Absceso del diente y canal de la raíz - Remedios caseros
Salud bucal

Absceso del diente y canal de la raíz

Cuando el interior de la boca se lastima o se inflama, las bacterias pueden entrar y causar una infección. En algunos casos, verá una hinchazón dolorosa llena de pus (un líquido espeso de color amarillo). Si el pus no puede drenar, el área se volverá más inflamada y dolorosa. Esto se conoce como un absceso. El absceso forma un obstáculo alrededor de la infección. Esta es una de las formas en que su cuerpo trata de evitar la propagación de una infección bacteriana.

Absceso dental

Los abscesos pueden formarse muy rápidamente. A menudo se forman solo uno o más días después de que comienza la infección. Hay dos tipos de abscesos:

Un absceso de las encías (también llamado absceso periodontal) generalmente es causado por una infección en el espacio entre el diente y la encía. La infección puede ocurrir después de que la comida queda atrapada entre la encía y el diente. En personas con enfermedad grave de las encías, las bacterias pueden acumularse debajo de la encía y dentro del hueso.

Se produce un absceso relacionado con los dientes (también llamado absceso periapical) dentro del diente. Esto ocurre cuando el nervio del diente está muerto o está desapareciendo. Este tipo de absceso aparece por sugerencia de la raíz del diente. Luego infecta el hueso circundante.

La mayoría de los abscesos son dolorosos, por lo que las personas generalmente buscan tratamiento de inmediato. En algunos casos, la infección causa poco o nada de dolor. Si no se trata un absceso, la infección puede durar meses o incluso años. No desaparecerá por sí solo, por lo que es vital no descuidar los síntomas.

Si no se elimina la infección, puede dañar el hueso y los dientes circundantes. A veces se forma un túnel hueco a través del hueso y la piel para permitir que el pus se drene. Este túnel se llama fístula o “tracto sinusal”. Puede ver o sentir esta abertura dentro de la boca. Parece una espinilla Si tiene pus drenando a través de una fístula, puede notar un sabor extraño en la boca.

La acumulación de presión causa el dolor de un absceso. Drenar el absceso a través de una fístula reduce la presión. El dolor se desvanecerá. Sin embargo, la infección aún necesita aliviarse.

Canal de la raíz del absceso dental

A veces, un absceso que no se trata puede formar una burbuja (quiste) llena de líquido en el hueso de la mandíbula. Si el diente se descompone seriamente y no se puede guardar, el quiste puede salir cuando se extrae el diente. Si el diente puede conservarse, necesitará un tratamiento de conducto para eliminar el nervio infectado. Si este tratamiento no recupera el quiste, es posible que necesite cirugía para eliminarlo.

En casos raros, la infección que causa un absceso puede diseminarse y causar un problema de salud grave.

Lo que puede hacer

Los abscesos son constantemente severos debido a que la infección puede infectar otras partes del cuerpo. Llame a su dentista para una consulta.

Si puede ver o sentir una hinchazón similar a un grano en su encía, lávese la boca varias veces al día con una opción moderada de agua salada. Use 1/2 cucharadita de sal en 8 onzas de agua. Esto puede ayudar a extraer el pus y aliviar la presión. Incluso si parece que el enjuague ayuda, aún debe ver a su odontólogo lo antes posible.

Tratamiento del absceso dental

La mayoría de los abscesos gingivales se recuperarán rápidamente después de que ocurran tres cosas:

  • Se limpia el área arriba por completo.
  • Se deja escapar el pus.
  • Se alivia la infección.

Si se ha formado una fístula, su dentista la rastreará hasta la fuente de la infección. Su dentista colocará una pieza versátil y delgada en la fístula. Esto aparecerá en una radiografía y mostrará al profesional dental a donde conduce la fístula. Una vez que su dentista limpie la infección, la fístula generalmente se cerrará sola.

Drenaje del absceso dental

Si la infección comenzó dentro de un diente, su experto dental hará un pequeño orificio en el diente. Esto permite que el absceso se drene. El diente necesitará tratamiento del conducto radicular seguido de un relleno o una corona.

Si un absceso es grande o el diente está gravemente dañado, es posible que deba eliminarlo. Un gran absceso con frecuencia tendrá que ser drenado. El profesional dental hace un agujero en la encía a través del hueso que ofrece un curso de salida para cualquier fluido o pus. Esto minimizará el riesgo de una mayor propagación de la infección.

Las personas con enfermedad grave de las encías pueden tener abscesos. Drenarlos ayuda al problema inmediato. Sin embargo, la enfermedad de las encías debe tratarse para evitar otra infección.

Su experto dental puede darle una receta para antibióticos y analgésicos. Estos medicamentos ayudarán a que el absceso se recupere y evitarán que la infección se disperse.

Leave a Comment

%d bloggers like this: