Quiste mamario: causas, síntomas, tratamiento y prevención - Remedios caseros
Salud

Quiste mamario: causas, síntomas, tratamiento y prevención

Los quistes mamarios son sacos o bultos no cancerosos (benignos) llenos de líquido que se encuentran dentro del seno. Es común tener más de un quiste en una mama, lo que da la apariencia de un racimo de uvas y un globo de agua.

Se estima que el 7% de las mujeres pueden desarrollar quistes mamarios en el mundo occidental. No siempre se necesita tratamiento. Si el quiste es bastante grande e incómodo, entonces el líquido del quiste se puede drenar con una aguja.

¿Qué es un quiste mamario?

Los quistes o quistes mamarios son los sacos de líquido que se acumulan en el seno, lo que da como resultado bultos (nódulos) redondos u ovalados en el seno. Es común tener múltiples quistes, en uno o ambos senos. El desarrollo de quistes es común en mujeres premenopáusicas, de entre 35 y 55 años. Los quistes mamarios desaparecerán después de la menopausia, pero las mujeres que usan terapia hormonal pueden desarrollar quistes, también después de la menopausia. En su mayoría, estos quistes son benignos, pero en algunas personas, que tienen antecedentes familiares de cáncer, los quistes pueden ser la causa de una enfermedad subyacente.

Causas de los quistes mamarios:

Las causas exactas de los quistes mamarios se desconocen hasta ahora. Algunas de las posibles causas son:

Los quistes mamarios pueden desarrollarse debido a cambios hormonales durante la menstruación en el cuerpo. La evidencia sugiere que la alta producción de estrógeno en el cuerpo puede causar quistes mamarios, al estimular el tejido mamario.

Los quistes generalmente se ven en los lóbulos que producen leche y la llevan a los conductos, conocidos como unidad lobular del conducto terminal (TDLU). La posible causa del quiste se debe a hinchazón o inflamación cerca de TDLU.

A veces, las infecciones tienden a ser una posible causa de quiste junto con enrojecimiento, dolor y secreción. Es un poco común en mujeres embarazadas y en período de lactancia.

Síntomas de los quistes mamarios:

Algunos de los signos y síntomas de los quistes mamarios son los siguientes:

  • Bultos mamarios lisos y fácilmente movibles con bordes distintos
  • Dolor y sensibilidad (dolor o malestar) en los senos cerca del bulto
  • Pérdida o secreción del pezón que puede ser transparente y de color pajizo
  • Aumento del tamaño del bulto justo antes de la menstruación
  • La disminución del tamaño del bulto y la aparición de otros signos y síntomas después de la menstruación.

Por lo general, un quiste de mama no aumenta el riesgo de cáncer de mama . Los quistes pueden ser responsables de crear dificultades para examinar los otros bultos en el seno que necesitan una evaluación médica.

¿Cómo diagnosticar un quiste mamario?

Una vez que se detecta el bulto o quiste en un seno, el médico preguntará sobre el historial médico de la paciente. El médico realiza el examen de los senos y puede solicitar una mamografía y una ecografía de los senos para un diagnóstico preciso. Los métodos de diagnóstico incluyen:

Examen de los senos: se realizará un examen físico de los senos para detectar bultos y otras anomalías. Otras pruebas, como la aspiración con aguja fina y la técnica de imagen, pueden confirmar la presencia de quistes y bultos.

Ultrasonido de mama: esta prueba ayuda al médico a saber si el bulto es un saco lleno de líquido sólido o blando. En su mayoría, los bultos sólidos no son cancerosos, pero algunos pueden deberse a una enfermedad subyacente como el cáncer. Se recomienda la biopsia para una evaluación adicional de los tumores sólidos.

Aspiración con aguja fina: es un método de inserción de una aguja fina en el bulto del seno, para extraer o drenar el líquido del quiste. El ultrasonido se usa durante este procedimiento para guiar la colocación de la aguja en el bulto del seno. Si el líquido se escapa del bulto en la mama, se necesita un diagnóstico inmediato.

  • Si el líquido es transparente y el bulto en la mama desaparece: No se requiere ningún tratamiento adicional.
  • Líquido sanguinolento con apariencia de un bulto en la mama: se recolectan muestras y se envían a los laboratorios para un diagnóstico y análisis adicional. Los cirujanos y el radiólogo llevarán a cabo procedimientos de imagen para un diagnóstico y tratamiento precisos.
  • Sin líquido: el médico recomendará una prueba de imagen, como una mamografía y una ecografía, para saber si el bulto es sólido o semisólido. El bulto sólido o semisólido se recoge y se observa en busca de cáncer.

¿Cuál es el tratamiento para el quiste mamario?

No se requiere tratamiento, porque el quiste mamario está lleno de líquido y no muestra signos ni síntomas. Si los bultos están presentes y persisten por más tiempo, entonces es necesario el tratamiento.

Aspiración con aguja fina: en este procedimiento, el líquido de los bultos mamarios se drena con una aguja fina. Se observa la desaparición de un quiste y los síntomas resueltos. En algunas personas, las formaciones de quistes recurrentes son comunes. Si los bultos persisten en el cuerpo y aumentan de tamaño, después de 3 a 4 ciclos de menstruación, es necesaria la evaluación del médico.

Terapia hormonal: los anticonceptivos orales (píldoras anticonceptivas) pueden regular el ciclo menstrual normal y reducir la recurrencia y la formación de nuevos quistes en el seno. Si los síntomas son graves, se recetan medicamentos orales, como tamoxifeno y danazol. Al suspender la terapia hormonal después de la menopausia, los quistes mamarios se pueden reducir y prevenir.

Cirugía: es la extirpación quirúrgica de los quistes mamarios, que generalmente se realiza en casos raros, como la recurrencia del quiste cada mes y el líquido sanguinolento o el matiz de sangre en el líquido del quiste.

¿Cuáles son los métodos de prevención del quiste mamario?

El desarrollo de quistes mamarios se puede prevenir siguiendo algunas medidas:

  1. Usar un sostén de soporte bien ajustado: alivia las molestias causadas por los quistes dolorosos.
  2. Aplicación de compresores de calor y frío: ayuda a reducir el dolor en el pecho.
  3. Evitar la cafeína: No existen pruebas que demuestren que la cafeína es un factor de riesgo para los quistes mamarios. Sin embargo, algunas mujeres con quistes mamarios han sugerido que evitar la cafeína puede mejorar los síntomas de los quistes mamarios.
  4. Reducción de la ingesta de sal: según algunos estudios, una menor ingesta de sodio puede reducir la retención excesiva de líquidos en el cuerpo y, por lo tanto, previene la formación de quistes en los senos.
  5. Tomar medicamentos de venta libre (acetaminofén y antiinflamatorios anti-esteroides) para los quistes de mama puede reducir el dolor.
  6. Hacer ejercicio con regularidad, evitar el estrés y mantener una buena dieta puede prevenir el desarrollo del quiste mamario.

Leave a Comment

%d bloggers like this: