Aneurisma de la aorta abdominal: causas, síntomas, tratamiento y prevención - Remedios caseros
Salud

Aneurisma de la aorta abdominal: causas, síntomas, tratamiento y prevención

Un aneurisma aórtico abdominal es el agrandamiento de la sección inferior del vaso causado por el debilitamiento de sus paredes debido a la acumulación de placas ateroscleróticas. La aorta, la arteria más grande del cuerpo, se origina en el corazón y viaja a través del abdomen hasta las extremidades inferiores después de dividirse en sus ramas. Por lo general, la aorta mide 2 cm de ancho, pero si un individuo desarrolla un aneurisma abdominal, el diámetro puede aumentar hasta 3 cm o más.

Síntomas

En la mayoría de los casos, un aneurisma en la aorta abdominal crece lentamente con el tiempo, sin presentar ningún síntoma. Sin embargo, si el aneurisma se rompe, el individuo puede experimentar los siguientes síntomas:

  • Dolor abdominal y de espalda
  • Piel sudorosa
  • Vómitos
  • Mareo
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Pérdida de consciencia
  • Una sensación pulsante cerca del ombligo.

Causas

Aunque se desconoce la razón exacta de un aneurisma aórtico abdominal, las condiciones mencionadas a continuación pueden conducir a AAA.

  • Aterosclerosis: Es la acumulación de colesterol, grasas y otras sustancias en la pared de un vaso sanguíneo.
  • Presión arterial alta: puede dañar y debilitar las paredes de la aorta.
  • Enfermedades de los vasos sanguíneos: estas enfermedades pueden hacer que los vasos sanguíneos se inflamen.
  • Infección en la aorta: en raras ocasiones, una infección bacteriana o micótica puede causar un aneurisma aórtico abdominal.
  • Trauma: por ejemplo, estar involucrado en un accidente automovilístico puede causar un aneurisma aórtico abdominal.

Factores de riesgo

Los siguientes son los factores que aumentan el riesgo de desarrollar un aneurisma aórtico abdominal:

  • 65 años o más
  • raza caucásica
  • Presencia de aneurisma en otro vaso sanguíneo.
  • Fumar u otras formas de consumo de tabaco.
  • Los hombres son más propensos a sufrir AAA.

Complicaciones

La rotura del aneurisma es una complicación importante. Un aneurisma roto puede causar hemorragia interna y puede ser una afección potencialmente mortal. El riesgo de rotura aumenta con el tamaño y la velocidad de crecimiento del aneurisma.

Los coágulos de sangre son otra complicación. Se forman pequeños coágulos de sangre cerca de la región de un aneurisma aórtico, que pueden moverse a otras partes del cuerpo y bloquear un vaso sanguíneo. Este bloqueo del flujo sanguíneo puede provocar dolor en las piernas, los dedos de los pies, los riñones o los órganos abdominales.

Diagnostico y tratamiento

El diagnóstico puede incluir la revisión de antecedentes médicos y familiares. Un examen físico puede ayudar a palpar la protuberancia en el abdomen.

Intervenciones

  • Ecografía abdominal: es una prueba de diagnóstico indolora y la más común para detectar un aneurisma aórtico abdominal. Este procedimiento utiliza ondas sonoras de alta frecuencia para ver y capturar imágenes de los órganos dentro del abdomen.
  • Tomografía computarizada (TC) del abdomen: la TC es una exploración especializada que utiliza rayos X para ver los órganos y vasos sanguíneos dentro de la cavidad abdominal. Esta exploración proporciona una imagen detallada de la aorta y ayuda a detectar la forma y el tamaño del aneurisma.
  • Resonancia magnética abdominal: una resonancia magnética (resonancia magnética) abdominal es una prueba de imagen indolora que ayuda a detectar cualquier anomalía mediante el uso de ondas magnéticas y de radio. Se puede inyectar un tinte en los vasos sanguíneos para que los aneurismas sean más visibles.

Tratamiento

El tratamiento de un aneurisma de la aorta abdominal se decide en función del tamaño y la velocidad a la que crece el aneurisma. El objetivo principal del tratamiento es prevenir su ruptura. Las opciones de tratamiento incluyen:

Seguimiento médico:

La monitorización médica puede ser una opción de tratamiento viable cuando el aneurisma es pequeño y el paciente no presenta ningún síntoma. El seguimiento médico incluye:

  • Citas periódicas para determinar el tamaño y supervisar el crecimiento del aneurisma mediante pruebas de imagen. La frecuencia de la prueba por imágenes puede variar según el tamaño y el crecimiento del aneurisma.
  • Manejo de otras afecciones médicas, como presión arterial alta o niveles altos de colesterol, para evitar que el aneurisma se agrande aún más.

Cirugía:

Se recomienda la cirugía si un aneurisma es más grande y crece demasiado rápido. Las opciones quirúrgicas para el aneurisma aórtico abdominal incluyen:

  • Cirugía abdominal abierta: este procedimiento consiste en extraer y reemplazar la parte dañada de la aorta con un tubo sintético (injerto). Es un procedimiento quirúrgico invasivo y el tiempo de recuperación es largo. Se prefiere esta cirugía si el aneurisma es muy grande o se ha roto.
  • Cirugía endovascular: el procedimiento consiste en insertar un injerto sintético dentro de la aorta para sostener las paredes debilitadas de la aorta. Es un procedimiento menos invasivo y se asocia con menos molestias y un período de recuperación más corto.

 Prevención

  • Un aneurisma de la aorta abdominal se puede prevenir mediante:
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Mantener una dieta adecuada
  • Dejar de fumar
  • Manejo de peso
  • Controlar la presión arterial y los niveles de colesterol.
  • Reducir la ingesta de alcohol

Dieta

Ciertos cambios en la dieta pueden ayudar a retrasar la progresión del aneurisma.

  • Dieta baja en grasas: consumir alimentos con bajo contenido de grasa y alto contenido de fibra, como frutas y verduras, puede ayudar a reducir la presión arterial y puede reducir las posibilidades de ruptura del aneurisma.
  • Bajo consumo de sal: comer más sal puede elevar la presión arterial. Por lo tanto, reducir la ingesta de sal puede reducir el riesgo de desarrollar complicaciones del aneurisma aórtico abdominal.
  • Grasas bajas saturadas: Consumir una dieta alta en grasas saturadas puede aumentar los niveles de colesterol en el cuerpo, lo que podría aumentar el riesgo de ruptura de aneurismas, por lo que se recomienda una dieta baja en grasas saturadas.
  • Evite el alcohol: el consumo regular de alcohol en grandes cantidades puede elevar la presión arterial con el tiempo. Por tanto, se debe evitar el alcohol en personas con aneurisma aórtico abdominal.

Leave a Comment

%d bloggers like this: