Yoga para niños: 10 posturas de yoga fáciles y sus beneficios para la salud - Remedios caseros
Salud general

Yoga para niños: 10 posturas de yoga fáciles y sus beneficios para la salud

El yoga es una práctica y un estilo de vida increíbles para personas de todas las edades. Sin embargo, el estilo de práctica de uno cambia según la edad y las necesidades específicas.

Los niños, en particular, pueden beneficiarse enormemente de una práctica regular de yoga por muchas razones. Estos beneficios incluyen, entre otros:

  • Entrada sensorial
  • Equilibrio
  • Liberación del exceso de energía
  • Ayudando con la ansiedad / depresión
  • Mejor dormir
  • Atención
  • Relajación
  • Reducción de estrés
  • Mejor alineación del cuerpo / postura.
  • Mayor fuerza

Debido a las muchas formas en que los niños pueden beneficiarse de una práctica regular de yoga, algunas escuelas han comenzado a integrar el yoga en su plan de estudios, programas y filosofías. Sin embargo, este cambio solo se ha realizado en una fracción de las escuelas de todo el mundo, y muchos niños no reciben la oportunidad de hacer y aprender sobre el yoga.

El yoga también se puede hacer fuera de la escuela y los niños también pueden practicar en casa con la familia. Hacer yoga con los padres es una gran experiencia de unión para todos los involucrados y también les da a los niños el tiempo que a menudo necesitan uno a uno.

Para los niños, el yoga es muy diferente de lo que es para los adultos. Si bien muchos están acostumbrados a una clase tranquila, relajante y de una hora de duración, los niños no pueden quedarse quietos por mucho tiempo. El yoga se puede hacer contando historias, cantando canciones, bailando, jugando e incluso mientras se ve yoga en la televisión.

Hay muchas posturas de yoga increíbles que pueden hacer los niños, y cada niño es diferente. Por lo tanto, algunas poses pueden beneficiar a un niño más que a otros dependiendo de la necesidad individual.

Aquí hay una lista de 10 excelentes posturas de yoga para que hagan los niños:

  1. Postura sentada tranquila (Sukhasana)
  2. Postura del niño (Balasana)
  3. Postura de medio loto (Ardha Padmasana)
  4. Postura de la cobra (Bhujangasana)
  5. Flexión hacia adelante sentado gran angular (Upavistha Konasana)
  6. Pliegue hacia adelante sentado (Paschimottanasana)
  7. Postura de la mariposa (Baddha Konasana)
  8. Postura del árbol (Vrksasana)
  9. Guerrero I (Virabhadrasana I)
  10. Postura del cadáver (Savasana)

Diez posturas de yoga para niños

Cada una de las poses es increíble para todas las edades, y realizarlas juntas es una práctica divertida y agradable.

1. Postura sentada tranquila (Sukhasana)

La postura sentada tranquila es una de las posturas más fáciles de hacer, de ahí el nombre. Implica sentarse derecho con las piernas cruzadas; muchos niños conocen esto como el “puré de manzana entrecruzado”.

Cómo hacer esta pose:

  1. Siéntese en el suelo con la espalda alta y agradable.
  2. Cruza las piernas, llevando las rodillas hacia el suelo.
  3. Las manos pueden estar en las rodillas hacia arriba o pueden estar juntas en el centro del corazón.
  4. Esta postura se puede mantener durante varias respiraciones o al meditar.

Los beneficios de esta pose incluyen, entre otros:

  • Promoviendo la relajación
  • Mayor enfoque
  • Corrección de la postura
  • Fortalecimiento de los músculos de la espalda.
  • Mayor flexibilidad en las caderas y piernas.
  • Disminuir el estrés

Esta postura se puede practicar mientras se toma una respiración profunda y relajante o mientras se enfoca en un pensamiento o imagen específicos.

2. Postura del niño (Balasana)

La pose del niño es otra pose simple de hacer, e implica sentarse sobre los talones y doblar hacia adelante, llevar los brazos al frente del cuerpo y apoyar la frente en el suelo. Al acurrucarse así, uno puede sentirse retenido.

Cómo hacer esta pose:

  1. Empiece por las manos y las rodillas.
  2. Presione las caderas hacia los talones.
  3. Los brazos se pueden estirar frente al cuerpo o curvar hacia abajo a los lados.

Los beneficios de esta pose incluyen, entre otros:

  • Promoviendo la relajación
  • Reduciendo estrés
  • Ponerse a tierra
  • Calmarse uno mismo
  • Mayor flexibilidad y fuerza en los tobillos, piernas y caderas.
  • Liberar la tensión del cuerpo (específicamente la parte superior del cuerpo)

Esta pose imita lo que se siente estar en el útero. Por lo tanto, para un niño, esta postura es increíblemente reconfortante y fundamentada. Esta postura también es útil para tranquilizar a un niño cuando está abrumado, molesto o hiperactivo, pero también se puede usar solo para relajarse en general.

3. Postura de medio loto (Ardha padmasana)

La postura del medio loto es una versión más fácil de la postura del loto, pero aún ofrece las ventajas de la postura completa. Es importante tener en cuenta que esta postura debe realizarse en ambos lados del cuerpo para obtener resultados iguales en cada lado.

Cómo hacer esta pose:

  1. Siéntate en el suelo.
  2. Dobla las piernas frente al cuerpo.
  3. Ponga una pierna encima de la otra, flexionando los pies.
  4. Haz lo mismo en el otro lado.

Los beneficios de esta pose incluyen, entre otros:

  • Promoviendo la relajación
  • Ponerse a tierra
  • Incrementar la creatividad
  • Fortalecimiento de la conciencia
  • Mayor flexibilidad en las caderas y piernas.
  • Corrección de la postura
  • Liberar la tensión del cuerpo (específicamente la parte superior del cuerpo)

Esta pose se puede hacer mientras se pretende ser una flor, lo que la hace creativa y emocionante para los niños. Se puede fingir que las raíces descienden a través de las patas hacia la tierra mientras se convierten en una flor y “florecen”.

4. Postura de la cobra (Bhujangasana)

La postura de la cobra es una pose muy divertida que incluye acostarse boca abajo, llevar las manos planas al suelo debajo de los hombros y estirar los brazos lo suficiente para levantar el pecho.

Al hacer esta postura, uno debe asegurarse de presionar hacia arriba solo lo más que pueda usando los músculos de la espalda. Esto evita que se extienda demasiado y mantiene el cuerpo seguro.

Cómo hacer esta pose:

  1. Empiece por el vientre.
  2. Lleve las manos planas al suelo debajo de los hombros.
  3. Usando los músculos de la espalda y el núcleo, levante.
  4. Mantén la postura durante unas cuantas respiraciones.

Los beneficios de esta pose incluyen, entre otros:

  • Aumento de la positividad
  • Disminuir el estrés
  • Fortalecimiento de los músculos del pecho, los brazos, la espalda y el abdomen.
  • Incrementar la creatividad
  • Fortalecimiento de la conciencia
  • Corrección de la postura
  • Reducir la fatiga
  • Promoviendo una circulación adecuada

Una forma divertida de hacer esta postura es que uno se acueste en el suelo con las manos planas, respire profundamente y luego presione hacia arriba en la postura de la cobra mientras silba como una serpiente. Esta es una forma muy divertida para que los niños practiquen este ejercicio y, por lo general, termina con muchas risitas.

5. Inclinación hacia adelante sentado gran angular (Upavistha konasana)

Cómo hacer esta pose:

  1. Siéntese en el suelo con las piernas hacia los lados y los pies flexionados (para proteger los isquiotibiales).
  2. Levanta los brazos.
  3. Dobla las piernas tanto como te resulte cómodo.
  4. Aguanta unas cuantas respiraciones.

Los beneficios de esta pose incluyen, entre otros:

  • Fortalecimiento de los músculos del núcleo y la columna.
  • Mayor flexibilidad en piernas y caderas.
  • Corrección de la postura
  • Mejorando la digestión
  • Disminución de la frecuencia de los dolores de estómago.
  • Promoviendo la relajación

Otra forma divertida de realizar esta flexión hacia adelante sentado gran angular es en equipo. Para hacer este estiramiento, dos personas pueden enfrentarse, sacando los pies hacia los lados y tocándolos. Luego, ambas personas pueden tomarse de las manos y cuidadosamente turnarse para sumergirse más profundamente en la pose. Cuando una persona se inclina hacia adelante, la otra se inclina hacia atrás.

6. Pliegue hacia adelante sentado (Paschimottanasana)

Cómo hacer esta pose:

  1. Saque las piernas delante del cuerpo, flexionando los pies.
  2. Levanta los brazos.
  3. Pliegue hacia adelante tanto como le resulte cómodo.
  4. Si no puede alcanzar los pies, busque las piernas.
  5. Aguanta unas cuantas respiraciones.

Los beneficios de esta pose incluyen, entre otros:

  • Promoviendo la relajación
  • Disminuir el estrés
  • Mejorando la digestión
  • Disminución de la frecuencia de los dolores de estómago.
  • Disminución de la ansiedad
  • Aliviar los dolores de cabeza
  • Reducir la fatiga

El pliegue hacia adelante sentado es similar al pliegue hacia adelante sentado de gran angular. La diferencia, sin embargo, es que en lugar de tener las piernas hacia los lados, las piernas están al frente del cuerpo, creando un estiramiento muy diferente.

7. Postura de la mariposa (Baddha konasana)

Cómo hacer esta pose:

  1. Siéntese en el suelo con los pies juntos y las rodillas hacia los lados.
  2. Esta postura se puede mantener mientras aletea las piernas como mariposas o mientras respira profundamente.
  3. Aguanta unas cuantas respiraciones.

Los beneficios de esta pose incluyen, entre otros:

  • Fomento de la creatividad
  • Fortalecimiento de los músculos de las piernas y el abdomen.
  • Mejorando la digestión
  • Disminución de la ansiedad
  • Calmarse uno mismo
  • Aliviar los dolores de cabeza
  • Reducir la fatiga
  • Ponerse a tierra

La pose de mariposa es muy popular entre los niños. Permite experiencias de unión súper divertidas, especialmente entre padres e hijos. Al sentarse con los pies juntos y las rodillas hacia los lados, el niño puede mover las rodillas hacia arriba y hacia abajo como alas y contar una historia o imaginarse volando.

8. Postura del árbol (Vrksasana)

La pose del árbol es a menudo una de las favoritas entre los niños. Si bien es desafiante, la pose tiene muchas variaciones, lo que la hace accesible para personas de todas las edades y habilidades.

Cómo hacer esta pose:

  1. Cambie el peso a un pie y lleve el otro pie al tobillo, la espinilla o el muslo.
  2. Levante los brazos o junte las manos a la altura del pecho.
  3. Concéntrese en un lugar u objeto inmóvil.
  4. Aguanta unas cuantas respiraciones.
  5. Haz lo mismo con el otro lado.

Los beneficios de esta pose incluyen, entre otros:

  • Fomento de la creatividad
  • Fortalecer los músculos de las piernas, las caderas, los glúteos y el core.
  • Promoviendo el equilibrio
  • Proporcionar información sensorial
  • Corrección de la postura

A los niños les encanta convertir esta pose en una competencia para ver quién puede sostenerla por más tiempo. Una forma divertida de practicar la postura del árbol es imaginar raíces que descienden de los pies en el suelo y levantar los brazos para crear “ramas”.

9. Guerrero I (Virabhadrasana I)

Cómo hacer esta pose:

  1. Da un paso en una estocada alta, doblando la pierna delantera en un ángulo de 90 °.
  2. Lleve el pie trasero plano al suelo en un ángulo de 45 °.
  3. Levanta los brazos hacia el cielo, manteniendo las caderas cuadradas.
  4. Aguanta unas cuantas respiraciones.

Los beneficios de esta pose incluyen, entre otros:

  • Fortalecer los músculos de las piernas, las caderas, el pecho, los brazos y la espalda.
  • Promoviendo el equilibrio
  • Proporcionar información sensorial
  • Corrección de la postura
  • Aumento de la circulación
  • Mayor enfoque
  • Disminuir el estrés
  • Reducir la ansiedad
  • Promover la calma y la meditación.

Si bien todas las poses de guerrero son divertidas de practicar, el guerrero I en particular enfatiza el equilibrio, la fuerza y ​​la concentración. Por lo tanto, es una gran pose para hacer con niños.

10. Postura del cadáver (Savasana)

La pose del cadáver es una pose muy simple de hacer y solo implica acostarse en el suelo con los brazos a los lados y las piernas estiradas frente al cuerpo. Esto suele ser cuando uno medita durante una práctica de yoga.

Cómo hacer esta pose:

  1. Acuéstese en el suelo con los brazos a los lados y las piernas delante del cuerpo.
  2. Mantenga esta postura durante la meditación o los ejercicios de respiración profunda.

Los beneficios de esta pose incluyen, entre otros:

  • Fomento de la creatividad
  • Disminución de la ansiedad
  • Promoviendo la relajación
  • Calmarse uno mismo
  • Ponerse a tierra
  • Mayor enfoque

Hay muchas meditaciones en línea para niños, pero también pueden crear las suyas propias pensando en un lugar divertido o feliz y enfocándose en todo lo que se ve allí.

Lo que dice la ciencia sobre el yoga para niños

Se han realizado estudios para ver el efecto que tiene el yoga en los niños. Se ha demostrado que la práctica aumenta la concentración y disminuye la ansiedad cuando se trata de las tareas escolares y el estudio. También se ha descubierto que promueve la atención plena en los niños que practican yoga con regularidad.

Estos estudios también han demostrado que la práctica de yoga se asocia con una disminución de la violencia en las escuelas al proporcionar una forma para que los niños liberen la energía reprimida, el estrés y la ira.

El yoga es una herramienta poderosa que tienen los niños y adolescentes cuando enfrentan el estrés de la escuela, el drama social y la presión de los compañeros, entre otros desafíos.

Palabra final

El yoga implica practicar el equilibrio y proporcionar una gran cantidad de información sensorial. Por eso es una gran herramienta para los niños que tienen trastornos del procesamiento sensorial. Los beneficios sensoriales del yoga, en particular, lo hacen útil para los niños en el espectro del autismo.

Son muchas las ventajas de comenzar una práctica de yoga a una edad temprana. Proporciona una base sólida para que un niño la tenga a medida que crezca.

Leave a Comment

%d bloggers like this: