Todo sobre la sordera: causas, síntomas, tratamiento y mitos - Remedios caseros
Salud

Todo sobre la sordera: causas, síntomas, tratamiento y mitos

De las numerosas discapacidades identificadas en el cuerpo humano, la discapacidad auditiva es una de las más antiguas y conocidas. Si bien existían ciertos mitos relacionados con la discapacidad, algunos incluso sugerían que las personas con algún tipo de discapacidad mostraban cierta falta de inteligencia académica. Desde entonces, estos mitos han sido desmentidos, pero todavía hay una falta de conocimiento. Esto nos inspiró, en Medlife, a presentarles una lectura interesante sobre la sordera, las causas de la sordera, los síntomas de la sordera, el tratamiento de la sordera y cualquier mito sobre la sordera.

¿Qué es la sordera?

La sordera es una condición en la que una persona pierde toda la capacidad de oír. La discapacidad auditiva es el bloqueo parcial o completo de la audición en uno o ambos oídos, lo que significa que no pueden oír los sonidos. Según el tipo de pérdida auditiva, los síntomas de esta discapacidad pueden ser leves o graves. Ha existido una antigua creencia de que los niños que nacen sordos al nacer no pueden sobresalir en el lenguaje hablado. Si bien es cierto que la mayoría de las personas sordas prefieren el lenguaje de señas que se les ha enseñado y les resulta más natural, pero si sus cuerdas vocales no están dañadas, una persona sorda puede aprender a hablar con la ayuda de la logopedia.

Es importante entender que, dado que una persona sorda no puede oír, entiende el lenguaje y la comunicación a través de la lectura de labios y la expresión facial, lo que le facilita el lenguaje de señas ya que puede ver lo que está diciendo, es algo que le resulta natural. ellos como palabras para una persona oyente. Sin embargo, esto no significa que todas las personas sordas sean mudas o sufran problemas del habla.

Causas de la discapacidad auditiva

Ciertas enfermedades y accidentes pueden provocar problemas de audición. Sin embargo, antes de que comencemos a comprender las causas de la enfermedad, intentemos comprender los diferentes tipos de discapacidad auditiva. Hay tres tipos básicos de impedimentos:

  • Pérdida de la audición:

La pérdida auditiva es la pérdida gradual de la audición; sin embargo, una persona puede descifrar los sonidos cuando se amplifican o se hacen más fuertes. Por lo general, se trata de una pérdida auditiva relacionada con la edad, sin embargo, podría haber otras causas para la pérdida auditiva.

  • Sordera:

La sordera ocurre cuando una persona no puede entender el habla, ni siquiera cuando alguien le habla en voz alta. Sin embargo, existe una pequeña posibilidad de que estas personas puedan escuchar sonidos fuertes y explosiones.

  • Sordera profunda:

La sordera profunda es la incapacidad absoluta para procesar el sonido en cualquier forma. Esto significa que el individuo no solo es incapaz de distinguir el habla, sino que no puede entender los sonidos más fuertes como golpes y estruendos.

La discapacidad auditiva puede deberse a varias razones. Sin embargo, la mayoría de los tipos de pérdida auditiva son tratables o al menos tienen remedios. Estas son algunas de las causas de la discapacidad auditiva:

  • Varicela
  • Meningitis
  • Algunas formas de cáncer
  • Hipotiroidismo
  • Tabaquismo de segunda mano (tabaquismo pasivo)
  • Medicamentos como la estreptomicina, que generalmente se usa para tratar la tuberculosis.
  • Accidentes
  • Pérdida auditiva inducida por ruido
  • Infecciones de oído
  • Envejecer

Los síntomas de la sordera

No hay síntomas duros y rápidos de discapacidad auditiva; de hecho, la mayoría de los síntomas de la sordera en realidad dependen de la causa de la sordera. Algunos niños nacen sin la capacidad de oír, mientras que otros pierden esta capacidad debido a alguna enfermedad, infección, accidente o como parte del deterioro general del cuerpo a través de la edad. Los siguientes son algunos síntomas de sordera, comenzaremos con los bebés y luego avanzaremos:

  • El bebé no responde a ningún sonido a la edad de 4 meses.
  • El bebé no se asusta con los sonidos.
  • El bebé no ha comenzado a hablar hasta los 12 meses, ni muestra signos de reconocer la fonética de ciertas palabras.
  • El niño empieza a hablar mucho más tarde que sus contemporáneos.
  • El niño pequeño habla de forma poco clara o sufre algún tipo de discapacidad del habla .
  • Si el niño pequeño sufre una discapacidad parcial, es posible que le pida que repita sus instrucciones varias veces.
  • Un niño con discapacidad auditiva no muestra ningún signo de escucharte y, en ocasiones, puede parecer que te está ignorando. Sin embargo, responderá perfectamente bien si eres visible.
  • Si la discapacidad auditiva ocurre gradualmente en adultos o niños que previamente tenían una buena audición, es posible que comiencen pidiéndole que repita sus palabras, o que hable más alto o incluso que le pida que aumente el volumen de conjuntos que ya son altos.
  • Las personas sordas y con problemas de audición tienen dificultades para interactuar en un entorno ruidoso.

Tipos de sordera:

Si bien muchas personas creen que la sordera se encuentra en un máximo de uno o dos tipos, la sordera en realidad se ha dividido en varios tipos y niveles, y es importante comprender estos tipos y niveles para comprender el alcance de la discapacidad y qué se puede hacer para ayudar el individuo se ocupa de la enfermedad. Hay tres tipos básicos de pérdida auditiva:

1) Pérdida auditiva conductiva:

La pérdida auditiva conductiva ocurre porque las ondas sonoras o las vibraciones no pueden pasar del oído externo a la cóclea. Esto generalmente se convierte en una pérdida auditiva parcial y generalmente es causada por:

  • Acumulación de cerumen excesivo
  • Tímpano dañado (debido a sonidos fuertes, infección o perforación)
  • Infección con acumulación de líquido e inflamación.
  • El mal funcionamiento de huesecillos
  • Trauma
  • Demencia
  • Presencia de tejido cicatricial debido a una infección previa.
  • Anquilosis

2) Pérdida auditiva neurosensorial:

Este tipo de discapacidad / pérdida auditiva se debe a un daño cerebral o una disfunción del nervio auditivo, la cóclea o el nervio interno. Normalmente, se debe a la edad, por lo que las células ciliadas de la cóclea se dañan o comienzan a perder su función, lo que conduce a un mal funcionamiento de la cóclea que conduce a la pérdida o deterioro de la audición. Esta pérdida también podría deberse a una exposición prolongada a sonidos fuertes de alta frecuencia. Dicho daño a las células no se puede revertir ni curar de ninguna manera; sin embargo, se están realizando investigaciones para ver si las células madre pueden causar una diferencia y ayudar a regenerar las células ciliadas. La pérdida auditiva neurosensorial también se debe a un traumatismo craneoencefálico o deformidades congénitas; sin embargo, la proporción de estos casos es muy baja.

3) Pérdida auditiva mixta:

La pérdida auditiva mixta es cuando una persona muestra síntomas de pérdida auditiva tanto neurosensorial como conductiva. Este tipo de pérdida auditiva generalmente se debe a infecciones de oído a largo plazo que se han ignorado o no se han cuidado y provocan daños sostenidos en los huesecillos y los tímpanos. Algunos proveedores de atención médica pueden sugerir una cirugía para ayudar a restaurar la audición, pero se ha demostrado que incluso la cirugía no siempre puede revertir eficazmente el daño causado.

Si bien los tres anteriores son los tipos de sordera más comúnmente explicados y comprendidos, hay dos tipos más de sordera que generalmente se basan en la cantidad de discapacidad:

4) Sordera unilateral:

La sordera unilateral también se conoce como sordera unilateral, lo que significa que una persona sufre de pérdida auditiva o discapacidad en un solo oído. Los bebés que sufren de sordera unilateral muestran síntomas de una capacidad de desarrollo del habla más lenta, incapacidad para identificar la fuente de un sonido, falta de concentración y vacilación en socializar. Los adultos que sufren de discapacidad auditiva unilateral tienen dificultades para concentrarse en el habla y la conversación con mucho ruido de fondo, sin embargo, pueden conversar tan bien como una persona sin discapacidad auditiva si no hay ruidos de fondo.

5) Sordera bilateral:

La sordera bilateral es una discapacidad auditiva en ambos oídos, cuando surge tal caso, la capacidad de una persona para comprender los sonidos y el habla se basa en el nivel de sordera que padece. Su nivel de sordera también indica el tipo de tratamiento que necesitarían para una comunicación eficaz.

Aparte de los diferentes tipos, la pérdida auditiva también se entiende en función del nivel de sordera o pérdida auditiva que se esté sufriendo. Para una comprensión básica, hay cuatro niveles de sordera:

6) sordera leve:

A la persona le resulta difícil escucharlo, especialmente si hay un ruido de fondo que anule su voz. Desde el punto de vista médico, se dice que una persona sufre de sordera leve si solo puede oír sonidos entre 25 dB y 29 dB.

7) Sordera moderada:

Una persona que sufre de sordera moderada necesita un audífono para poder conversar con usted correctamente, de lo contrario se vuelve muy difícil para ella descifrar el sonido y el habla. Se dice que una persona sufre un deterioro moderado cuando es capaz de detectar sonidos entre 40 dB y 69 dB.

8) Sordera severa:

En este nivel, una persona definitivamente necesita un audífono y, a pesar de tener un audífono, es posible que dependa de la lectura de labios o del lenguaje de señas para poder comunicarse eficazmente con un individuo. Se dice que una persona es muy sorda si puede descifrar sonidos dentro del rango de 70 dB a 80 dB.

9) sordera profunda:

Desde el punto de vista médico, se dice que una persona sufre de sordera profunda si no puede oír nada por debajo de 90 dB. Sin embargo, algunas personas que sufren de sordera profunda no pueden descifrar el sonido en absoluto, por muy fuerte que sea. Esto también significa que el audífono no puede ser eficaz para una persona que sufre de sordera profunda, los únicos remedios para que estas personas puedan comunicarse eficazmente es a través de la lectura de labios y / o el lenguaje de señas.

Relación entre sordera y habla:

Si bien ha habido varias teorías sobre cómo la sordera afecta el habla, debemos recordar dos cosas al evaluar los efectos de la sordera en el habla: la primera es cuándo una persona sufre de pérdida auditiva y la segunda es el nivel de discapacidad auditiva en sí. Dependiendo de dichos factores, la relación entre sordera y habla se puede dividir en dos formas:

  • Sordera antes del desarrollo del habla

La sordera antes del desarrollo del habla significa pérdida de audición o deterioro causado por defectos o enfermedades antes de que el niño aprenda a comprender y a imitar la fonética del habla. Si un niño menor de 4 años muestra signos de deterioro o pérdida auditiva, entonces un implante coclear puede ayudarlo a desarrollar con éxito la capacidad del habla. De lo contrario, los niños no solo pueden mostrar un retraso en el desarrollo del habla, sino que también pueden mostrar un retraso en la comprensión y el desarrollo de las señales sociales que les ayudan a socializar con otros niños. La mayoría de los niños que sufren de retraso en la comunicación y el desarrollo social generalmente nacen en familias donde todos los demás miembros tienen habilidades para hablar y oír y, por lo tanto, carecen de conocimiento del lenguaje de señas. Por lo tanto,

  • Sordera después del desarrollo del habla

Son muy pocas las personas que nacen sordas, la mayoría de las personas sufren pérdida de audición debido a determinadas circunstancias. Estas personas ya han desarrollado el habla, lo que significa que, dada cualquier situación, saben las palabras y cómo pronunciarlas. Así, dependiendo del nivel de sordera, estas personas pueden optar por audífonos, implantes, cirugía, medicamentos o lenguaje de señas. Es importante recordar que estas personas tienen un mayor riesgo de sufrir traumas psicológicos, así como enfermedades como la depresión, ya que ya han tenido un circuito social bien desarrollado, que puede romperse o volverse obsoleto debido a su incapacidad para comunicarse con quienes les rodean. .

Diagnóstico de sordera:

Si sospecha que usted o un ser querido está mostrando síntomas de pérdida o deterioro de la audición, debe acudir a un otorrinolaringólogo de inmediato. Hay varias formas en que un médico puede diagnosticar la sordera, aquí hay algunos procedimientos:

1. Examen físico y entrevistas:

Si un médico sospecha algún daño en sus oídos, el primer paso sería un examen físico. El médico puede simplemente iluminar el orificio de la oreja para detectar la presencia de cera excesiva, acumulación de líquido, inflamación, infección o tímpanos dañados. Además, el médico también puede hacerle una serie de preguntas como:

  • ¿Sueles pedirle a la gente que repita lo que le están diciendo?
  • ¿Le resulta difícil hablar con personas en grupos?
  • ¿Las personas que lo rodean se quejan de que el volumen de dispositivos que está utilizando actualmente es demasiado alto?
  • ¿Trabaja en espacios con sonidos extremadamente fuertes?
  • ¿A menudo le resulta difícil hablar por teléfono?
  • ¿Extrañas tus llamadas o la puerta porque no escuchaste el teléfono o el timbre?
  • Si su respuesta es afirmativa a las preguntas anteriores, le sugerimos que visite a un especialista en otorrinolaringología de inmediato.

2. Prueba de audiómetro:

El médico le pedirá que use auriculares, donde el sonido se enviará solo a un oído a la vez. Habría varios sonidos y palabras a diferentes decibeles, así como volúmenes y frecuencias y el paciente tiene que indicar cada vez que escucha un sonido o una palabra. Esto ayuda al médico a tener una idea más clara del nivel de pérdida auditiva, lo que a su vez ayuda a crear un plan de tratamiento.

3. Prueba del diapasón:

La prueba del diapasón es probablemente la prueba más antigua conocida para identificar la fuente de la sordera. Un diapasón es un diapasón de dos puntas que cuando se golpea emite un sonido agudo. El médico sostiene el diapasón cerca del hueso mastoideo que está detrás de la oreja y cerca del canal auditivo y el paciente debe indicar cuándo puede escuchar el sonido.

4. Prueba del oscilador óseo:

El objetivo de la prueba del oscilador óseo es determinar la funcionalidad de los nervios que transportan señales de sonido al cerebro. Se coloca un oscilador óseo detrás de la oreja de un paciente, contra sus huesos mastoideos, y luego se realiza la prueba para ver con qué facilidad pasan las vibraciones a través de los huesecillos.

Tratamiento de la sordera

Si una persona sufre de sordera profunda o daño sostenido en las células ciliadas, entonces es casi imposible ayudarlo a escuchar el éter por primera vez o nuevamente. Pero hay varios remedios que podrían emplearse para ayudarlos a lidiar con su sordera. En esta sección discutiremos los remedios, comenzando con los remedios para la mayoría de los niveles más bajos de discapacidad auditiva:

  • Audífonos:

Como se ha hecho en la sección con niveles de sordera, los audífonos pueden ser fundamentales para ayudar a las personas con sordera leve y moderada en sus interacciones con el mundo, incluso pueden ayudarles a mantener conversaciones fácilmente. Los audífonos son dispositivos externos que se usan para ayudar a la audición de un paciente. Actualmente, hay varios tipos de audífonos disponibles, todos los cuales generalmente consisten en una batería, un micrófono, un amplificador y un altavoz. Vienen en todos los tamaños y niveles de potencia y generalmente amplifican los sonidos para ayudar a una persona a escuchar con claridad.

Algunos audífonos modernos también pueden distinguir entre el habla y otros ruidos. Un audiólogo es la persona que crea audífonos personalizados para el paciente que satisfacen sus necesidades por completo. Si bien existen varios tipos de audífonos, ya que su creación depende del nivel de sordera, así como del tipo de sordera, un tipo de audífono muy importante es un implante coclear.

Los implantes cocleares se utilizan generalmente cuando el oído medio y el tímpano de una persona funcionan perfectamente, pero hay daño en las células ciliadas de la cóclea. Un implante coclear es un electrodo delgado que se inserta en la cóclea, que luego estimula la electricidad con la ayuda de un microprocesador colocado detrás de la oreja. Los implantes cocleares modernos son lo suficientemente avanzados como para ayudar a los pacientes a disfrutar de la música y a cancelar los ruidos de fondo. De hecho, si un niño muestra signos de sordera antes de los 4 años, un implante coclear puede ayudarlo a desarrollar el habla con facilidad.

  • Lectura de labios y lenguaje de señas

Las personas que sufren de sordera severa, incluso los audífonos, no ayudan mucho, mientras que para las personas que sufren de sordera profunda, ningún dispositivo puede ser de ninguna ayuda. Sin embargo, con ciertas terapias, estas personas pueden aprender a leer los labios y a comunicarse mediante el lenguaje de señas. Hay varios lenguajes de señas en el mundo, mientras que el lenguaje de señas más popular es el lenguaje de señas americano, India tiene su propio lenguaje de señas único, llamado lenguaje de señas indio, mientras que la gente en Gran Bretaña usa el lenguaje de señas británico.

Mitos sobre la sordera

De nuevo, la sordera es una discapacidad milenaria que ahora viene con su propio conjunto de mitos, el más común de estos mitos:

1. Las personas sordas no pueden hablar:

Esta es la noción más común conocida por todos. Si bien es cierto que los niños que sufren de discapacidad auditiva pueden mostrar signos de retraso en el desarrollo del habla, no significa necesariamente una incapacidad para hablar. A menos que una persona sufra de sordera profunda, cualquier persona con pérdida auditiva puede aprender a hablar con la ayuda de la logopedia.

2. Las personas sordas no pueden conducir:

Si bien es cierto que las personas sordas no pueden oír, tienen una conciencia muy aguda de su visión periférica. De hecho, como no pueden oír, tienen más cuidado al conducir. De hecho, la mayoría de las personas sordas son conductores seguros, ya que su incapacidad para oír les hace mantener la concentración intacta. La serie de televisión “Switched At Birth” ha retratado cómo las personas sordas pueden conducir coches y bicicletas sin ningún problema.

3. Las personas sordas no pueden comprender la música:

Si bien existen implantes y audífonos modernos que ayudan a las personas a disfrutar de la música, tampoco es cierto que las personas sordas no puedan disfrutar de la música. Si bien es posible que no puedan escuchar música, hay varios músicos famosos y bailarines que eran o son sordos o que sufren de pérdida auditiva. De hecho, Beethoven quien es famoso por su hermosa música comenzó a perder la audición desde los 25 años, pero también ha sido reconocido por crear música hermosa, de manera similar, ha habido bailarines , que son sordos, pero tienen carreras exitosas como bailarines, porque están más sintonizados con las vibraciones de los ritmos de la música.

4. Audífonos para pérdida de audición inversa:

No. Los audífonos no revierten la pérdida auditiva, la mayoría de los audífonos amplifican el sonido para ayudar a la persona a comprender su entorno. Sí, algunos audífonos modernos ahora pueden distinguir entre el habla y el ruido de fondo, lo que ayuda a mejorar la comunicación de los pacientes; sin embargo, el uso de audífonos no puede revertir la pérdida auditiva.

5. Discapacidad auditiva significa la incapacidad de escuchar en absoluto:

Si bien la idea general es que una persona que sufre de discapacidad auditiva debe ser completamente incapaz de escuchar el sonido, esto no es cierto. Hay varios niveles de pérdida auditiva, junto con tipos. Los niveles ayudan a determinar cuánto sonido puede reconocer una persona sin la ayuda de asistencia.

6. Las personas nacen sordas o se vuelven sordas debido a la vejez:

Si bien es cierto que es más fácil reconocer los síntomas de la sordera en bebés y ancianos, la pérdida de audición puede ocurrir en cualquier momento de la vida de una persona. Puede desarrollarse como resultado de un traumatismo craneoencefálico, exposición prolongada a ruidos fuertes, infecciones, etc.

Día mundial de los sordos

La historia de la celebración del Día Mundial de los Sordos comienza con un estadounidense llamado Granville Redmond, que sufrió pérdida de audición en su infancia debido a la escarlatina. En el momento en que Granville sufría de discapacidad auditiva, se creía que dicha discapacidad hace que una persona sea dependiente de por vida, sin embargo, con el apoyo de su familia, Granville no solo terminó su educación, también se hizo mundialmente conocido por su trabajo.

Así, el Día Mundial de las Personas Sordas se celebra el último domingo de septiembre de cada año para conmemorar los talentos y capacidades de las personas que padecen sordera, demostrando que la sordera de ninguna manera hace a una persona menor. Este es un día que se observa para crear conciencia sobre la sordera, lo que puede ayudar a proporcionar un mejor estilo de vida para los sordos.

Leave a Comment

%d bloggers like this: