La enfermedad de Alzheimer en adultos mayores - Remedios caseros
Neurología cerebral

La enfermedad de Alzheimer en adultos mayores

La enfermedad de Alzheimer (EA) es la causa más común de demencia en personas mayores. Una demencia es una condición médica que interrumpe el funcionamiento del cerebro. AD impacta las partes del cerebro que manejan lo que se cree, la memoria y el lenguaje. Aunque el riesgo de contraer la enfermedad aumenta con la edad, no es una parte normal del envejecimiento. En la actualidad, se desconoce la causa de la enfermedad y no hay cura.

La enfermedad de Alzheimer en adultos mayores

La EA lleva el nombre del Dr. Alois Alzheimer, un psiquiatra alemán. En 1906, el Dr. Alzheimer explicó modificaciones en el tejido cerebral de una mujer que realmente había fallecido de un trastorno mental inusual. Encontró depósitos inusuales (ahora llamados placas seniles o neuríticas) y haces enmarañados de fibras nerviosas (ahora llamados ovillos neurofibrilares). Estas placas y ovillos en el cerebro se han convertido en modificaciones cerebrales particulares debido a AD.

Los síntomas incluyen:

  • olvido leve preliminar
  • confusión con nombres y problemas matemáticos simples
  • lapso de memoria para hacer trabajos cotidianos básicos, es decir, cepillarse los dientes
  • problemas para hablar, entender, leer y escribir
  • modificaciones de comportamiento y carácter
  • hábitos agresivos, ansiosos o sin rumbo

Estadísticas

Se estima que actualmente 4 millones de personas en los Estados Unidos podrían tener la enfermedad de Alzheimer. La enfermedad generalmente comienza después de los 65 años y el riesgo de AD aumenta con la edad. Mientras que las personas más jóvenes pueden tener AD, es mucho menos común. Alrededor del 3% de los hombres y mujeres de 65 a 74 años tienen AD y casi la mitad de los mayores de 85 podrían tener la enfermedad.

Puede que le interese: ¿Cuáles son los beneficios del diagnóstico de vitamina E

No hay una prueba definitiva para detectar la enfermedad de Alzheimer en las salidas de pacientes vivos. Sin embargo, en los centros de investigación especializados, los neurólogos ahora pueden identificar la EA con hasta 90% de precisión. Las siguientes son algunas de las informaciones utilizadas para hacer este diagnóstico médico:

  • un historial completo
  • pruebas médicas fundamentales (es decir, análisis de sangre, orina)
  • pruebas neuropsicológicas (es decir, pruebas de memoria, analíticas, de lenguaje) )
  • escáneres cerebrales (es decir, resonancia magnética, tomografía computarizada o tomografía por emisión de positrones)
  • Investigación de posibles factores de riesgo

Los científicos están tratando de aprender qué causa la enfermedad de Alzheimer y cómo evitarla. Esta lista puede no ser exhaustiva o segura. Sin embargo, la investigación ha llevado a los científicos a considerar estos como posibles factores de riesgo:

Factores hereditarios

Factores ambientales: aluminio, zinc y otros metales han sido descubiertos en el tejido cerebral de aquellos con EA. Sin embargo, no se entiende realmente si causan AD o se acumulan en el cerebro como resultado de AD.
Infecciones: se están estudiando virus que pueden causar los cambios observados en el tejido cerebral de pacientes con AD.
Los únicos factores de riesgo reconocidos son la edad y el historial familiar. Las principales lesiones en la cabeza y los niveles más bajos de educación también pueden ser factores de riesgo. Es muy probable que AD no sea causado por ningún elemento. Lo más probable es que sean varios aspectos juntos los que respondan de manera diferente en cada persona. Lamentablemente, actualmente no existe ningún análisis de sangre u orina que pueda identificar o predecir EA.

Lea también: Cuáles son los beneficios para la salud del zinc

Tratamiento

La enfermedad de Alzheimer avanza por etapas, que van desde un lapso moderado de memoria a la demencia severa El curso de la enfermedad y la tasa de disminución difiere de persona a persona. La duración desde el inicio de los síntomas hasta la muerte puede ser de 5 a 20 años.

Actualmente, no existe un tratamiento efectivo para la AD que pueda detener el desarrollo. Sin embargo, algunos medicamentos experimentales se han mostrado prometedores para aliviar los síntomas en algunos pacientes. Los medicamentos pueden ayudar a controlar los síntomas del comportamiento; hacer que los pacientes sean más cómodos y más sencillos de manejar para los cuidadores. Aún otros esfuerzos de investigación se centran en programas de cuidado alternativo que proporcionan alivio al cuidador y asistencia para el paciente.

Leave a Comment

%d bloggers like this: