¿Cómo hacer frente a la resistencia a la insulina? - Remedios caseros
Salud

¿Cómo hacer frente a la resistencia a la insulina?

La resistencia a la insulina puede afectar muchas funciones corporales esenciales y provocar muchos problemas de salud. Para aprender a lidiar con la resistencia a la insulina, debe comenzar por comprender exactamente qué hace esta hormona y cómo afecta su cuerpo.

¿Qué es la insulina?

La insulina es una hormona peptídica en su cuerpo que lo ayuda a mantener niveles saludables de glucosa en su cuerpo. Esto se debe a que facilita la absorción celular de glucosa (lo que significa que ayuda a las células a absorber el azúcar o la glucosa del torrente sanguíneo). También tiene otros usos, como ayudar con la división y el crecimiento celular y regular los lípidos de carbohidratos en su cuerpo.

Piense en la insulina como portadora. Cuando come, aumenta la cantidad de azúcar en sangre. El azúcar facilita las funciones corporales convirtiéndose en energía una vez que llega a las células. Sin embargo, el azúcar no puede viajar solo a sus células. Requiere la ayuda de la insulina para hacerlo. Por lo tanto, después de una comida, su páncreas libera insulina en su cuerpo. Luego, la insulina y la glucosa viajan juntas a las células. La insulina ayuda a su cuerpo al:

  • Ayuda a los músculos, el hígado y las grasas a absorber la glucosa.
  • Estimular los músculos y el hígado para almacenar el exceso de glucosa.
  • Reducir la producción de glucosa en el hígado (y así reducir los niveles de glucosa en sangre).

¿Qué es la resistencia a la insulina?

La resistencia a la insulina se refiere a la incapacidad del cuerpo para utilizar la insulina producida según sea necesario. Desafortunadamente, la resistencia a la insulina no presenta síntomas mensurables que puedan llevarlo a visitar a un médico. ¡Muchas personas viven toda su vida con una resistencia a la insulina que no se controla! Sin embargo, si alguien tiene una resistencia severa a la insulina, puede desarrollar una condición conocida como acantosis nigricans. Esta afección de la piel conduce al desarrollo de manchas oscuras en el codo, el cuello, las rodillas, las axilas o los nudillos del paciente.

Si no está seguro de si padece resistencia a la insulina o no y hacerse una prueba de insulina, junto con pruebas de péptido C y glucosa para estar seguro. Si un médico le ha diagnosticado hipoglucemia o si experimenta algunos de sus síntomas (como visión borrosa, mareos, sudoración, confusión, palpitaciones y hambre), puede controlar su insulina.

Además, su cuerpo puede desarrollar resistencia a la insulina si padece obesidad, hipertensión o tiene un alto contenido de grasas en la sangre.

¡Los niveles altos y bajos de insulina pueden ser problemáticos!

Tanto los niveles muy bajos como los altos de insulina pueden ser problemáticos. Los niveles bajos de insulina pueden provocar una alta producción de glucosa en el cuerpo. Como resultado, el azúcar en sangre permanece alto. Las personas que tienen niveles bajos de insulina en sus cuerpos pueden tener diabetes tipo 1.

Por otro lado, los niveles altos de insulina también crean problemas para su cuerpo. Cuando tiene niveles altos de insulina, puede ser un indicador del hecho de que es prediabético o tiene diabetes tipo 2. La insulina alta también promueve el aumento de peso en su cuerpo (y el peso es generalmente un factor causal cuando se trata de diabetes, por lo que este es un ciclo del que debe romper).

¿Cómo hacer frente a la resistencia a la insulina?

Dado que la causa principal del desarrollo de la resistencia a la insulina suele ser el peso (en particular, el aumento de peso alrededor de la cintura), la pérdida de peso puede desempeñar un papel importante en la disminución de la resistencia a la insulina. Según el Programa de Resistencia a la Diabetes, seguir una dieta diseñada para pacientes resistentes a la insulina puede ayudarlo a enfrentar este problema. Además, puede ayudarlo a retrasar la aparición de prediabetes o diabetes tipo 2 (¡o prevenirla por completo si tiene mucho cuidado!). Debe considerar los siguientes factores para estructurar una dieta de resistencia a la insulina:

Limite su consumo de carbohidratos:

Los estudios publicados en Diabetes, Metabolic Symptom and Obesity muestran claramente que limitar la cantidad de carbohidratos en su comida puede ayudarlo a mantener un mayor control sobre sus niveles glucémicos. Esto, por supuesto, no significa que deba evitar todos los carbohidratos por completo. Los carbohidratos de las verduras de hoja verde, los cereales integrales, las frutas, las legumbres y los productos lácteos pueden formar parte de su dieta. Por el contrario, los carbohidratos de fuentes alimenticias a los que se les ha agregado grasa, azúcar o sodio son prohibitivos.

Reemplace las grasas con grasas saludables:

Si su dieta incluye grasas, asegúrese de que sean grasas insaturadas, en lugar de grasas trans y grasas saturadas. Además, su ingesta de grasas saturadas no debe exceder más del 7% de la ingesta energética por día. Reemplace el aceite regular con aceite de oliva, para empezar. Incluya nueces y semillas en su dieta.

Consuma alimentos ricos en fibra:

Los alimentos ricos en fibra ofrecen una gran variedad de beneficios para la salud. Sin embargo, para las personas con resistencia a la insulina, hay dos beneficios principales a considerar. La primera es que ayuda a mejorar la glucemia. La segunda es que te ayuda a sentirte lleno, lo que significa que puedes reducir significativamente los refrigerios poco saludables. Incluya guisantes, alcachofas, aguacates, coles de Bruselas, semillas de chía, semillas de lino, legumbres y quinua en su dieta.

Evite las bebidas azucaradas:

El azúcar eleva los niveles de azúcar en sangre. Por lo tanto, evitar el azúcar tanto como sea posible es la clave para controlar su resistencia a la insulina. Las bebidas endulzadas contienen cantidades excesivas de azúcar (por eso te hacen sentir bien y son tan adictivas). Debe mantenerse alejado de las bebidas gaseosas. Si realmente anhelas el azúcar y sientes que estás agotado, tómate un jugo (sin azúcares artificiales). Los azúcares naturales presentes en el jugo ayudarán con el antojo sin agregar azúcar en abundancia a su torrente sanguíneo.

Incluya proteínas magras:

Concéntrese en incluir proteínas magras en su dieta. Puede encontrar proteínas magras en yogur, lentejas, pollo, pescado, huevos y almendras. Las proteínas magras son esenciales para las personas que tienen resistencia a la insulina, ya que pueden ayudar a regular sus niveles de azúcar en sangre.

Practique el control de las porciones:

Al estructurar cualquier dieta, el control de las porciones juega un papel importante en la respuesta de su cuerpo a la dieta. Si tiene resistencia a la insulina, el truco es nunca comer en exceso. Tener comidas más pequeñas a lo largo del día en lugar de tres comidas grandes con grandes intervalos entre ellas puede ayudarlo a administrar su dieta y sus antojos de una manera más efectiva. Evitará que tenga hambre y pique entre comidas. También asegurará que su cuerpo reciba una nutrición regular durante todo el día.

¿Cuáles son los tratamientos?

La forma principal de tratamiento para la resistencia a la insulina incluye el autocuidado. Esto significa vigilar su dieta, hacer ejercicio con regularidad y evitar el estrés. Como la diabetes , la resistencia a la insulina no tiene cura. Debes concentrarte en gestionarlo.

Dependiendo de si tiene diabetes tipo 2 debido a la resistencia a la insulina, su médico también le recetará ciertos medicamentos. Glucophage (o metformin) es uno de los medicamentos recetados con mayor frecuencia para la diabetes tipo 2. Impide que su hígado libere glucosa a la sangre. También aumenta la capacidad de los músculos para absorber glucosa de la sangre, al mismo tiempo.

Leave a Comment

%d bloggers like this: