remedios para la caída del cabello - Remedios caseros
Salud

remedios para la caída del cabello

Conocidos como ‘gloria de la corona’, los cabellos son una expresión directa de la personalidad y el estilo de un individuo. La pérdida excesiva de cabello puede ser un problema problemático, que a menudo causa preocupación y afecta la autoestima, especialmente en las mujeres. Sin embargo, si se diagnostica correctamente, puede controlar la caída del cabello con ciertos remedios caseros que son naturales y efectivos para salvar sus mechones.

Causas de la caída del cabello

remedios para la caída del cabello

remedios para la caída del cabello

1. Deficiencias nutricionales

Es posible que falten nutrientes esenciales en su dieta, como hierro, cobre, zinc y proteínas. La deficiencia de vitamina D es otra causa de caída del cabello. Para evitar esto, asegúrese de salir y tomar el sol.

2. Desequilibrio hormonal

Después de los 30 años, las mujeres pueden experimentar un desequilibrio hormonal que puede provocar la caída del cabello. Esto generalmente es causado por una conversión excesiva de dihidrotestosterona (DHT). Aunque el estrógeno es la principal hormona que producen las mujeres, la testosterona y otros andrógenos como la DHEA también se encuentran en el cuerpo femenino. A medida que las mujeres alcanzan cierta edad, pueden comenzar a convertir estos andrógenos en DHT.

3. Problemas de tiroides

Si la glándula tiroides, que se encuentra en la parte delantera del cuello, produce una cantidad excesiva o insuficiente de la hormona tiroidea, entonces el ciclo de crecimiento del cabello puede cambiar. Sin embargo, si tiene un problema de tiroides, notará otros síntomas junto con la pérdida de cabello, como aumento o pérdida de peso, sensibilidad al frío o al calor y cambios en la frecuencia cardíaca.

4. Síndrome de ovario poliquístico (SOP)

Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico (SOP) tienen un desequilibrio hormonal que crea niveles de andrógenos más altos de lo normal. Esto a menudo hace que el cabello crezca en la cara y el cuerpo, mientras que el cabello en la cabeza se vuelve más delgado. El SOP también puede provocar problemas de ovulación, acné y aumento de peso.

5. Pastillas anticonceptivas

Las píldoras anticonceptivas pueden provocar la caída del cabello. Las hormonas de la píldora que inhiben la ovulación pueden hacer que el cabello se adelgace, especialmente en mujeres con antecedentes familiares de pérdida de cabello. A veces, la caída del cabello puede ocurrir cuando deja de tomar la píldora. Otros medicamentos asociados con la caída del cabello son los anticoagulantes y los medicamentos que tratan la presión arterial alta, las enfermedades cardíacas, la artritis y la depresión.

6. Estrés

El estrés extremo puede provocar una caída repentina del cabello que puede durar varios meses. Minimizar el estrés a través del ejercicio, la meditación, el yoga y los masajes reducirá sus posibilidades de experimentar pérdida de cabello.

7. Productos de peluquería

El cabello tratado en exceso puede provocar la caída del cabello debido a los químicos tóxicos que se encuentran en los tintes y productos de peinado. De manera similar, casi todos los champús contienen lauril sulfato de sodio (SLS) que tiene un efecto tóxico en el sistema inmunológico y se ha demostrado que corroe los folículos capilares e impide el crecimiento del cabello. Es recomendable ceñirse a los champús y tintes naturales.

8. Condiciones médicas

– Efluvio telógeno

desprendimiento general de toda la cabeza. Por lo general, perdemos unos 100 cabellos al día, pero a veces la caída se acelera debido al estrés, enfermedad, medicamentos u hormonas. Por lo general, el cabello vuelve a crecer en seis meses.

– Alopecia androgenética

en las mujeres, el cabello generalmente se adelgaza en la parte superior, el área frontal, justo detrás de la línea del cabello, pero permanece grueso en la parte posterior. Una enzima provoca la conversión de la hormona sexual masculina testosterona en otra hormona, la dihidrotestosterona (DHT), lo que hace que los folículos pilosos produzcan un cabello más delgado hasta que se detengan.

– Alopecia areata

una enfermedad autoinmune que afecta hasta al 2% de la población. Provoca parches redondos de pérdida de cabello y puede provocar calvicie total. En muchos casos, el cabello vuelve a crecer.

– envejecimiento

A medida que envejecemos, la velocidad a la que crece nuestro cabello tiende a disminuir. Las hebras de cabello se vuelven más pequeñas y tienen menos pigmento, y el cabello se vuelve más delgado, más fino y gris. Para mantener su cabello saludable, coma alimentos integrales que ayuden a mantener su cuerpo joven, así como su cabello. Si tienes canas prematuramente , puedes encontrar aquí suplementos naturales que pueden ayudarte.

– Genética

La caída del cabello que es genética se conoce como alopecia androgenética y se sabe que es la causa más común de caída del cabello. El gen puede heredarse de la familia de su padre o de su madre, aunque es más probable que lo tenga si ambos padres han perdido el cabello.

Consejos para controlar la caída del cabello

1. Champú

Es extremadamente importante comprender su tipo de cuero cabelludo y elegir el champú adecuado. Además, debe lavarse el cabello dependiendo de su cuero cabelludo. Por ejemplo, lavar demasiado el cabello con  el cuero cabelludo seco puede provocar la caída del cabello, o no lavar los mechones grasos tres veces por semana puede provocar lo mismo.

Además, asegúrese de que el champú no esté cargado de productos químicos como sulfato, parabeno y silicona que puedan hacer que su cabello se vuelva quebradizo y, por lo tanto, propenso a romperse.

2. Acondicionador

Un buen acondicionador puede hacer maravillas en tus cerraduras. Contiene aminoácidos que ayudan a reparar el cabello dañado y también ayuda a mantenerlo suave.

3. Dieta y ejercicio

Necesita alimentar a su cabello con todos los nutrientes adecuados, especialmente con mucha proteína y hierro. Sin embargo, junto con una dieta equilibrada, asegúrese de hacer ejercicio uno al lado del otro. El yoga y la meditación son efectivos para reducir la caída del cabello.

4. Tratamientos químicos

Someterse a tratamientos rigurosos para el cabello como alisar, permanente y teñir definitivamente no es bueno para tu cabello. Además, evite usar secadores de pelo, rizadores, especialmente en el cabello mojado, ya que en realidad hierven el agua en el tallo del cabello y lo hacen quebradizo.

Si realmente necesita usar un secador, manténgalo en el ajuste de calor más bajo. Si usa otros productos que calientan su cabello, comience con un acondicionador fortificante sin enjuague y termine con un spray protector.

5. Aceitado

La lubricación mejora la circulación sanguínea y nutre las raíces. Asegúrese de masajear sus cabellos una vez a la semana con aceite que se adapte a su cuero cabelludo. Cúbralo con un gorro de ducha y lávelo con un champú suave después de dos horas.

6. Demasiados productos de peinado

Usar demasiados productos cargados de sustancias químicas en el cabello podría resultar dañino a largo plazo. Es mejor darles un descanso y probar recetas caseras naturales.

Remedios naturales para tratar la caída del cabello

1. Máscara de huevo

Los huevos son ricos en azufre, fósforo, selenio, yodo, zinc y proteínas, que juntos ayudan a promover el crecimiento del cabello .

Para preparar la mascarilla:

  1. Separe una clara de huevo en un bol y agregue una cucharadita de aceite de oliva y de miel.
  2. Batir para hacer una pasta y aplicarla desde la raíz hasta las puntas.
  3. Después de 20 minutos, enjuague con un champú suave.

2. Raíz de regaliz

Esta hierba previene la caída del cabello y un mayor daño al cabello. Ayuda a calmar el cuero cabelludo y eliminar la caspa y las escamas secas.

  1. Haga una pasta agregando una cucharada de raíz de regaliz molida y un cuarto de cucharadita de azafrán a una taza de leche.
  2. Aplique esto en el cuero cabelludo y la longitud del cabello y déjelo actuar durante la noche.
  3. A la mañana siguiente, lávate el cabello.
  4. Repite esto dos veces por semana.

3. Leche de coco

Las proteínas y grasas esenciales que contiene promueven el crecimiento del cabello y previenen la caída del cabello.

Para preparar la leche:

  1. Ralla un coco mediano y cocínalo a fuego lento en una sartén durante cinco minutos.
  2. Colar y enfriar.
  3. Luego agregue una cucharada de cada pimienta negra triturada y semillas de fenogreco a la leche.
  4. Aplicar sobre el cuero cabelludo y el cabello.
  5. Después de 20 minutos, enjuague con champú.

4. Té verde

Este té es rico en antioxidantes, que ayudan a estimular el crecimiento del cabello y a prevenir su caída.

  1. Remoje dos tres bolsitas de té en una o dos tazas de agua caliente, dependiendo de la longitud de su cabello.
  2. Cuando se enfríe, vierta esto sobre su cuero cabelludo y cabello, mientras masajea suavemente su cabeza.
  3. Enjuague con agua fría después de una hora.

5. Jugo de remolacha

La remolacha es rica en vitaminas C y B6, ácido fólico, manganeso, betaína y potasio, todos los cuales son esenciales para el crecimiento saludable del cabello. Además, actúa como agente desintoxicante ayudando a mantener limpio el cuero cabelludo.

  1. Hervir 7-8 hojas de remolacha y moler junto con 5-6 hojas de henna.
  2. Aplique esta pasta en su cuero cabelludo y déjela durante 15-20 minutos antes de enjuagar con agua tibia.

6. Yogur griego y miel

  1. Mezcle 2 cucharadas de yogur con 1 cucharada de miel y limón en un bol.
  2. Con un pincel de tinte, aplique esta pasta en el cuero cabelludo y las raíces.
  3. Déjalo actuar durante 30 minutos antes de enjuagar con agua fría.
  4. Aplicar esta pasta una vez a la semana.

7. Aloe Vera

El aloe vera es un remedio casero eficaz para la caída del cabello y para estimular su crecimiento. También es eficaz para reducir problemas del cuero cabelludo como picazón y descamación.

  1. Coge el tallo de Aloe Vera y extrae la pulpa.
  2. Aplícalo en tu cabello y cuero cabelludo y déjalo durante unos 45 minutos.
  3. Enjuague con agua normal. Puede hacer esto de tres a cuatro veces por semana para ver mejores resultados.

8. Semillas de fenogreco

La alholva o la semilla de Methi se encuentran entre los remedios caseros más efectivos para detener la caída del cabello. Repara los folículos pilosos y ayuda a que el cabello vuelva a crecer.

  1. Remoje las semillas de fenogreco durante la noche en agua.
  2. Tritúrelo hasta obtener una pasta fina y aplíquelo en el cabello y el cuero cabelludo.
  3. Deje la pasta en su cabeza durante unos 30 minutos.
  4. Puede cubrirse el cuero cabelludo con un gorro de ducha para mantenerlo húmedo.
  5. Después de 30 a 40 minutos, enjuague con agua normal.
  6. No es necesario que uses champú.
  7. Hágalo dos veces por semana durante un mes para controlar la caída del cabello.

9. Jugo de cebolla

Las propiedades antibacterianas de las cebollas ayudan a combatir las infecciones del cuero cabelludo, mientras que el contenido de azufre mejora la circulación de la sangre hacia los folículos pilosos. Promueve el crecimiento del cabello y controla la caída del cabello.

  1. Para extraer el jugo de cebolla , muele la cebolla y luego exprima el jugo.
  2. Sumerge la bola de algodón en el jugo de cebolla y aplícala en tu cuero cabelludo.
  3. Déjelo actuar de 20 a 30 minutos y luego lávelo con agua normal y un champú suave.
  4. Siga este procedimiento una vez a la semana y vea la diferencia.

10. Amla

La grosella espinosa india o Amla es otro remedio casero eficaz para detener la caída del cabello. Una de las causas es la deficiencia de vitamina C, por lo que consumir amla fortalecerá los folículos pilosos y te ayudará a controlarla. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y exfoliantes, amla ayuda a promover un crecimiento más rápido del cabello, mantiene un cuero cabelludo saludable y previene el envejecimiento prematuro.

  1. Puedes mezclar jugo de lima y amla en polvo para hacer una pasta.
  2. Masajea tu cuero cabelludo y cabello.
  3. Use un gorro de ducha para cubrirse la cabeza para que la pasta no se seque.
  4. Guárdelo durante una hora y luego enjuague con agua normal.

Dieta para un cabello sano

Si bien los tratamientos y los champús desempeñan un papel en el mantenimiento del cabello sano, el secreto de un cabello grueso, brillante y fuerte es una dieta saludable.

1. Espinaca

La deficiencia de hierro es la principal causa de caída del cabello. La espinaca no solo es una gran fuente de hierro, sino también de vitamina A, C y proteínas. También contiene sebo que actúa como acondicionador natural del cabello y nos aporta ácido omega-3, magnesio, potasio y calcio. Estos ayudan a mantener un cuero cabelludo sano y un cabello brillante.

2. Zanahorias

Conocidas por ser buenas para los ojos, las zanahorias contienen vitamina A que también mejora el crecimiento del cabello. La deficiencia de vitamina A puede provocar sequedad y picazón en el cuero cabelludo . Se sabe que las zanahorias aumentan el grosor del cabello, lo hacen brillante, mejoran la circulación sanguínea, fortalecen el cabello, protegen el cabello de daños externos como la contaminación y también ayudan a prevenir la rotura del cabello y la caída del cabello.

3 huevos

Dado que el cabello está compuesto por un 68 por ciento de proteína queratina, los huevos ayudan a reconstruir el cabello dañado. También son ricas en una vitamina B llamada biotina que ayuda a que el cabello crezca.

4. Avena

La avena es rica en fibra, zinc, hierro, ácidos grasos omega-6 y ácidos grasos poliinsaturados (PUFA) que estimulan el crecimiento del cabello y harán que tu cabello sea más grueso y saludable.

5. Nueces

Las nueces contienen biotina, vitaminas B (B1, B6 y B9), vitamina E, muchas proteínas y magnesio, todos los cuales fortalecen las cutículas del cabello y nutren el cuero cabelludo. Ayuda a proteger sus células del daño al ADN que puede ser causado por la exposición al sol.

6. lentejas

Las lentejas son una gran fuente de proteínas, hierro, zinc y biotina. También están cargados con ácido fólico, que es necesario para restaurar la salud de los glóbulos rojos que suministran a la piel y el cuero cabelludo el oxígeno que tanto se necesita.

7. Pollo

Las carnes magras como el pollo o el pavo son ricas en proteínas de alta calidad que fortalecen el cabello frágil y previenen la rotura.

8. Fresas y Guayabas

Las fresas contienen altos niveles de sílice. La sílice es un oligoelemento vital para la fuerza y ​​el crecimiento del cabello. Otros alimentos ricos en sílice son el arroz, la avena, la cebolla, el repollo, el pepino y la coliflor. La vitamina C también evita que el cabello se vuelva quebradizo y quebradizo. Si bien a menudo pensamos en las naranjas como la mejor fuente de vitamina C, una guayaba contiene de cuatro a cinco veces más.

9. Yogur

El yogur contiene vitamina B5 y vitamina D, conocidas por promover la salud del folículo piloso.

10. Batatas

El betacaroteno protege contra el cabello seco y sin brillo y estimula las glándulas del cuero cabelludo para producir un líquido aceitoso llamado sebo. Las frutas y verduras de color naranja como zanahorias, calabazas, melones, mangos y batatas son una gran fuente de esto.

Consejos para el cuidado del cabello para un cabello sano

1. Recortes regulares

El cabello tiende a ser el más dañado cerca de las puntas, y un buen corte cada seis u ocho semanas puede ayudar a resolver sus problemas. El cabello dañado tiene una textura similar a la de una paja y se puede cortar para promover el crecimiento y eliminar las puntas abiertas .

2. Estrés

El estrés es una de las causas fundamentales de muchos problemas de salud, incluida la caída del cabello. También puede interrumpir el proceso de crecimiento del cabello y provocar un envejecimiento prematuro. Una vez más, la meditación y el yoga de forma regular pueden resultar buenos para eliminar el estrés.

3. Evite tomar duchas calientes

Por muy reconfortantes que sean las duchas de agua caliente, deshidrata las hebras (al igual que la piel) y despoja el cuero cabelludo de sus aceites naturales, lo que produce un cabello seco y quebradizo que es más propenso a romperse. En su lugar, opte por agua tibia e intente enjuagar el cabello con la temperatura más fría.

4. Peinar el cabello mojado

Nuestras hebras nunca son más frágiles y propensas a romperse cuando están mojadas. Por lo tanto, es importante usar un peine de dientes anchos o dejar que se sequen al aire antes de cualquier forma de peinado.

5. Usar peinados ajustados

Tirar del cabello demasiado apretado desde las raíces causa daño y, por lo tanto, debe evitarse. También es mejor no atarse el cabello con fuerza mientras duerme.

Leave a Comment

%d bloggers like this: