:

Dependiendo de la causa subyacente y la gravedad de los síntomas, el médico le recetará los siguientes medicamentos, que incluyen:

  • El médico prescribe bloqueadores de los receptores H-2, como famotidina, cimetidina y nizatidina para reducir la producción de ácido del estómago.
  • Además, el médico puede recetar inhibidores de la bomba de protones, como lansoprazol y omeprazol, para bloquear la producción de ácido.

Prevención de ERGE:

Los síntomas de la enfermedad por reflujo gastroesofágico se pueden prevenir siguiendo ciertas medidas, como:

  • Evite comer alimentos picantes, ácidos o grasos que pueden desencadenar el reflujo ácido.
  • Evite comer comidas más abundantes, especialmente cerca de la hora de acostarse.
  • Limite el consumo de alcohol, ya que puede provocar acidez estomacal.
  • Comer comidas más pequeñas ya que una comida abundante puede ejercer presión sobre los músculos del esfínter esofágico inferior
  • Evite usar ropa ajustada que apriete el estómago.

Leave a Comment

%d bloggers like this: