Ojos rojos: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento - Remedios caseros
Salud

Ojos rojos: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Los ojos rojos (también conocidos como ojos inyectados en sangre) son una afección en la que los ojos aparecen rojos. Los ojos rojos pueden deberse a irritantes mecánicos, infecciones, irritantes ambientales, afecciones médicas o reacciones alérgicas. En la mayoría de los casos, la afección es leve y se resuelve por sí sola. Sin embargo, los casos graves pueden necesitar tratamiento inmediato.

¿Qué son los ojos rojos?

Un ojo rojo es una afección en la que la superficie del ojo (esclerótica) puede tener varias líneas rojas o un color rojo difuso. Esta condición ocurre debido a vasos sanguíneos dilatados o hinchados. El enrojecimiento es mayoritariamente benigno y desaparece en 7 a 10 días. Pero en algunos casos, donde el enrojecimiento está asociado con dolor y cambios en la visión, indica un problema ocular grave y requiere intervención médica.

Causas de ojos rojos:

Los ojos rojos se deben principalmente a la inflamación de los vasos sanguíneos entre la esclerótica y la conjuntiva (capa delgada y transparente que cubre la parte blanca del ojo). La inflamación de los vasos sanguíneos puede deberse a algún irritante específico o cualquier otra afección ocular. Las siguientes son las causas del enrojecimiento de los ojos.

Afecciones oculares: las afecciones oculares que pueden provocar ojos rojos incluyen:

  • Ojos secos: la producción reducida de lágrimas provoca ojos secos que inflaman e irritan los vasos sanguíneos. La sequedad puede deberse al clima seco, uso prolongado de lentes de contacto, falta de sueño o afecciones como artritis , diabetes , embarazo o menopausia.
  • Alergias oculares: los irritantes oculares pueden causar inflamación de los vasos sanguíneos, lo que puede provocar alergias oculares. Algunos de los irritantes que causan los ojos rojos incluyen polvo, exposición al sol, bacterias o virus, polen, caspa de mascotas, cloro, humo o lentes de contacto.

Infecciones oculares: las infecciones bacterianas, virales, por helmintos o por hongos pueden provocar enrojecimiento de los ojos. Las infecciones oculares pueden ser causadas por el uso de productos cosméticos o lentes de contacto. Las siguientes son algunas de las infecciones oculares comunes que causan ojos rojos.

  • Conjuntivitis: Es la infección de la conjuntiva causada por bacterias o virus.
  • Blefaritis: Es una infección escamosa no contagiosa de los párpados.
  • Orzuelo: Es una infección de los folículos de las pestañas donde aparece un pequeño bulto en la base de las pestañas o los párpados.
  • Celulitis preseptal: es una infección bacteriana, viral, micótica o helmintímica en la que los párpados y la piel circundante se inflaman.
  • Uveítis: Es la inflamación de la úvea, la capa media del ojo.
  • Úlceras corneales: es una infección bacteriana o viral en la que aparecen llagas dolorosas en la córnea, la capa externa protectora del ojo.

Otras causas de ojos rojos incluyen glaucoma (daño del nervio óptico), quemaduras químicas, cirugía ocular reciente, uso de drogas y alcohol.

Signos y síntomas de ojos rojos:

Los ojos rojos pueden aparecer en ambos o en un ojo. En algunos casos, es posible que la afección no presente otros síntomas, excepto enrojecimiento. Considerando que, con mayor frecuencia, la afección se asocia con los siguientes síntomas:

  • Sequedad
  • Descarga
  • Dolor
  • Irritación
  • Sensacion de quemarse
  • Ojos llorosos
  • Sensibilidad a la luz
  • Picor
  • Visión borrosa

Diagnóstico de ojos rojos:

Antes de iniciar el tratamiento, es fundamental diagnosticar la causa subyacente del enrojecimiento de los ojos. El médico puede diagnosticar la afección obteniendo un historial detallado del paciente y examinando cuidadosamente el ojo.

El médico le pedirá el historial de lo siguiente:

  • Duración de los síntomas
  • Severidad del dolor
  • Afectación ocular unilateral o bilateral
  • Cantidad y tipo de descarga
  • Presencia de cambio visual
  • Uso de lentes de contacto
  • Cualquier tratamiento previo
  • Presencia de alergias o enfermedades sistémicas.
  • Fotofobia

El médico examinará lo siguiente para diagnosticar la causa subyacente:

  • Tamaño de la pupila
  • Reacción de los alumnos a la luz
  • Párpados
  • Afectación corneal
  • Patrón y ubicación de la hiperemia (aumento del flujo sanguíneo en los vasos sanguíneos)
  • Saco lagrimal

En casos graves de ojos rojos, se realizan pruebas de laboratorio específicas, como la prueba de osmolaridad lagrimal para diagnosticar ojos secos.

Tratamiento para ojos rojos:

Según el diagnóstico, el médico decidirá el método de tratamiento para reducir los síntomas. Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Medicamentos: en casos graves, el médico puede recetar una terapia con antibióticos para curar la infección ocular causada por bacterias.
  • Gotas para los ojos: la mayoría de los medicamentos para las afecciones oculares se presentan en forma de gotas. Estas gotas deben tomarse de acuerdo con la prescripción médica. Algunas de las gotas para los ojos recetadas para tratar diferentes afecciones son:
    • Anti-enrojecimiento: Se utiliza para reducir el enrojecimiento.
    • Gotas antibióticas para los ojos: se recetan para una infección ocular.
    • Gotas oftálmicas de nafazolina o tetrahidrozolina: es un descongestionante que se usa para tratar la reacción alérgica o la irritación.
    • Gotas para glaucoma: se utilizan para reducir la presión en los ojos.
    • Gotas de lubricante para los ojos: se utilizan para tratar los ojos secos.
  • Parches para los ojos: en los casos en que los ojos estén extremadamente irritados, el médico puede recomendar parches para los ojos para protegerlos de la luz y acelerar el proceso de curación.

Leave a Comment

%d bloggers like this: