Hígado agrandado: causas, síntomas, tratamiento y prevención

El hígado agrandado es una afección que ocurre cuando el hígado crece más que su tamaño original. El hígado es el órgano interno más grande y puede regenerarse después de una cirugía. Algunas de las enfermedades del hígado, como la hepatitis viral , la enfermedad del hígado graso y también el cáncer, son algunas de las principales causas del agrandamiento del hígado.

El hígado ayuda a realizar funciones, como la descomposición de grasas, el almacenamiento de azúcar en forma de glucógeno, la descomposición de toxinas, la síntesis de proteínas y hormonas.

¿Qué es el hígado agrandado?

El hígado agrandado (también conocido como hepatomegalia ) es la hinchazón o el crecimiento del hígado más allá de su tamaño. Ocurre debido a una enfermedad hepática subyacente. El hígado ayuda en el proceso de digestión, producción de bilis, regulación del almacenamiento de grasa y eliminación de toxinas de la sangre.

El agrandamiento del hígado afecta la capacidad del hígado para funcionar normalmente, lo que resulta en varios problemas de salud a largo plazo.

¿Cuáles son las causas del agrandamiento del hígado?

Un hígado agrandado puede deberse a una serie de problemas de salud subyacentes o cambios en el estilo de vida. Algunas de las causas más comunes que conducen al agrandamiento del hígado incluyen:

  • La acumulación de exceso de grasa en el hígado (enfermedad del hígado graso no alcohólico) puede causar hepatomegalia.
  • El agrandamiento del hígado puede desarrollarse por mononucleosis infecciosa o un virus que causa hepatitis A, B y C.
  • La acumulación de cobre en el hígado (enfermedad de Wilson) puede provocar un agrandamiento del hígado.
  • Los crecimientos anormales, como los quistes y la diseminación del tumor en el hígado, pueden causar agrandamiento del hígado.
  • Ciertas afecciones, como la trombosis de la vena hepática y la insuficiencia cardíaca congestiva, pueden causar agrandamiento del hígado.
  • La cicatrización del tejido hepático debido al alcohol y las toxinas o la cirrosis hepática pueden provocar un agrandamiento del hígado.
  • La acumulación de exceso de hierro en los tejidos del hígado (hemocromatosis) puede provocar un agrandamiento del hígado.
  • El agrandamiento del hígado puede causar debido a la inflamación o destrucción de los conductos biliares (colangitis esclerosante).
  • En algunos casos, afecciones graves que ponen en peligro la vida, como la leucemia y el carcinoma hepatocelular, pueden causar agrandamiento del hígado.

Síntomas de agrandamiento del hígado:

Según la causa subyacente del agrandamiento del hígado, puede provocar el desarrollo de los siguientes síntomas:

  • Coloración amarillenta del blanco de los ojos y la piel.
  • Náusea
  • Vómitos
  • Fatiga
  • Sangrado de las encías
  • Dolor abdominal
  • Distensión abdominal
  • Disminucion del apetito
  • Moretones con facilidad
  • Dolor muscular
  • Taburete color arcilla
  • Debilidad inusual
  • Pérdida de peso
  • Diarrea

Aparte de lo anterior, algunos de los síntomas menos comunes son menstruación irregular, picazón en la piel, pérdida de vello corporal y lesiones rojas en la piel.

Factores de riesgo para el hígado agrandado:

Las personas que padecen una enfermedad hepática tienen un mayor riesgo de desarrollar la afección. Los factores que conducen al agrandamiento del hígado incluyen:

  • El consumo excesivo de alcohol puede aumentar el riesgo de agrandamiento del hígado.
  • Ciertas enfermedades infecciosas, como la malaria y la fiebre Q, pueden aumentar el riesgo de daño hepático y causar agrandamiento del hígado.
  • Las personas con infecciones por el virus de la hepatitis tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades hepáticas.
  • El sobrepeso y los hábitos alimentarios poco saludables pueden acumular un exceso de grasa, lo que puede aumentar el riesgo de enfermedades hepáticas.
  • Una sobredosis de ciertos medicamentos puede aumentar el riesgo de daño hepático.
  • Las personas con trastornos autoinmunitarios, anemia de células falciformes y enfermedad inflamatoria intestinal tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Complicaciones del hígado agrandado:

Si la causa subyacente del agrandamiento del hígado no se diagnostica y trata a tiempo, puede aumentar el riesgo de varias complicaciones. Una enfermedad hepática no tratada puede resultar en complicaciones de por vida o daño hepático permanente. El tratamiento de la afección subyacente puede reducir el riesgo de desarrollar más complicaciones, como la propagación de la infección, el carcinoma hepatocelular y la propagación del cáncer a otras partes del cuerpo.

Los síntomas de un hígado agrandado pueden causar alteraciones en los niveles del metabolismo, lo que podría tener un impacto en la vida diaria del paciente. A veces, las enfermedades del hígado pueden complicar el funcionamiento de otros órganos, como los riñones.

Diagnóstico de agrandamiento del hígado:

Para diagnosticar la afección, el médico realizará un examen físico para palpar su abdomen. El examen físico típicamente puede identificar un hígado agrandado. Sin embargo, el médico recomendará las siguientes pruebas para confirmar el diagnóstico de agrandamiento del hígado:

Análisis de sangre: se toma una muestra de sangre para determinar los niveles de enzimas hepáticas y evaluar la función hepática.

Pruebas por imágenes: el médico recomendará pruebas por imágenes, como una ecografía, una tomografía computarizada (TC), una exploración por imágenes por resonancia magnética (IRM) para crear imágenes del hígado. Estas pruebas ayudan a evaluar los defectos y anomalías en el hígado.

Elastografía por resonancia magnética: es un procedimiento no invasivo que se realiza en combinación con imágenes de resonancia magnética. Esta prueba crea un mapa visual conocido como elastograma, que permite determinar el endurecimiento de los tejidos del hígado.

Biopsia de hígado: durante este procedimiento, el médico aislará una muestra de tejido hepático central y la enviará para un examen de laboratorio. Ayuda a identificar si las células tumorales o cualquier otra afección provocan el agrandamiento del hígado.

Tratamiento del hígado agrandado:

El tratamiento tiene como objetivo reducir los síntomas de la enfermedad hepática subyacente y prevenir el riesgo de complicaciones adicionales. El médico recomendaría ciertos cambios en el estilo de vida para reducir los síntomas de las enfermedades hepáticas, que incluyen:

  • Evitando el consumo de alcohol
  • Comer menos sal
  • Dejar de fumar
  • Consumir una dieta saludable
  • Practicar ejercicios físicos regulares

Para tratar la causa subyacente, el médico prescribirá las siguientes opciones de tratamiento:

  • Medicamentos y tratamientos orales para tratar infecciones, como la hepatitis C
  • Quimioterapia, radioterapia o cirugía para tratar el cáncer.
  • En caso de daño hepático severo, el médico recomendará un trasplante de hígado.

Prevención del agrandamiento del hígado:

Para prevenir el agrandamiento del hígado, se deben prevenir las enfermedades del hígado. Las siguientes son las medidas preventivas para reducir el riesgo de enfermedad hepática:

  • Elija una dieta saludable rica en frutas y verduras
  • Evite el consumo de alcohol
  • No aumente la dosis de medicamentos o suplementos sin
  • Evite el contacto con productos químicos tóxicos, insecticidas y otras sustancias nocivas.
  • Beba la cantidad adecuada de agua para eliminar las toxinas del cuerpo.
  • Mantenga un peso corporal saludable para minimizar el almacenamiento de grasa.
  • Evite comer alimentos ricos en grasa y aceites con colesterol alto.

Add a Comment

Your email address will not be published.