10 señales de advertencia de sobrecarga tóxica en el cuerpo - Remedios caseros
Salud general

10 señales de advertencia de sobrecarga tóxica en el cuerpo

Las toxinas son sustancias nocivas que se producen dentro del cuerpo durante los procesos metabólicos o se ingieren, inhalan y contraen a través de la piel a diario.

El cuerpo humano tiene mecanismos incorporados para eliminar estas toxinas. El hígado y los riñones son los principales órganos desintoxicantes que filtran las toxinas de la sangre, que luego se excretan o liberan a través del sudor.

Si el cuerpo no elimina correctamente estas toxinas, pueden acumularse con el tiempo y volverse venenosas. Se sabe que estos productos químicos inhiben ciertas enzimas que son necesarias para las funciones corporales esenciales. Además, la sobrecarga tóxica puede dañar sus tejidos, comprometer el funcionamiento de los órganos y, por lo tanto, dar lugar a una amplia gama de problemas de salud.

Tipos de toxinas

Las toxinas son esencialmente sustancias químicas que se producen biológica o artificialmente.

Las toxinas naturales normalmente están presentes en los alimentos de origen vegetal y animal, mientras que las toxinas sintéticas están presentes en los gases industriales, medicamentos, contaminantes ambientales y pesticidas químicos, que pueden ingresar al cuerpo directamente oa través de cadenas alimentarias contaminadas.

Las toxinas metabólicas son los subproductos de las diversas actividades metabólicas dentro del cuerpo.

¿Cómo pueden entrar las toxinas al cuerpo?

Las toxinas se producen dentro del cuerpo o ingresan a través de las siguientes rutas:

  • Las toxinas pueden ingresar al torrente sanguíneo a través de numerosas vías: inhalación, ingestión, inyección y exposición a la piel y los ojos.
  • Las toxinas también pueden acumularse y desarrollarse con el tiempo a partir del aumento de la producción o la disminución de la excreción dentro del cuerpo.
  • Enfermedades como la enfermedad renal crónica y la enfermedad hepática pueden causar la acumulación de toxinas, lo que puede alterar los sistemas del cuerpo.
  • La inmunosupresión y ciertas deficiencias genéticas enzimáticas también pueden aumentar la susceptibilidad a la acumulación de toxinas dentro del cuerpo o disminuir la excreción de toxinas.
  • El uso desregulado de agentes farmacológicos también puede resultar en toxicidad; por lo tanto, estos agentes deben administrarse regularmente bajo la guía de un profesional de la salud.
  • El consumo de drogas ilícitas también es un factor determinante importante de la entrada de toxinas en el torrente sanguíneo.

Señales de advertencia de sobrecarga de toxinas

La acumulación de toxinas dentro del cuerpo puede dar lugar a los siguientes problemas:

1. Estreñimiento

Las toxinas y los efectos adversos de los agentes farmacológicos pueden causar estreñimiento. Las toxinas y agentes notables que pueden causar estreñimiento incluyen plomo, anticolinérgicos, narcóticos, antidepresivos, medicamentos psiquiátricos, anticonvulsivos y vitamina D excesiva .

2. Aumento de peso

Muchas toxinas ambientales pueden afectar el metabolismo y las hormonas, provocando un aumento de peso.

Cuando el cuerpo está expuesto a un exceso de toxinas y no puede excretarlas de manera eficiente, las toxinas pueden almacenarse en forma de grasa para evitar que circulen por el torrente sanguíneo. Esto puede dar lugar a diversas complicaciones de salud adversas, como la diabetes.

Las toxinas que pueden causar aumento de peso incluyen:

  • Plaguicidas
  • Plástica
  • Retardantes de llama
  • Ftalatos
  • Feliz cumpleaños
  • Bisfenol A (BPA)
  • Metales pesados ​​(plomo, mercurio, arsénico)
  • Limpiadores y disolventes químicos
  • Contaminación del aire de las fábricas

3. Fatiga constante

Las toxinas ambientales pueden alterar el metabolismo muscular, lo que puede provocar dolor muscular y fatiga constante.

La mayoría de las personas que experimentan fatiga constante debido a toxinas químicas pueden recordar factores desencadenantes como el uso de drogas recreativas, la exposición a pesticidas y la remodelación o mudarse a una nueva casa.

La fatiga también puede ser el resultado del insomnio inducido por toxinas y la falta de sueño reparador. Las toxinas que pueden causar fatiga constante incluyen:

  • Cloruro de metileno
  • Plaguicidas
  • Dirigir
  • Mercurio
  • Cadmio
  • Arsénico
  • Aluminio
  • Níquel
  • Plata
  • Berilio
  • Creer

4. Problemas de piel

Las toxinas se pueden absorber a través de la piel, causando irritación y daño a la piel.

La exposición ocupacional a sustancias químicas es un determinante significativo de afecciones de la piel como dermatitis de contacto irritante, dermatitis de contacto alérgica, cánceres de piel, infecciones de la piel y lesiones de la piel.

Las toxinas que pueden causar problemas en la piel incluyen:

  • Rieles
  • Resinas epoxi y acrílicas
  • Aditivos de caucho
  • Intermedios químicos
  • Agroquímicos (pesticidas y fertilizantes)
  • Productos químicos comerciales
  • Ácidos, bases, agentes oxidantes / reductores
  • Detergentes
  • Agentes de limpieza débiles

5. Dolores de cabeza y migrañas

El dolor de cabeza puede ser un signo de presentación de diversas toxinas. La toxicidad por monóxido de carbono y cianuro son causas comunes de dolores de cabeza inducidos por toxinas.

Los agentes que causan la dilatación de la vasculatura, como la nitroglicerina, también pueden aumentar el flujo sanguíneo al cerebro y provocar dolores de cabeza. Otras causas incluyen cloruro de metileno, pesticidas, productos químicos, desequilibrios hormonales y abstinencia.

6. Cambios de humor

Ciertas toxinas pueden afectar los sistemas nervioso y endocrino, causando problemas psicológicos, como depresión, ansiedad, cambios de humor y alteraciones del sueño.

El alcohol, el consumo de drogas ilícitas y los agentes farmacológicos también son determinantes psicológicos y emocionales del estado de ánimo. El monóxido de carbono y los pesticidas también pueden causar la muerte de las células neuronales debido a la disminución del suministro de oxígeno, al deterioro de la cognición y a la demencia.

La exposición prolongada a las neurotoxinas puede provocar efectos irreversibles y trastornos cerebrales degenerativos. Las toxinas que pueden causar cambios de humor incluyen:

  • Compuestos orgánicos volátiles (COV)
  • Emisiones de formaldehído
  • Fragancias sintéticas
  • Estireno y xileno (pinturas y disolventes)
  • Tolueno (automotriz)
  • Ftalatos y bencenos (productos para el cuidado de la higiene)
  • Ftalatos (ambientadores, velas y plástico)
  • Molde

7. Mal aliento

La halitosis, también conocida como mal aliento, puede indicar un proceso subyacente en lugar de deberse a comer alimentos inadecuados u olvidarse de cepillarse los dientes.

Un aliento afrutado puede resultar de una acumulación de cetonas, principalmente acetona, dentro del cuerpo, que ocurre durante la cetoacidosis diabética (CAD), un control no regulado del azúcar en sangre dentro del cuerpo de los diabéticos y es una emergencia médica.

La toxicidad del arsénico también puede causar alteraciones en el olor del aliento, dando un olor a ajo al aliento. La toxicidad del cianuro también puede alterar la respiración de una persona, dando un olor a “almendra amarga”, pero esto puede ser difícil de detectar.

8. Dolores y espasmos musculares

El alcohol, los desequilibrios de electrolitos y los efectos farmacológicos adversos son etiologías que pueden provocar miopatías.

Las miopatías tóxicas pueden manifestarse como dolor muscular, calambres musculares y debilidad muscular severa con rabdomiólisis (la muerte de las fibras musculares, la liberación de contenidos tóxicos a la circulación), causando insuficiencia renal y posible muerte.

9. Insomnio

El insomnio puede deberse a diversas etiologías: ambientales, hereditarias, psicológicas y conductuales.

El consumo de cafeína y alcohol y fumar cerca de la hora de acostarse puede provocar trastornos del sueño e insomnio. Estas causas de insomnio suelen ser a corto plazo y reversibles y pueden mejorarse con la higiene del sueño.

10. Sobrecalentamiento del cuerpo y sudoración.

Ciertas sustancias y toxinas como la cafeína, los organofosforados, la MDMA y el éxtasis pueden aumentar los efectos simpaticomiméticos dentro del cuerpo, aumentando la termorregulación y provocando un sobrecalentamiento del cuerpo y sudoración.

La toxicidad colinérgica causada por organofosforados, que se encuentran en pesticidas e insecticidas, puede aumentar la sudoración junto con otros efectos sistémicos.

Hormonas normalmente afectadas por sobrecarga tóxica

Muchas toxinas pueden, con el tiempo, afectar la función hormonal. Se ha descubierto que el consumo excesivo de productos lácteos puede alterar la función hormonal debido a la presencia de hormonas de crecimiento.

Una amplia gama de productos comestibles envasados ​​contienen xenoestrógenos (componentes del BPA), lo que provoca exposición y desequilibrio hormonal. La sobrecarga tóxica se presentaría como aumento de peso, confusión mental, fatiga, insomnio, dolores musculares, dolores y cambios de humor.

Consejos y métodos útiles para desintoxicar el cuerpo

Aquí hay algunas pautas simples para minimizar la acumulación de tóxicos dentro de su cuerpo :

  • Se han implementado dietas de desintoxicación orgánica de alimentos integrales y pérdida de peso para eliminar el exceso de toxinas, lo que potencialmente conduce a mejores hábitos de estilo de vida, mejorando así el bienestar.
  • Cambiar a productos sin ftalatos ni parabenos, como humectantes, jabones, gel de baño, champús, tintes para el cabello y maquillaje, minimizará la exposición a las toxinas.
  • El consumo de productos orgánicos también puede limitar la exposición a las toxinas utilizadas en la agricultura, como los pesticidas.
  • Los estudios demuestran que las vitaminas C y E y el extracto de ajo pueden ayudar a eliminar del cuerpo varias toxinas , principalmente el plomo. El ajo disminuye la absorción de toxinas en los huesos y tejidos blandos. Se descubrió que las vitaminas C y E reducen el daño oxidativo debido a sus propiedades antioxidantes, lo que permite que el cuerpo se recupere de las lesiones inducidas por el plomo y las toxinas.
  • La instalación de filtros de agua y purificadores de aire en casa puede ayudar a disminuir la exposición a toxinas.
  • La actividad física y el ejercicio son otras formas excelentes de desintoxicarse, ya que las toxinas se liberan continuamente a través del sudor.
  • El apoyo complementario para desintoxicar órganos como el hígado y el riñón también se puede utilizar en personas que lo requieran, ya que aquellos con inmunidad alterada pueden carecer de la capacidad para eliminar las toxinas de manera adecuada.
  • Un estado nutricional e inmunológico fuerte y saludable y la ingesta adecuada de vitaminas, minerales y aminoácidos juegan un papel crucial en la desintoxicación de toxinas y productos químicos extraños.

¿Pueden los altos niveles de toxinas causar diabetes?

Como se mencionó anteriormente, ciertas toxinas pueden almacenarse en forma de grasa, lo que provoca un aumento de peso, lo que puede alterar aún más el metabolismo y la función de la insulina. Esto puede provocar que no se mantengan los niveles adecuados de azúcar en sangre y, en consecuencia, diabetes. (dieciséis)

¿Los altos niveles de toxinas en el aire también pueden provocar cáncer de piel?

Además de los rayos UVA, los metales pesados ​​como el arsénico, los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), los COV, los óxidos, el material particulado (PM), el ozono (O3) y el humo del cigarrillo son contaminantes ambientales del aire que también pueden provocar cáncer de piel debido a lesión de las células de la piel.

La piel tiene una barrera protectora natural para prevenir un daño oxidativo extenso. Sin embargo, la exposición prolongada a estas toxinas ambientales puede poner a uno en riesgo de desarrollar cáncer de piel. Pueden producirse efectos dermatológicos menores en la piel después de la exposición a toxinas, lo que provoca envejecimiento, inflamación, psoriasis y eccema.

Palabra final

La sobrecarga de toxinas dentro del cuerpo puede manifestar muchos signos y síntomas. Aunque el cuerpo está eliminando toxinas constantemente, las malas elecciones de estilo de vida y un sistema inmunológico debilitado pueden comprometer su función de eliminación y provocar dolencias.

Leave a Comment