Tratamiento en el hogar para la infección por influenza (influenza) - Remedios caseros
Salud general

Tratamiento en el hogar para la infección por influenza (influenza)

La influenza, o gripe, es una infección del tracto respiratorio superior causada por el virus de la influenza que se transmite fácilmente de persona a persona a través de gotitas respiratorias en el aire, lo que a menudo resulta en un brote en toda regla.

La responsabilidad de contener un brote de gripe debe ser compartida por todos, incluidos los que tienen la enfermedad y los que corren el riesgo de infectarse.

Use remedios caseros

Aquí hay algunos remedios que han ayudado a muchos usuarios a lidiar con los síntomas de la gripe y, por lo tanto, también pueden resultarle beneficiosos.

Sin embargo, no hay suficiente evidencia científica para establecer la seguridad y eficacia de estas intervenciones, por lo que es mejor consultar a su médico antes de probarlas.

1. Toma probióticos

Los probióticos son esencialmente bacterias vivas y levaduras que son similares a los microorganismos saludables que se encuentran en el intestino humano. El consumo de probióticos es una manera fácil de restablecer el equilibrio entre las bacterias intestinales útiles y las dañinas.

Puede aprovechar estos probióticos en forma de suplementos dietéticos, supositorios, cremas y alimentos fermentados. Algunos alimentos que están repletos de probióticos incluyen:

  • Yogur
  • Miso
  • Chucrut
  • Tempeh

El consumo de probióticos ayuda a fortalecer las defensas naturales de su cuerpo contra infecciones como la influenza .

Además de controlar las bacterias dañinas, se ha descubierto que los probióticos aumentan la producción de anticuerpos naturales en el cuerpo. Como resultado, su cuerpo está mejor equipado para combatir el virus. Según un estudio, este efecto favorable fue más profundo en los niños que no fueron vacunados contra el virus.

No se puede esperar luchar contra la gripe consumiendo solo probióticos. Este remedio de apoyo solo producirá resultados positivos cuando se realice junto con la inoculación estándar.

Resumen:La administración oral de probióticos puede ayudar a mejorar el efecto protector de la vacuna contra la influenza.

 

2. Satisfaga sus necesidades de vitaminas

La vitamina D es esencial para el funcionamiento adecuado de su sistema inmunológico, pero la mayoría de las personas se quedan sin este nutriente vital. Su cuerpo necesita la luz solar para sintetizar la vitamina D, que se vuelve mínima durante los inviernos cuando pasa la mayor parte del tiempo en interiores.

La suplementación de este nutriente durante el invierno puede brindar protección adicional contra la influenza A y otras infecciones agudas del tracto respiratorio.

Sin embargo, la investigación sobre el tema ha producido resultados contradictorios, y algunos estudios atestiguan los beneficios de esta terapia nutricional complementaria para reducir el riesgo de infecciones del tracto respiratorio en los niños, mientras que otros descartan tales afirmaciones.

La vitamina C es otro nutriente vital que facilita diversas funciones corporales y proporciona diversos beneficios para la salud. Se considera uno de los antioxidantes más poderosos que pueden ayudar a reforzar las capacidades de su cuerpo para combatir enfermedades.

También se ha descubierto que es especialmente útil para reducir la intensidad y la frecuencia de las infecciones del tracto respiratorio superior, incluida la gripe.

Cómo utilizar:

  • Pídale a su médico que le recete un suplemento de vitamina D, pero siga la dosis prescrita, ya que un exceso de este nutriente puede resultar perjudicial.
  • Puede consumir alimentos enriquecidos con vitamina D como parte de su dieta habitual.
  • Puede obtener su ingesta diaria recomendada de vitamina C de frutas cítricas como lima, naranjas y toronjas, así como de verduras de hoja verde.
  • Agregue jugo de limón y miel a una taza de té negro hirviendo a fuego lento y beba esta bebida relajante para aliviar el dolor de garganta y frenar la producción de flemas cuando está enfermo de gripe.
  • Es mejor obtener estas vitaminas primero a través de las fuentes de alimentos y optar por la suplementación solo cuando su dieta no proporciona las cantidades requeridas. Siempre consulte a su médico antes de probar los suplementos para obtener la dosis correcta.

Resumen:Las vitaminas D y C pueden ayudar a fortalecer su sistema inmunológico y aliviar los síntomas de la gripe cuando se toman en las cantidades adecuadas como parte de una dieta general sana y bien equilibrada.

3. Use un humidificador

El virus de la gripe tiende a florecer en el aire seco y no le va tan bien en ambientes húmedos. Por esta razón, considere usar un humidificador para impartir humedad al aire interior, especialmente cuando tiene el aire acondicionado o el calentador interior encendido.

Nota: asegúrese de limpiar el humidificador con regularidad para evitar el crecimiento de moho.

4. Prueba el jengibre y el ajo

Al ajo se le atribuyen propiedades antivirales y antibacterianas que pueden ayudar a su cuerpo a combatir mejor la gripe en las primeras etapas y evitar que empeore. Además, el ajo produce calor en el cuerpo, lo que puede ayudar a matar el virus.

El jengibre es otro ingrediente picante que es conocido por varias propiedades terapéuticas, una de las cuales es su capacidad para frenar las secreciones de moco, lo que lo hace útil para tratar el resfriado y la gripe.

Cómo utilizar:

una. Inhalación de vapor
  1. Mezclar 1 cucharadita de jengibre / ajo en medio litro de agua, llevar a ebullición y luego apagar la llama.
  2. Deje que el agua se enfríe un poco para que la temperatura del vapor sea lo suficientemente suave para su piel.
  3. Incline su cara sobre la olla con una toalla sobre su cabeza para atrapar los vapores.
  4. Inhale profundamente el vapor durante varios minutos o hasta que se apague.
  5. Repita este proceso según sea necesario.
B. Dieta
  • Consuma más jengibre y ajo en su dieta habitual para obtener sus beneficios antivirales.
  • Beba té de jengibre caliente para calmar la garganta, diluir la mucosidad y abrir las vías respiratorias.

5. Beba vinagre de sidra de manzana diluido

El virus de la influenza tiende a prosperar en un ambiente ácido, pero no le va tan bien en uno que es alcalino.

Por lo tanto, consumir alimentos y bebidas alcalinas como el vinagre de sidra de manzana (ACV) es una forma sencilla de hacer que su sistema interno sea desfavorable para el crecimiento del virus de la influenza.

Además, el ACV sin filtrar contiene bacterias saludables en forma de “la madre”, que pueden ayudar a mejorar su sistema inmunológico. Sin embargo, esta intervención prácticamente no tiene respaldo científico y su legitimidad se deriva de un respaldo anecdótico.

Cómo utilizar:

  1. Agregue 2 cucharaditas de ACV y 1-2 cucharaditas de miel en aproximadamente 6 onzas de agua.
  2. Revuelva la mezcla hasta que todos los ingredientes estén lo suficientemente disueltos y beba esta fórmula una vez al día.

Precaución: el ACV es ligeramente ácido, pero puede dañar su cuerpo si se toma en cantidades concentradas. Por lo tanto, siempre debes diluir el ácido en un poco de agua antes de usarlo.

6. Toma un poco de sopa de pollo

La sopa de pollo se ha utilizado tradicionalmente como un estímulo para superar diversas enfermedades, pero no hay mucho respaldo científico para este remedio. Sin embargo, no se puede descartar el abrumador apoyo anecdótico de este remedio, especialmente para hacer frente a infecciones como el resfriado y la gripe.

Este líquido tibio y nutritivo puede ayudar a su cuerpo enfermo a recuperarse dándole la fuerza que tanto necesita para combatir las infecciones, especialmente el resfriado y la gripe.

El consumo de líquidos calientes ayuda a disolver el moco coagulado dentro de su sistema respiratorio para restaurar la respiración normal. Puede ayudar a inhibir el apiñamiento excesivo de glóbulos blancos en respuesta al virus, lo que provoca inflamación y sobreproducción de moco.

Puede aumentar el potencial de lucha contra las infecciones de este remedio agregando ajo recién picado al caldo.

7. Consumir miel

La miel es un remedio casero popular para controlar las infecciones del tracto respiratorio superior como la gripe, pero se necesitan estudios rigurosos para comprender su mecanismo exacto, su seguridad y su eficacia a este respecto.

Se sabe que este néctar de sabor dulce exhibe propiedades antibacterianas, antivirales y estimulantes del sistema inmunológico que pueden ayudar a acortar la duración de la infección y aliviar sus síntomas, como dolor de garganta.

Cómo utilizar:

  • Consume 1 cucharada de miel cruda tres veces al día.
  • Alternativamente, puede aliviar el dolor de garganta y despejar las vías respiratorias bebiendo té negro con un poco de miel y jugo de limón varias veces al día.

8. Prueba las hierbas medicinales

Ciertas hierbas son famosas por su potencial farmacológico, que se puede utilizar para aliviar la tos , los resfriados y la gripe, pero solo después de consultar con un médico.

De hecho, estas hierbas se han utilizado de forma anecdótica durante bastante tiempo, proporcionando un alivio considerable a muchas personas que luchan contra la gripe. Sin embargo, se necesitan más estudios para establecer cuán efectivos son realmente.

El mentol derivado de la hierba de menta se ha utilizado en jarabes y caramelos para la tos para aliviar el dolor de garganta y reducir la congestión respiratoria.

El sabor y el aroma a menta de esta hierba ayudan a calmar su cuerpo, incluida la garganta irritada y dolorosa causada por una tos seca persistente. También puede ayudar a descomponer el moco o la flema para despejar las vías respiratorias.

Manzanilla, regaliz, ginseng, saúco, y té verde son algunas otras hierbas terapéuticas que se han encontrado útiles para aliviar los síntomas de la gripe.

Cómo utilizar:

Puede utilizar extractos de té de hierbas para preparar un té. Estos extractos están fácilmente disponibles en el mercado, ya sea como polvos sueltos o en bolsitas de té. Pero asegúrese de consumir esta bebida en las cantidades recomendadas para evitar efectos secundarios.

9. Beba un tónico de leche y cúrcuma.

La cúrcuma mezclada con leche tibia es un tónico probado para aliviar los síntomas del resfriado común. Según esta lógica, este remedio puede resultar útil para controlar los síntomas similares provocados por una infección de gripe. (dieciséis)

Aunque muchos usuarios generales han informado resultados positivos después de usar este remedio, sigue sin estar verificado por la ciencia y no puede tomarse como una cura garantizada para los síntomas de la gripe. Tendrás que probar la bebida por ti mismo para ver si te funciona o no, pero deja de usarla si notas algún tipo de reacción adversa.

10. Use un paño húmedo para enfriar su cuerpo desde el exterior.

Una de las formas más sencillas y populares de aliviar la fiebre sin el uso de medicamentos es aplicando un paño húmedo y frío en la frente y el cuello. Sin embargo, esta terapia tópica simplemente enfría la superficie del cuerpo temporalmente sin reducir la temperatura central.

La fiebre desaparecerá para siempre solo cuando la infección se resuelva, pero mientras tanto, puede usar remedios caseros como este para reducir su malestar. La idea es usar agua tibia, que estará mucho más fría que su cuerpo febril y ayudará a bajar su temperatura central gradualmente.

Cómo utilizar:

  1. Tome una toallita o una toalla limpia y sumérjala en agua a temperatura ambiente (19–24 ° C).
  2. Exprima el exceso de agua y limpie la frente y el cuello del paciente con el paño húmedo hasta que desaparezca la fiebre del cuerpo.
  3. También puede envolver el paño alrededor de las piernas del paciente o dejarlo en su frente / cuello durante algún tiempo.

Nota: el cuerpo no reacciona bien a los cambios bruscos o extremos de temperatura. Si aplica una compresa helada en su cuerpo calentado, su sistema termorregulador interno aumentará aún más el calor corporal para contrarrestar el cambio repentino de temperatura.

11. Aceite de coco

El aceite de coco se prefiere principalmente como aceite tópico en lugar de para cocinar, pero puede consumir cantidades limitadas para optimizar sus propiedades antimicrobianas inherentes contra la gripe.

El aceite de coco contiene ácido láurico, que puede penetrar el escudo lipídico que rodea al virus para destruirlo desde dentro. La ingesta medida de aceite de coco también puede ayudar a estimular su sistema inmunológico para combatir mejor la gripe y reducir sus síntomas.

Cómo utilizar:

Use pequeñas cantidades de aceite de coco como aderezo para ensaladas o en la cocción regular.

12. Ve a darte un baño de agua salada

Otra terapia que se cita comúnmente en Internet para aliviar varios tipos de dolores corporales comunes es un baño de sal de Epsom.

Muchos usuarios registraron un alivio significativo de los síntomas de la gripe después de probar este baño relajante, pero no hay suficientes estudios científicos para confirmar estas afirmaciones.

En general, se dice que remojar su cuerpo infectado en sal de Epsom puede ayudarlo a relajarse, sanar y desintoxicarse al aumentar su recuento de glóbulos blancos.

Autocuidado y administración del hogar

Encuentre protección y alivio de la gripe con estos consejos y remedios caseros.

1. Implementar los siguientes cambios en el estilo de vida y medidas de cuidado personal

Protéjase de la infección por influenza siguiendo estas medidas de cuidado personal:

  • Si siente que está contrayendo la gripe, descanse durante al menos un día para ver si los síntomas desaparecen.
  • Debe usar guantes quirúrgicos cuando atienda a una persona que tiene gripe. Esta medida de precaución ayudará a evitar que sus manos se contaminen.
  • Evite el contacto cercano con cualquier persona a la que se le diagnostique la gripe. El adagio “una onza de prevención es mejor que una libra de cura” encaja perfectamente para una condición como la gripe.
  • No comparta la cama con alguien que tenga gripe.
  • Consume suficientes líquidos a lo largo del día para mantener tu cuerpo hidratado en todo momento. Un cuerpo bien hidratado está mejor equipado para combatir las infecciones.
  • Manténgase alejado de lugares concurridos cuando haya gripe en el aire.
  • Guarde su cepillo de dientes en un estuche o cúbrase la cabeza con uno y guárdelo en un mueble de baño cerrado.
  • Evite compartir alimentos y bebidas, así como utensilios para comer y beber con personas infectadas.
  • La importancia de dormir y descansar adecuadamente no se puede enfatizar lo suficiente cuando se hace frente a la infección por gripe.
  • Realice regularmente algún tipo de ejercicio físico ligero durante al menos 30 minutos al día.
  • El manejo del estrés es esencial para mantener el mejor funcionamiento de su sistema inmunológico. También ayuda a alcalinizar el ambiente interno del cuerpo, haciéndolo inhóspito para el virus de la gripe. Las personas propensas al estrés y la ansiedad tienden a tener un ambiente corporal ácido. Los ejercicios de meditación, cuando se practican con regularidad, pueden ayudarlo en este sentido.
  • Limite su consumo de alcohol o evítelo por completo.
  • Deje de fumar lo antes posible. Manténgase alejado del humo de segunda mano también.
  • Consuma frutas y verduras que estimulan la inmunidad como parte de su dieta diaria. Una nutrición adecuada ayuda a fortalecer su cuerpo desde adentro y fortalece su respuesta inmunológica contra la gripe.

2. Mantenga una higiene adecuada

una. Cúbrase la boca y la nariz cada vez que tosa o estornude

Debe cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo de papel en el momento en que sienta que se acerca un estornudo o tos. Puede usar sus manos para cubrirse la boca o estornudar en su codo si no hay nada más disponible.

Cuanto menor sea la tos o el estornudo, con más fuerza se expulsan las gotas y más lejos viajan. Esto fue corroborado por un estudio de 2014 publicado en el Journal of Fluid Mechanics .

Es mejor desechar el pañuelo usado directamente a la basura. Llevar el tejido contaminado con usted o dejarlo en otro lugar puede transferir el virus a otras superficies, objetos o personas.

Además, siempre lávese las manos tanto como sea posible después de estornudar o toser.

B. Use una mascarilla

Nunca puede ser demasiado cuidadoso cuando se trata de la gripe, ya que la enfermedad es muy contagiosa y está presente en el mismo aire que respira. Los virus de la gripe ingresan a su sistema a través de la nariz o la boca.

Cubrir estos puntos de acceso con una máscara puede ayudar a bloquear las gotitas en el aire liberadas por una persona enferma, evitando así que contraiga la infección.

Las personas con gripe también deben usar una mascarilla para limitar la cantidad de gérmenes que liberan al toser, estornudar, hablar o respirar.

C. Lávate las manos con frecuencia

Lávese las manos con regularidad con un jabón desinfectante y agua corriente limpia, especialmente antes de tocarse la cara o sentarse a comer.

Sus manos tienden a contaminarse después de estornudar o toser en sus manos o tocar cualquier superficie u objeto que pueda ser portador del virus. Tocarse los ojos, la boca o la nariz con las mismas manos puede facilitar la entrada del virus en su sistema a través de estos orificios primarios.

Los niños tienen la costumbre de frotarse los ojos o llevarse las manos a la boca. Ayúdelos a superar tales tendencias para mantenerlos a salvo de infecciones.

La necesidad de medidas higiénicas, como lavarse las manos con regularidad, se vuelve aún más urgente durante las pandemias, como un brote de gripe. Las personas que se preocupan por la higiene personal tienen menos probabilidades de contraer el virus de la influenza.

Sin embargo, lavarse las manos con regularidad por sí solo no lo protegerá contra el virus si no se distancia de la persona infectada. Puede serle útil llevar consigo un desinfectante de manos a base de alcohol por la casa y, lo que es más importante, cuando se esté aventurando.

D. Mantenga limpio su entorno

Los objetos y superficies con los que entra en contacto a diario pueden estar llenos de gérmenes y virus. Estos incluyen pomos de puertas, cubiertas de teléfonos, cargadores de teléfonos, manijas de refrigeradores, tablas de cortar, trapos de cocina y esponjas de cocina.

Por lo tanto, es importante mantener limpios los alrededores de su hogar y lugar de trabajo en todo momento, pero más durante la temporada de gripe para reducir el riesgo de infectarse por contacto indirecto.

Los artículos domésticos fácilmente disponibles, como vinagre, lejía y jabón, se pueden usar para desinfectar pisos, encimeras de cocina, escritorios, mesas, lavabos y asientos de inodoro. Cambie la ropa de cama de vez en cuando. Las sábanas y fundas de almohada usadas deben lavarse con agua tibia y luego colocarse en una secadora a temperatura caliente. El calor ayuda a inactivar o matar el virus de la influenza.

Palabra final

La influenza es una infección estacional que generalmente comienza a fines del otoño y se extiende durante todo el invierno hasta principios de la primavera, lo que generalmente se conoce como la temporada de influenza.

La vacunación contra la influenza es la primera y más importante protección para protegerse de esta infección. Todas las personas mayores de 6 meses deben vacunarse contra la gripe todos los años.

Como cualquier otra infección viral, la gripe también se resuelve por sí sola y seguirá su curso completo antes de ceder. Los consejos y remedios mencionados anteriormente pueden hacer que el período de recuperación sea menos incómodo.

Leave a Comment

%d bloggers like this: