Signos de desequilibrio intestinal y alimentos para mejorar la salud intestinal - Remedios caseros
Salud general

Signos de desequilibrio intestinal y alimentos para mejorar la salud intestinal

Mantener un sistema digestivo saludable es un factor increíblemente importante para apoyar el sistema inmunológico y el cuerpo en general.

El intestino tiene bacterias buenas y malas que juegan un papel en la salud del cuerpo. Para tener un intestino sano se necesitan más bacterias buenas que malas. Por el contrario, un crecimiento excesivo de bacterias malas en el intestino causa disbiosis y puede provocar complicaciones de salud.

Dado que el 70% del sistema inmunológico del cuerpo reside en el intestino, es fundamental que siga funcionando correctamente. Casi el 90% de la serotonina se produce en el tracto digestivo, por lo que es una parte esencial para mantener un estado de ánimo saludable. Por lo tanto, un intestino sano es un factor importante para lograr la salud de todo el cuerpo.

Causas de un intestino no saludable

Algunas causas comunes de un intestino no saludable se pueden atribuir a factores del estilo de vida cotidiano o afecciones o infecciones médicas.

Infecciones / condiciones médicas:

  • Infección por hongos como el crecimiento excesivo de Candida
  • Crecimiento excesivo de bacterias del intestino delgado (SIBO)
  • Intestino permeable
  • Síndrome del intestino irritable (SII)
  • Infección parasitaria como la de un oxiuro

Causas relacionadas con el estilo de vida:

  • El estrés hace que el cuerpo entre en modo de lucha o huida, lo que puede causar inflamación en el intestino.
  • La ingesta de AINE (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos) puede causar problemas relacionados con el intestino con el tiempo.
  • El azúcar excesivo causa inflamación y alimenta las bacterias dañinas en el intestino.
  • Los alimentos inflamatorios, como los aceites muy procesados ​​(incluidos el aceite de canola, el aceite de maíz y el aceite de soja), los alimentos fritos, el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa y los edulcorantes artificiales, pueden causar inflamación en el intestino y crear desequilibrios que conducen a un intestino no saludable.
  • El glifosato (Roundup) puede disminuir la cantidad de bacterias beneficiosas en el intestino.
  • El consumo excesivo de alimentos procesados ​​puede causar inflamación en el intestino y un desequilibrio de bacterias.
  • El exceso de alcohol puede alimentar bacterias dañinas en el intestino y causar inflamación.
  • Las intolerancias alimentarias pueden causar inflamación crónica en el cuerpo y debilitar el revestimiento intestinal, lo que hace que el cuerpo sea más propenso a las enfermedades.

Síntomas de un intestino enfermo

Los síntomas de los desequilibrios intestinales variarán debido a factores de bioindividualidad y estilo de vida. Aquí hay algunos síntomas que se pueden atribuir a los desequilibrios intestinales:

  • Hinchazón
  • Estreñimiento
  • Indigestión
  • Diarrea
  • Malestar estomacal frecuente
  • Fatiga
  • Trastornos del estado de ánimo
  • Irritaciones de la piel
  • Malabsorción
  • Condiciones autoinmunes
  • Fatiga constante
  • Mala calidad del sueño

Diagnóstico de desequilibrios intestinales

Se recomienda una prueba de heces para llegar a la causa raíz de un intestino desequilibrado. Sin embargo, no todas las pruebas de heces pueden proporcionar toda la información necesaria para hacer un diagnóstico adecuado.

Se debe solicitar una prueba de heces completa para lograr un análisis completo de la salud intestinal.

Alimentos que apoyan un intestino sano

Consumir una dieta saludable es uno de los aspectos más importantes de cualquier programa que tenga como objetivo mantener el intestino sano. Los siguientes son alimentos fácilmente disponibles que ayudan a mantener un intestino sano:

  • El caldo de huesos es increíblemente curativo para el revestimiento intestinal debido a su rico contenido de nutrientes y alta biodisponibilidad de nutrientes. El caldo de huesos es rico en aminoácidos, colágeno y compuestos como glutamina, glicina y prolina. Estos nutrientes ayudan a curar el revestimiento del intestino.
  • La gelatina de res ayuda a mantener un intestino sano, y las gomitas de frutas hechas con gelatina de res son una delicia fácil y sabrosa para el intestino.
  • Los alimentos ricos en fibra, como legumbres, frijoles, guisantes, avena, plátanos, espárragos, alcachofas y puerros, son todos alimentos maravillosos para mantener un intestino sano.
  • Los probióticos de alta calidad son una maravillosa adición a una dieta saludable para el intestino. El intestino tiene miles de millones de bacterias, tanto buenas como malas, y los probióticos ayudan a aumentar las bacterias intestinales beneficiosas. Es importante tener en cuenta que las personas que tienen intolerancia a los lácteos deben optar por los probióticos sin lácteos. Las intolerancias alimentarias desgastan el revestimiento intestinal.
  • Consuma alimentos ricos en probióticos, como verduras fermentadas, kéfir, kimchi, yogur sin azúcares añadidos y bebidas fermentadas.
  • Consuma alimentos ricos en prebióticos, como alcachofas de Jerusalén, ajo, puerros, espárragos, plátanos, cebada, avena, manzanas, semillas de lino, algas y vinagre de sidra de manzana.
  • Comer alimentos anti-inflamatorios, tales como la cúrcuma, el jengibre, verduras de hoja verde y frutas frescas.
  • Consuma alimentos ricos en omega-3, como semillas de chía, semillas de lino, nueces, aceite de coco y aceite de oliva.
  • Consuma grasas saludables, que incluyen mantequilla de animales alimentados con pasto, ghee, aceite de oliva virgen extra, aceite de coco, aceite de aguacate, aguacates y semillas de chía.
  • Beba diariamente cantidades adecuadas de agua filtrada. Trate de beber entre 40 y 64 oz, según su altura, peso y nivel de actividad. El agua ayuda a eliminar las toxinas y mantiene un intestino sano.

Consejos sencillos para mantener un intestino sano

Mantener un intestino sano requiere prácticas diarias que tengan en cuenta todos los factores de la dieta y el estilo de vida.

  • Consumir una dieta saludable rica en vitaminas y minerales: esta es una excelente manera de mantener un intestino saludable. Comer una amplia variedad de vegetales coloridos, frutas, proteínas limpias, grasas saludables y alimentos ricos en colágeno es una manera maravillosa de apoyar la salud intestinal todos los días.
  • Beber mucha agua filtrada
  • Ejercitándose
  • Limitar el consumo de alcohol
  • Dejar de fumar
  • Reduciendo estrés
  • Usar productos no tóxicos

¿Cuánto tiempo se tarda en curar su intestino?

No hay una duración establecida para curar el intestino, ya que la bioindividualidad, la dieta, el estilo de vida, los factores del estilo de vida cotidiano y los problemas de salud coexistentes juegan un papel. Sin embargo, algunos desequilibrios intestinales se pueden mejorar en tan solo 3 meses y hasta 2 años.

El primer paso para mejorar un desequilibrio intestinal es realizar una prueba de heces completa para identificar el desequilibrio. Siempre es importante conocer el tipo de desequilibrio intestinal para llegar a la causa raíz. Sin identificar el tipo exacto de desequilibrio, la dieta, los suplementos y el protocolo incorrectos podrían empeorar los síntomas.

Complicaciones de un intestino desequilibrado no tratado

Un intestino no saludable afecta al cuerpo en su conjunto y puede causar complicaciones de salud, como afecciones autoinmunes, si no se trata. Los efectos a largo plazo de un intestino enfermo variarán según la bioindividualidad.

Sin embargo, algunos desequilibrios intestinales se pueden atribuir a una mala absorción de vitaminas y minerales, lo que causa deficiencia y conduce a ciertas complicaciones de salud. Además, un intestino enfermo puede hacer que el cuerpo sea vulnerable a enfermedades debido a la inmunidad debilitada. El intestino tiene uniones estrechas que sellan el revestimiento del intestino para evitar que partículas de alimentos, toxinas y materias extrañas ingresen al torrente sanguíneo y causen daño.

Cuando el intestino no está sano y no se trata, las uniones estrechas pueden debilitarse y las partículas de alimentos y materias extrañas pueden ingresar fácilmente al torrente sanguíneo, lo que puede causar intolerancias alimentarias, cambios de humor y afecciones autoinmunes.

Palabra final

En palabras del gran médico griego Hipócrates, “Todas las enfermedades comienzan en el intestino”. Estas sabias palabras han sido la voz de la razón para que muchos médicos utilicen el intestino como punto de partida para ayudar a mejorar la salud de sus pacientes.

Cuando el intestino está en un estado saludable, las bacterias buenas ayudan al cuerpo a digerir y metabolizar los alimentos, absorber y utilizar los nutrientes y mantener un estado de ánimo saludable.

Por otro lado, un intestino enfermo, si no se trata, puede disminuir la calidad de vida de una persona debido a su conexión con los trastornos del estado de ánimo y el deterioro cognitivo. Por lo tanto, es especialmente importante mantener un intestino sano para la salud y el bienestar en general.

Leave a Comment

%d bloggers like this: