Cáncer de vagina: causas, síntomas y tratamiento - Remedios caseros
Cáncer

Cáncer de vagina: causas, síntomas y tratamiento

El cáncer de vagina es una afección poco común en la que las células de la vagina se vuelven cancerosas y se dividen de manera anormal, lo que lleva a la formación de un tumor. La vagina es un tubo muscular que conecta el útero con el exterior del cuerpo. La vagina también se denomina canal de parto cuando el bebé sale de la vagina.

El cáncer de vagina es común en mujeres mayores de 60 años. En la mayoría de los casos, el cáncer de vagina se produce debido a la diseminación de otros cánceres a la vagina. En raras ocasiones, el cáncer de vagina comienza a partir de las células de la vagina.

Causas del cáncer de vagina:

Aún no se conoce la causa específica del cáncer de vagina. El cáncer se produce cuando un cambio en el material genético de la célula provoca una división celular anormal. La división anormal de las células da como resultado la formación de un tumor. En raras ocasiones, los cánceres de vagina se deben a cambios en el material genético de las células; en la mayoría de los casos, el cáncer de vagina se debe a metástasis. La metástasis es un proceso en el que pocas células cancerosas se desprenden del tumor primario y causan tumores en partes distantes del cuerpo.

Síntomas del cáncer de vagina:

El cáncer de vagina no causa ningún signo ni síntoma en las etapas iniciales. En las últimas etapas, puede mostrar los siguientes síntomas:

  • Sangrado vaginal anormal
  • Secreción vaginal inusual
  • Sangre en la orina o en las heces
  • Micción frecuente
  • Bulto en la vagina
  • Estreñimiento
  • Dolor pélvico

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de vagina?

Los factores de riesgo son atributos que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de vagina. La presencia o ausencia de factores de riesgo no garantiza el desarrollo de cánceres vaginales. Los diversos factores de riesgo del cáncer de vagina incluyen:

  • Edad: las mujeres mayores tienen un alto riesgo de desarrollar cánceres vaginales. Más del 50% de los casos se notifican en mujeres mayores de 70 años.
  • Fumar: las mujeres que fuman tienen el doble de riesgo de desarrollar cáncer de vagina en comparación con las mujeres que no fuman.
  • Alcohol: el consumo de alcohol también aumenta el riesgo de cáncer de vagina.
  • Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH): la infección por el VIH aumenta el riesgo de desarrollar cáncer ya que debilita el sistema inmunológico.
  • Virus del papiloma humano (VPH): las personas infectadas con el virus del papiloma humano tienen un alto riesgo de desarrollar cáncer de vagina.
  • Cáncer de cuello uterino : las mujeres que tienen cáncer de cuello uterino o antecedentes de cáncer de cuello uterino tienen una alta probabilidad de desarrollar cáncer de vagina.
  • Exposición al dietilestilbestrol: las mujeres que han estado expuestas al dietilestilbestrol en el útero materno tienen un alto riesgo de desarrollar cáncer de vagina.
  • Irritación vaginal : irritación de la vagina debido al uso continuo de un pesario, un dispositivo que se usa para mantener el útero en su lugar.

Complicaciones:

La metástasis es una complicación del cáncer de vagina. El cáncer de vagina se puede diseminar a los huesos, el hígado y los pulmones.

¿Cómo diagnosticar el cáncer de vagina?

Si el cáncer de vagina se diagnostica en una etapa inicial, el tratamiento es efectivo. Las siguientes pruebas se realizan para diagnosticar el cáncer de vagina:

  • Examen pélvico: la mayoría de los casos de cáncer de vagina se diagnostican durante el examen pélvico. En el examen pélvico, se examinan los genitales para detectar cualquier cambio. Al mismo tiempo, el médico presionará el abdomen para observar los ovarios y el útero. El médico también puede abrir la vagina usando un dispositivo (espéculo) para determinar cualquier anomalía.
  • Prueba de Papanicolaou: En la prueba de Papanicolaou, se desechan las células de la vagina y el cuello uterino. Las células extraídas se estudian para detectar un crecimiento anormal. En realidad, esta es una prueba de diagnóstico para el cáncer de cuello uterino.
  • Colposcopia: la colposcopia se realiza cuando los resultados de la prueba de Papanicolaou son normales. La colposcopia implica el uso de un dispositivo de aumento llamado colposcopio. La superficie ampliada del cuello uterino y la vagina ayuda al médico a identificar las células anormales.
  • Biopsia: en una biopsia, se extraen células de las áreas sospechosas y se envían al laboratorio para realizar más estudios.
  • Prueba de imágenes: las pruebas de imágenes se realizan después del diagnóstico para determinar la extensión del cáncer. Las diversas pruebas de imagen incluyen una radiografía, una tomografía computarizada (tomografía computarizada), una PET (tomografía por emisión de positrones), una resonancia magnética (MRI) y una exploración.
  • Prueba endoscópica: las pruebas endoscópicas se realizan solo en algunos casos. Las pruebas endoscópicas realizadas incluyen
  • Cistoscopia: se realiza una cistoscopia para examinar la uretra y la vejiga. Un dispositivo llamado cistoscopio, un dispositivo hueco con la lente en un extremo, se inserta en la uretra y luego en la vejiga.
  • Proctoscopia: la proctoscopia ayuda a examinar el recto. Este procedimiento utiliza un dispositivo llamado proctoscopio para examinar el recto.

¿Cómo se trata el cáncer de vagina?

El cáncer de vagina se trata según la etapa del cáncer. El tratamiento del cáncer que se ha extendido más allá de la vagina es un poco difícil. Las diversas opciones de tratamiento disponibles para el cáncer de vagina incluyen:

  • Cirugía: los diversos tipos de cirugía incluyen:
  • Vaginectomía: en la vaginectomía, se extrae la vagina parcial o la vagina completa para tratar cánceres.
  • Linfadenectomía: si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos de la región pélvica, se extirpan mediante un procedimiento llamado linfadenectomía.
  • Exenteración pélvica: la región pélvica incluye los ovarios, la vejiga, el útero, el recto, la parte inferior del colon y la vagina. En la exenteración pélvica, el médico extraerá cualquier órgano de las regiones pélvicas si el cáncer se ha diseminado a esas partes.
  • Histerectomía: la histerectomía implica la extirpación de los órganos reproductores para tratar el cáncer de vagina.
  • Quimioterapia: la quimioterapia implica el uso de productos químicos para matar el cáncer. Aún no se ha establecido el uso de quimioterapia para el cáncer de vagina. Por lo tanto, se usa junto con la radioterapia para mejorar la efectividad.
  • Radioterapia: la radioterapia utiliza rayos X de alta energía para destruir las células cancerosas. La radioterapia se administra de dos formas:
  • Radioterapia externa: en la radioterapia externa, los rayos X se dirigen a todo el abdomen o la región pélvica. En la radioterapia externa se utiliza una máquina grande.
  • Radioterapia interna: los dispositivos radiactivos se colocan dentro de la vagina en la radioterapia interna. Después de un tiempo específico, los dispositivos se eliminan.

Leave a Comment

%d bloggers like this: