mejor analgésico-plantar-fascitis

Mejor analgésico para la fascitis plantar

Su médico podría recomendar medicamentos para aliviar el dolor y la inflamación provocados por la fascitis plantar. El tratamiento farmacológico no cura la fascitis plantar. Sin embargo, al minimizar el dolor, es posible que el medicamento le facilite seguir otras acciones de tratamiento, como la extensión. No debe usar medicamentos como método para continuar las actividades que causan dolor en el talón.

Mejor analgésico para la fascitis plantar

Las opciones de medicamentos consisten en:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno (Advil o Motrin, por ejemplo) o naproxeno (Aleve, por ejemplo). Puede comprar estos medicamentos sin receta. Los antiinflamatorios no esteroideos se usan generalmente si usted acaba de presentar síntomas de fascitis plantar durante algunos días o semanas. Es menos probable que funcionen si ha tenido síntomas durante más de 6 a 8 semanas. Los NSAID se pueden encontrar en tabletas y en una crema que se frota sobre el área dolorida.
  • Inyecciones de corticosteroides. Su médico puede sugerir inyecciones si ha intentado otros tratamientos durante numerosas semanas sin éxito.1 Los médicos pueden sugerir inyecciones más rápidamente para algunas personas.

Las inyecciones de sustancias tóxicas botulínicas se están estudiando para su uso en la fascitis plantar.

¿Qué es? el tratamiento inicial para la fascitis plantar?

Por lo general, el dolor se aliviará a tiempo. El tejido de la “fascia”, como el tejido del “ligamento”, cicatriza de forma gradual. Pueden pasar varios meses o más. Sin embargo, los siguientes tratamientos pueden ayudar a acelerar la recuperación. Una combinación de diferentes tratamientos puede ayudar. Conjuntamente, estos tratamientos preliminares se conocen como tratamientos “conservadores” para la fascitis plantar.

Descanse el pie

Esto se debe hacer tanto como sea posible. Evite correr, caminar o pararse en exceso y estirar indebidamente la suela. El caminar suave y los ejercicios que se describen a continuación están bien.

Calzado

No camine descalzo sobre superficies duras. Elija zapatos con tacones acolchados y un buen soporte para el arco. Un zapato deportivo con cordones en lugar de un zapato abierto es probablemente el mejor. Evite los zapatos viejos o gastados que no ofrezcan un excelente cojín para el talón.

Almohadillas para el talón y soportes para el arco

Puede comprar almohadillas y plantillas para amortiguar el talón y apoyar el arco de su pie. Funcionan mejor si los pones en tus zapatos en todo momento. El objetivo es levantar el talón aproximadamente 1 cm. Si su talón está sensible, corte un pequeño orificio en la almohadilla del talón en el sitio del punto sensible. Esto sugiere que la parte blanda de su talón no tocará nada dentro de su zapato. Coloque los insertos / almohadillas en ambos zapatos, incluso si solo tiene dolor en un pie.

Alivio del dolor

Los analgésicos como el paracetamol normalmente aliviarán el dolor. A menudo, los medicamentos antiinflamatorios como el ibuprofeno funcionan. Estos son analgésicos, pero también disminuyen la inflamación y pueden funcionar mucho mejor que los analgésicos regulares. Algunas personas encuentran que es práctico frotar una crema o un gel que contiene un medicamento antiinflamatorio en el talón.

Una bolsa de hielo (como una bolsa de guisantes congelados cubierta con un paño de cocina) que se sujeta al pie durante 15- 20 minutos también podrían ayudar a aliviar el dolor.

Lea también: Tabletas para analgésicos

Ejercicios

La extensión regular y leve del tendón de Aquiles y la fascia plantar puede ayudar a aliviar sus síntomas. Esto se debe al hecho de que la mayoría de las personas con fascitis plantar tienen una pequeña tensión en el tendón de Aquiles. Si este es el caso, tiene la tendencia a tirar de la parte posterior de su talón y tiene un efecto dominó de mantener apretada su fascia plantar. Del mismo modo, cuando duermes toda la noche, tu fascia plantar tiende a endurecerse (por eso es típicamente lo más doloroso a primera hora de la mañana). El objetivo de estos ejercicios es aflojar los tendones y la fascia cuidadosamente arriba y debajo del talón. Su médico podría derivarlo a un fisioterapeuta para que le guíe en el entrenamiento.

Los siguientes ejercicios, ya sea con o sin calzado, pueden usarse para ayudar a tratar la fascitis plantar:

  • Párese a unos 40 cm de una pared y póngalo ambas manos en la pared a la altura del hombro, pies un poco separados, con un pie delante del otro. Doble la rodilla delantera sin embargo, mantenga la rodilla derecha e inclínese hacia la pared para estirar. Debes sentir el apretón de tu pantorrilla. Mantenga esta posición durante varios segundos, luego relájese. Haga esto unas 10 veces y luego cambie a la otra pierna. Ahora duplique el mismo entrenamiento para ambas piernas, pero esta vez, lleve su pie hacia atrás ligeramente hacia adelante para que su rodilla trasera también esté un poco doblada. Arrastre la pared como anteriormente, mantenga la posición, desenrolle y luego repita 10 veces antes de cambiar a la otra pierna. Repite esto regularmente dos veces al día.
  • Párate en el escalón inferior de algunas escaleras con las piernas algo separadas y con los talones justo después de completar la acción. Mantenga las barandas para asistencia. Baje los talones, manteniendo las rodillas rectas. Una vez más deberías sentir el estiramiento en tus pantorrillas. Mantenga la posición durante 20-60 segundos, luego relájese. Repita seis veces. Intente hacer este ejercicio dos veces al día.
  • Descanse en el suelo con las piernas hacia adelante. Enrolla una toalla alrededor de la bola de entre tus pies. Con su rodilla directamente, jale los dedos de los pies hacia su nariz. Mantenga la posición durante 30 segundos y repita 3 veces. Repita el mismo ejercicio para el otro pie. Intente hacer esto cuando sea un día.
  • Descanse en una silla con las rodillas dobladas en ángulo recto y los pies y los talones planos en el piso. Levanta el pie hacia arriba, manteniendo el talón en el suelo. Mantenga la posición durante un par de segundos y luego relájese. Repite alrededor de 10 veces. Intente hacer este ejercicio de 5 a 6 veces al día.
  • Para este entrenamiento necesita cosas como un rodillo o una lata de bebidas. Mientras está sentado en una silla, coloque el objeto debajo del arco de su pie. Haga rodar el arco de su pie sobre el elemento en varias direcciones. Realice este entrenamiento por unos minutos por cada pie al menos dos veces al día. Este ejercicio se realiza mejor sin zapatos.

Por favor deja tus comentarios

Haz clic en una estrella para calificarla.

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *