Infecciones renales: causas, síntomas, factores de riesgo, diagnóstico, tratamiento y prevención. - Remedios caseros
Salud

Infecciones renales: causas, síntomas, factores de riesgo, diagnóstico, tratamiento y prevención.

Las infecciones renales (también conocidas como pielonefritis) son un tipo de infecciones del tracto urinario (ITU). Las infecciones renales suelen ser una complicación de una infección que comienza en la uretra y la vejiga urinaria. Las infecciones renales y de otras vías urinarias (ITU) son más comunes en las mujeres que en los hombres, ya que la uretra de las mujeres es más corta que la del hombre y está cerca de la vagina. La infección asciende fácilmente desde la vagina hasta la uretra, que luego se disemina a ambos riñones y conduce a infecciones renales.

Si la infección renal no se trata adecuadamente, puede provocar daño renal permanente e insuficiencia renal. El tratamiento incluye medicamentos y, en casos graves, se necesita hospitalización.

¿Qué son las infecciones renales?

Las infecciones renales se deben a una infección en cualquier parte del sistema urinario. El sistema urinario está compuesto por riñones, uréteres, vejiga urinaria y uretra. Cualquier parte de este sistema puede infectarse y esta infección puede extenderse a los riñones. Las infecciones renales pueden ser agudas (aparición repentina) o crónicas (aparición gradual durante un período de tiempo).

¿Cuáles son las causas de las infecciones renales?

Las infecciones renales se deben a las bacterias que ingresan a los riñones desde la vejiga urinaria. Por lo general, Escherichia coli puede causar una infección en la vejiga que puede extenderse a los riñones a través de los uréteres (conductos que transportan la orina desde los riñones hasta la vejiga urinaria).

Otras causas de infecciones renales son:

  • Las bacterias de cualquier otra infección en el cuerpo, como una articulación artificial, pueden diseminarse desde el torrente sanguíneo hasta los riñones.
  • La cirugía de los riñones y la vejiga urinaria puede introducir algunas bacterias en el cuerpo que pueden causar infecciones en la vejiga y los riñones.
  • Cualquier bloqueo en el paso de la orina, como cálculos renales , tumores en el tracto urinario, agrandamiento de la próstata en los hombres o cualquier problema en la forma del tracto urinario puede provocar infecciones renales.
  • Las mujeres embarazadas pueden desarrollar infecciones urinarias e infecciones renales debido al aumento de la presión del útero sobre el uréter que ralentiza el flujo de orina.
  • Las relaciones sexuales pueden causar infecciones urinarias al introducir bacterias en el sistema del tracto urinario.

¿Cuáles son los síntomas de las infecciones renales?

Los signos y síntomas de la infección renal incluyen:

  • Sensación de ardor y dolor al orinar.
  • Fuerte necesidad de orinar
  • Pus o sangre en la orina
  • Orina turbia y con mal olor
  • Micción frecuente
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor abdominal
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor de espalda, costado e ingle

¿Cuáles son los factores de riesgo de las infecciones renales?

Los factores que pueden aumentar el riesgo de infecciones renales son:

  • Género: las mujeres son más propensas a las infecciones renales porque la uretra de las mujeres es más pequeña que la de los hombres y está muy cerca de la vagina y el ano, lo que permite que las bacterias propaguen infecciones a la vejiga urinaria. La bacteria se multiplica en la uretra y asciende a los riñones y provoca infecciones renales.
  • Sistema inmunológico debilitado: tener afecciones, como el VIH / SIDA y la diabetes , y usar algunos medicamentos que inhiben el sistema inmunológico pueden aumentar el riesgo de infecciones renales e infecciones urinarias.
  • Bloqueo en el tracto urinario: cualquier cosa que bloquee el flujo de orina, como cálculos renales, ciertos tumores y agrandamiento de la glándula prostática en los hombres.
  • Daño al nervio y la médula espinal alrededor de la vejiga: cualquier daño al nervio y la médula espinal que afecte la vejiga urinaria causa incontinencia y requiere el uso de catéteres. El uso prolongado de catéteres urinarios puede aumentar el riesgo de infecciones renales.
  • Reflejo vesicoureteral: en algunos niños y adultos, hay un reflujo de cierta cantidad de orina hacia el uréter y los riñones, lo que puede provocar infecciones renales graves. Esta condición se denomina reflujo vesicoureteral.

Uso prolongado del catéter: El uso prolongado o el uso de un catéter no esterilizado para drenar la orina también puede representar un riesgo de infecciones renales.

¿Cuáles son las complicaciones de las infecciones renales?

Algunas posibles complicaciones graves de las infecciones renales son:

  • Daño renal: el daño renal permanente puede provocar una enfermedad renal crónica. En casos raros, pueden producirse cicatrices renales, hipertensión arterial e insuficiencia renal.
  • Infección en la sangre: la infección de los riñones puede extenderse al torrente sanguíneo y causar septicemia o envenenamiento de la sangre. Esto puede propagar la infección a otros órganos.
  • Complicaciones del embarazo: las mujeres que tienen infecciones renales durante el embarazo pueden dar a luz bebés con bajo peso al nacer.

¿Cómo diagnosticar las infecciones renales?

El médico puede ordenar ciertas pruebas para encontrar la causa subyacente de la infección renal o para confirmar el diagnóstico de infecciones renales, como:

  • Examen rectal: este examen se realiza en hombres para verificar si hay algún agrandamiento en la próstata que pueda bloquear el flujo de orina.
  • Análisis de orina: se toma una muestra de orina de un paciente y se envía a un laboratorio para un examen microscópico. La presencia de glóbulos blancos (producidos en el cuerpo para combatir infecciones), bacterias, células de pus, indica una infección del tracto urinario.
  • Cultivo de orina: se cultiva una muestra de orina en un medio de agar adecuado con los nutrientes adecuados, y se proporcionan las condiciones ideales para que las bacterias crezcan como colonias después de algunas semanas. Esta prueba se realiza para confirmar las bacterias específicas que causan la infección en los riñones.
  • Prueba de imágenes: las pruebas, como una tomografía computarizada, una resonancia magnética o una ecografía, brindan imágenes de los riñones para buscar cualquier daño en los riñones.

¿Cuáles son los tratamientos para las infecciones renales?

El tratamiento dependerá de la gravedad de las infecciones renales.

Medicamentos para las infecciones renales:

La primera línea de tratamiento para las infecciones renales son los antibióticos. Una vez que el análisis de orina confirma la infección, es necesario comenzar con los antibióticos. Por lo general, al principio se administran antibióticos fuertes para matar todos los tipos de bacterias típicas que se sospecha que son el agente causante de la afección. Una vez que se identifica el organismo real, se selecciona el antibiótico más adecuado para tratar las infecciones renales. Los antibióticos deben continuarse durante más tiempo (dos o más semanas), incluso si la infección desaparece.

Algunos antibióticos comunes para las infecciones renales son:

  • Sulfonamidas
  • Quinolonas
  • Cefalosporinas
  • Penicilinas de nueva generación
  • Nitrofurantoína

Hospitalización por infecciones renales graves:

Para las infecciones renales graves, se necesita hospitalización. El médico le administrará antibióticos y líquidos por vía intravenosa. En algunos casos, la cirugía es fundamental para corregir las infecciones renales, que han sido causadas por bloqueos y defectos estructurales del tracto urinario.

Leave a Comment