Pústula: causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento y prevención - Remedios caseros
Salud

Pústula: causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento y prevención

Las pústulas indican una infección cutánea viral, bacteriana o micótica. Una pústula es un pequeño parche de piel abultada, llena de pus, que aparece como protuberancias blancas rodeadas por piel roja. Por lo general, se ven en la espalda, la cara, los hombros, la axila y la ingle. Las pústulas pequeñas se curan solas, mientras que las pústulas que permanecen durante períodos prolongados o que son grandes requieren una intervención médica inmediata.

¿Qué es una pústula?

Las pústulas son pequeñas llagas inflamadas llenas de pus en la superficie de la piel. Son granos más grandes de lo normal y parecen ampollas. Es una afección cutánea muy común, especialmente entre adolescentes y adultos jóvenes. Puede tratar las pústulas con medicamentos o, en casos extremos, con cirugía si se vuelven molestas.

Nuestro cuerpo produce glóbulos blancos como respuesta defensiva para combatir infecciones como la foliculitis (inflamación del folículo piloso), que resulta en la formación de pus. Este pus se acumula en los poros de la piel y forma pústulas.

¿Cuáles son las causas de las pústulas?

El acné o las espinillas son la causa principal de las pústulas. La obstrucción de los poros de la piel por el sebo (aceite) y las células muertas de la piel dan como resultado la formación de acné. A veces, estos poros se irritan y rompen las paredes, lo que resulta en la formación de llagas rojas e hinchadas llamadas pápulas. Los cambios inflamatorios, como enrojecimiento e hinchazón, desencadenan una respuesta inmune en el cuerpo de la persona afectada y producen glóbulos blancos y pus, que se acumulan para formar pústulas.

Otras causas de pústulas se enumeran aquí:

  • Psoriasis: es una afección cutánea autoinmune que da como resultado la formación de manchas rojas y escamosas en la piel. Cualquier infección, estrés y el uso de ciertos medicamentos como ibuprofeno, calcipotriol y prednisona pueden desencadenar una respuesta autoinmune y resultar en psoriasis pustulosa.
  • Rosácea: es una afección cutánea común que causa enrojecimiento y granos en la cara. La rosácea inflamatoria, una forma específica de la afección de la piel, también puede producir pústulas.
  • Varicela: es una infección viral que causa erupciones con picazón y ampollas en la piel. A medida que avanza la enfermedad, estas lesiones cutáneas pueden convertirse en pústulas.
  • Viruela: Es una infección viral grave que puede provocar la formación de ampollas llenas de pus en la piel.

Signos y síntomas:

Las pústulas aparecen como pequeñas protuberancias rojas o blancas en la piel. Si aparecen repentinamente en la cara, los hombros o la espalda, puede deberse a una infección cutánea bacteriana o viral. Busque atención médica inmediata si tiene estos síntomas asociados:

  • Fiebre
  • Dolor en la región con pústulas.
  • Calor en la zona afectada
  • Piel sudorosa
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea

Diagnóstico de pústulas:

Las pústulas generalmente se diagnostican mediante un examen clínico.

Evaluación clinica:

El dermatólogo examina físicamente la gravedad de las pústulas, la extensión del enrojecimiento y la secreción de pus de las células. Se anota una historia detallada de los pacientes sobre la gravedad de los síntomas, el dolor y los síntomas asociados como fiebre, vómitos o diarrea. El médico puede recomendar algunas investigaciones de laboratorio como:

  • Análisis de sangre: se extrae una muestra de sangre para comprobar si hay algún aumento en el recuento sanguíneo total o en la cantidad de glóbulos blancos.
  • Velocidad de sedimentación globular (VSG): durante esta prueba, se recolecta una muestra de sangre para verificar la obstrucción de los glóbulos rojos. La tasa de obstrucción (sedimentación) de las células sanguíneas suele ser mayor en los pacientes que padecen infecciones o afecciones inflamatorias.
  • Prueba de química del suero: se recolecta una muestra de sangre para determinar los niveles de ciertas sustancias químicas. Ayudan a analizar el funcionamiento de algunos órganos del cuerpo y a buscar anomalías. También ayuda a controlar los niveles de proteínas específicas en la sangre, como albúminas, globulinas plasmáticas y vitaminas como calcio y zinc.
  • Cultivo de piel: se extrae una muestra de pus o líquido de la lesión pustulosa para detectar gérmenes como bacterias u hongos que causan la infección. Esta muestra se agrega a un medio que mejora el crecimiento de gérmenes. El cultivo de piel ayuda a determinar el tipo de organismo que causa la infección.
  • Biopsia de piel: el médico extrae una pequeña cantidad de tejido de la superficie de la piel afectada mediante una pequeña incisión y la examina bajo el microscopio. Cualquier crecimiento anormal de tejidos puede identificarse fácilmente.

Tratamiento de pústulas:

El objetivo del tratamiento de las pústulas es eliminar las ampollas existentes y prevenir la aparición de otras nuevas. Las pústulas pequeñas suelen desaparecer en tres o cuatro días sin ningún tratamiento específico. Pero las pústulas grandes requieren tratamiento médico con antibióticos tópicos u orales.

Algunos de los métodos de tratamiento se enumeran aquí:

  • Medicamentos de venta libre, como loción de calamina o gel de peróxido de benzoilo
  • Ungüentos que contienen ácido salicílico o azufre regularmente según lo recomendado por el dermatólogo.
  • Antibióticos orales como amoxicilina y doxiciclina.

En pacientes afectados con una forma grave de pústulas, el siguiente método de tratamiento es útil:

Terapia fotodinámica (TFD):

La TFD, también llamada terapia de luz azul, implica el uso de una combinación de un fármaco fotosensible (el tipo de fármaco que se activa con la exposición a la luz) y luz (para activar el fármaco en cuestión) para tratar el acné o las pústulas y diferentes tipos de cánceres de piel.

Procedimiento PDT:

El propósito principal de la TFD es destruir el acné dirigiéndose a un tejido específico. El tratamiento con TFD es el siguiente:

  • Se administra un fármaco fotosensibilizador por vía intravenosa o en forma de líquido o crema.
  • Se le pide al paciente que espere un período de tiempo específico (tiempo de espera o período de incubación) para que se active el medicamento.
  • La parte afectada de la piel se irradia con una intensidad de luz específica que activa la medicación fotosensible.

Qué hacer y qué no hacer para las pústulas:

Las siguientes medidas ayudan a prevenir el desarrollo de pústulas:

  • Limpia la cara al menos dos veces al día con un jabón suave o un lavado de cara.
  • Evite apretar o hacer estallar los granos con las manos o usando agujas o alfileres.
  • Use exfoliantes o mascarillas suaves como agentes exfoliantes para eliminar las células muertas de la piel con regularidad.
  • Use tiras de poros para sacar el aceite de los poros.

Las pústulas son una de las razones más comunes por las que las personas visitan a los dermatólogos. En esta era moderna, las personas son más propensas a las pústulas debido a hábitos poco saludables como comer comida chatarra y la exposición a la contaminación ambiental. Las pústulas se pueden prevenir limitando la exposición de la piel al polvo o alérgenos y siguiendo una dieta saludable.

Leave a Comment

%d bloggers like this: