Fotofobia: causas y hechos sobre la sensibilidad a la luz - Remedios caseros
Salud

Fotofobia: causas y hechos sobre la sensibilidad a la luz

¿Qué es la fotofobia?

La fotofobia es una afección médica en la que aumenta la sensibilidad a la luz, lo que provoca irritabilidad en los ojos. Aunque la fotofobia no se considera una enfermedad, a menudo es un síntoma de un problema subyacente. El significado de fotofobia en el sentido literal significa el miedo a la luz, sin embargo, en esta condición médica en particular, la fotofobia significa el malestar y la incomodidad que causan los ojos al estar expuestos a la luz. La gravedad de la sensibilidad a la luz difiere de una persona a otra según la afección subyacente.

Comúnmente asociada con la migraña, la fotofobia realmente dificulta que los pacientes procesen las reacciones visuales. La sensibilidad a veces se vuelve extrema provocando dolores de cabeza insoportables cuando se expone a la luz. Identificada a principios del siglo XX, la fotofobia se vio por primera vez en una publicación oficial en 1934 y fue definida por Lebensohn en un sentido más amplio, indicando que el ojo tendrá molestias y dolor cuando se exponga a la luz. A lo largo de los años, muchos investigadores han estado estudiando de cerca la sensibilidad a la luz para identificar las causas y los problemas subyacentes asociados con la fotofobia.

Los resultados del estudio han encontrado tres posibles mecanismos que pueden hacer que la luz se convierta en un estímulo inductor del dolor. Para comprender el proceso exacto, primero debe comprender el funcionamiento básico de nuestros ojos y el sistema óptico.

Nuestro ojo capta la luz y las imágenes que llegan a través de la córnea y el sistema del nervio óptico ubicado en la parte posterior de la cuenca del ojo convierte esta información visual en señales para que el cerebro procese las imágenes.

En caso de fotofobia somos conscientes de que la luz es el estímulo básico que induce malestar y dolor, los fotorreceptores son los encargados de analizar la luz y por tanto no se puede descartar la participación de los fotorreceptores en provocar sensibilidad a la luz en tu ojo.

Existen principalmente cinco tipos de fotorreceptores que ayudan en el funcionamiento del ojo humano; varillas, conos de tres tipos diferentes e ipRGC’s. Dado que la sensibilidad a la luz no implica la formación de imágenes, ipRGC puede considerarse como el portal para la luz no formadora de imágenes que actúa como estímulo para la fotofobia. Las células ganglionares de la retina intrínsecamente fotosensibles (ipRGC) contienen fotopigmento de melanopsina que es responsable de enviar señales al cerebro para procesar la luz. Los estudios realizados en ratas y también en seres humanos ciegos debido a la falta de conos y bastones también experimentaron dolor cuando se expusieron a luz brillante, lo que convierte a ipRGC en un factor importante detrás de la fotofobia. ipRGC mantiene una conexión directa con los núcleos del tálamo, lo que tiene un gran impacto en los sentidos somáticos y el centro del dolor del cerebro.

En este artículo hablaremos sobre los diferentes tipos de sensibilidad a la luz, las principales causas de la fotofobia, los tratamientos prevalentes utilizados para controlar la fotofobia y los pasos y precauciones que podemos tomar para prevenir la fotofobia. Aunque el diagnóstico de fotofobia puede conducir a una plétora de causas subyacentes que incluyen trastornos neurológicos e incluso un simple ojo seco, intentaremos tocar la base de la mayoría de las causas que pueden conducir a la aparición de fotofobia.

¿Cuáles son las causas de la sensibilidad a la luz?

Dado que las razones exactas y el mecanismo de la sensibilidad a la luz siguen siendo un misterio, la investigación a lo largo de los años pudo reducir algunas condiciones potenciales que siempre se presentan con la sensibilidad ocular. La fotofobia o sensibilidad a la luz en los ojos se puede rastrear hasta 4 clasificaciones principales de causas.

1. Patología de la vía orbitaria y visual

La fotofobia causada por problemas asociados con el nervio óptico y la vaina se incluye en esta categoría. Los tumores del nervio óptico que afectan la vía de señalización entre el ojo y el cerebro pueden causar fotofobia grave en los pacientes.

2. Trastornos neurológicos

Hay muchas afecciones neurológicas que podrían manifestarse en forma de fotofobia. Las principales afecciones neurológicas que generalmente se asocian con la sensibilidad a la luz son:

  • Dolores de cabeza primarios: los dolores de cabeza primarios son dolores de cabeza intensos que pueden causar una gran cantidad de dolor y malestar en los pacientes. También puede causar alta sensibilidad a la luz y al sonido. La migraña es una forma muy común de dolores de cabeza primarios. Aunque los dolores de cabeza regulares rara vez se presentan con sensibilidad a la luz, si experimenta un dolor extremo cuando se expone a una cantidad normal de luz mientras tiene dolor de cabeza, y verifique si existe alguna afección subyacente que pueda estar causando fotofobia.
  • Blefaroespasmo: El blefaroespasmo también conocido como médicamente conocido como Blefaroespasmo esencial benigno es una de las principales afecciones médicas que resulta en una sensibilidad a la luz severa. La fotofobia figura como el segundo síntoma más dañino del blefaroespasmo que afecta la calidad de vida de los pacientes. Los pacientes que sufren de blefaroespasmo son siempre sensibles a la luz ambiental y también extremadamente sensibles a la luz brillante. Un estudio realizado en un grupo de control compuesto por migraña y blefaroespasmo, reveló una asombrosa similitud entre el grado de dolor que ambos grupos experimentaron al exponer sus ojos sensibles a la luz a una iluminación brillante.
  • Parálisis supranuclear progresiva: ampliamente conocida como PSP, la parálisis supranuclear progresiva está estrechamente asociada con el síndrome de Parkinson, lo que la hace mortal para los afectados. Este trastorno cerebral hace que a los pacientes les resulte muy difícil controlar los músculos encargados de caminar y los movimientos oculares. Los pacientes afectados con parálisis supranuclear progresiva también encuentran extremadamente difícil mantener el equilibrio. Dado que la PSP afecta los movimientos oculares, la mayoría de los pacientes presentan un caso de fotofobia extrema, y ​​a veces la sensibilidad a la luz se vuelve extremadamente dolorosa.
  • Lesión cerebral traumática: los pacientes que sufren una lesión cerebral traumática (LCT) a menudo experimentan fotofobia. Los episodios fotofóbicos hacen que sea extremadamente difícil para ellos volver a sus vidas. Dado que un traumatismo directo en el cerebro está destinado a dañar y paralizar muchas funciones de control del cerebro, la sensibilidad a la luz es solo uno de los síntomas que se presentan. Aún no está claro si la sensibilidad a la luz es un síntoma primario o secundario de la lesión cerebral traumática, lo que dificulta a los médicos clasificar la afección.

3. Trastornos psiquiátricos

Existe una amplia gama de trastornos psiquiátricos que pueden afectar la visión y la región óptica del cuerpo. Aunque las alucinaciones no se basan en la retroalimentación visual del entorno inmediato, hay muchos casos en los que la fotofobia se presenta con una condición psiquiátrica subyacente. Por ejemplo, los pacientes que padecen agorafobia (miedo a lugares o situaciones que pueden causar un cierto nivel de vergüenza o impotencia) a menudo se quejan de volverse extremadamente sensibles a la fuerza de la luz o pueden estar incitándolos a permanecer en el interior la mayor parte del tiempo. Los pacientes psiquiátricos que sufren de trastorno de ansiedad o depresión también experimentan fotofobia hasta cierto nivel, lo que hace que su tratamiento y recuperación sea más difícil de lo que ya es.

4. Fotofobia inducida por drogas

El consumo de drogas alucinógenas que consisten en barbitúricos puede hacer que experimente fotofobia durante el tiempo que esté bajo la influencia. Los medicamentos que contienen sustancias como las benzodiazepinas o el haloperidol son extremadamente propensos a hacer que sus ojos sean sensibles a la luz en gran medida, causando dolor y malestar mientras están bajo la influencia de estos medicamentos. Normalmente, la fotofobia causada por las drogas se desvanece junto con la influencia de la droga. Si, en cualquier caso, la afección persiste después de un período de tiempo, podría indicar la presencia de una afección subyacente que debe tratarse antes de que se agrave con el consumo adicional de drogas.

Los adictos que experimentan síntomas de abstinencia también a veces experimentan una alta sensibilidad a la luz durante el proceso. Esta también es una reacción normal a las adicciones, ya que su cuerpo intentará crear las máximas interrupciones para obligarlo a consumir la droga nuevamente.

También se informaron algunos casos en los que las personas con ojos secos han experimentado una sensibilidad extrema a la luz. Esto se puede tratar tomando medicamentos y siguiendo las prácticas recetadas por su médico para mantener sus ojos hidratados.

Uveítis (hinchazón observada en la región interior del ojo), queratitis (hinchazón evidente observada en la córnea y región relacionada), iritis (hinchazón repentina observada en el iris), cataratas, conjuntivitis y abrasiones corneales son algunos de los problemas que preocupan a la salud. de sus ojos que pueden causar sensibilidad a la luz a veces. Estos son problemas oftalmológicos que pueden tratarse con medicación oportuna.

¿Cuáles son los tratamientos para la fotofobia?

La falta de evidencia clara sobre el proceso exacto de la fotofobia hace que sea extremadamente difícil de tratar. Dado que se presenta como un síntoma de una gran cantidad de afecciones subyacentes, el tratamiento generalmente está dirigido a eso en lugar del síntoma de fotofobia. Sin embargo, existen algunos métodos y productos que pueden ayudar hasta cierto punto a los pacientes que padecen fotofobia. Los principales tratamientos para la fotofobia difieren según el síntoma subyacente que causa la sensibilidad a la luz.

Para los pacientes que sufren de fotofobia como resultado de una lesión cerebral traumática (TBI) puede mostrar una reducción significativa en el grado de sensibilidad a la luz mientras se inyecta con onabotulinumtoxina, este método también ha mostrado algún efecto positivo en pacientes que sufren de migraña.

El estudio de los niveles inherentes de sensibilidad de las partes del ojo humano, incluidos los bastones, los conos y el ipRGC, ha arrojado algo de luz sobre los niveles en los que la sensibilidad a la luz alcanza su punto máximo para estas secciones en particular. El estudio mostró que ipRGC alcanzaba una sensibilidad máxima cuando se exponía a una luz de longitud de onda de alrededor de 480 nm. La lente FL-41 desarrollada para combatir la sensibilidad a la luz en interiores en pacientes que padecen Blefaroespasmo ha mostrado algunos resultados prometedores. FL -41 bloquea la luz que se acerca a la longitud de onda de 480 nm. La mayoría de los pacientes que sufren de sensibilidad a la luz en interiores tienden a usar gafas de sol oscurecidas en interiores para evitar el dolor extremo. Sin embargo, este método solo hará que su ojo sea cada vez más sensible a la luz al evitar cualquier confrontación con ella. Debemos alentar a estos pacientes a usar lentes FL-41 para que la sensibilidad a la luz pueda disminuir gradualmente.

La neurotoxina botulínica también es un medicamento viable que se usa para tratar el blefaroespasmo; sin embargo, no hay evidencia concluyente sobre el efecto de la neurotoxina botulínica en la fotofobia, los pacientes a menudo informan un nivel reducido de sensibilidad mientras toman el medicamento.

Preguntas frecuentes

1. ¿Por qué mi ojo es sensible a la luz?

Si sus ojos son sensibles a la luz y experimenta dolor mientras está expuesto a la luz, lo que anteriormente no creaba problemas, posiblemente se deba a que padece fotofobia. Hay muchas razones subyacentes que pueden causar fotofobia, debe hacerse un examen de la vista y consultar a un médico para obtener un diagnóstico más detallado.

2. ¿Cómo puedo tratar la sensibilidad a la luz?

Para tratar la fotofobia, primero debe comprender el problema subyacente que la está causando. El proceso de medicación solo puede comenzar con el tratamiento del síntoma subyacente que está causando la afección.

3. ¿Cuál es el Significado de Fotofobia?

La fotofobia es una afección en la que el ojo se vuelve extremadamente sensible a la luz y causa irritabilidad y dolor cuando se expone a una cantidad normal de luz. La sensibilidad a la luz puede causar graves molestias y crear problemas en su vida diaria.

4. ¿Cómo puedo saber si soy fotofóbico?

Experimentará una incomodidad extrema que le provocará un dolor evidente al estar expuesto a la luz brillante. Si el dolor es extremo, probablemente se deba a que padece fotofobia. Por favor, comprenda que todo ojo humano será sensible a la luz hasta cierto nivel, solo si el dolor persiste, puede indicarlo como alguna forma de fotofobia.

Leave a Comment

%d bloggers like this: