Posturas de yoga para mejorar el metabolismo - Remedios caseros
Salud general

Posturas de yoga para mejorar el metabolismo

El metabolismo se refiere a una serie de reacciones químicas en las que su cuerpo convierte lo que come y bebe en energía y expulsa los desechos. Por tanto, consta de dos partes:

  • El anabolismo es la fase constructiva del metabolismo, que implica la unión de moléculas simples para formar moléculas complejas que se convierten en bloques de construcción para las estructuras celulares que sustentan la vida.
  • El catabolismo es la fase destructiva del metabolismo, en la que las biomoléculas complejas como los carbohidratos, las proteínas y los ácidos grasos se descomponen en otras más simples, liberando energía y descartando los subproductos no deseados en el proceso.

Muchas cosas pueden alterar su tasa de metabolismo, pero la más importante es su nivel de actividad física.

Este artículo analiza la importancia del yoga para impulsar y mantener un metabolismo saludable con algunas poses importantes y también cambios beneficiosos en el estilo de vida.

Beneficios de practicar yoga

La comprensión actual y popularizada del yoga es como práctica física. Sin embargo, existen numerosos beneficios de practicar yoga que no se limitan al cuerpo físico. El yoga tiene el potencial de beneficiar la salud física, emocional y espiritual.

Los beneficios del yoga pueden incluir, entre otros:

  • Mayor flexibilidad
  • Aumento de la fuerza y ​​el tono de los músculos.
  • Respiración mejorada
  • Mayor energía
  • Metabolismo mejorado
  • Pérdida de peso
  • Mejora de la circulación y la salud cardiovascular.
  • Prevención de lesiones y enfermedades.
  • Mejora del estado de ánimo y el bienestar emocional.
  • Disminución del estrés (disminuye la secreción de cortisol, la hormona del estrés)
  • Alivio de la ansiedad
  • Inflamación reducida
  • Drenaje de linfa para estimular la inmunidad.

Posturas de yoga recomendadas para mejorar el metabolismo

Las siguientes posturas de yoga pueden ayudar a estimular el metabolismo.

1. Postura del arco (dhanurasana)

La postura del arco aumenta la energía, reduce el estrés, fortalece los brazos y las piernas y alarga la columna y el abdomen.

Cómo hacer esta pose:

  1. Acuéstese boca abajo, colocando los brazos a los lados.
  2. Doble las rodillas para levantar las piernas hacia atrás.
  3. Sostén tus tobillos con las manos de manera que tu cuerpo se parezca a un arco curvo.
  4. Doble tanto como su cuerpo se sienta cómodo.
  5. Mantenga esta postura durante unos segundos mientras concentra su atención en su respiración.
  6. Lleve lentamente las piernas y el pecho al suelo mientras exhala.

Precaución: las mujeres embarazadas y las que padecen problemas de disco o presión arterial alta deben evitar la postura del arco. Se deben realizar modificaciones para aquellos con problemas de rodilla, cuello y hombros.

2. Postura del arado (halasana)

Halasana es una inversión, que aumenta el flujo sanguíneo a las glándulas tiroides, suprarrenales y pituitaria. El aumento de la circulación en estas glándulas estimula la liberación de endorfinas, lo que te hace sentir bien y aumenta tu metabolismo.

Cómo hacer esta pose:

  1. Acuéstese boca arriba mientras mantiene las piernas juntas y la barbilla hacia adentro.
  2. Respire profundamente y levante las piernas hasta que sus pies apunten directamente hacia arriba.
  3. Coloque sus manos debajo de sus nalgas con las palmas hacia arriba.
  4. Levante lentamente el torso hasta que descanse sobre los hombros.
  5. Mantenga la parte superior de los brazos apoyada en el suelo, pero mueva las manos hacia la zona lumbar para obtener apoyo adicional. En este punto, sus piernas deben estar por encima de su cabeza.
  6. Estire gradualmente la espalda.
  7. Mantenga las rodillas firmes pero relaje los músculos de la pantorrilla.
  8. Mantenga esta pose, que se conoce como Sarvangasana.
  9. Después de unos segundos, baje las piernas hacia adelante hasta que sus pies toquen el piso sobre su cabeza.
  10. Baja los brazos al suelo.
  11. Respire de manera uniforme y mantenga esta postura durante unos 30 segundos.

Precaución: esta postura no se recomienda para personas con glaucoma, diarrea, malestar abdominal y lesiones en el cuello, los hombros o el cuello uterino.

3. Soporte de hombro (salamba sarvangasana)

El soporte de hombro fortalece y estabiliza el cuerpo, mejora la circulación y beneficia al sistema nervioso y al sistema endocrino.

Cómo hacer esta pose:

  1. Coloque las manos junto a los muslos con las palmas hacia abajo y las piernas juntas.
  2. Levante lentamente ambas piernas en la posición unida sin doblar las rodillas presionando las palmas de las manos contra el suelo.
  3. Intenta que tus piernas estén perpendiculares al suelo, pero de forma gradual y solo en la medida que tu cuerpo lo permita. Hacer un esfuerzo excesivo puede provocar esguinces y lesiones.
  4. Primero levante las nalgas, luego el abdomen y finalmente el pecho para formar una línea recta.
  5. Mantenga su barbilla pegada al pecho. Puede sujetar la espalda con las manos para obtener apoyo adicional.
  6. Mantenga esta posición durante unos segundos mientras respira profundamente.
  7. Baje lentamente su cuerpo a la posición inicial mientras exhala.

Precaución: El soporte para hombros está contraindicado para personas con presión arterial alta, migrañas, glaucoma, antecedentes de accidente cerebrovascular y problemas de cuello y hombros.

4. Postura del barco (navasana)

Cuando se hace correctamente, la postura del bote trabaja para alargar la columna vertebral, fortalecer el núcleo, mejorar la digestión y la eliminación y apoyar el sistema reproductivo.

Cómo hacer esta pose:

  1. Acuéstese boca arriba con los pies juntos y los brazos al lado del cuerpo.
  2. Levante los pies del suelo mientras exhala y extienda los brazos hacia los pies.
  3. Es posible que sienta una ligera tensión en el abdomen a medida que se contraen los músculos abdominales.
  4. Mantenga la postura durante unos segundos mientras respira profundamente.
  5. Regrese lentamente a la posición inicial mientras exhala.

Hay muchas variaciones de esta postura, y se deben hacer modificaciones para aquellos con problemas de cadera, rodilla y espalda y mientras aprenden.

Precaución: la postura del bote no debe ser realizada por mujeres embarazadas y personas con una hernia.

5. Postura de la langosta (salabhasana)

La postura de la langosta fortalece la espalda, mejora la salud del sistema circulatorio y estimula los órganos abdominales, los riñones y las glándulas suprarrenales.

Cómo hacer esta pose:

  1. Acuéstese boca arriba con las palmas de las manos debajo de los muslos y los talones juntos.
  2. Mientras inhala, presione la palma de la mano hacia abajo y levante las piernas lo más alto posible.
  3. Mire hacia arriba y respire cinco veces.
  4. Baje lentamente las piernas mientras exhala y suelte las manos.
  5. Con la pelvis presionando contra el suelo y usando la fuerza de la espalda baja y el abdomen, levanta las piernas del suelo.

Precaución: la postura de la langosta no debe ser realizada por mujeres embarazadas y personas con presión arterial alta y problemas lumbares.

Otras posturas de yoga que pueden mejorar el metabolismo

Algunas posturas de yoga tienen propiedades que pueden estimular tu metabolismo. Las posturas que ayudan a mejorar la digestión favorecen un mayor metabolismo. Se sabe que cualquier postura giratoria o variación giratoria promueve la digestión, la absorción y la desintoxicación.

Tales poses incluyen:

  • Giro de columna sentado (Ardha Matsyendrasana)
  • Silla giratoria (Pashasana)
  • Pliegue hacia adelante con pierna ancha girada (Parivrtta Prasarita Padottanasana)
  • Posturas centradas en el núcleo y ejercicios abdominales como Ardha Navasana

¿Pranayama aumenta la tasa de metabolismo?

Pranayama abarca diversas prácticas de respiración en el yoga. Esta práctica de respiración controlada aumenta la ingesta de oxígeno y calienta el cuerpo, lo cual estimula y mejora el metabolismo del cuerpo.

La respiración controlada a lo largo de tu práctica aumentará tu metabolismo, y ser consciente de tu respiración en todas las posturas mencionadas anteriormente puede contribuir a un metabolismo saludable. Además, los ejercicios de respiración, incluida la respiración en tres partes y la respiración de fuego, son excelentes prácticas para estimular su metabolismo.

Seguridad del yoga para personas con afecciones médicas y lesiones

Los diferentes estilos, variaciones y modificaciones permiten que el yoga sea accesible para todos, especialmente para aquellos con condiciones preexistentes. Es importante tener en cuenta sus afecciones médicas y lesiones para determinar qué poses, prácticas o ejercicios específicos deben evitarse.

Si tiene preguntas sobre su afección, es importante que consulte a su médico, aprenda de un profesional capacitado y siempre escuche los comentarios de su propio cuerpo.

Ejercicios que son buenos para el metabolismo

Aumentar la cantidad de movimiento aumentará su metabolismo o tasa metabólica. Por lo tanto, los ejercicios cardiovasculares ligeros, como la natación, los aeróbicos y la zumba, el ciclismo, la carrera, el trote e incluso la caminata rápida, pueden ayudar en este sentido.

Además, los estudios han demostrado que la tasa metabólica en reposo de quienes realizan un entrenamiento de resistencia es más alta que la de las personas normales.

Cambios en el estilo de vida para estimular el metabolismo

La forma más efectiva de impulsar su metabolismo es combinar yoga y / u otras formas de movimiento con opciones de estilo de vida saludables, que incluyen, entre otros, la dieta, la higiene adecuada del sueño y el control del estrés.

Palabra final

El yoga solo puede estimular su metabolismo cuando se incluye en un estilo de vida saludable en general, en lugar de como un tratamiento independiente. Debe llevar una dieta bien equilibrada, mantenerse activo, mantener el estrés bajo control y dormir lo suficiente si desea ver una mejora duradera en su tasa de metabolismo.

Como se mencionó, quizás el aspecto más crucial de un metabolismo saludable es mantenerse activo, y el yoga es una de las formas más saludables de ejercicio que se puede hacer fácilmente en casa. Pero para que esta intervención dé sus frutos, debes hacerlo con regularidad.

Comience con posturas de yoga simples para relajar su cuerpo y luego pase gradualmente a las más complejas. En ningún momento debe esforzarse demasiado, lo que puede causar daños graves que pueden agravar sus problemas de salud.

El estiramiento y la flexión inducirán un poco de tensión muscular, pero no deberían causar molestias o dolores graves. Si ese es el caso, debe detenerse de inmediato y pedirle a un experto que lo oriente. Un impulso en el metabolismo no es algo que suceda de la noche a la mañana, así que tenga paciencia y sea consistente con sus esfuerzos.

Leave a Comment