Diabetes insípida: causas, síntomas, tratamiento y prevención - Remedios caseros
Salud

Diabetes insípida: causas, síntomas, tratamiento y prevención

La diabetes insípida es una afección poco común en la que un individuo orina en exceso y siente sed todo el tiempo. Esta condición se produce debido a la disminución de los niveles de una hormona hipofisaria, la vasopresina. El tratamiento de esta afección implica la sustitución de la pérdida de líquidos por fluidoterapia.

El insípido diabético no está relacionado con la diabetes. En pacientes con diabetes mellitus , hay niveles elevados de azúcar en el cuerpo y en pacientes con diabetes insípida, los niveles de azúcar son normales, pero los riñones responden invariablemente a la producción alterada de vasopresina, lo que lleva a un aumento de la diuresis.

¿Qué es la diabetes insípida?

La diabetes insípida es un trastorno de la glándula pituitaria, que resulta en una deficiencia en la liberación de la hormona antidiurética vasopresina. La vasopresina es una hormona producida por el hipotálamo del cerebro y se almacena en la glándula pituitaria. Regula la pérdida excesiva de líquidos del cuerpo controlando la producción de orina y ayudando a los riñones a retener agua.

En pacientes con diabetes insípida, la glándula pituitaria libera menos o ninguna cantidad de vasopresina. Esto da como resultado la pérdida de control de la cantidad de líquido absorbido por los riñones. También conduce a la producción de mayores cantidades de orina.

Causas de la diabetes insípida:

Hay varias causas de este trastorno metabólico. Dependiendo de las causas, la diabetes insípida se puede clasificar en varios tipos:

Central Diabetes Inspidus:

El daño al hipotálamo o la glándula pituitaria causa esta condición. Este daño puede ocurrir debido a varios factores como:

  • Lesión o trauma en la cabeza
  • Cirugía cerebral
  • Infección o inflamación del tejido cerebral.
  • Mutaciones genéticas

Diabetes insípida nefrogénica:

En este tipo, los riñones dejan de responder a la hormona vasopresina, lo que conduce a una producción incontrolada de orina. Este proceso de micción excesiva conduce a la diabetes insípida. Las razones comunes de esta falta de respuesta de los riñones a la vasopresina incluyen:

  • Infecciones renales o renales
  • Enfermedad renal crónica
  • Niveles bajos de potasio en sangre
  • Uso de ciertos medicamentos como el litio.

Diabetes insípida gestacional:

Es un tipo de diabetes insípida que se presenta solo en mujeres embarazadas. Una enzima producida por la placenta destruye la hormona vasopresina. Esto conduce a una producción incontrolada de orina por parte de los riñones y a una pérdida excesiva de líquidos del cuerpo de la madre.

Polidipsia psicógena:

Es una condición que no se debe a la deficiencia en la producción de vasopresina. Pero, se debe principalmente a la sed anormal, asociada con cualquier enfermedad psicológica.

La ingesta excesiva de agua o líquidos puede dañar los riñones a largo plazo y también inhibir la función de la vasopresina, lo que conduce a una producción de orina incontrolada.

Síntomas de la diabetes insípida:

Los síntomas de la diabetes insípida son los siguientes:

  • Sed excesiva
  • Aumento de la frecuencia de la micción.
  • Debilidad o fatiga generalizada.
  • Sequedad de la piel y la garganta
  • Deshidración
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Confusión
  • Mareos o desmayos
  • Pérdida de consciencia
  • Trastornos del sueño

En los niños, los síntomas también incluyen irritabilidad, llanto constante, vómitos, diarrea y retraso en el crecimiento y desarrollo general.

Factores de riesgo para la diabetes insípida:

Los factores de riesgo comunes de diabetes insípida incluyen:

  • Historia familiar
  • Género masculino
  • El embarazo
  • Condiciones subyacentes como enfermedad renal crónica
  • Desnutrición

Complicaciones de la diabetes insípida:

Cualquier retraso en el diagnóstico de diabetes insípida conduce a las siguientes complicaciones:

  • Deshidración
  • Pérdida de electrolitos.
  • Conciencia alterada
  • Aumento rápido de la frecuencia cardíaca.

Diagnóstico de diabetes insípida:

El diagnóstico de diabetes insípida incluye el examen físico y las investigaciones médicas.

Examen físico:

El examen físico incluye la observación de los síntomas de la deshidratación, como una cara pálida o piel seca y alteración de la conciencia.

La anamnesis también juega un papel importante en el diagnóstico. La anamnesis incluye detalles sobre los síntomas y los antecedentes familiares de diabetes insípida. También se toma un historial médico pasado detallado para comprender cualquier trastorno primario subyacente o trauma y cirugías en el cerebro y medicamentos que usa el paciente.

Los síntomas de la diabetes insípida imitan los síntomas de la diabetes tipo 1 y tipo 2, por lo que es esencial realizar más pruebas de diagnóstico para confirmar el diagnóstico.

Prueba de sangre:

Se realizan análisis de sangre para comprobar si hay un aumento en los niveles de azúcar en sangre. Cualquier aumento de los niveles de azúcar implica diabetes mellitus. Si las pruebas de azúcar en sangre son normales, indicaría que el paciente tiene diabetes insípida.

Una vez que la afección se diagnostica como diabetes insípida, son necesarias las siguientes pruebas para averiguar la causa y el tipo de la enfermedad. Las pruebas son las siguientes:

Prueba de privación de agua:

En este procedimiento de prueba, el paciente tiene una limitación estricta en la ingesta de agua o cualquier otro líquido, durante un límite de tiempo específico. Esta privación de líquidos conduce a una adecuada deshidratación y estimulación de la hormona vasopresina.

El control del peso y la producción de orina del paciente se realiza a intervalos regulares. Además, se analizan los niveles de presión arterial, sodio y vasopresina del paciente para detectar signos de deshidratación.

Análisis de orina:

Durante esta prueba, se recolecta una muestra de orina en aquellos pacientes con síntomas de diabetes insípida. Si la orina está muy diluida y tiene una cantidad menor o ausencia total de otras sustancias como los azúcares, el paciente puede estar teniendo diabetes insípida.

Imágenes por resonancia magnética (resonancia magnética):

Exploraciones de imágenes por resonancia magnética, que utilizan potentes campos magnéticos y ondas de radio para analizar los tejidos del cerebro. Esta prueba de diagnóstico por imágenes ayuda a detectar tumores o cualquier anomalía en el hipotálamo o las glándulas pituitarias y sus alrededores.

Tratamiento de la diabetes insípida:

El tratamiento tiene como objetivo reducir la cantidad de orina producida por el cuerpo de los pacientes. Algunos métodos convencionales de tratamiento incluyen:

Reemplazo de fluidos:

En pacientes con micción excesiva, la reposición de líquidos se puede realizar por vía oral o intravenosa.

Medicamentos:

El uso de hormonas sintéticas o artificiales como la desmopresina es esencial, en el caso de pacientes que tienen una deficiencia de la hormona vasopresina en su cuerpo. Esta hormona se puede tomar en forma de pastilla, aerosol o inyección.

Otros medicamentos como los diuréticos (tiazídicos) y los medicamentos antiinflamatorios no esteroides como el ibuprofeno se usan en combinación para reducir la cantidad de orina.

Modificaciones dietéticas:

Un cambio de dieta puede ayudar a reducir la producción de orina, especialmente en pacientes con trastornos relacionados con los riñones. Se recomiendan dietas bajas en proteínas y sodio junto con una ingesta adecuada de líquidos.

El tratamiento de enfermedades subyacentes como la enfermedad renal crónica o la enfermedad psicológica es esencial para tratar la diabetes insípida asociada con tales afecciones.

Prevención de la diabetes insípida:

No existe una forma específica de prevenir la diabetes insípida. Pero, algunas medidas preventivas ayudan a evitar las complicaciones graves de la enfermedad. Ellos son:

  • Monitoreo constante de la producción de orina, si el paciente tiene tumores cerebrales subyacentes o enfermedades renales.
  • Autocontrol regular para comprobar si hay signos de deshidratación.
  • Ingesta diaria de dieta baja en sal
  • Actividad física regular o yoga para mantener la salud en general.

Leave a Comment

%d bloggers like this: