Cetoacidosis diabética: causas, síntomas, tratamiento y prevención - Remedios caseros
Salud

Cetoacidosis diabética: causas, síntomas, tratamiento y prevención

La cetoacidosis diabética es una complicación aguda de la diabetes en la que el paciente tiene un exceso de cetonas en sangre. Además, puede conducir a complicaciones potencialmente mortales como coma y muerte. Su tratamiento incluye principalmente la administración de insulina. La cetoacidosis diabética se asocia con frecuencia con la diabetes tipo 1 y rara vez ocurre con la diabetes tipo 2.

¿Qué es la cetoacidosis diabética?

La cetoacidosis diabética se desarrolla principalmente como resultado de una deficiencia en la producción de insulina.

La insulina es la hormona producida por las células beta del páncreas. La función principal de la insulina es permitir que el cuerpo use la glucosa (formada a partir de la descomposición de azúcares o carbohidratos) y la convierta en energía.

En los pacientes diabéticos (diabetes tipo 1), el páncreas no produce suficiente insulina, lo que conduce a una absorción y utilización inadecuadas de la glucosa por parte de las células del cuerpo. En tales casos, las células del cuerpo generan energía al descomponer la grasa. La descomposición de las grasas da como resultado la producción de cetonas. Estas cetonas no se utilizan como energía en pacientes con diabetes y comienzan a acumularse, lo que conduce a la afección llamada cetoacidosis diabética.

Los pacientes con niveles altos de azúcar en sangre tienden a excretar mayores cantidades de glucosa y cetonas a través del proceso de micción. Para equilibrar estas cetonas ácidas, también se pierde cierta cantidad de electrolitos como sodio, potasio, magnesio y calcio al orinar. Esta pérdida de electrolitos también va acompañada de una pérdida de grandes cantidades de líquidos.

Causas de la cetoacidosis diabética:

Algunas de las causas comunes de cetoacidosis diabética se enumeran a continuación:

  • Falta de cantidad suficiente de insulina en el cuerpo (ya sea producida o inyectada)
  • No seguir un horario regular de comidas
  • Tomando la inyección de insulina de manera irregular
  • Condiciones de enfermedad como neumonía
  • Uso de medicamentos como esteroides y diuréticos durante períodos más prolongados.
  • Ingesta excesiva de tabaco y alcohol.
  • Ingesta regular de drogas como morfina y cocaína
  • Historia previa de infarto
  • Enfermedad psicológica como depresión

Síntomas de la cetoacidosis diabética:

La hiperglucemia o el nivel alto de azúcar en sangre es el signo característico de la cetoacidosis diabética. Otros síntomas comunes incluyen:

  • Sed excesiva
  • Aumento de la frecuencia de la micción.
  • Sequedad de piel y boca
  • Debilidad o fatiga generalizada.
  • Pérdida excesiva de peso en pacientes con diabetes de nueva aparición
  • Letargo y somnolencia
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor de estómago o abdomen
  • Tomando respiraciones rápidas y breves
  • Aliento maloliente
  • Conciencia alterada

Factores de riesgo de cetoacidosis diabética:

La presencia de cualquiera de los siguientes factores de riesgo puede provocar cetoacidosis diabética:

  • Diabetes tipo 1
  • Diabetes tipo 2 asociada con traumatismo físico o cirugía
  • Omitir las dosis de la inyección de insulina con frecuencia
  • Infecciones primarias subyacentes como infección del tracto urinario y neumonía.
  • Pancreatitis
  • Ataque cardíaco repentino
  • Historia previa de accidente cerebrovascular
  • Saltarse las comidas con frecuencia

Complicaciones de la cetoacidosis diabética:

La cetoacidosis diabética es una emergencia médica y debe tratarse lo antes posible para evitar complicaciones adicionales. Algunas de las complicaciones comunes incluyen:

  • Hiperglucemia recurrente (niveles altos de azúcar en sangre)
  • Acumulación excesiva de líquido en el cerebro o edema cerebral.
  • Conciencia alterada
  • Dificultad respiratoria severa
  • Coma
  • Muerte

Diagnóstico de cetoacidosis diabética:

Este diagnóstico involucra:

Examen físico:

La anamnesis detallada incluye preguntar sobre los síntomas de los pacientes, el horario de la terapia con insulina y el patrón de comidas. El examen físico incluye análisis de signos vitales y observación de signos anormales como visión borrosa o alteración de la conciencia.

Si un paciente con diabetes tiene síntomas de hiperglucemia durante varias semanas, debe someterse a pruebas de cuerpos cetónicos en sangre y orina.

Análisis de sangre:

Este procedimiento implica la recolección de una muestra de sangre para analizar las siguientes anomalías:

  • Niveles de azúcar en sangre : un aumento en el nivel de azúcar en sangre> 250 mg / dl puede ser un indicio de cetoacidosis diabética.
  • PH de la sangre : el análisis de los niveles de pH en la sangre de un paciente es fundamental; y cualquier nivel de pH por debajo de 7,3 implica la presencia de cetonas o ácidos en la sangre.
  • Bicarbonatos séricos : los pacientes con cetoacidosis diabética suelen tener niveles bajos de bicarbonatos de sodio.

Examen completo de orina:

En este procedimiento, se recolecta una muestra de orina y se examina la presencia de cetonas.

Otras pruebas de diagnóstico incluyen:

  • Panel de electrolitos séricos : esta prueba se realiza para evaluar el nivel de electrolitos en sangre
  • Radiografía de tórax : esta prueba se realiza para determinar la presencia de cualquier patología subyacente que involucre el corazón y / o los pulmones.
  • Electrocardiograma (ECG): esta prueba se realiza para descartar afecciones cardíacas subyacentes.

Tratamiento de la cetoacidosis diabética:

Si un paciente tiene cetoacidosis diabética, debe ser ingresado de inmediato en el hospital para evitar complicaciones adicionales. El tratamiento tiene como objetivo corregir los niveles elevados de azúcar en sangre y también compensar la pérdida de electrolitos.

Los diferentes enfoques de tratamiento incluyen:

Reemplazo de fluidos:

El tratamiento implica la administración de solución salina normal a los pacientes por vía intravenosa. El objetivo principal es reponer la pérdida de líquidos y electrolitos por la micción frecuente.

Reemplazo de electrolitos:

Este método de tratamiento incluye la administración intravenosa de minerales como potasio, sodio y bicarbonatos. Ayuda a mantener un equilibrio del nivel de electrolitos.

Terapia de insulina:

La terapia con insulina se inicia principalmente después del reemplazo inicial de electrolitos. Se considera la administración intravenosa de insulina en dosis bajas a través de la bomba de infusión. Una vez que los niveles de azúcar en sangre alcanzan los 200 mg / dl, se administra insulina por vía subcutánea.

Otros métodos de tratamiento incluyen el uso de antibióticos para el tratamiento de infecciones subyacentes, como infecciones del tracto urinario, que pueden causar los síntomas de la cetoacidosis diabética. Las complicaciones relacionadas con el tratamiento de la cetoacidosis diabética incluyen:

  • Cerebral edema
  • Edema pulmonar
  • Hipoglucemia
  • Problemas cardíacos como infarto de miocardio.

El tratamiento de la cetoacidosis diabética también implica el control y el manejo adecuados de estas complicaciones.

Prevención de la cetoacidosis diabética:

El autocontrol de los pacientes con diabetes es fundamental para evitar complicaciones adicionales como la hiperglucemia y la cetoacidosis diabética.

Las estrategias comunes para prevenir la cetoacidosis diabética incluyen:

  • Sensibilizar a los pacientes sobre los problemas asociados a la diabetes.
  • Monitoreo regular de los niveles de glucosa en sangre
  • Evaluar electrolitos y cetonas mediante pruebas diagnósticas cuando el paciente está enfermo
  • Ajustar las dosis de insulina de acuerdo con las instrucciones de los médicos.
  • Educar sobre el uso y mantenimiento adecuados de la bomba de insulina.
  • Mantener un patrón de dieta saludable y una ingesta oportuna de comidas.
  • Seguir un patrón regular de ejercicio físico.
  • Reducir o evitar traumatismos o lesiones físicas graves

Es necesario un tratamiento rápido y adecuado de la cetoacidosis diabética para prevenir más complicaciones en órganos vitales del cuerpo como el corazón (infarto de miocardio). La educación del paciente es una de las mejores formas de evitar el desarrollo de complicaciones relacionadas con la diabetes.

Leave a Comment

%d bloggers like this: