Ampollas de fiebre: 6 remedios caseros y consejos de cuidado personal - Remedios caseros
Salud general

Ampollas de fiebre: 6 remedios caseros y consejos de cuidado personal

Las ampollas de fiebre son causadas por el virus del herpes simple. Si bien el virus del herpes simple tipo 1 es en gran parte responsable, el virus del herpes tipo 2 también puede causar la infección.

Estos virus viven en los ganglios nerviosos, que son un conjunto de nervios en el costado de la cara. A partir de ahí, los virus pueden infectar el tejido alrededor de los labios y provocar un brote. Puede albergar el virus en su infancia y solo desarrollar síntomas a una edad mayor.

Hay tratamiento médico disponible para las ampollas febriles , y también puede probar remedios caseros y medidas de cuidado personal que pueden ayudar a controlar la afección en el hogar.

Remedios caseros para las ampollas causadas por la fiebre para ayudar a la recuperación

Los siguientes son algunos remedios caseros que puede utilizar para promover la curación de las ampollas febriles.

Precaución: Realice una prueba de parche para descartar alergias o reacciones de sensibilidad.

1. Aplique una compresa fría

La aplicación de una compresa fría puede ayudar a reducir el dolor, la hinchazón y el enrojecimiento asociados con las ampollas febriles. Es mejor usar una compresa fría en la aparición inicial de los síntomas, es decir, cuando aparecen por primera vez sensibilidad y hormigueo alrededor del labio.

Cómo utilizar:

Coloque una compresa fría en el área afectada durante 10 a 15 minutos. Puede usar cubitos de hielo envueltos en un paño de algodón, un paquete de guisantes o callos congelados o paquetes de gel de hielo para este propósito.

2. Prueba la miel de kanuka

La miel de kanuka de grado médico es tan eficaz como la crema de aciclovir al 5% en el tratamiento de las ampollas febriles.

Cómo utilizar:

  1. Aplique un poco de miel kanuka de grado médico en las ampollas febriles.
  2. Déjelo actuar de 5 a 7 minutos antes de lavarlo.

3. Toma suplementos de equinácea o té.

Los estudios han demostrado que los polisacáridos, alquenos y amidas en la equinácea pueden ayudar a prevenir la recurrencia de la infección.

Cómo utilizar:

Consuma té de equinácea o suplementos al consultar con su médico.

4. Aplicar raíz de regaliz

La glicirricina, el compuesto activo de la raíz de regaliz, exhibe propiedades antiinflamatorias y antivirales que pueden ayudar a controlar una infección por el virus del herpes simple.

Cómo utilizar:

  1. Mezcle 1 cucharada de polvo de raíz de regaliz con ½ cucharadita de agua para formar una pasta espesa.
  2. Aplique la pasta en las áreas afectadas con un hisopo de algodón.
  3. Enjuague después de unos minutos.

5. Use gel de aloe vera

Se ha demostrado que el aloe vera ayuda a controlar el crecimiento del virus del herpes simple tipo 2 humano

Cómo utilizar:

Se sugiere usar geles medicinales disponibles en el mercado, ya que el gel de aloe vera puro y fresco puede no ser efectivo.

6. Utilice extracto de propóleo

Los extractos de propóleo contienen flavonoides, ácidos fenilcarboxílicos y polifenoles que actúan como antivirales contra el VHS-2. Además, se ha visto que los extractos de propóleo pueden ser tan efectivos como el aciclovir y pueden mostrar efectos sinérgicos cuando se usan juntos.

Cómo utilizar:

Consulte a su médico sobre el uso de cremas tópicas que contengan un 3% de propóleo.

Medidas de autocuidado

Seguir algunas medidas de cuidado personal durante el tratamiento de la infección puede promover una recuperación rápida, evitar daños en la piel y prevenir episodios recurrentes de ampollas febriles.

Esto es lo que puede hacer:

1. Protege tu piel del sol

Los dañinos rayos ultravioleta del sol pueden retrasar la curación o recuperación de la piel e incluso activar virus inactivos, lo que resulta en otro brote. Por tanto, es de vital importancia evitar la exposición al sol.

Puede usar bálsamos, geles y ungüentos labiales de amplio espectro con SPF 30 o más en los labios y la boca, especialmente en verano. También se sugiere utilizar protectores solares con zinc u óxido de titanio ya que son altamente efectivos.

2. Mantener la higiene personal

Asegúrese de lavarse las manos con agua y jabón antes de tocar las llagas o aplicar cualquier pomada medicinal. Además, evite compartir sus artículos de tocador, cubiertos o maquillaje con otra persona.

3. Evite el contacto con los demás

Dado que la infección se puede propagar a través del contacto de piel a piel, absténgase de estar en contacto cercano con nadie más.

4. Abstenerse de picarse las llagas

Evite pellizcarse o reventar las llagas o costras, ya que aumenta el riesgo de propagar la infección a través de las manos.

5. Mejora tu dieta

Evite consumir alimentos picantes, picantes, calientes, ácidos o salados, ya que pueden irritar el herpes labial. En su lugar, coma alimentos blandos fríos e incluya jugos de frutas y bebidas a base de vegetales en su dieta.

Además, consuma alimentos ricos en antioxidantes como coliflor, coles de Bruselas, brócoli y col rizada. Además, consuma alimentos con alto contenido de zinc, vitamina E, vitamina C y selenio, ya que proporcionan propiedades antivirales. Sin embargo, evite consumir alimentos ricos en arginina.

6. Manejar el estrés

El estrés puede desencadenar la aparición de ampollas febriles.Puede realizar meditación, yoga, ejercicios cardiovasculares y tai chi para ayudar a controlar el estrés leve a moderado.

Preguntas más frecuentes sobre las ampollas febriles

¿Puede el vinagre de sidra de manzana diluido, el alcohol isopropílico o el peróxido de hidrógeno ayudar a tratar las ampollas febriles?

Los expertos recomiendan encarecidamente contra el uso de estas sustancias en las llagas, ya que pueden exacerbarlas.

¿Son útiles los suplementos o ungüentos de lisina en el tratamiento de las ampollas febriles?

Los resultados de los estudios sobre el uso de lisina para el tratamiento del herpes labial son contradictorios, algunos estudios sugieren su utilidad para controlar el crecimiento viral y otros dicen que es altamente ineficaz. Por lo tanto, es mejor usar ungüentos de lisina solo después de consultar a su médico.

Palabra final

Las ampollas febriles o herpes labial son causadas por una infección de los nervios faciales con cepas virales del herpes simple humano. Es vital tratar las ampollas febriles lo antes posible con medicamentos antivirales para prevenir la recurrencia o complicaciones.

Las ampollas febriles de leves a moderadas generalmente mejoran por sí solas, pero el uso de remedios caseros puede ayudar a la recuperación y curación de la piel. Sin embargo, antes de usar cualquiera de estos remedios, es vital obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados para el herpes labial, ya que el problema suele ser recurrente y puede extenderse fácilmente a cualquier parte del cuerpo.

Leave a Comment

%d bloggers like this: