Remedios caseros y consejos de cuidado personal para la gota - Remedios caseros
Salud general

Remedios caseros y consejos de cuidado personal para la gota

El ácido úrico es un producto de desecho metabólico común que se forma durante la descomposición de ciertos compuestos químicos llamados purinas, que generalmente se encuentran en los alimentos.

En un cuerpo sano, los riñones filtran el ácido úrico de la sangre y lo eliminan a través de la orina. Sin embargo, si hay un exceso de esta sustancia en la sangre debido a una dieta rica en purinas o una disfunción renal, el ácido se solidifica para formar cristales de urato, que se depositan en las articulaciones.

Este es el comienzo de la gota, una forma debilitante de artritis que puede desencadenar un dolor insoportable e hinchazón en las articulaciones afectadas. Esta condición empeora progresivamente si no se trata adecuadamente y puede hacer que incluso el más mínimo movimiento sea extremadamente difícil.

Remedios caseros para la gota

Aquí hay algunos remedios caseros que pueden ayudar a reducir la gravedad y la frecuencia de los síntomas de la gota .

1. Consumir cerezas

Incluya cerezas ricas en antioxidantes en una dieta general sana y bien equilibrada para mantener la gota bajo control.

El consumo de cereza, como fruta entera, jugo o extracto, se asocia con un menor riesgo de brotes de gota. Sin embargo, aún se necesitan más estudios a gran escala para establecer de manera concluyente estas afirmaciones.

Nota: hable con su médico sobre la dosis correcta para evitar efectos secundarios indebidos.

Resumen:Las cerezas están cargadas de antioxidantes que pueden ayudar a limpiar su cuerpo del exceso de ácido úrico para prevenir o mitigar los ataques de gota.

2. Bebe café

La cafeína es el alcaloide predominante que se encuentra en el café y puede ayudar a reducir el riesgo de gota al inhibir la liberación de xantina oxidasa, una enzima que ayuda en la formación de ácido úrico.

Una revisión encontró que el café es un diurético más útil que el té verde para mejorar la producción de orina y así facilitar la excreción de mayores cantidades de ácido úrico. Sin embargo, este efecto favorable no se puede atribuir a la cafeína, ya que también se observó una correlación negativa moderada entre una mayor ingesta de café descafeinado y niveles más bajos de ácido úrico.

Por tanto, la bebida no necesita contener grandes cantidades de cafeína para generar el resultado diurético deseado.

Instrucciones: Es mejor consultar con su médico antes de aumentar su consumo de café. Generalmente, se aconseja a las personas que mantengan su ingesta de café en 2 tazas al día.

Resumen:El café puede ayudar a controlar los niveles saludables de ácido úrico de dos maneras: inhibiendo su formación y facilitando su excreción.

3. Aplicar una bolsa de hielo

Puede tratar la articulación afectada con un poco de terapia de frío para aliviar temporalmente los síntomas de un ataque de gota. Puede ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor.

Instrucciones: Simplemente envuelva unos cubitos de hielo en una toalla de cocina y aplíquelo en el sitio doloroso durante 10 minutos a la vez.

Nota: No aplique el hielo directamente sobre la piel, ya que puede provocar quemaduras por congelación. Colocar la bolsa de hielo sobre la piel durante demasiado tiempo también es una mala idea.

4. Bebe jugo de limón

Un estudio mostró que el jugo o los extractos solubles en agua derivados de la fruta del limón podrían ayudar a reducir los niveles de ácido úrico en suero tanto en sujetos humanos como en roedores.

Instrucciones: Beba agua con limón todas las mañanas, pero es mejor contar con la aprobación de su médico antes de agregarla a su rutina diaria.

5. Toma té de jengibre

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón de las articulaciones en personas con gota.

Direcciones:

  • Uso oral: Hierva 2 cucharaditas de raíz de jengibre en un vaso de agua y luego filtre el té. Beba 3 tazas de esta bebida terapéutica al día, especialmente durante un ataque de gota en curso.
  • Uso tópico: agregue 1 cucharada de raíz de jengibre fresca rallada a un recipiente con agua y déjela hervir. Sumerja un paño limpio en la mezcla hasta que se enfríe. Exprima el exceso de agua y aplique el paño húmedo en el área afectada durante 15 a 30 minutos.

Nota: La irritación de la piel es posible, por lo que es mejor hacer primero una prueba en un pequeño parche de piel. Consulte a su médico antes de usar

6. vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana tiene un pH relativamente alto, lo que significa que puede hacer que su cuerpo sea más alcalino si se toma en cantidades adecuadas y, por lo tanto, frenar la formación de ácido úrico o cristales.

Además, se le atribuyen propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a aliviar el dolor de la gota y otras molestias relacionadas.

Instrucciones: Mezcle 2 cucharadas de ACV en un vaso de agua y beba este tónico dos veces al día para aliviar los síntomas de la gota.

Nota: el ACV puede ser un ácido suave, pero aún puede ser bastante corrosivo para el esmalte de los dientes y el tracto gastrointestinal si se consume sin diluirlo primero.

7. Usa bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio (bicarbonato de sodio) puede neutralizar el ácido del estómago, por lo que su consumo aumentará la alcalinidad de la sangre y disminuirá la cantidad de ácido úrico.

Instrucciones: Mezcle ½ cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua hasta que se disuelva por completo y beba esta solución dos o tres veces al día para aliviar la gota.

8. Tome un baño de sal de Epsom.

Las personas que sufren de artritis y gota utilizan regularmente la sal de Epsom. La sal de Epsom se descompone en magnesio y sulfato cuando se mezcla con agua, los cuales pueden ayudar a relajar los músculos y reducir la inflamación de las articulaciones.

Instrucciones: Disuelva 1 a 2 cucharadas de sal de Epsom en el agua de su baño y sumérjase en ella durante 15 a 30 minutos para aliviar los dolores y molestias asociados con la gota y otras formas de artritis.

9. Come plátanos

Los plátanos son una de las mejores fuentes dietéticas de potasio, un mineral electrolítico que juega un papel crucial en varias funciones corporales.

El potasio no solo inhibe la producción de exceso de ácido úrico en la sangre, sino que también ayuda a disolver los cristales de úrico existentes para que puedan ser fácilmente filtrados por los riñones y posteriormente eliminados en la orina.

Instrucciones: Consuma uno o dos plátanos al día para reducir los brotes de gota.

10. Consumir manzana

La manzana contiene altas cantidades de fibra dietética, antioxidantes y flavonoides, mientras que es baja en purinas, lo que la convierte en la fruta perfecta para las personas con gota.

Direcciones:

  • Coma 1 o 2 manzanas todos los días para obtener una dosis regular de antioxidantes y fibra para limpiar el intestino.
  • Consuma de 1 a 2 vasos de jugo de manzana, pero esto le proporcionará mucha menos fibra.
  • También se pueden agregar manzanas secas a sus platos.

11. Considere el apio

El apio contiene un ingrediente que inhibe la enzima xantina oxidasa, que produce ácido úrico en el cuerpo.

Instrucciones: Intente comer apio muchas veces al día, especialmente palitos de apio crudo, jugo, extracto o semillas.

Consejos de cuidado personal para la gota

Los cambios en el estilo de vida no pueden curar la gota, pero pueden ayudar a controlar los niveles de ácido úrico en la sangre. Aquí hay algunas recomendaciones útiles:

1. Descanso

Lo primero que debe hacer cuando se enfrenta a un ataque de gota es descansar la articulación afectada. Ejercer una tensión o presión indebidas sobre una articulación que ya está dolorida solo agrava y prolonga los síntomas.

Debido a que la articulación del dedo gordo del pie es el objetivo más frecuente de un ataque de gota , puede ser aconsejable no ponerse de pie durante la mayor parte del tiempo que persista la afección.

2. Eleve su pierna

Elevar la pierna al nivel del corazón o por encima de él puede evitar que la sangre se acumule en las extremidades inferiores al dispersar el flujo hacia el resto del cuerpo. Esto puede ayudar a reducir la hinchazón de las rodillas y los pies durante un ataque de gota.

3. Aumente su ingesta de líquidos

Debe consumir grandes cantidades de líquidos al día para diluir el ácido úrico y facilitar su excreción a través de una mayor producción de orina. El agua es su mejor opción, pero también puede complementar sus necesidades de líquidos a través de jugos saludables y frutas o verduras suculentas.

Evite el alcohol y las bebidas azucaradas como las gaseosas, que pueden deshidratar el organismo debido a su fuerte efecto diurético.

4. Mantenga un peso corporal saludable

Es absolutamente esencial que las personas con gota mantengan su peso corporal dentro de un rango saludable para reducir la carga en sus articulaciones. Dado que la obesidad es un factor que contribuye al aumento de los niveles de ácido úrico, la necesidad de controlar el peso es aún más urgente.

5. Haga ejercicio de forma regular y adecuada

Realice una forma moderada de ejercicio que no presione demasiado a su cuerpo pero lo mantenga lo suficientemente activo como para evitar un aumento de peso innecesario. Como la gota puede hacer que sus articulaciones le duelan y debiliten, someterlas a un entrenamiento riguroso solo aumentará la tensión y empeorará su condición.

Pídale a su médico que le recomiende ejercicios apropiados para su condición.

6. Limite su consumo de alcohol

El consumo excesivo de alcohol puede contribuir al desarrollo de gota y debe evitarse.

Dejar el alcohol por completo es ideal, pero si debe beber, debe hacerlo en cantidades limitadas. Además, puede serle útil mantenerse alejado de la cerveza y otros licores.

Qué comer

Debe incluir algunos de los siguientes alimentos en su dieta para aliviar los síntomas de la gota.

  • Alimentos antiinflamatorios: los alimentos antiinflamatorios como el jengibre y la cúrcuma pueden ayudar a reducir la intensidad de los síntomas de la gota. Aumente la ingesta de dichos alimentos, que pueden ayudar a su cuerpo a combatir la inflamación inducida por la gota desde adentro.
  • Algunas plantas chinas: ciertas plantas chinas bloquean la xantina oxidasa y también pueden ayudar a tratar la gota.
  • Alimentos ricos en magnesio : se ha descubierto que el magnesio es útil para reducir los niveles elevados de ácido úrico en el cuerpo. Este efecto beneficioso fue destacado por un estudio que encontró un vínculo entre el aumento de la ingesta de magnesio y la reducción de la hiperuricemia.

Que no comer

Si desea mantener sus niveles de ácido úrico bajo control, es esencial que minimice la ingesta de lo siguiente:

  • Carnes de órganos, que incluyen hígado, riñón y mollejas
  • Carnes rojas, particularmente cordero y ternera
  • Ciertas verduras, incluidos champiñones, espárragos y coliflor
  • Mariscos y mariscos, como cangrejos, langostas y sardinas
  • Alimentos con alto contenido de sodio, específicamente salsas y salsas

Estas exclusiones dietéticas deben ir acompañadas de adiciones dietéticas adecuadas que incluyan alimentos bajos en purinas, como cereales, verduras, alimentos a base de soja y productos lácteos.

Preguntas frecuentes sobre la gota

¿La gota solo afecta a las personas obesas?

La gota afecta a personas de todos los tamaños, pero es más frecuente entre los que tienen un peso mayor.

Tener sobrepeso u obesidad también puede aumentar el riesgo de desarrollar otros problemas de salud relacionados con el peso, como diabetes, presión arterial alta y niveles elevados de colesterol.

¿El dolor de gota solo ataca el dedo gordo del pie?

Las articulaciones del dedo gordo del pie son las más comúnmente afectadas por la gota, pero la afección no se limita solo al dedo gordo del pie. Un ataque de gota puede afectar a casi cualquier articulación del cuerpo, ya sea grande o pequeña.

Palabra final

La gota es una condición crónica y dolorosa que puede tomar una forma incapacitante si no se maneja adecuadamente. Se caracteriza por brotes recurrentes, que deben abordarse mediante intervenciones médicas y no médicas.

Además, puede reducir la intensidad y frecuencia de estos ataques siguiendo un estilo de vida saludable, que abarca sus elecciones de alimentos, rutina de ejercicios y control de peso.

Trabaje con su médico para elaborar un plan de dieta adecuado que reduzca su ingesta de purinas mientras le proporciona otros nutrientes esenciales. Del mismo modo, pídale a su médico que le recomiende ejercicios adecuados que puedan ayudar a mejorar la flexibilidad de las articulaciones sin agravar el dolor de la gota. Una vida saludable puede ser de gran ayuda para reducir su dependencia de los medicamentos y prevenir los ataques de gota frecuentes o graves.

Leave a Comment

%d bloggers like this: