Descarga rectal: causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento y prevención - Remedios caseros
Salud

Descarga rectal: causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento y prevención

La secreción rectal es la liberación de moco o pus de la abertura anal. Puede ser un signo de un problema colorrectal subyacente u ocurrir después de una cirugía colorrectal. La secreción rectal da una sensación constante de humedad (humedad) en la abertura anal o una sensación de evacuar el intestino. La secreción puede ocurrir tanto en hombres como en mujeres.

¿Qué es la descarga rectal?

Una secreción rectal es el paso de cualquier líquido del ano, aparte de las heces y la sangre. En su mayoría, la secreción es el moco, que generalmente se produce en el colon y el recto para protección y para ayudar a evacuar las heces con facilidad. Una secreción rectal es uno de los efectos comunes que se observan después de una cirugía de colon o recto con una ostomía. Una ostomía es una abertura quirúrgica temporal o permanente para desviar el paso de las heces. En ciertas cirugías de ostomía, el colon y el recto permanecen en el mismo lugar, algunas partes del colon y el recto continúan expulsando moco del recto.

¿Cuáles son las causas de la secreción rectal?

La secreción rectal puede ser causada por muchas afecciones subyacentes, como infecciones, fisuras anales o enfermedades crónicas. Algunas de las causas comunes de secreción rectal incluyen:

  • Impactación fecal: la impactación fecal es un estado en el que una gran cantidad de heces queda atrapada en el colon o el recto debido al estreñimiento prolongado o crónico.
  • Fisuras anales: una fisura anal es una lesión que afecta el tramo del canal anal y que provoca un desgarro en el revestimiento del ano. Esto puede resultar en sangrado durante la evacuación intestinal y secreción de moco o líquido similar al pus del ano.
  • Infecciones de transmisión sexual (ITS): algunas infecciones de transmisión sexual, como clamidia, sífilis, tricomonas, gonorrea y el virus del herpes simple (HSV) 2 pueden causar secreción rectal.
  • Absceso perianal o perirrectal: el absceso perianal ocurre cuando la cavidad anal se llena de pus.
  • Gastroenteritis (GI): la gastroenteritis, también conocida como gripe estomacal, puede causar diarrea, que puede resultar en sangrado rectal y secreción de moco o pus del recto.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (EII): las enfermedades inflamatorias del intestino, como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, pueden provocar una cantidad visible de moco en las heces.
  • Intolerancia alimentaria: la intolerancia alimentaria grave puede provocar síntomas, como moco en las heces y secreción rectal.
  • Ciertos medicamentos: la secreción rectal puede ser una indicación de un efecto secundario de medicamentos específicos, como el orlistat.

Síntomas asociados con la descarga rectal:

Los signos y síntomas comunes asociados con la secreción rectal incluyen:

  • Dolor rectal
  • Sensibilidad alrededor del ano
  • Manchas de ropa interior
  • Sangrado rectal
  • Necesidad frecuente de desmayar los intestinos
  • Secreción maloliente

La secreción rectal puede ir acompañada de varios síntomas que afectan al sistema gastrointestinal, como:

  • Hinchazón abdominal
  • Estreñimiento
  • Cambio en los hábitos intestinales.
  • Flatulencia
  • Incontinencia fecal
  • Dolor en la zona lumbar o la pelvis.
  • Episodios de diarrea acuosa.

Diagnóstico de descarga rectal:

El médico recomendará las siguientes pruebas para diagnosticar la afección subyacente que causa la secreción rectal:

Análisis de sangre: se recolecta y analiza una muestra de sangre para determinar la presencia de cualquier ITS, como el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) , la sífilis, la gonorrea, la tricomoniasis y el herpes genital. Esto ayuda a analizar si una ITS está causando la secreción rectal.

Examen microscópico: se observa una muestra de la secreción rectal al microscopio para determinar la cantidad de leucocitos (un tipo de glóbulo blanco que ayuda a combatir las infecciones). La presencia de más leucocitos en una muestra de sangre indica la presencia de una infección.

Proctoscopia: durante este procedimiento, el médico utiliza un instrumento conocido como proctoscopio o rectoscopio para examinar los problemas en la cavidad anal, recto o colon.

Colonoscopia: durante este procedimiento, el médico inserta un tubo largo y flexible con una cámara adherida a su punta en el recto del paciente. El procedimiento ayuda a examinar el recto y el colon, lo que permite determinar la causa subyacente de la secreción rectal.

Tratamiento de la descarga rectal:

El tratamiento para la secreción rectal se basa en la causa subyacente. Sin embargo, la secreción rectal se puede controlar siguiendo las medidas indicadas:

Manejo de la descarga rectal:

  • Siéntese en el asiento del inodoro y empuje hacia abajo como si tuviera una evacuación intestinal para expulsar cualquier mucosidad en el recto.
  • Use un supositorio rectal de glicerina si el moco no sale naturalmente.
  • Practique ejercicios del suelo pélvico para fortalecer los músculos pélvicos y ayudar a controlar la fuga de moco.
  • Use cremas para la piel, como calmoseptina o desitina para aliviar la picazón o la irritación de la piel alrededor del ano.
  • Lave el área anal suavemente con agua corriente y use un paño seco para secar la piel con palmaditas para controlar la irritación de la piel.
  • Si la secreción rectal es demasiado voluminosa, use almohadillas para evitar mojar la ropa interior y la ropa.

Prevención de la descarga rectal:

La secreción rectal resultante de causas médicas subyacentes no se puede prevenir. Sin embargo, las siguientes son algunas medidas que ayudan a reducir el riesgo de enfermedades anales:

  • Mantenga siempre la zona anal limpia y seca.
  • Nunca inserte ningún objeto extraño en el recto.
  • Utilice siempre un condón durante el coito anal.

Leave a Comment

%d bloggers like this: