Cuidado personal y remedios caseros para la gingivitis - Remedios caseros
Salud general

Cuidado personal y remedios caseros para la gingivitis

La gingivitis es un problema de salud bucal común y se refiere a la inflamación de las encías causada por la acumulación de placa o bacterias. Puede tratarse fácilmente con medidas de cuidado personal y remedios caseros. Sin embargo, para la gingivitis persistente, es mejor consultar a un dentista.

Remedios caseros para la gingivitis

Puede tomar varias medidas en casa para ayudar a prevenir o tratar la gingivitis.

1. Mastica hojas de guayaba

Las hojas de guayaba pueden exhibir algún grado de propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antimicrobianas y analgésicas.

Cómo utilizar:

  • Mastica directamente algunas hojas de guayaba.
  • Muele las hojas de guayaba hasta obtener una pasta y luego lávate los dientes con ella.

2. Considere el bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un agente alcalinizante que puede ayudar a reducir la acidez en la boca, siempre que se use correctamente. También es un antiséptico natural, que puede ayudar a reducir el riesgo de caries, enfermedad de las encías e infecciones bucales.

Cómo utilizar:

  1. Haga una pasta para limpiar la boca agregando unas gotas de agua tibia a una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio.
  2. Aplicar sobre las encías hinchadas durante unos minutos.
  3. Enjuágate la boca con agua.

3. Mastica un palito de miswak

Masticar una barra de miswak mejora el flujo salival y altera la composición salival, lo que hace que su entorno bucal sea menos propicio para el crecimiento de bacterias y la desmineralización dental.

La acción limpiadora del miswak puede incluso reemplazar a la del cepillo de dientes.

4. Usa cúrcuma

La curcumina, el principal componente activo de la cúrcuma, contiene muchas propiedades antioxidantes, astringentes, antiinflamatorias y antimicrobianas. Estas propiedades se pueden utilizar en el tratamiento, manejo y prevención de enfermedades periodontales como la gingivitis .

Cómo utilizar:

  • La cúrcuma puede ayudar a reducir la inflamación gingival cuando se usa tópicamente como parte de un gel oral.
  • Se ha descubierto que el enjuague bucal de cúrcuma exhibe propiedades similares a las del enjuague bucal con gluconato de clorhexidina.

Nota: A pesar de estos méritos, siempre se recomienda consultar a su médico antes de incorporar la cúrcuma en sus prácticas habituales de higiene bucal.

Resumen:La curcumina puede ayudar a promover su salud bucal al frenar la actividad bacteriana y la formación de placa resultante. Al mejorar sus puntuaciones de placa, este agente terapéutico puede ayudar a disminuir el dolor, la hinchazón y el sangrado gingival asociados con la gingivitis.

5. Practica el enjuague con aceite

Si se realiza de manera regular y adecuada, el enjuague con aceite puede inhibir la formación de placa y fortalecer las encías, lo cual puede ayudar a aliviar la gingivitis. Puede utilizarse aceite de coco para este fin.

Cómo utilizar:

Aplique una pequeña cantidad de aceite en la boca durante unos 15 a 20 minutos y luego escúpelo. Esto se hace para extraer las partículas de alimentos, las bacterias y otras impurezas de la boca.

Nota: No haga gárgaras ni ingiera el aceite. Debe pedirle a su dentista que le explique los conceptos básicos de esta técnica y las precauciones que puedan conllevar. Para evitar reacciones indebidas, se recomienda no intentar este procedimiento sin consultar primero con su dentista.

Resumen:El enjuague con aceite puede ser una terapia complementaria beneficiosa para la prevención y el tratamiento de la gingivitis, siempre que lo haga correctamente.

6. Use enjuagues a base de hierbas

Ciertas hierbas, como el clavo, el árbol del té, el neem y la albahaca, pueden inhibir el crecimiento de bacterias orales y la formación de placa. Enjuagarse la boca con un enjuague bucal a base de hierbas que contenga dichos agentes protectores puede ofrecer un efecto desinfectante completo y duradero.

Un estudio favoreció el uso de un enjuague bucal a base de hierbas que contiene cardamomo, aceite de menta, semillas de carambola, gaulteria india, piper betel y beleric como terapia complementaria para la gingivitis y la formación de placa .

Otros enjuagues bucales a base de hierbas que ayudan a mejorar los síntomas de la gingivitis incluyen:

  • Triphala
  • Hierba de limón
  • Aceite de árbol de té
  • Tomar

Nota: Diluya el aceite de árbol de té antes de usarlo para evitar reacciones adversas. Asegúrese de escupir la solución después de enjuagarse la boca con ella.

Resumen:Un enjuague bucal a base de hierbas puede mejorar su salud bucal cuando se usa en combinación con otras medidas de higiene bucal. Esta forma de atención de apoyo puede ser especialmente útil para personas con gingivitis o inflamación de las encías.

7. Usa clavo

El aceite de clavo es conocido por sus efectos analgésicos, anestésicos locales, antiinflamatorios y antibacterianos. Ayuda a reducir la placa y la gingivitis.

Cómo utilizar:

  • Coloque un diente debajo de los dientes afectados para ayudar a disminuir la inflamación.
  • Utilice cualquier pasta de dientes con clavo de olor como ingrediente principal.

8. Enjuague con vinagre de manzana.

La acidez del vinagre de sidra de manzana (ACV) ayuda a restaurar el equilibrio del pH en la boca, ayudando a prevenir el crecimiento bacteriano y la placa.

Cómo utilizar:

Diluya 1 cucharada de ACV en 1 vaso de agua y use esta mezcla para enjuagar su cavidad bucal. Este remedio se puede utilizar dos o tres veces al día.

Nota: Siempre diluya el ACV antes de usarlo. Evite usar el remedio con más frecuencia de lo sugerido o consumir cualquier sustancia ácida hasta 2 horas después del enjuague con ACV, ya que la alta acidez puede afectar el esmalte.

Consejos de cuidado personal para la gingivitis

Estos consejos pueden ayudar en la prevención de la gingivitis:

  1. Deseche su cepillo de dientes viejo: Deseche su cepillo de dientes tan pronto como las cerdas comiencen a ceder y parezcan dañadas. Es mejor cambiar su cepillo de dientes viejo por uno nuevo cada 3 a 4 meses.
  2. Use una pasta de dientes a base de flúor: se le atribuye un potencial antibacteriano y antiséptico significativo y es muy recomendada por los expertos en salud bucal para la prevención de la enfermedad de las encías.
  3. Use hilo dental : use hilo dental con regularidad al menos dos veces al día para eliminar la suciedad y las bacterias alojadas entre las encías y los dientes.
  4. Use un cepillo de dientes eléctrico: Si puede, use un cepillo de dientes eléctrico. Tiene mejor eficacia en la eliminación de placa.
  5. Use un palillo de agua: un palillo de agua es una herramienta útil para pacientes con trabajos dentales extensos, como puentes e implantes dentales.
  6. Practique el raspado de la lengua: practique el raspado de la lengua con regularidad, al menos una vez al día.
  7. Use un enjuague bucal antibacteriano: agregue un enjuague bucal antibacteriano, como clorhexidina, a su rutina de cuidado bucal. Sin embargo, el uso prolongado del enjuague bucal de clorhexidina puede causar manchas en los dientes y solo debe ser usado por personas mayores de 18 años.
  8. Consuma frutas crucíferas y verduras crucíferas: masticar frutas crucíferas (manzanas, zanahorias y rábanos) y verduras crucíferas (apio, repollo y col rizada) puede ayudar a estimular las glándulas salivales para que produzcan más saliva, lo que ayuda a limpiar naturalmente la cavidad bucal.
  9. Consuma alimentos ricos en calcio: aumente la ingesta de alimentos ricos en calcio, que pueden ayudar a fortalecer su estructura dental.
  10. Aumente su ingesta de vitamina C: la vitamina C es un poderoso antioxidante que puede ayudar a mejorar su salud oral y general. Puede obtener la dosis necesaria de este nutriente vital a través de su dieta.
  11. Evite los alimentos azucarados: las bacterias dañinas prosperan con los azúcares. No hace falta decir que debe evitar comer alimentos con alto contenido de azúcar.
  12. Enjuague su boca con agua salada: Apretar agua salada en su boca ayuda a desalojar los restos de comida y hace que sea más fácil quitarlos o escupirlos. Además, el lavado con agua tibia con sal sobre las encías enrojecidas e inflamadas puede ayudar a aliviar la hinchazón inducida por la gingivitis.
  13. Beba agua después de una comida: termine su comida con un poco de agua para tragar cualquier partícula de comida que pueda estar atascada dentro de su boca.
  14. Aumente su ingesta de vitamina D: la vitamina D reduce el riesgo de enfermedad de las encías. Puede tomar suplementos de vitamina D después de consultar a su médico.
  15. Evite el consumo de tabaco: el consumo de tabaco en cualquier forma puede dañar gravemente sus dientes y encías y debe evitarse.
  16. Visite a su dentista con regularidad: Visite a su dentista al menos dos veces al año para una evaluación completa de su cavidad bucal. Este chequeo regular puede alertarlo de cualquier problema bucal desde el inicio y hacer posible un tratamiento temprano.

Preguntas más frecuentes sobre la gingivitis

¿La gingivitis es contagiosa?

Si bien esta respuesta inflamatoria por sí sola no es contagiosa, las bacterias responsables de ella pueden propagarse a través de un intercambio salival.

Por lo tanto, es mejor no comer con el mismo utensilio que alguien con enfermedad periodontal. No debe compartir el equipo de salud bucal con nadie que pueda mostrar signos de gingivitis para evitar el riesgo de contaminación.

Mito popular: “Mis padres tenían enfermedad de las encías, así que yo también la padeceré”. Este no es necesariamente el caso. Puede prevenir la enfermedad de las encías con la atención preventiva y el tratamiento profesional adecuados.

¿Son la gingivitis y la periodontitis lo mismo?

La gingivitis, o la inflamación de las encías, causada por la acumulación de placa, hace que las bases de los dientes sean vulnerables a infecciones y caries desenfrenadas.

Un caso de gingivitis no tratado puede causar una infección real de las encías llamada periodontitis . Esta forma de enfermedad de las encías puede volverse extremadamente dolorosa en etapas avanzadas. Incluso puede provocar la pérdida del diente afectado. Por tanto, la gingivitis es una condición previa para la periodontitis.

Palabra final

La gingivitis es una enfermedad de las encías que generalmente no causa ningún dolor y, por lo tanto, a menudo pasa desapercibida.

Por lo tanto, es esencial programar chequeos regulares con su dentista para identificar cualquier problema de salud bucal lo antes posible. Además, asegúrese de seguir un régimen de salud bucal adecuado para ayudar a prevenir la gingivitis.

Leave a Comment

%d bloggers like this: