Linfoma de Hodgkin: causas, síntomas, tratamiento y prevención - Remedios caseros
Salud

Linfoma de Hodgkin: causas, síntomas, tratamiento y prevención

El linfoma de Hodgkin es un tipo de cáncer de la sangre que se inicia en el sistema linfático. Se caracteriza por el agrandamiento de los ganglios linfáticos. El linfoma generalmente se origina en el ganglio linfático y, a su debido tiempo, se disemina a los ganglios linfáticos adyacentes y órganos como el hígado, el bazo, los pulmones, etc. La causa exacta se desconoce. El tratamiento depende del estadio y la extensión de la enfermedad que incluye radioterapia y quimioterapia. El diagnóstico y el tratamiento tempranos pueden curar la EH.

Puede afectar a personas de cualquier edad, pero se observa con mayor frecuencia en personas de entre 15 y 40 años y mayores de 55 años. Se estima que los nuevos casos de EH en la India en 2018 son 8.500 y entre ellos 1.050 habían muerto.

¿Qué es el linfoma de Hodgkin?

El linfoma de Hodgkin (también conocido como enfermedad de Hodgkin ) es un tipo de cáncer que se origina en la parte del sistema inmunológico llamada sistema linfático. El sistema linfático es una extensa red de drenaje de glándulas y vasos que se extienden por todo el cuerpo. Mantiene los niveles de fluidos corporales en equilibrio y defiende al organismo contra las infecciones. En este cáncer, hay un aumento anormal en el número de linfocitos. Primero afecta los ganglios linfáticos y luego se disemina a otros órganos. Como resultado, el cuerpo carece de la capacidad de luchar contra las infecciones y los gérmenes.

¿Cuáles son las causas del linfoma de Hodgkin?

Se desconoce la causa exacta de la EH. Esta enfermedad ocurre cuando los linfocitos desarrollan una mutación genética. Las mutaciones en los linfocitos pueden provocar un crecimiento y una multiplicación anormales de las células. Estas células anormales y de gran tamaño se acumulan en el sistema linfático y poco a poco comienzan a extenderse a otras partes del cuerpo.

¿Cuáles son los tipos de linfoma de Hodgkin?

Entre varios tipos de EH, el diagnóstico de esta enfermedad se basa en los tipos de células implicadas en la enfermedad y su comportamiento. Los dos tipos de linfoma que intervienen en el diagnóstico son:

  • Linfoma de Hodgkin clásico: es un tipo más común de EH. Se caracteriza por células anormalmente grandes en los ganglios linfáticos, conocidas como células de Reed Sternberg.
  • Linfoma de Hodgkin con predominio de linfocitos nodulares: es un tipo poco común de EH que se caracteriza por células grandes y anormales que tienen una apariencia similar a las palomitas de maíz.

¿Cuáles son los síntomas del linfoma de Hodgkin?

Los signos y síntomas del linfoma de Hodgkin (HD) incluyen:

  • Inflamación indolora de los ganglios linfáticos en la axila, el cuello y alrededor de la ingle
  • Sudores nocturnos
  • Fiebre
  • Picazón severa
  • Fatiga persistente
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Bazo agrandado
  • Dolor en los ganglios linfáticos después de la ingesta de alcohol.

¿Cuáles son los factores de riesgo del linfoma de Hodgkin?

Los factores que aumentan el riesgo de EH incluyen:

  • Edad: la EH se observa a menudo en personas de entre 15 y 40 años y mayores de 55 años.
  • Antecedentes familiares de linfoma: si hay HD en algún pariente consanguíneo; puede aumentar el riesgo de desarrollar esta enfermedad.
  • Sexo masculino: los hombres son más propensos a la EH que las mujeres.
  • Infección de Epstein-Barr: las personas que han padecido mononucleosis infecciosa tienen más posibilidades de desarrollar EH.
  • VIH / SIDA : las personas con VIH / SIDA tienen más probabilidades de contraer esta enfermedad.

¿Cómo diagnosticar el linfoma de Hodgkin?

El diagnóstico de linfoma incluirá un examen físico completo, diferentes pruebas y un historial médico detallado.

  • Examen físico: un médico verificará si hay ganglios linfáticos inflamados o hinchados en el cuello, la axila y la ingle, y agrandamiento del bazo o del hígado.
  • Análisis de sangre: la muestra de sangre se recolecta y examina en el laboratorio para analizar cualquier posibilidad que pueda contribuir al cáncer.
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes: se realiza para localizar los tumores y buscar signos de diseminación del cáncer a otras partes del cuerpo. Incluye tomografía computarizada (TC), resonancia magnética (RM) y tomografía por emisión de positrones.
  • Biopsia de ganglio linfático: se extrae una sección de ganglio linfático para realizar una biopsia. Se realiza para buscar células anormales en el ganglio linfático.
  • Biopsia de médula ósea: las células de la médula ósea se extraen insertando una aguja en el hueso de la cadera y se analizan en busca de células de linfoma de Hodgkin.

Etapas del linfoma de Hodgkin:

La estadificación del cáncer es importante para decidir el tratamiento más favorable para el paciente.

Etapa 1 (etapa temprana):   el cáncer se limita a un ganglio linfático o un solo órgano.

Etapa 2 (enfermedad localmente avanzada): el cáncer se limita a uno o dos ganglios linfáticos y el cáncer se ha diseminado a otros órganos.

Etapa 3 (enfermedad avanzada): el cáncer se ha trasladado al ganglio linfático, por encima o por debajo del diafragma.

Etapa 4 (enfermedad generalizada): es la etapa avanzada de la EH. En esta etapa, el cáncer se disemina a otros ganglios linfáticos y a múltiples órganos como el bazo, el hígado, los pulmones, etc.

¿Cuál es el tratamiento para el linfoma de Hodgkin?

El tratamiento para la EH depende típicamente del tipo y estadio de la enfermedad. Incluye:

  • Quimioterapia: utiliza medicamentos o productos químicos que se administran por vía oral o por vía intravenosa. La quimioterapia mata las células cancerosas. En la EH avanzada, la quimioterapia se puede realizar sola o junto con radioterapia.
  • Radioterapia: utiliza haces de radiación de alta energía, como rayos X y protones, para matar las células cancerosas. La radioterapia es mejor para tratar las primeras etapas del linfoma de Hodgkin con predominio de linfocitos nodulares.
  • Trasplante de médula ósea: también se conoce como trasplante de células madre. Aquí, la médula ósea enferma se reemplaza con células madre sanas que ayudan a desarrollar nueva médula ósea. Es una opción cuando la EH se repite después del tratamiento.
  • Terapia con medicamentos dirigidos: es una técnica avanzada en la que se activa un sistema inmunológico para luchar contra las células cancerosas.

¿Cuáles son las complicaciones del linfoma de Hodgkin?

Algunas de las complicaciones de la EH después del tratamiento son:

  • Esterilidad
  • Infecciones
  • Problemas tiroideos
  • Daño pulmonar

¿Cuáles son las medidas para hacer frente al linfoma de Hodgkin?

Hacer frente al linfoma de Hodgkin es un gran desafío. Sin embargo, algunas estrategias y métodos pueden ayudar a combatir el cáncer. Incluye:

  1. Tener un sistema de apoyo sólido y una actitud positiva puede ayudar a una persona a sobrellevar la situación.
  2. Comer bien, relajarse y descansar lo suficiente ayuda a combatir el estrés del cáncer.
  3. Mantenerse activo haciendo ejercicio y actividades físicas con regularidad puede ayudar a sobrellevar la afección.
  4. Aprender sobre la EH para tomar decisiones adecuadas sobre el tratamiento y la atención.

Leave a Comment

%d bloggers like this: