Rinitis alérgica: remedios caseros y cuidados personales - Remedios caseros
Salud general

Rinitis alérgica: remedios caseros y cuidados personales

La rinitis se refiere a la irritación o hinchazón en el revestimiento mucoso de la nariz. Cuando ocurre después de la exposición a alérgenos, se conoce como rinitis alérgica o fiebre del heno, que es una enfermedad muy prevalente.

Esta enfermedad crónica está asociada con una dificultad respiratoria significativa, que puede impedir su productividad y calidad de vida en general, así como agravar condiciones comórbidas como el asma.

Remedios caseros para aliviar la rinitis alérgica

Los siguientes remedios caseros rentables y efectivos pueden ayudar a controlar los síntomas de la rinitis alérgica .

1. Enjuague su nariz con agua salina

La congestión nasal asociada con la rinitis alérgica se puede tratar con un lavado nasal con solución salina, que ayuda a facilitar la eliminación del exceso de moco.

Tanto las soluciones salinas caseras como las de venta libre se pueden usar para la irrigación nasal, pero un estudio encontró que las soluciones hipertónicas de fabricación propia son 0.9% más efectivas que las isotónicas comerciales. Es mejor si consulta a su médico para decidir cuál es el más adecuado para usted.

Direcciones:

  1. Mezcle 1 cucharadita de sal en 2 tazas de agua destilada tibia o use una solución salina de venta libre.
  2. Con una pera de goma, vierta pequeñas cantidades de la solución en una fosa nasal.
  3. Deje que la solución se escurra por la otra fosa nasal o por la boca.
  4. Suénese la nariz suavemente para eliminar la mucosidad y la solución restante.
  5. Repita el proceso en la otra fosa nasal.
  6. Realice esta terapia dos veces al día hasta que desaparezcan los síntomas.

Resumen:La irrigación nasal con solución salina tibia diluye el moco espeso que obstruye las vías respiratorias y ayuda a eliminarlo junto con otros irritantes que pueden quedar atrapados dentro de la nariz. Este es un método bastante seguro para limpiar una nariz tapada, siempre que se haga correctamente.

2. Prueba la inhalación de vapor

La inhalación de vapor ayuda a diluir y aflojar el exceso de moco en las fosas nasales, lo que facilita su expulsión.

Ambas acciones son útiles para aliviar los síntomas de la rinitis alérgica, como congestión nasal, dolor de garganta, secreción nasal, goteo nasal, dolor facial, picazón nasal, irritación o lagrimeo de los ojos y estornudos.

Direcciones:

  1. Hierva agua y viértala en un tazón grande.
  2. Agregue unas gotas de aceites esenciales como menta, eucalipto, árbol de té o aceite de romero.
  3. Use una toalla para cubrirse la cabeza e inclinarse sobre el recipiente.
  4. Inhale el vapor con respiraciones profundas durante 5 a 10 minutos y suénese la nariz concienzudamente.
  5. Repita el procedimiento varias veces al día hasta que desaparezcan los síntomas.

Nota: La inhalación de vapor no es segura para niños pequeños. En su lugar, dales un baño o una ducha tibia.

Resumen:La inhalación de vapor implica respirar vapores cálidos y húmedos que diluyen la consistencia de la flema para facilitar su expulsión e incluso pueden frenar la secreción de sustancias químicas inflamatorias de los mastocitos.

3. Beber té de ortiga

La ortiga se ha utilizado ampliamente como tratamiento alternativo para las alergias estacionales, incluida la rinitis alérgica. Proporciona un alivio rápido de la picazón, los estornudos, la tos y la congestión nasal.

Múltiples estudios han demostrado su papel en el alivio de la rinitis alérgica mediante la acción de sus compuestos activos, incluidos los fenoles que inhiben las vías inflamatorias.

Direcciones:

  1. Mezcle 1 cucharada de hoja de ortiga seca en 1 taza de agua caliente.
  2. Cubra la mezcla y déjela reposar durante 5 minutos.
  3. Colar y agregar la miel.
  4. Consuma este té dos o tres veces al día hasta que desaparezcan los síntomas.
  5. Alternativamente, considere los suplementos de ortiga.

Nota: Consulte a su médico antes de usar este remedio, ya que puede interactuar con sus medicamentos. Abstenerse de dar ortiga a mujeres embarazadas y niños pequeños.

Resumen:La ortiga puede ayudar a reducir los síntomas inflamatorios de la rinitis alérgica al inhibir la liberación de histamina que es la base de esta reacción adversa.

4. Agregue probióticos a su dieta

Un estudio de 2011 demostró la eficacia y seguridad del uso de probióticos para el tratamiento y la prevención de la fiebre del heno. Sin embargo, no se pudo determinar su mecanismo.

Otro estudio de 2013 favoreció la administración de un probiótico específico, a saber, Lactobacillus acidophilus, para reducir la frecuencia y gravedad de los síntomas de la rinitis alérgica.

Direcciones:

Los probióticos están disponibles en varias formas, incluidas fuentes naturales como el yogur, que pueden ayudar a estimular el sistema inmunológico.

Resumen:Los probióticos son una buena fuente de bacterias intestinales saludables que pueden ayudar a fortalecer su respuesta inmunológica a varios alérgenos comunes que causan rinitis.

5. Consume más vitamina C

Las propiedades antihistamínicas y estimulantes del sistema inmunológico de la vitamina C juegan un papel crucial en el manejo de los síntomas de la alergia , la prevención de infecciones y la reducción de la duración de la enfermedad.

Direcciones:

  • Consuma alimentos ricos en vitamina C, como naranjas, limones, brócoli, kiwi, papas, fresas, toronjas, tomates, brotes y pimientos morrones.
  • Alternativamente, tome suplementos de vitamina C al consultar a su médico.

Si bien múltiples estudios respaldan el uso de estas terapias para reducir varios síntomas de la rinitis alérgica, se necesita una investigación más rigurosa para establecer de manera concluyente su eficacia, seguridad y mecanismo de acción.

Resumen:A la vitamina C se le atribuye un importante potencial antioxidante y antiinflamatorio que puede ayudar en el manejo de diversas alergias, incluida la rinitis alérgica.

6. Consume cúrcuma como medicina

A la cúrcuma se le atribuyen importantes propiedades antioxidantes, estimulantes del sistema inmunológico y antiinflamatorias que pueden ayudar en el manejo de los síntomas de la rinitis alérgica, como tos, estornudos, boca seca y congestión nasal.

Muchos han utilizado este remedio para aliviar la rinitis alérgica, pero no hay suficiente evidencia científica para confirmar su mecanismo y beneficios.

Direcciones:

  • La cúrcuma es una especia versátil que se puede usar en varios platos y, por lo tanto, se puede incluir fácilmente en su dieta habitual. Además, el uso de pimienta negra con cúrcuma puede mejorar la bioactividad de la curcumina, que es el principal compuesto medicinal de la cúrcuma.
  • También puedes prepararte una buena taza de té de cúrcuma.
  • Puede preguntarle a su médico acerca de comenzar con un suplemento de cúrcuma.

7. Toma un poco de miel todos los días.

Un estudio realizado en 2013 demostró que la ingesta de una dosis alta de miel era beneficiosa para disminuir los síntomas de la rinitis alérgica, favoreciendo así su uso como terapia complementaria. Sin embargo, se necesitan más estudios para establecer de manera concluyente la eficacia de la miel en el manejo de la rinitis alérgica.

Direcciones:

Consume una cucharada de miel directamente o mézclala en una taza de agua tibia para hacer un tónico terapéutico.

8. Beba vinagre de sidra de manzana diluido.

Al ACV se le atribuyen propiedades antioxidantes, antimicrobianas y desintoxicantes que pueden ayudar a eliminar los gérmenes responsables de inducir la rinitis alérgica.

Además, este líquido ligeramente ácido puede ayudar a descomponer la flema acumulada en las vías respiratorias y ayudar a acelerar su expulsión para restaurar la respiración normal.

Direcciones:

Siempre diluya el ACV antes de consumirlo, ya que puede ser demasiado fuerte en su concentración original. Mezcle 1-2 cucharadas de ACV en un vaso de agua tibia y beba esta solución una vez al día.

Nota: el ACV es levemente ácido pero puede causar reflujo ácido y erosión dental si se consume sin diluir o cantidades excesivas pueden erosionar el esmalte dental, por lo que es aconsejable consumirlo en forma diluida y consultar a su médico antes de consumirlo.

9. Incluya pescado en su dieta

El pescado también se ha ganado muchos elogios de los usuarios generales por su capacidad para frenar la inflamación y una respuesta alérgica. Un estudio concluye que los ácidos grasos presentes en el pescado ayudaron a disminuir la contracción de las vías respiratorias provocada por enfermedades alérgicas como el asma.

Direcciones:

El pescado es una adición saludable a su dieta y se puede consumir caliente o frío y como plato separado o como parte de ensaladas.

10. Obtenga más quercetina

La quercetina es un flavonoide que da su color a muchas frutas y verduras. Por lo tanto, varios alimentos que están pigmentados naturalmente, como manzanas, uvas, bayas, brócoli, cebollas, etc., están fuertemente dotados de quercetina. Otras buenas fuentes de estos flavonoides incluyen ciertas hierbas, té y vino.

La quercetina funciona como un poderoso antioxidante que puede ayudar a controlar las alergias estacionales, incluida la rinitis alérgica. Además, un estudio muestra que la quercetina actúa como antihistamínico natural, por lo que ayuda a reducir los síntomas de la rinitis alérgica. (dieciséis)

Direcciones:

  • Simplemente puede incluir varios alimentos ricos en quercetina en su dieta diaria para aprovechar los beneficios terapéuticos de este polifenol.
  • Incluso puede tomar suplementos de quercetina, pero solo después de consultar a su médico sobre la dosis y el uso adecuados.

Tratamiento alternativo

Aquí hay otra intervención especializada que puede ayudar a reducir la intensidad y frecuencia de la rinitis alérgica, si se realiza correctamente:

Acupuntura

La acupuntura es una técnica tradicional china que consiste en insertar agujas en puntos específicos del cuerpo para mejorar la circulación sanguínea y aliviar diversas enfermedades. Dado que es levemente invasivo, siempre se debe buscar la ayuda de un acupunturista profesional para realizar este procedimiento y evitar accidentes o lesiones.

Se informó que la acupuntura es efectiva particularmente en la reducción de los signos y síntomas de la congestión nasal con una mejora en la calidad de vida. La investigación sugiere que la acupuntura ejerce efectos antiinflamatorios para prevenir el desarrollo de rinitis alérgica.

Medidas para evitar alérgenos

Dado que la rinitis alérgica se agrava con la exposición a alérgenos, es importante seguir ciertas medidas preventivas para evitar estos desencadenantes.

  • Evite tocarse o frotarse la nariz o los ojos.
  • Mantenga sus manos limpias y láveselas con agua y jabón.
  • Utilice un filtro de vacío al pasar la aspiradora.
  • Utilice un deshumidificador para reducir los niveles de humedad en el interior. Alternativamente, evite el uso de humidificadores.
  • Use agua caliente y detergente para lavar sus sábanas y fundas de almohada.
  • Evite abrir las ventanas durante las temporadas de mucho polen y moho. En su lugar, use acondicionadores de aire.
  • Bañe a sus mascotas a intervalos regulares y mantenga una rutina de higiene. Restrinja su entrada al dormitorio para evitar la caspa de las mascotas.
  • Cuando salga, use un sombrero de ala ancha y anteojos de sol para evitar que el polen entre en sus ojos.
  • Use fundas a prueba de ácaros del polvo para edredones, edredones, almohadas, somieres y colchones.
  • Cúbrase la nariz y la boca cuando trabaje con harina de trigo, ya que puede desencadenar el asma del panadero. Una alergia al polvo de harina de trigo también puede provocar rinitis alérgica y síntomas de asma. Sin embargo, el trigo en forma de alimentos no es problemático. La inhalación de harina de trigo, centeno o soja puede desencadenar la afección.

Evite otros desencadenantes que puedan agravar la afección, que incluyen:

  • Humedad
  • Temperaturas frías
  • Viento
  • Tabaco o humo de leña
  • Humos químicos
  • Aerosoles
  • Zonas con alta contaminación atmosférica
  • Fragancias fuertes como perfumes o ambientadores

Las siguientes medidas pueden ayudar a la recuperación:

  • Consuma una dieta rica en carbohidratos complejos y baja en grasas.
  • Beba mucha agua para mantener la hidratación corporal.
  • Abstenerse de consumir alcohol, productos lácteos y cafeína durante algunos días.
  • Cámbiese de ropa después de venir del exterior para evitar los alérgenos.

Preguntas más frecuentes sobre la rinitis alérgica

¿La sinusitis y la rinitis alérgica están asociadas entre sí?

La rinitis alérgica puede causar un bloqueo en los senos nasales que resulta en la acumulación de líquido, que actúa como un caldo de cultivo para los gérmenes. La infección resultante desencadena una inflamación en el revestimiento de los senos nasales, lo que se conoce como sinusitis.

¿Es común la rinitis alérgica durante el embarazo?

La rinitis alérgica es una dolencia común que puede ocurrir incluso antes del embarazo y puede mejorar, agravar o permanecer igual durante este período. Sin embargo, algunas mujeres pueden desarrollar rinitis alérgica durante el embarazo por pura coincidencia.

¿La vitamina D juega un papel en la rinitis alérgica?

Algunos estudios clínicos sugieren que los niveles bajos de vitamina D en el suero pueden aumentar el riesgo de desarrollar rinitis alérgica, pero otros han producido resultados contradictorios.

También se cree que el género y la edad pueden influir en la determinación de esta relación. Se necesitan más estudios para establecer de manera concluyente esta conexión.

¿Las infecciones virales están asociadas con la rinitis alérgica?

Las infecciones virales son causas comunes de inflamación de las vías respiratorias que se conoce como rinitis viral. La rinitis viral y alérgica pueden influir mutuamente en su aparición. Según estudios recientes, las infecciones virales pueden prevenir el desarrollo de alergias o agravar los síntomas clínicos de la rinitis alérgica.

¿Por qué los síntomas de la alergia empeoran por la noche?

Los síntomas pueden empeorar por la noche debido a la presencia de alérgenos en interiores, como caspa de mascotas, polen y ácaros del polvo, especialmente en la ropa de cama.

Palabra final

La rinitis alérgica es una afección de por vida que solo se puede controlar, pero no curar. Vivir con esta enfermedad respiratoria puede afectar su vida diaria en ausencia de un tratamiento adecuado.

Si bien la rinitis alérgica se trata principalmente con medicamentos, también se encuentran disponibles terapias paralelas que utilizan productos naturales y prácticas para el cuerpo y la mente. Estas intervenciones farmacológicas y no farmacológicas proporcionan un alivio sintomático de la rinitis alérgica en lugar de tratar la enfermedad en sí.

Leave a Comment

%d bloggers like this: