Hemorroides: causas, síntomas, tratamiento y prevención - Remedios caseros
Salud

Hemorroides: causas, síntomas, tratamiento y prevención

Las hemorroides también conocidas como pilas es una condición que causa mucho malestar a las personas que la padecen. La prevalencia de la afección es realmente alta y aproximadamente 3 de cada 4 personas estarán expuestas a ella una vez en su vida. Dado que es una afección que afecta principalmente a los movimientos y al procesamiento de las heces, la mayoría de las personas tienden a sufrir el dolor durante mucho tiempo sin compartirlo con nadie debido a un concepto equivocado de vergüenza.

Las hemorroides rara vez son graves y, en casos normales, suelen desaparecer en una semana o dos. Sin embargo, para algunos, la afección puede persistir durante un período más prolongado y causar mucha incomodidad y pérdida de sangre, especialmente al ir al baño. En este artículo, discutiremos en detalle sobre las causas, los síntomas y los tratamientos de las hemorroides y cómo prevenirlas realizando ciertos cambios en el estilo de vida. Hay muchos conceptos erróneos que están presentes sobre las causas y los tratamientos de las hemorroides y en este artículo intentaremos eliminar esos conceptos erróneos de su mente.

¿Qué son las hemorroides?

En términos simples, las hemorroides se pueden describir como nada más que venas hinchadas alrededor de su ano o su recto inferior. La presión excesiva que se acumula alrededor del ano es una de las principales causas que conducen a las hemorroides. Las hemorroides solo se denominan pilas cuando comienzan a hincharse y causan mucha incomodidad e irritación, especialmente al sentarse o al intentar hacer un movimiento. El recto es la región que se extiende hasta el ano, que es la abertura al final de su intestino a través de la cual se desechan las materias fecales. Es importante que si padeces hemorroides, mantengas esta zona limpia y laves con regularidad.

Las hemorroides también se pueden considerar como una anomalía varicosa que se define por el agrandamiento de las venas provocando un abultamiento debido al adelgazamiento de las paredes de la vena. En la mayoría de los casos, las hemorroides son indoloras y no muestran ningún síntoma. Solo causan dolor cuando se produce un coágulo de sangre en la vena congestionada, lo que la coloca en la categoría de hemorroides trombosadas. Las hemorroides trombosadas pueden ser extremadamente dolorosas y pueden causar muchas molestias a la persona que las padece. Puede alterar por completo el estilo de vida normal de la persona, ya que no podrá sentarse sin sufrir dolor todo el tiempo.

No hay garantía de que las hemorroides solo se presenten una vez, pueden repetirse varias veces si padece afecciones como diarrea crónica o estreñimiento. Las hemorroides también pueden presentarse en más de un lugar al mismo tiempo, lo que puede causar graves molestias y dolor al paciente. Las hemorroides se clasifican básicamente en dos tipos diferentes, a saber, hemorroides internas y hemorroides externas. Discutiremos la diferencia y las características de ambos en las siguientes secciones.

Hemorroides internas y externas:

Estos son los dos tipos principales de hemorroides que pueden afectarle. Ambos tienen las mismas causas, pero los síntomas difieren debido a los diferentes lugares donde ocurren. En la siguiente sección discutiremos ambos en detalle.

Hemorroides internas:

Las hemorroides internas ocurren en el recto por encima del ano. Dado que no hay nervios sensibles al dolor en la región, las hemorroides internas a menudo no se descubren. En algunos casos, cuando las heces se vuelven muy duras y secas, la superficie interna de las hemorroides puede magullarse al intentar evacuar las heces secas. Esto puede hacer que las heces tengan un aspecto sanguinolento y usted puede encontrar rastros de sangre en el tejido o en el inodoro.

A veces, el crecimiento excesivo puede ser empujado hacia la abertura anal debido a la tensión, esta condición se conoce como hemorroide prolapsada o protuberante y puede ser extremadamente dolorosa y causar muchas molestias. Las hemorroides protuberantes se clasifican por dolor e irritación extremos, especialmente al ir al baño. Cuando se produce un prolapso debido a una protuberancia, por lo general vuelve a su lugar por sí solo, o puede empujarlo suavemente hacia adentro. Sin embargo, debe tener mucho cuidado al empujarlo hacia adentro para que no se produzcan hematomas dentro del recto, ya que es un sitio muy probable de infección.

Hemorroides externas:

Las hemorroides externas ocurren en la región externa del ano y son extremadamente dolorosas ya que es el sitio de muchos nervios sensibles al dolor. Las hemorroides externas a menudo causan muchas molestias al defecar y al sentarse. Esta es una condición muy dolorosa ya que interrumpe el estilo de vida normal del individuo.

Las hemorroides externas también pueden causar mucha picazón e irritación y pueden sangrar fácilmente si se irritan mucho. La mayoría de las personas tienden a sentir el sitio de donde se origina el dolor que hace que las pilas erupcionen y provoquen más sangrado. Esto también puede suceder en espacios públicos, lo que puede resultar muy embarazoso para el paciente. El estrés mental que atraviesa el paciente mientras padece hemorroides externas es masivo y esto hace que esté siempre de muy mal humor.

Cuando se forma un coágulo de sangre desafortunado alrededor del sitio, puede provocar una afección que se llama hemorroide trombosada, más comúnmente conocida como hemorroides. Esto puede ser extremadamente doloroso y causar mucha picazón y sangrado. El coágulo de sangre que se forma alrededor de la hemorroide externa a menudo puede provocar un sangrado profuso que puede provocar más complicaciones.

Síntomas de hemorroides:

No es muy difícil diagnosticar la afección ya que los síntomas son muy específicos de la afección. Solo algunas otras enfermedades, como el cáncer anal o colorrectal, pueden tener los mismos síntomas que las hemorroides. En la siguiente sección puede encontrar los diversos síntomas de hemorroides según el tipo.

Síntomas de hemorroides internas:

  • Las hemorroides internas ocurren dentro del recto y no serán visibles
  • Pasar sangre al defecar
  • Rastros de sangre en papel higiénico
  • Rastros de sangre en el inodoro.
  • Sangrado sin dolor ni irritación al sentarse en el inodoro.
  • Prolapso de una vena hinchada al ano
  • Sangrado después de pasar el movimiento.

Síntomas de hemorroides externas:

  • Ocurren en la capa de piel debajo del ano.
  • Picazón persistente alrededor del ano
  • Sangrar mientras está sentado durante más tiempo
  • Dolor extremo al ir al baño.
  • Bultos sensibles cerca del ano
  • Uno o más crecimientos duros en la superficie anal
  • Dolor al intentar sentarse
  • Coagulación de la sangre en pilas que provocan trombosis.

Al examinar si se acumulan, también debe tener en cuenta que estos síntomas también pueden ser un indicador de enfermedades graves como el cáncer colorrectal . Debe tener en cuenta que el sangrado por el recto durante un período más prolongado que no desaparece es casi el mismo síntoma que el cáncer colorrectal. Si el sangrado persiste, es aconsejable que consulte a un médico de inmediato y realice una colonoscopia para estar seguro.

Causas de hemorroides:

Hay varias causas que pueden provocar hemorroides. Dado que la afección no es muy grave, las causas son muy variadas. Muchas mujeres sufren de almorranas durante sus períodos de embarazo como resultado de la presión extrema que actúa sobre las venas alrededor del recto. En la siguiente sección discutiremos las causas de las hemorroides en detalle.

1. Esfuerzo mientras se pasa la moción:

En las personas que sufren de estreñimiento, las posibilidades de desarrollar hemorroides son bastante altas. Si bien las personas ejercen más presión para expulsar las heces, tienden a contener la respiración y a empujar más fuerte. Esto genera mucha presión en las venas que rodean el ano, lo que hace que se abulten y provoquen hemorroides.

2. Pasar mucho tiempo sentado en el inodoro:

Tanto el estilo indio como el europeo de armario ejercen mucha presión sobre las venas alrededor del recto. En estos días, la gente tiende a pasar mucho tiempo sentada en el inodoro y usando sus teléfonos o leyendo el periódico. Este tipo de prácticas de estilo de vida puede aumentar su riesgo de verse afectado por la afección.

3. Problemas constantes en los movimientos intestinales:

Las personas que sufren de problemas relacionados con la evacuación de heces suaves, como estreñimiento y diarrea, de forma regular durante un período de tiempo, tienen altas posibilidades de verse afectadas por las hemorroides.

La presión adicional que se aplica a las venas es la razón de esto. Las personas que padecen estas afecciones también tienden a pasar más tiempo sentadas en el inodoro.

4. Una dieta que carece de fibra:

Mucha gente sigue una dieta casi carnívora. La prevalencia de hemorroides en esta sección de personas es comparativamente muy alta. La fibra no soluble es uno de los contribuyentes más importantes al paso de las heces suaves, ya que hace que las heces sean más gruesas y menos secas. Cuando se da un festín con mucha carne, puede hacer que sus heces sean bajas en contenido y también se sequen muy pronto. Recuerde siempre agregar fibra a su dieta, ya que puede reducir las posibilidades de desarrollar almorranas. También tiene un montón de beneficios adicionales que pueden ayudarlo en muchos otros aspectos de la salud.

5. Envejecimiento:

El envejecimiento es una de las principales razones que pueden conducir al desarrollo de hemorroides. El soporte que se brinda al ano y las venas del recto se reduce a medida que el tejido que brinda este soporte se debilita a medida que envejece. Se requiere la necesidad de un cuidado especial para los ancianos para asegurarse de que no sufran mucho debido a las hemorroides.

6. Embarazo:

Cuando una mujer queda embarazada, a medida que el feto se desarrolla, aumenta la presión que aplica el útero en la región rectal. Las hemorroides que aparecen durante el embarazo son muy frecuentes y suelen desaparecer poco tiempo después del embarazo.

7. Levantar objetos pesados:

Sobre todo en trabajos en los que se levantan objetos pesados ​​con regularidad, hay muchas posibilidades de que se desarrollen hemorroides. Dado que se requiere mucha fuerza central, los músculos alrededor del ano y el recto se comprimen mucho ejerciendo mucha presión sobre las venas que conducen a la afección.

Tratamientos de hemorroides:

El tratamiento de las pilas difiere según la posición en la que se produzcan. La necesidad de tratamiento también puede variar según la gravedad de la afección. Los procedimientos médicos solo son necesarios si los remedios caseros simples no funcionan o si la gravedad de la afección ha aumentado. A continuación se enumeran algunos de los procedimientos médicos más utilizados para el tratamiento de las hemorroides.

1. Ligadura con banda elástica:

Este es un método implementado por los médicos para cortar el suministro de sangre a la hemorroide y hacerla desaparecer. El médico hace esto atando una banda de goma especial alrededor de la base del crecimiento y luego se asegura de que la sangre no fluya al tejido y, por lo tanto, haga que la hemorroide se encoja y se caiga.

Este método se utiliza con mayor frecuencia para tratar las hemorroides internas que sobresalen del ano. El tejido cicatricial se forma en el resto de la pieza y eventualmente se encogerá de tamaño dando mucha comodidad al paciente. El procedimiento tardará entre una y dos semanas en surtir efecto y requiere que el paciente pase por un período temporal de malestar durante algún tiempo.

2. Escleroterapia:

Este procedimiento es bastante simple en el que el médico inyecta una solución médica que puede crear tejido cicatricial directamente en la hemorroide, lo que cortará efectivamente el suministro de sangre a la vena congestionada y, por lo tanto, hará que se arrugue y muera.

3. Fotocoagulación infrarroja:

La fotocoagulación infrarroja es un método en el que el médico utiliza luz infrarroja directa para inducir un tejido cicatricial en la vena congestionada que cortará eficazmente el suministro de sangre y hará que la hemorroide se marchite en algún tiempo.

4. Electrocoagulación:

Este método de tratamiento se utiliza para tratar hemorroides internas enviando un impulso eléctrico controlado directamente a la hemorroide que provoca la formación de tejido cicatricial que cortará activamente el suministro de sangre al crecimiento interno y hará que la hemorroide muera gradualmente.

5. Hemorroidectomía:

Este método de tratamiento solo se usa si ningún otro método de tratamiento funciona. Este es un procedimiento quirúrgico en el que el médico extirpará quirúrgicamente la hemorroide externa o una prolapsada después de administrar anestesia al paciente.

6. Grapado de hemorroides:

Este es otro método quirúrgico que se utiliza para tratar almorranas en casos extremos. Este procedimiento quirúrgico implica un método de grapado especial que curará eficazmente la afección. En este método de tratamiento también se anestesiará al paciente.

Remedios caseros para las hemorroides:

Dado que la gravedad de la afección es menor, la mayoría de las veces retrocederá si se utilizan los remedios caseros adecuados para tratarla. Existen varios remedios caseros que pueden ayudarlo a aliviar esta dolorosa condición. Pero asegúrese de que si los síntomas persisten incluso después de la implementación de estos remedios o si la condición parece empeorar o parece insoportable, debe consultar a un médico de inmediato.

  • Consume alimentos ricos en fibra.
  • Inicie una dosis de ablandadores de heces o suplementos de fibra como Citrucel o Metamucil.
  • No se esfuerce durante las evacuaciones intestinales
  • Use analgésicos si el dolor parece insoportable.
  • Siéntese en un jacuzzi con agua caliente con sal para aliviar la hinchazón y la irritación.
  • Use ungüentos tópicos antes de ir al baño y después.

¿Cómo prevenir las hemorroides?

Como sabe, la prevención de una afección siempre es mejor que preocuparse por cómo curarla. La hemorroide es una afección que se puede prevenir fácilmente haciendo algunos cambios inteligentes en el estilo de vida. A continuación se enumeran algunos de los pasos que puede incluir para ayudar a prevenir las hemorroides.

1. Mantenga una dieta rica en fibra:

La fibra insoluble juega un papel importante en la salud de las deposiciones. La necesidad de una cantidad suficiente de fibra en su dieta se ve reforzada debido a muchos otros aspectos de la salud que pueden beneficiarse de la inclusión de alimentos ricos en fibra en su dieta.

2. Beba suficiente agua:

Beber suficiente agua puede asegurar que sus heces no se sequen y no causen mucha tensión en su ano y recto al tratar de evacuarlas. Casi todos los profesionales de la salud de todo el mundo subrayan la importancia de beber una cantidad suficiente de agua. Debes practicar el hábito de beber al menos 2 litros de agua todos los días.

3. Evite esforzarse mientras va al baño:

Hacer un esfuerzo excesivo al ir al baño puede aumentar el riesgo de hemorroides. Debe tener cuidado de que no se ejerza mucha tensión sobre los músculos rectales al ir al baño.

4. Vaya al baño inmediatamente cuando sienta la necesidad de:

Mantener la llamada de la naturaleza puede generar mucha presión sobre el ano y el recto y puede aumentar las posibilidades de desarrollar hemorroides. Siempre es aconsejable que vaya al baño tan pronto como sienta la necesidad de hacerlo.

5. Evite pasar más tiempo sentado en el inodoro:

Pasar mucho tiempo en el baño aumentará las posibilidades de desarrollar esta afección. Cuanto más tiempo dedique a navegar por su teléfono o el periódico, solo aumentará las posibilidades de que se vea afectado por afecciones como las hemorroides.

Las hemorroides pueden parecer muy aterradoras la primera vez que las contrae. La clave es mantener la calma e intentar introducir algunos cambios en su estilo de vida y dieta, y es posible que desaparezca por sí solo. Además, recuerde hacer ejercicio con regularidad, ya que esto ayudará a mantener su cuerpo activo y reducirá las posibilidades de desarrollar tales afecciones.

Preguntas frecuentes:

Ahora que tiene una idea clara de qué son las hemorroides y qué las causa, es posible que haya algunas preguntas que permanezcan en su mente. En la siguiente sección intentaremos responder algunas de las preguntas más frecuentes sobre las hemorroides.

1. ¿Las hemorroides se curan sin tratamiento?

Si. en la mayoría de los casos se curan sin necesidad de ningún tratamiento específico. Sin embargo, si los síntomas persisten, es aconsejable consultar a un médico y hacer que lo revisen de inmediato.

2. ¿Qué pasará si no trato mi hemorroide?

En la mayoría de los casos, desaparecerá por sí solo. Sin embargo, será muy doloroso si no hace nada para curar la afección. En algunos casos, si las hemorroides no se tratan, pueden producirse más complicaciones debido a la pérdida regular de sangre y también a una gran cantidad de dolor.

3. ¿Pueden las hemorroides ser peligrosas para su vida?

Sí, si no se trata, la afección puede provocar trastornos importantes que pueden afectar la salud de su colon. Si no se trata durante más tiempo, puede provocar el desarrollo de cáncer colorrectal y también otras complicaciones debido a la pérdida extrema de sangre.

Leave a Comment

%d bloggers like this: