Nefroblastoma: causas, síntomas, factores de riesgo, tratamientos y prevención - Remedios caseros
Salud

Nefroblastoma: causas, síntomas, factores de riesgo, tratamientos y prevención

El nefroblastoma (también conocido como tumor de Wilms) es un tipo raro de cáncer de riñón que afecta a los niños. Se ve en niños en el grupo de edad de 3 a 4 años. En su mayoría, este tipo de cáncer afecta solo a un riñón. Sin embargo, en algunos casos, ambos riñones se ven afectados.

La detección temprana y el tratamiento adecuado ayudan a disminuir la gravedad de la enfermedad y la supervivencia del paciente.

¿Cuáles son las causas del nefroblastoma?

La causa exacta del nefroblastoma aún no está clara. Sin embargo, los estudios de investigación mostraron que durante las etapas iniciales del desarrollo fetal, las células renales tempranas se transforman en células renales maduras. Como resultado de la mutación que se produce en los genes (genes que controlan el desarrollo de las células renales), existe un retraso en la maduración de las células renales. Por lo tanto, algunas de las células renales tempranas permanecen en el cuerpo después del nacimiento del niño. Estas células madurarían en un plazo de 3 a 4 años. Pero en algunos casos, estas células no maduran y comienzan a crecer incontrolablemente formando un tumor llamado tumor de Wilms.

¿Cuáles son los síntomas del nefroblastoma?

El paciente no muestra ningún síntoma en las primeras etapas del nefroblastoma hasta que el tumor se agranda y se disemina a otras partes del cuerpo. Sin embargo, en algunos casos se observan los siguientes signos y síntomas:

  • Hinchazón abdominal
  • Decoloración de la orina
  • Sangre en la orina
  • Fiebre
  • Dolor en el abdomen
  • Náusea
  • Estreñimiento
  • Sentirse mal
  • Vómitos
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Venas dilatadas en la región abdominal

¿Cuáles son los factores de riesgo del nefroblastoma?

Los siguientes factores aumentan el riesgo de nefroblastoma:

1. Factores genéticos:

El riesgo de nefroblastoma aumenta si el paciente ya tiene alguno de los siguientes síndromes genéticos:

  • Síndrome de Beckwith-Wiedemann
  • Síndrome de Bloom
  • Síndrome de Denys-Drash
  • Síndrome de Frasier
  • Síndrome de Li-Fraumeni
  • Síndrome de Perlman
  • Síndrome de Simpson-Golabi-Behmel
  • Síndrome de Sotos
  • Trisomía 18, también llamada síndrome de Edward
  • Síndrome de WAGR

Los síndromes mencionados anteriormente se deben a diversas mutaciones genéticas en diferentes etapas de desarrollo.

2. Defectos de nacimiento:

El riesgo de nefroblastoma es alto en pacientes que tienen cualquiera de los siguientes defectos de nacimiento:

  • Aniridia: en esta condición, una parte del ojo llamada iris está ausente.
  • Hemihipertrofia: La persona afectada con esta condición tiene un cuerpo desigual; un lado del cuerpo es más grande que el otro lado
  • Criptorquidia: los testículos no descienden a los sacos escrotales después del parto.
  • Hipospadias: la abertura urinaria está presente debajo del pene

3. Raza:

La ocurrencia del tumor de Wilms es más en niños afroamericanos en comparación con los blancos. Ocurre raramente en niños asiático-americanos.

4. Género:

El riesgo de tumor de Wilms es mayor en mujeres que en hombres.

¿Cuáles son las complicaciones del nefroblastoma?

Las siguientes son las complicaciones comunes del nefroblastoma:

  • Metástasis, el tumor de Wilms se diseminaría a otras partes del cuerpo como cualquier otro cáncer.
  • Alta presión sanguínea
  • Insuficiencia renal

¿Cómo se diagnostica el nefroblastoma?

El diagnóstico de nefroblastoma se realiza mediante los siguientes enfoques:

  • Examen físico: el médico examina físicamente al paciente en busca de signos y síntomas y obtiene el historial médico y familiar del niño. También se obtienen los detalles del embarazo de la madre.
  • Análisis de sangre: el médico recomienda análisis de sangre para determinar el funcionamiento de los riñones y el hígado.
  • Análisis de orina: se recolecta la muestra de orina del paciente y se analiza en busca de azúcar, bacterias, sangre y proteínas.
  • Ecografía abdominal: esta prueba utiliza ondas sonoras para ver órganos y estructuras en la región abdominal. Esta es una técnica no invasiva y funciona con ondas de sonido para crear imágenes claras de los riñones y otras venas del abdomen.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM): una IRM utiliza potentes ondas de radio y campos magnéticos para obtener una imagen detallada de los órganos presentes en la región abdominal. En esta prueba, se inyecta un tinte en las venas del paciente.
  • Tomografía computarizada (TC): en este procedimiento, el médico administraría una sustancia de contraste por vía oral o por vía intravenosa para facilitar el examen claro de los riñones. Una tomografía computarizada usa rayos X para obtener una imagen detallada de los riñones.
  • Biopsia: se toma una muestra de tejido renal del paciente y se envía a un laboratorio para su evaluación microscópica. El patólogo examina el tejido microscópicamente y determina la presencia de tumor.
  • Radiografía de tórax: el médico recomendaría una radiografía de tórax para determinar si el tumor se ha diseminado a los pulmones.

¿Cómo se trata el nefroblastoma?

Un equipo de cirujanos, pediatras, especialistas del tracto urinario y especialistas en cáncer planificaría el tratamiento específico del paciente. Las opciones generales de tratamiento incluyen:

Cirugía:

Nefrectomía simple: el cirujano consideraría tratar al paciente extirpando quirúrgicamente un riñón.

Nefrectomía parcial: en este procedimiento, se extirpa quirúrgicamente el tumor junto con el tejido renal circundante. El médico recomendaría este procedimiento si el paciente tiene solo un riñón o si uno de los dos riñones no está sano.

Nefrectomía radical: el cirujano extirparía todo el riñón, la glándula suprarrenal y los ganglios linfáticos y otros tejidos circundantes. Como parte de la cirugía, se examina la cavidad abdominal del paciente y se recolectan ciertas muestras de tejido para una evaluación adicional.

Quimioterapia:

La quimioterapia incluye tratar al paciente con medicamentos contra el cáncer por vía oral o intravenosa. El paciente recibe un solo fármaco o fármacos combinados durante unas semanas o meses. Después de la administración, estos medicamentos actúan sobre las células cancerosas para matarlas. Estos medicamentos también actúan sobre las células normales del cuerpo y provocan los siguientes efectos secundarios:

  • Náusea
  • Vómitos
  • Pérdida de apetito
  • Perdida de cabello

Sin embargo, estos efectos secundarios desaparecerían después de completar la quimioterapia.

Radioterapia:

Esta terapia utiliza rayos de alta energía para destruir las células cancerosas. La mesa se proporciona para que el paciente descanse y se aplica radiación a las regiones objetivo para destruir las células cancerosas. La frecuencia y duración de la radioterapia se ajustan según la gravedad del cáncer del paciente.

A medida que se apunta al área abdominal del paciente, el paciente experimentaría diarrea. Otros posibles efectos secundarios incluyen una reacción cutánea leve, malestar estomacal y fatiga.

Trasplante de riñón:

El médico reemplazaría el riñón afectado por el riñón sano obtenido de un donante. El riñón reemplazado comienza a producir orina en pocos días.

¿Cómo se previene el nefroblastoma?

La prevención del nefroblastoma no es posible. Pero una detección temprana y un manejo adecuado de la enfermedad ayudan a la recuperación temprana del paciente.

Existe un alto riesgo de desarrollar nefroblastoma en niños con ciertos síndromes genéticos y defectos de nacimiento. Este riesgo puede reducirse examinando a los niños regularmente con ultrasonido para determinar anomalías renales. Sin embargo, las pruebas de detección no previenen la enfermedad de Wilms, pero ayudan en la identificación temprana de la enfermedad.

Leave a Comment

%d bloggers like this: