Náuseas a las 36 semanas de embarazo

Náuseas a las 36 semanas de embarazo

¡Lo has hecho 36 semanas! Incluso si los síntomas del embarazo lo deprimen, como ir corriendo al baño cada 30 minutos o sentirse constantemente cansado, trate de disfrutar este último mes de embarazo. Incluso si planea tener embarazos futuros, o si este no es el primero, cada embarazo es único, por lo que debe intentar valorar cada minuto. Siga leyendo para leer más sobre lo que debe anticipar esta semana.

Náuseas a las 36 semanas de embarazo

Modificaciones en su cuerpo

¿Parece que no hay más espacio en la posada? Puede parecer así, sin embargo, su bebé seguirá creciendo hasta que llegue la fecha de parto, una fecha que su bebé entiende, lo que probablemente lo está volviendo loco con la imprevisibilidad.

Aumento de peso en la semana 36
Peso rápido la ganancia es simplemente un signo posible de preeclampsia. Llame a su médico si de repente adquiere un número de libras o descubre una gran cantidad de hinchazón en sus pies, cara, tobillos o manos. Debes haber adquirido un total de 24 a 35 libras antes de la semana 36.

Cuando te sientas agotado por el embarazo, simplemente recuerda que tu bebé aprovechará hasta el último momento que pase en tu útero. A partir de la próxima semana, se pensará en su bebé a término temprano, según el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos. El término completo ahora se piensa entre 39 y 41 semanas. Intente deleitarse en estas últimas semanas especiales de su embarazo. Su bebé estará aquí antes de que usted lo entienda.

Sin duda, está cansado de llevar su barriga en crecimiento y lo más probable es que esté cansado de preocupaciones. Incluso si este no es realmente su primer embarazo, cada embarazo y cada bebé son varios, por lo que sentirse un poco angustiado por lo desconocido es perfectamente normal. Si descubre que su estrés y ansiedad están afectando su vida o sus relaciones, debe planteárselo a su médico en su próxima visita.

Su bebé

Un lugar de alrededor de 18 pulgadas de largo, a las 36 semanas de su bebé pesa entre 5 y 6 libras. Pronto, su médico probablemente verifique si su bebé se está preparando para el parto. Para verificar esto, su médico intentará determinar si la cabeza de su bebé está abajo por el cuello uterino. Su bebé debe pasar a esta posición a las 36 semanas, sin embargo, no se preocupe si su bebé aún no se ha cambiado. Muchos bebés se vuelven hacia el canal de parto en las últimas semanas de embarazo, pero uno de cada 25 embarazos permanecerá de nalgas o se convertirá en pies primero. La discusión de nalgas siempre es de alto riesgo, y la mayoría de estos casos conducen a cesáreas.

Si su médico cree que su bebé tiene una presentación de nalgas, es probable que lo envíen a un ultrasonido para que lo verifique. Después de eso, su médico puede recomendarle entre numerosos métodos ayudar a empujar al bebé hacia abajo, como la versión cefálica externa (ECV). La ECV es una técnica no quirúrgica que, en algunos casos, se usa para tratar de convertir a su bebé. Si le preocupa el potencial de un parto de nalgas, comparta su preocupación acerca de su médico. Su médico debe poder aliviar su interés en todos los recursos disponibles para embarazos de nalgas.

Avance gemelar en la semana 36

¿Se siente al límite? No queda mucho espacio en tu útero. Los movimientos fetales pueden disminuir hoy. Tome nota de cualquier modificación y compártala con su médico en su próxima visita.

Síntomas de 36 semanas de embarazo

Un síntoma durante la semana 36 a tener en cuenta es a las contracciones. Esto podría sugerir que su bebé llegará temprano o simplemente serán contracciones de Braxton-Hicks. Sin embargo, es probable que continúe experimentando muchos de los mismos síntomas que ha experimentado durante el tercer trimestre, como:

  • cansancio
  • micción normal
  • ardor de estómago
  • senos con fugas

Goteo de senos

Muchas mujeres experimentan filtración mamaria en su tercer trimestre. Este fluido delgado y amarillento llamado calostro le suministrará nutrientes a su bebé en los primeros días de vida. Incluso si no se está preparando para amamantar, su cuerpo todavía producirá calostro.

Si encuentra que la fuga es desagradable y humillante, intente usar almohadillas de lactancia. De todos modos, debe acumularlos, ya que los necesitará después del parto (ya sea que amamante), y no hay ningún factor que no pueda usar ahora. Algunas mujeres incluyen almohadillas de lactancia en el registro de ventanas de su bebé, pero si no recibió ninguna de un baby shower, o si no se siente cómodo pidiéndole a familiares y amigos que las adquieran, las almohadillas de enfermería son razonablemente económicas. Se pueden descubrir en muchos comercios importantes que ofrecen productos para bebés, y se pueden adquirir al por mayor.

Contracciones

A menudo los bebés deciden llegar temprano, por lo que debe estar atento a las contracciones. Las contracciones pueden parecer un tirón o calambres en el útero, muy parecido a los cólicos menstruales. Algunas mujeres también las sienten en su espalda. Su estómago se sentirá duro al tacto durante una contracción.

Cada contracción crecerá en fuerza, pico y luego desaparecerá lentamente. Piense en ello como una ola, rodando hacia la orilla y luego suavemente hacia el mar. A medida que sus contracciones terminan siendo más detalladas juntas, los picos se producirán más rápido y durarán más.

Algunas mujeres contraen contracciones con contracciones de Braxton-Hicks, que a menudo se describen como “parto falso”. Las contracciones de Braxton-Hicks son periódicas, no tienen un patrón para ellos, y no crecen en intensidad.

Si experimenta contracciones, es esencial medirlas. Existen numerosas aplicaciones móviles disponibles que facilitan el tiempo y la cinta de sus contracciones. Es posible que desee descargar uno ahora y familiarizarse con él para que esté listo una vez que comiencen sus contracciones. También puede rastrear el método anterior, usando un reloj o temporizador (o contando los segundos en voz alta), y un bolígrafo y papel.

Para rastrear sus contracciones, grabe el tiempo que comienzan y el período de tiempo todos duran Lleve este registro con usted cuando vaya al centro de salud.

Si no está seguro de qué dolores debe llamar para llamar a su médico o un viaje al hospital, debe consultar con su médico ahora mismo. Si alguna vez experimenta contracciones que duran alrededor de un minuto y llegan cada cinco minutos durante al menos una hora, es probable que siga su método para el cumpleaños de su bebé.

Cosas que hacer hoy para un embarazo saludable

En una mundo perfecto, es probable que le guste tener actualmente todo lo establecido para la llegada de su bebé. De forma realista, sin embargo, puede haber muchas cosas pendientes en su lista de cosas por hacer, y eso está bien. Aún tienes tiempo. Aquí hay algunas cosas en las que debe enfocarse hoy.

Elija a su pediatra

Si aún no ha seleccionado un pediatra para su bebé, querrá elegir uno rápidamente. Si bien es probable que tenga unas semanas más antes de que aparezca su bebé, ese momento no está asegurado.

Pídale recomendaciones a los amigos o familiares locales y asegúrese de llamar con anticipación para programar una visita con posibles pediatras. No solo es mucho más fácil determinar su comodidad con un médico y el entorno de trabajo cara a cara, sino que probablemente sentirá menos estrés ahora que ha examinado otra cosa de su bebé.

Cargue un bolsa de nacimiento

Otro elemento de la lista de tareas pendientes que probablemente deba finalizar pronto es cargar su bolsa de nacimiento. Hay muchas recomendaciones basadas en las madres que han pasado por esto antes. Para descubrir qué es lo mejor para usted, solicite consejos a sus seres queridos y luego cúmplase con lo que considere esencial.

En general, querrá empacar productos que harán que usted, su pareja y su bebé estén cómodos. Algunas cosas que quizás quiera empacar incluyen:

  • información de cobertura de seguro
  • una copia de su plan de parto
  • un cepillo de dientes
  • desodorante
  • pijamas cómodos y pantuflas
  • cosas que ayudarán usted se relaja durante el parto
  • libro o revistas

Para su bebé, un asiento para el automóvil es imprescindible. Si aún no lo ha hecho, llame a las autoridades locales o a la estación de bomberos para ver si hacen comprobaciones del asiento de seguridad. Instalar un asiento para el automóvil puede ser un desafío, y es lo último que desearás tener cuando estés en trabajo de parto.

Empaca un atuendo para llevar al bebé a casa, pero evita los lujos. Seleccione algo que sea fácil de colocar y quitar. Es posible que tenga que hacer una modificación rápida del pañal. Hablando de los cambios de pañales, es posible que desee pensar en cargar una ropa de respaldo, en caso de que su bebé tenga un accidente que salga del pañal. Considere la comodidad de su bebé al seleccionar un atuendo también. Si está entregando en el invierno, elija algo que mantendrá a su bebé caliente. Si permanecerá en los 90, piense en un atuendo más liviano. El hospital debe proporcionar la mayoría de los otros elementos básicos para el bebé, como los pañales.

¡Y no olvides a tu pareja! Su comodidad probablemente estará lejos de su mente cuando respire a través de dolores de parto, y ahora es cuando puede mostrarles que su comodidad también importa. Piensa en el paquete:

  • bocadillos puedes compartir
  • una cámara de video
  • un cargador para tu teléfono y otros dispositivos electrónicos para que tu pareja pueda enviar mensajes de texto o correo electrónico a todos cuando tu bebé aparezca
  • auriculares, por lo que podría ser una larga lista de contactos para que su pareja sepa a quién llamar o enviar un correo electrónico tan pronto como aparezca su bebé
  • un abrigo o un suéter para su pareja (las instalaciones de salud pueden enfriarse)

Cuándo llamar el médico

Si experimenta contracciones o cree que puede experimentar contracciones, llame a su médico o vaya al centro de salud. También debe llamar a su médico si experimenta sangrado vaginal, pérdida de líquido o dolor abdominal intenso.

A medida que su bebé continúa creciendo, hay menos espacio para moverse. Si bien es probable que los movimientos de tu bebé hayan disminuido, aún debes sentirlos. Si observa una disminución en el movimiento (piense en menos de 10 movimientos en una hora), o si le preocupa el movimiento de su bebé, llame a su médico. Si bien una disminución en el movimiento podría no ser absolutamente nada, también podría ser una señal de que su bebé sigue en apuros. Siempre es mucho mejor ir a lo seguro y llamar a su médico.

¡Ha cumplido 36 semanas!

Está casi en la línea de meta. Recuerde deleitarse con estas últimas semanas. Tome siestas siempre que pueda y continúe comiendo comidas saludables y bien balanceadas. Se sentirá feliz por los nutrientes y la energía adicionales tan pronto como llegue su día especial.

Lea también: Náuseas a las 40 semanas de embarazo

¿Náuseas a las 36 semanas?

P: ¿Es? mareos inesperados y aleatorios, una señal de algo tan avanzado en el embarazo? No había vomitado en absoluto durante este embarazo ni he manejado náuseas. Pero por lo tanto, la noche entre nuestros aperitivos y entrada, mi aperitivo regresó con una venganza.

R: ¡Tenía exactamente lo mismo! No m / s o náuseas todo este embarazo, pero aparentemente “náuseas del tercer trimestre” no es inusual. La mía comenzó alrededor de 35 semanas y duró solo unas semanas, con suerte también se irá pronto para ti.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *